Israel aumenta la demolición de edificaciones palestinas durante la pandemia

11 de septiembre de 2020

Israel demolió o confiscó más edificaciones palestinas en territorios ocupados desde el inicio de la pandemia de coronavirus en marzo que en los cuatro años anteriores y más de 440 personas quedaron sin hogar, según cifras de la ONU divulgadas hoy.

«Al principio de la pandemia de COVID-19, las autoridades israelíes indicaron que restringirían su política de larga duración de demoler casas palestinas habitadas. Lamentablemente, las demoliciones durante el período marzo-agosto de 2020 dejaron a 442 palestinos sin hogar, exponiendo a muchos a los riesgos asociados con la pandemia», señaló la organización en un comunicado.

En total, las autoridades israelíes demolieron o confiscaron 389 construcciones lo que equivale a una media de 65 mensuales entre Cisjordania y Jerusalén Este ocupados, informó la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas en territorio ocupado (OCHA).

Agregó que tan solo durante agosto 205 personas fueron desplazadas, más que en cualquier otro mes desde enero de 2017.

La mayoría de las estructuras derribadas (79%) se encontraba en el Área C de Cisjordania, que, según los Acuerdos de Oslo de 1993, está bajo control administrativo y de seguridad israelí.

Israel suele alegar en estos casos que las estructuras carecen de permisos, que debe expedir el órgano militar COGAT, la oficina de coordinación israelí para las actividades en los territorios palestinos, mientras que las organizaciones internacionales denuncian las dificultades para obtenerlos.

Del total de construcciones demolidas en este período, que incluyen residencias familiares e infraestructuras utilizadas para la agricultura, cincuenta habían sido entregadas a los palestinos como ayuda humanitaria, algo que, según OCHA, «afectó a los más vulnerables de todos y socavó las operaciones de emergencia».

La organización instó a detener de inmediato estas demoliciones que, denunció, son especialmente graves al coincidir con la pandemia, la cual «ha incrementado las necesidades y vulnerabilidad de los palestinos, que están ya atrapados en la anormalidad de una ocupación militar prologada».

El territorio de Cisjordania tiene hasta el momento más de 27.000 casos de coronavirus, sobre todo en la ciudad de Hebrón, mientras que Jerusalén Este, ocupada y anexionada por Israel, registra 8.550.

La Franja de Gaza, por otra parte, se encuentra confinada desde hace semanas tras la aparición de los primeros contagios locales, que se han extendido velozmente por todo el enclave.

Fuente: lavanguardia.com

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner