Diplomáticos europeos advierten contra las demoliciones y desalojos de familias palestinas

21 de octubre de 2020

Los jefes de misión y los representantes de la Unión Europea visitaron dos comunidades palestinas en las aldeas de Umm Al Kheir y Khirbet Al Majaz, en las colinas del sur de Hebrón, y han advertido contra las demoliciones y los desalojos israelíes en esas comunidades.

Durante su visita, los diplomáticos se reunieron con residentes, representantes locales y de la sociedad civil, quienes fueron informados sobre la constante amenaza de demolición, desalojo y desahucio a la que se enfrentan las comunidades palestinas locales, según un comunicado de prensa de la oficina del Representante de la Unión Europea.

Los interlocutores expusieron a las dificultades que se enfrentan los habitantes de doce aldeas palestinas tradicionales en la zona de Masafer Yatta, en las colinas del sur de Hebrón, que durante los dos últimos decenios han vivido bajo la amenaza constante de la demolición, el desalojo y el despojo, según el comunicado de prensa.

En el decenio de 1980, el ejército de ocupación israelí declaró “zona de fuego” la zona en la que viven y, en 1999, desalojó a los residentes de la zona.

En 2000, a raíz de una petición presentada a la Corte Suprema de Israel por la Asociación de Derechos Civiles de Israel (ACRI) y el abogado Shlomo Lecker, se permitió a los residentes regresar a las aldeas hasta que la Corte llegara a una decisión definitiva. Desde entonces, los residentes han estado en un limbo jurídico y viven bajo la constante amenaza de perder sus hogares.

La Unión Europea y los países afines están prestando asistencia a las dos comunidades visitadas hoy, dijo.

“Los Estados miembros de la Unión Europea y los países asociados de ideas afines representados hoy aquí están preocupados por la continua amenaza de demolición de propiedades y desalojo a la que se enfrentan las comunidades locales durante más de dos décadas en la zona de Masafer Yatta”, dijo el Representante de la Unión Europea Sven Kühn von Burgsdorff.

“Hacemos un llamamiento a Israel para que no lleve a cabo demoliciones en dichas comunidades, que son muy vulnerables. Desplazar las comunidades sería una contravención de las obligaciones de Israel como potencia ocupante en virtud del derecho internacional humanitario”, añadió.

Los Estados que participaron en la visita siguen dejando clara su firme oposición a la política de asentamientos de Israel y a las medidas adoptadas en este contexto, como los traslados forzosos, los desalojos, las demoliciones y las confiscaciones de viviendas.

La continuación de esta política viola el derecho internacional y socava la viabilidad de la solución de los dos Estados y la perspectiva de una paz duradera en la región, según el comunicado de prensa de la UE.

Fuente: WAFA

Fatah está “esperando a que Hamas apruebe los acuerdos de Estambul”

21 de octubre de 2020

Foto: las fuerzas nacionales e islámicas y las facciones en Gaza, incluyendo Hamas y Fatah, llegaron a un acuerdo sobre un plan de acción nacional unificado para enfrentar el «acuerdo del siglo» de los EE.UU. y los planes de anexión de Israel el 28 de junio de 2020 [Mohammad Asad / Middle East Monitor]. 

El Comité Central de Fatah ha aprobado los entendimientos acordados tras las conversaciones con Hamas en Estambul recientemente, y aparentemente está esperando la aprobación formal del movimiento islámico, informó la agencia de noticias Wafa el lunes.

El alto funcionario de Fatah, Rawhi Fattouh, dijo a Palestine TV que tras la aprobación de Hamas, el presidente de Fatah, la Organización para la Liberación de Palestina y de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, emitirá decretos para celebrar elecciones.

“Todavía tenemos la esperanza de que se cumpla lo que se ha acordado con Hamas en Estambul”, dijo Fattouh. Añadió que todas las facciones palestinas acordaron participar en las elecciones parlamentarias, pero si alguna decide no participar, no será un obstáculo en su camino.

El funcionario de Fatah explicó que el proceso comenzará con las elecciones parlamentarias, luego las presidenciales y finalmente las del Consejo Nacional Palestino. Todo se llevará a cabo dentro de seis meses.

“La pelota está ahora en el campo de Hamas para aceptar lo que se acordó”, dijo. “Todavía hay esperanza y el diálogo no se ha detenido.” Señaló que todos los asuntos pendientes pueden ser resueltos después de las elecciones.

Para terminar, Fattouh cree que algunas partes, “especialmente en Gaza”, podrían retrasar la reconciliación porque “algunas personas pueden perder intereses personales”.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Sudán: “La eliminación de la lista de terroristas no tiene nada que ver con la normalización

21 de octubre de 2020

Foto: manifestantes sudaneses gritan consignas durante un mitin para denunciar la ofensiva militar de Israel en la Franja de Gaza, el 11 de agosto de 2014 en Jartum [ASHRAF SHAZLY/AFP vía Getty Images]. 

El ministro en funciones de Finanzas y Planificación Económica del Sudán ha dicho que la eliminación del país de la lista de “países que apoyan el terrorismo” de los Estados Unidos se debe a que pagó una compensación a las familias de los ciudadanos estadounidenses que fueron asesinados en África en 1998, y no a ninguna promesa de normalizar las relaciones con Israel.

Heba Mohammed Ali hizo su comentario en una conferencia de prensa sobre las relaciones de Sudán con los Estados Unidos. Ella reveló que el gobierno de Jartum fue obligado a pagar unos 700 millones de dólares a Washington. Sin embargo, expresó su agradecimiento por la promesa de EE.UU. de eliminar a Sudán de la lista de terroristas.

La ministra añadió que Jartum espera ingresos financieros y técnicos tras la decisión de levantar las sanciones estadounidenses. También explicó que el gobierno sudanés espera que se apruebe una legislación en el Congreso de EE.UU. para proteger a Sudán de futuras sanciones. Estados Unidos y otros países, dijo, propondrán programas económicos que incluyan la deuda externa de Sudán.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

La hipocresía europea: palabras vacías para Palestina, armas letales para Israel

21 de octubre de 2020

Foto: el primer ministro palestino Mohammad Shtayyeh pronuncia un discurso por videoconferencia en la reunión de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, el 12 de octubre de 2020 en Bruselas (Bélgica). [Dursun Aydemir – Agencia Anadolu]. 

En teoría, Europa y los Estados Unidos están en lados completamente opuestos cuando se trata de la ocupación israelí de Palestina. Mientras que el gobierno de los Estados Unidos ha aceptado plenamente el trágico statu quo creado por 53 años de ocupación militar israelí, la Unión Europea sigue abogando por un acuerdo negociado que se basa en el respeto del derecho internacional.

Sin embargo, en la práctica, a pesar de la aparente ruptura entre Washington y Bruselas, el resultado es, en esencia, el mismo. Los Estados Unidos y Europa son los principales socios comerciales, proveedores de armas y defensores políticos de Israel.

Una de las razones por las que se ha mantenido durante tanto tiempo la ilusión de una Europa equilibrada reside en parte en los propios dirigentes palestinos. Abandonada política y financieramente por Washington, la Autoridad Palestina de Mahmoud Abbas ha recurrido a la Unión Europea como su único salvador posible.

“Europa cree en la solución de los dos estados”, dijo el primer ministro de la AP, Mohammad Ishtayeh, durante una discusión por video con el Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo el 12 de octubre. A diferencia de los EE.UU., la continua defensa de Europa de la difunta solución de dos estados la califica para llenar el enorme vacío creado por la ausencia de Washington.

Ishtayeh pidió a los líderes de la UE “reconocer el Estado de Palestina para que nosotros, y ustedes, rompan el status quo”.

Sin embargo, ya hay 139 países que reconocen el Estado de Palestina. Si bien ese reconocimiento es un claro indicio de que el mundo sigue siendo firmemente pro palestino, el reconocimiento de Palestina como Estado cambia poco sobre el terreno. Lo que se necesita son esfuerzos concertados para que Israel rinda cuentas de su violenta ocupación, así como medidas reales para apoyar la lucha de los palestinos.

La UE no sólo ha fracasado en esto, sino que, de hecho, está haciendo exactamente lo contrario: financiando a Israel, armando su ejército y silenciando a sus críticos.

Escuchando las palabras de Ishtayeh, uno tiene la impresión de que el alto funcionario palestino se dirige a una conferencia de países árabes, musulmanes o socialistas. “Hago un llamamiento a su Parlamento y a los distinguidos miembros de este Parlamento, para que Europa no espere a que el presidente americano aporte ideas… Necesitamos un tercero que pueda realmente remediar el desequilibrio en la relación entre un pueblo ocupado y un país ocupante, es decir, Israel”, dijo.

Pero, ¿está la UE cualificada para ser esa ‘tercera parte’? No. Durante décadas, los gobiernos europeos han sido una parte integral del grupo EE.UU.-Israel. El hecho de que el gobierno de Donald Trump haya dado recientemente un giro brusco a favor de Israel no debería transformar automáticamente el sesgo histórico pro-israelí de Europa de modo que se confunda con la solidaridad pro-palestina.

El pasado mes de junio, más de 1.000 parlamentarios europeos que representaban a diversos partidos políticos emitieron una declaración en la que expresaban su “grave preocupación” por el llamado Trato del Siglo de Trump y se oponían a la anexión israelí de casi un tercio de la Ribera Occidental. Sin embargo, el Partido Demócrata de los Estados Unidos, favorable a Israel, incluidos algunos partidarios tradicionalmente acérrimos de Israel, fueron igualmente críticos del plan de Israel porque, en su opinión, la anexión significa que se haría imposible una solución de dos Estados.

Mientras que los demócratas estadounidenses dejaron claro que una administración de Joe Biden no revertiría ninguna de las acciones de Trump en caso de que Biden fuera elegido, los gobiernos europeos también han dejado claro que no tomarán ni una sola medida para disuadir -por no hablar de castigar- a Israel por sus repetidas violaciones del derecho internacional.

Todo lo que los palestinos han obtenido de Europa son palabras vacías, así como mucho dinero, que en gran parte se embolsaron los leales a Abbas en nombre de la “construcción del Estado” y otras fantasías. Es revelador que gran parte de la infraestructura imaginaria del Estado palestino que fue subvencionada por Europa en los últimos años ha sido destruida, demolida o cuya construcción ha sido detenida por el ejército israelí durante sus diversas guerras e incursiones. Sin embargo, ni la UE castigó a Israel, ni la AP dejó de pedir más dinero para seguir financiando un Estado inexistente.

Los activistas colocaron 4.500 pares de zapatos frente al Consejo de la UE en Bélgica el 28 de mayo de 2018 para representar a todas las personas que murieron en el conflicto entre Israel y Palestina en la última década [foto de archivo].

La UE no sólo no hizo responsable a Israel de su continua ocupación y de las violaciones de los derechos humanos, sino que prácticamente también está financiando a Israel. Según Defence News, una cuarta parte de todos los contratos de exportación de material militar de Israel (por un total de 7.200 millones de dólares sólo en 2019) se asigna a países europeos.

Además, Europa es el mayor socio comercial de Israel, ya que absorbe un tercio del total de las exportaciones de Israel y envía a Israel casi el 40% del total de sus importaciones. Estas cifras también incluyen los productos fabricados en los asentamientos judíos ilegales.

Además, la Unión Europea se esfuerza por incorporar a Israel al modo de vida europeo mediante concursos culturales y musicales, competiciones deportivas y de muchas otras formas. Si bien la UE posee poderosas herramientas que pueden utilizarse para exigir concesiones políticas y hacer respetar el derecho internacional, opta por hacer muy poco.

Compárese esto con el reciente ultimátum que la UE ha dado al liderazgo palestino, vinculando la ayuda de la UE a los lazos financieros de la AP con Israel. El pasado mes de mayo, Abbas dio el paso extraordinario de considerar todos los acuerdos con Israel y los EE.UU. como nulos y sin efecto. En efecto, esto significa que la AP ya no sería responsable del sofocante status quo creado por los Acuerdos de Oslo, que fue violado repetidamente por Tel Aviv y Washington. La ruptura de los lazos con Israel también significó que la AP se negaría a aceptar los casi 150 millones de dólares de ingresos fiscales que Israel recauda en nombre de la AP. Esta medida palestina, aunque tardía, era necesaria.

En lugar de apoyar el movimiento de Abbas, la UE lo criticó, negándose a proporcionar ayuda adicional a los palestinos hasta que Abbas restablezca los lazos con Israel y acepte el dinero de los impuestos. Según el portal de noticias Axios, Alemania, Francia, el Reino Unido e incluso Noruega lideran la carga.

Alemania, en particular, ha sido implacable en su apoyo a Israel. Durante meses, ha abogado en nombre de Israel para evitar que Tel Aviv sea investigada por la Corte Penal Internacional (CPI). Ha llevado a juicio a activistas que abogan por el boicot a Israel. Recientemente, ha confirmado el envío de barcos de misiles y otro material militar para garantizar la superioridad de la marina israelí en una posible guerra contra los enemigos árabes. Alemania no está sola. Israel y la mayoría de los países europeos están cerrando filas en cuanto a su cooperación militar y sus vínculos comerciales sin precedentes, incluidos los acuerdos de gas natural.

Seguir haciendo referencias a la inalcanzable solución de dos Estados, mientras se arman, financian y hacen más negocios con Israel es la definición misma de hipocresía. La verdad es que Europa debería ser tan responsable como los Estados Unidos de envalentonar y mantener la ocupación israelí de Palestina.

Sin embargo, mientras Washington es abiertamente pro-Israel, la UE ha jugado un juego más inteligente: vender a los palestinos palabras vacías mientras vende a Israel armas letales.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Presencia mundial del armamentismo israelí

21 de octubre de 2020

Por Luis E. Sabini Fernández | 21/10/2020 | Palestina y Oriente Próximo
Fuentes: Rebelión
https://revistafuturos.noblogs.org/
Israel se ha caracterizado por un extraordinario desarrollo militar, de las técnicas y los armamentos. Y con una acentuada modernización, tecnologización de esa actividad.

No sabemos si por su condición de estado colonialista, empeñado en adueñarse de tierra ya ocupada por otra población, o por algún otro motivo más ideológico (no es que el colonialismo carezca, por cierto, de ideología, pero puede haber otros impulsos militaristas no vinculables con la conquista directa, material, de territorio), lo cierto es que la industria de armamentos israelí llama poderosamente la atención en un presente por lo demás ya sobresaturado de armas.[1]

El sitio antimilitarista If Americans Knew ha elaborado un formidable relevamiento de armas israelíes y su uso en situaciones socialmente delicadas y penosas como es la presencia, en el mundo entero, de cada vez mayor cantidad de refugiados. Raciales, ambientales, religiosos, políticos. IAK lo presenta en un video, “Israel y la crisis mundial de refugiados”.[2]

El estudio observa que las tres cuartas partes de todas las migraciones más o menos forzadas provienen apenas de 6 países: Siria, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar, Somalía, Palestina.

IAK nos informa que cuatro de ellos tienen un rasgo, siniestro, en común: que han sido bombardeados en menos de 48 horas con armas israelíes.

IAK presenta diversos testimonios, como el de un diplomático pakistaní explicando que tanto los talibanes en Afganistán como en Pakistán disponen de armas israelíes.

Por su parte, el periódico israelí Haaretz acusó a Israel de contrabandear armas a Somalía.

El informe sigue repasando diversas fuentes: que la revista estadounidense +972Magazine, se refirió el 28 mayo 2015 a la callada historia de las exportaciones militares a Sudán del Sur. «Desde su independencia, Israel le ha vendido permanentemente armas, entrenamiento militar, seguridad nacional y tecnologías de control.” ¿Algún problema? se pregunta IAK. Y responden: esas armas están siendo utilizadas para cometer crímenes de guerra y potencialmente de lesa humanidad.

IAK sigue su recorrida. Middle East Monitor titula: «Informe de la ONU: armas israelíes estimulan la guerra civil sudanesa.«

Y el New York Times complementa: 383 000 los muertos en la guerra de Sudán del Sur. Un estado, el sudanés, que cumplió el diseño del Plan Yinon (israelí, 1982) de ‘divide y dominarás’: Sudán fue partido en dos en 2011 con activa participación israelí.

Otro título de Haaretz: Israel vendió armas supertecnologizadas a Myanmar durante la campaña de limpieza étnica en ese país contra la etnia Rohingya.

IAK recoge otro testimonio del Middle East Monitor: «Amnesty [International]: Israel provee de armas a violadores de derechos humanos en Emiratos Árabes Unidos y en Myanmar«.

El M E M, otra vez: «armas israelíes usadas en genocidio contra los musulmanes Rohingya.”

IAK nos recuerda que Israel ocupa el 7o. puesto entre los principales productores de armamento en el mundo. Pero su producto bruto interno figura en el mundo en el 32o. puesto.

IAK destaca no sólo el alcance, las dimensiones de las ventas de armas israelíes. También destacan el tipo de armamento, por ejemplo los atroces ‘proyectiles de fósforo blanco’, que hacen un daño irreversible penetrando en los cuerpos heridos, y que siguen haciendo daño, como una entidad viviente, luego del impacto (se trata de un fuego que no se apaga). La observación de IAK es clara: “no sólo venden las armas y los disparos, también producen el sufrimiento de las víctimas de semejantes armas.”

El informe nos dice que la mitad de los misiles israelíes tienen como destino la India. IAK nos recuerda que India a su vez ocupa militarmente Cachemira, territorio en disputa con Pakistán y que es, justamente, musulmana.

¿Somos inocentes y decimos que es casualidad o parece ser que Israel está empeñado en una guerra exterminadora contra los países islámicos?

IAK resume que Israel le ha vendido armas a países como Ruanda, Bosnia o Sri Lanka, justamente en los períodos en que en esos países ha habido guerras intestinas o directamente políticas genocidas.[3]

El ya citado periódico israelí Haaretz lo confirma al menos parcialmente: «Las armas israelíes tomaron parte en el genocidio ruandés«.

Y dicho periódico es todavía citado con otra frase estremecedora: «Detrás del sombrío mundo de los vendedores de armas israelíes”.

IAK concluye que Israel es responsable o corresponsable del 81% de la peripecia de los refugiados de todo el mundo.

Un dato, ya muy ventilado: «EE.UU. finaliza un acuerdo para dar a Israel 38 mil millones de dólares en ayuda militar.» (NYT). Piénsese un segundo: EE.UU. entrega a Israel, cada día, 10 millones de dólares… durante 10 años, todos, todos los días (aparte de todas las ventajas impositivas, pérdida de aranceles y tantas otras medidas benéficas con que Israel cuenta dentro de EE.UU.)

IAK levanta la denuncia del periódico de investigación The Intercept, fundado por los periodistas Laura Poitras, Jeremy Scahill y Glenn Greenwald, este último estrecho colaborador de Julian Assange, que titula una de sus notas: “The Booming Business of War in Israel” (El floreciente negocio de la guerra en Israel).

Podríamos agregar el inaudito costo ambiental que tienen todos los desarrollos y aplicaciones militares, en los territorios y mares usados y, particularmente en los cuerpos de las víctimas.

La conclusión de IAK es terminante: “que Israel [es] una fuerza importante de desestabilización entre las naciones del planeta. Pero no oirá nada de ello en los medios de comunicación de EE.UU.”

Esta última observación la podemos hacer extensiva a mucho más que EE.UU.: Israel goza de tanta impunidad mediática como para que podamos afirmar que la inmensa mayoría de los datos presentados por IAK y recogidos en esta reseña, resultan desconocidos al gran público… de Europa, al de la devastada África, al del tan golpeado continente asiático, desconocido o casi en la tierra que dio nacimiento al formidable luchador contra la impunidad, Julian Assange, y que en las otras Américas, en la nativa, en la latina –entre nosotros, en suma− esto tampoco se oye. O que, apenas se oye.

[1] La idea de overkill, de uso en análisis militares, procura estimar cuantas veces la humanidad entera puede ser acabada con los armamentos disponibles, y si las primeras, y preocupantes estimaciones llegaron a establecer que la acumulación de armas permitía matar a toda la humanidad una o varias veces, el poder de destrucción se ha agigantado tanto en las últimas décadas que hemos perdido toda relación o medida: el planeta está recontracargado de armas de destrucción… y masiva.

[2] https://www.youtube.com/watch?v=fEKDlmf8xyo&feature=emb_title

Israel and the World Refugee Crisis. SPANISH SUBTITLES. IAK. 8 oct. 2020.

[3] En Ruanda, en 1995, se perpetró un genocidio considerado el mayor desde el fin de la 2ª.GM. Estimado en alrededor de un millón de seres humanos.

Fuente: Rebelión 

Traidores árabes se acercan a Israel para satisfacer a Trump

21 de octubre de 2020

Los gobiernos “traidores” árabes han normalizado relaciones con Israel para satisfacer a Trump, que trata de evitar su derrota en las elecciones, según un analista.

“Es decir, han sometido a la humillación más grande a su pueblo exclusivamente para satisfacer a este megalómano que gobierna en la Casa Blanca, quien sabe que ha perdido la elección y busca algún triunfo en alguna cosa para agarrarse a ver si puede revertir esta tremenda derrota electoral”, ha precisado el experto en asuntos políticos Nicola Hadwa.

En una entrevista concedida este martes a HispanTV, el analista ha lamentado el “humillante” pacto de normalización con el régimen de Israel de ciertas monarquías árabes como Baréin y los Emiratos Árabes Unidos y lo ha tachado de “un acto de traición” a la causa palestina y el mundo islámico.

Además, ha advertido que hay una fuerte presión de Washington a otros países árabes “como Sudan y Somalia” para que establezcan relaciones diplomáticas con el régimen sionista.

Hadwa considera que el actual Gobierno de EE.UU. es el principal culpable de todos los problemas de la región de Asia Occidental, pues sus políticas ayudan a Israel a cometer “más crímenes contra el pueblo palestino y prolongar su ocupación”.

El experto también ha destacado que las medidas adoptadas por la Administración de Trump para el acercamiento de Israel y los países árabes tienen como objetivo ganar las próximas elecciones de EE.UU.

“Se ve claramente que esta base militar norteamericana llamada Israel es justamente un instrumento de este imperialismo que está desesperadamente buscando algún ápice de legitimidad por parte de los gobiernos árabes”, ha concluido.

El pasado 15 de septiembre, Baréin y los EAU firmaron sendos acuerdos de normalización de relaciones con Israel en la Casa Blanca, EE.UU., uniéndose así a Egipto y Jordania, que establecieron nexos con el régimen usurpador en 1979 y 1994, respectivamente.

Estos acuerdos proisraelíes recibieron amplias condenas a nivel regional e internacional. Las autoridades palestinas calificaron la medida de una “puñalada por la espalda” a la causa palestina. Además advirtieron que la normalización con Israel acabará jugando en su contra y socavando la seguridad de los países árabes, pues allanará el terreno para “el establecimiento de una alianza militar” liderada por el régimen sionista en la región.

Fuente: HispanTV 

Helicópteros israelíes bombardean el sur de la Franja de Gaza

Foto: la explosión provocada por un ataque israelí a la ciudad de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza, 16 de agosto de 2020. (Foto: AFP). 

21 de octubre de 2020

El régimen de Israel ha vuelto a bombardear la asediada Franja de Gaza so pretexto del lanzamiento de un proyectil desde el enclave costero palestino.

Según los medios palestinos, los helicópteros del ejército israelí han atacado la noche de este martes varios puntos de la ciudad de Jan Yunis, ubicada en el sur de la Franja de Gaza, y provocado fuertes explosiones en esa región.

Fuentes locales, además, han reportado que los aviones de combate israelíes han realizado vuelos a baja altitud en distintas regiones de la Franja de Gaza.

Todavía, no hay informes sobre posibles víctimas o la magnitud del daño causado por la agresión aérea israelí en el enclave costero que desde 2008, asediado por Israel desde 2007 y cerrado a cal y canto, ha sido escenario de tres guerras.

Fuente: tomado de Hispantv 

Las autoridades israelíes de ocupación demolerán otras 13 casas palestinas en Jerusalén ocupada

21 de octubre de 2020

Fuente: corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada 

Ante el silenció y complicidad de los países europeos y ahora se suman las dictaduras del golfo, Israel continua con su agresiva campaña de vaciar Jerusalén ocupada de sus habitantes y la construcción de miles de viviendas para colonos. La Cuarta Convención de Ginebra prohíbe al estado ocupante destruir propiedades de los residentes del territorio ocupado, que se benefician del estatus de personas protegidas.
El municipio israelí en Jerusalén Occidental que administra de facto Jerusalén ocupada ha emitido decretos de demolición de otras 13 casas palestinas habitadas en Silwan, un barrio de la Jerusalén Oriental ocupada, segun información divulgada por la la agencia de noticias palestina WAFA.

Fakhri Abu Diab, miembro del Comité de Defensa de Silwan, dijo a WAFA que el municipio israelí ordenó la demolición de las casas con el pretexto de que fueron construidas sin un permiso, y señaló que también hay casas no autorizadas ocupadas y habitadas ilegalmente por colonos israelíes en la misma área, pero obviamente los colonos nunca recibirán orden alguna de demolición.

Según el grupo israelí de derechos humanos B’Tselem, la «destrucción del barrio Silwan niega a sus residentes el derecho a la vivienda, que se deriva del derecho a una vida digna, tal como se define en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales».

«Además, la Cuarta Convención de Ginebra prohíbe al estado ocupante destruir propiedades de los residentes del territorio ocupado, que se benefician del estatus de personas protegidas», agregó B’tselem.

Activistas israelíes han denunciado que el Fondo Nacional Judío JNF, organización que promueve y financia la ocupación y colonización ilegal en territorios ocupados, es cómplice del desalojo de familias y la demolición de viviendas palestinas con el fin de ampliar los asentamientos judíos en los territorios ocupados, incluida Jerusalén. Exigimos al JNF que cese sus esfuerzos para desalojar a la familia Sumarin de su hogar en Silwan, señaló el colectivo israelí anti-ocupación.

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner