Normalización entre Israel y los Emiratos Árabes: el pacto que utiliza Trump para favorecer su campaña de reelección presidencial

11 de septiembre de 2020

Por Emily Torres

Analistas en Oriente Medio advierten que esta normalización dista de ser un acuerdo de paz, sino una entrada peligrosa de Israel en el Golfo Pérsico: una alianza de tres naciones contra Irán.
El mundo quedó conmocionado cuando el parlamentario noruego Christian Tybring Gjedde dio a conocer que nominaba al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como candidato al Premio Nobel de la Paz de 2021.

En una entrevista para la cadena Fox News Radio, el parlamentario noruego explicó que el acuerdo de paz que propuso Trump para celebrarse entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), fue el principal motivo que lo orilló a tomar dicha decisión.

Cómo es posible que, el mandatario nacional estadounidense que amenaza con construir un muro en su frontera sur con México, que impone sus propias reglas para firmar un tratado comercial entre los países principales del norte de América o que decide lanzar un ataque militar contra blancos sirios sin previa autorización, de la noche a la mañana se haya convertido en un agente de paz.

El acuerdo bilateral, nombrado Tratado de Abraham, propone establecer lazos diplomáticos a costa de que el primer ministro de Israel, Benjamin Natanyahu, detenga sus planes de anexión de Cisjordania.

El Tratado de Abraham no anula la anexión del territorio palestino ocupado por Israel desde la Guerra de Medio Oriente de 1967, ya que, como explicó Natanyahu, el acuerdo que propone Trump solo pospone el proyecto que aún continúa en la mesa.

 

Entonces, ¿por qué llamarlo «acuerdo de paz»?
Como se sabe, Donald Trump se encuentra en campaña política por la reelección a la presidencia de Estados Unidos y la noticia de su nominación no es una coincidencia.

Para el magnate neoyorquino ser nominado al Premio Nobel de la Paz es una jugada estratégica para marcarse un tanto internacional, hacerse de aliados fuertes y así llegar a la Casa Blanca con mayor poder.

En sí, el pacto entre Israel y EAU consiste en acuerdos sobre vuelos directos, seguridad, telecomunicaciones, energía y atención médica; además de asociarse para combatir la pandemia por Covid-19.

Los analistas y especialistas en Oriente Medio advierten que el tratado dista de ser un acuerdo de paz, donde el mayor beneficiario es Israel, cuyo país logrará entrar al Golfo Pérsico e instalarse a pocos kilómetros de Irán, un país rodeado por las bases militares de Estados Unidos y la OTAN por los cuatro costados.

Por su parte, la autoridad de los emiratos árabes asegura que el acuerdo no está enfocado a disuadir o defenderse de Irán, sino que está más relacionado a las disputas en el seno del Consejo de Cooperación del Golfo.

Se espera que el acuerdo se llegue a firmar el próximo 15 de septiembre en la Casa Blanca, donde el presidente Trump hará de anfitrión y testigo de la firma entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

Fuente: El Horizonte de México

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner