Para implementar su plan expansionista, la ocupación obliga a los ciudadanos a demoler una casa y un restaurante en Jerusalén ocupada

15 de marzo de 2021

Para llevar a cabo los proyectos de judaización de Jerusalén ocupada y obligar a sus habitantes a emigrar, Israel continúa con las demoliciones de las propiedades palestinas bajo argumentos inventados y solo se aplican a los palestinos.


Ahmed Hegazy, junto a familiares y amigos, obligados a demoler su vivienda familiar – Foto de Silwanic

El municipio de ocupación en la Jerusalén ocupada obligó a los habitantes de Jerusalén a demoler una casa y un restaurante en las aldeas de Jabal Al Mukaber y Silwan, en Jerusalén ocupada el domingo por la noche.

El ciudadano Ahmed Hegazy se vio obligado a demoler su propia casa en el barrio de Ain al-Luza en Silwan, y Muhammad Abu Hussein, quien también se vio obligado a demoler su local comercial, que funciona como un restaurante en Jabal Al-Mukaber, luego de que se les diera hasta el día de hoy lunes por la mañana para realizar la demolición, de lo contrario, las excavadoras del municipio la harán y deberán pagar la altísima «tasa de demolición» al personal del municipio y las fuerzas militares que los acompañan.

«Me vi obligado a demoler mi propia casa, de lo contrario, se me cobrará el «costo de demolición» de unos 100 a150 mil shekels, -31 a 46 mil dólares -. El dolor es inmenso ver como tus sueños son destrozados y que te obliguen a que lo hagas tú mismo, dijo Hegazy.

Cabe señalar que Hegazy vive con su familia en su casa desde 2014, que antes de construir y a pesar de que legalmente el municipio israelí de Jerusalén ocupada no tiene jurisprudencia sobre los territorios ocupados, intentó de obtener permiso que sistemáticamente se le fue negado. Hace 3 años, el municipio de la ocupación le impuso una «infracción» por un valor de 25.000 shekels – unos 7.700 dólares-, y durante ese tiempo, el propietario intentó por todos los medios obtener un permiso para la construcción de su casa, que siempre le ha sido negado y luego el municipio dictó la decisión de demolerla y trató de apelar a un tribunal, sin resultado alguno. Los tribunales israelíes están al servicio de la ocupación y la colonización israelí.

En cuanto al ciudadano Muhammad Abu Hussein, fue obligado a vaciar su restaurante, luego lo demolió, señalando que este local comercial llevaba 20 años funcionando.

Abu Hussein declaró que el municipio lo obligó, hace unos 4 meses, a demoler su propia casa y ahora tuvo que demoler su restaurante y su fuente de ingresos.

Los planes israelíes de judaización de Jerusalén ocupada se han acelerado, donde la ciudad antigua y los barrios colindantes enfrentan múltiples proyectos de demoliciones de propiedades palestinas y nuevas construcciones solo para colonos. El director del Centro de Derechos Económicos y Sociales de Jerusalén, Ziad Al-Hammouri, declaró que «la ocupación tiene la intención de demoler 85 viviendas en el barrio de Al-Bustan en Jerusalén y desplazar a decenas de familias».

Cabe señalar que próximamente, el ejército de ocupación sionista llevará a cabo demoliciones masivas para implementar un plan sionista para construir 250 nuevas unidades de asentamiento en el vecindario de Sheikh Jarrah en el centro de Jerusalén ocupada.

Los habitantes históricos de Jerusalén son considerados por Israel como residentes y no son ciudadanos y se les aplican leyes especiales y discriminatorios cuyos objetivos son hacer la vida imposible y obligarlos a buscar otros destinos para poder acceder a viviendas, trabajos y educación.

Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner