Hala, de 11 años, milagrosamente salvada cuando colonos israelíes intentaron secuestrarla

 18 de enero de 2021

Hala Mashhour al-Qat, de 11 años, de la aldea de Madama, al sur de la ciudad de Nablus, en el norte de Cisjordania, se sentó en su cama en la sala de emergencias del Hospital del Gobierno de Rafidya con los efectos de la conmoción y el ataque aún visibles en su rostro.

Foto: Hala Mashhour al-Qat, de 11 años, de la aldea de Madama, al sur de la ciudad de Nablus

Hala, estudiante de quinto grado, fue atacada por un grupo de colonos israelíes cuando invadieron la aldea de su familia el domingo por la noche, causándole moretones y cortes en la cara mientras los colonos intentaban secuestrarla. Sus gritos y llamadas de auxilio y la rápida intervención de su tío y su madre evitaron milagrosamente su secuestro y su probable asesinato.

Hala se dirigía de su casa a la de su tío, ubicada a pocos metros de distancia, para estudiar para un examen escolar de estudios islámicos programado para el día siguiente, según contó a WAFA.

“Mientras salía de casa, me sorprendió un grupo de colonos.
Uno de ellos empezó a tirarme piedras y me golpearon en la cara. No podía ver nada y comencé a gritar y a pedir ayuda a mi madre y a mis tíos. Vinieron rápidamente y pudieron rescatarme», dijo Hala, aún temblando por la horrible experiencia.

Hala, sentada en su cama de hospital, tenía dificultades para seguir hablando debido al dolor en la boca y los dientes, pero su estado de salud es estable a pesar de los cortes y hematomas en la nariz y la boca reportados por los médicos.

Esta no es la primera vez que los colonos israelíes atacan a Madama y las aldeas circundantes. Atacan casas con piedras y atacan a la gente, especialmente en las áreas cercanas al asentamiento ilegal de Yitzhar, conocido por albergar a colonos judíos extremistas.

El padre de Hala, Mashhour, dijo que mientras estaba en el trabajo, alrededor de las tres en punto, recibió una llamada telefónica de su esposa diciéndole que regresara a casa inmediatamente después de que unos 20 matones colonos atacaran su casa.

«No me di cuenta de lo que estaba pasando pero mis hermanos me dijeron que mi hija Hala estaba herida, por lo que fui inmediatamente al hospital donde Hala estaba recibiendo tratamiento», dijo a WAFA, explicando que los colonos también han herido a su esposa en el pie mientras intentaba liberar a su hija de los colonos y que algunas ventanas de su casa estaban rotas.

«Vivimos bajo un terror constante», dijo, y explicó que su casa está a unos tres kilómetros del asentamiento de Yitzhar. «Nuestras casas y propiedades están bajo constante ataque de los colonos».
Ghassan Douglas, que monitorea las actividades de asentamiento israelí en el norte de Cisjordania, dijo que los colonos atacaron la casa de la familia al-Qat, ubicada en la sección sureste de la aldea, con piedras y rompieron sus ventanas, lo que provocó la lesión de Hala, hiriéndole la cabeza y la cara mientras intentaban secuestrarla.

Fuente: WAFA 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner