Influencia de la poesía de Mahmud Darwish en las nuevas generaciones

14 de agosto de 2020

Por Ahmad Yacoub (Escritor, poeta, investigador y trabajador de la cultura palestino)

Hoy conmemoramos el inicio del viaje a la eternidad del gran poeta Mahmud Darwish; quien como un sol vivo filtra la luz en las páginas de los periódicos árabes; su brillante presencia se extiende hasta Las Profundidades de la Ausencia, como él lo expresaba, lo que deja entrever que su voz está profundamente arraigada en la conciencia árabe y con certeza para la eternidad.

Darwish sigue siendo, espectro ligero en la atmósfera de las capitales que lo vieron en sus estadios y su atractivo; un estado poético único, digno de reflexión en sus contextos creativos. Porque, es el poeta del tema más serio en la historia árabe, Palestina y Palestina es una importante metáfora humana.

Mi ponencia, plantea la hipótesis que nuestro personaje ejerce una influencia estética y vital en las nuevas generaciones del mundo árabe y de varios espacios del mundo; es decir que se encuentra tan vigente y fresca como si hubiese sido escrita hace un segundo; lo que habla da la atemporalidad del creador; su dimensión en contraste con el espíritu de las nuevas generaciones que ven en la opresión y vulneración de derechos humanos una brecha adentro de la propia humanidad; la poesía de Darwish ayuda a tomar conciencia de aquella brecha, que en los territorios de Palestina, se ha hecho más grande, por el colonialismo, racismo y discriminación que vive su gente.

La poesía de Darwish tiene una fuerza que influye tanto en árabes como en palestinos, su ritmo expresivo tiene la capacidad para formular gestos contundentes y metáforas surrealistas, capaces de crear estados en el lector con ricas imágenes poéticas.  Aspira a contener toda la poesía en su vientre, convirtiéndose en un lugar de encuentro para los escritores y lectores que saben o perciben íntimamente que su humanismo es atemporal y revolucionario; porque el lenguaje es la posesión más emancipadora del ser humano; desde ahí Darwish, traza una línea que se posa en la vanguardia de nuestro tiempo.

Su poesía no es imitable, es única y marca, por ello ningún poeta árabe intenta imitarla, sino que se alimentan de ella, de la relación majestuosa de sus construcciones lingüísticas, de su genuinidad que se materializa en un estilo único dentro la poesía árabe. Él es el maestro musical en las marcas métricas, escalas y rimas.

Se puede decir que Darwish, a través de su experiencia, pudo resumir la experiencia poética árabe moderna, ya que era un gran talento, trabajando para digerir la estética poética imperante, e inocularla con magia e innovación, y luego presentarlas al lector con todas sus manifestaciones. Por otro lado, es posible indicar la cantidad de esa conexión profunda entre la experiencia Darwish y la herencia poética árabe, ya que esta experiencia estaba cargada con todo ese espíritu y pulso del legado, que podemos perder en muchas experiencias poéticas árabes contemporáneas.

La poesía árabe en su larga historia se basaba sobre escalas, que dominaban a los poetas hasta la post segunda guerra mundial, donde un poeta iraquí ( Badr Shakir Al-Sayyab) lanzó la conocido revolución en la renovación de la poesía árabe. Que podría compararse en su incidencia a lo que representó El Modernismo, del nicaragüense universal Rubén Darío, con respecto a lo alejandrino en la poesía hispánica.

Darwish habló sobre lo que él llamó consigna poética, que dio a su poesía una huella especial, mediante vocabulario retórico que utiliza tanto metáforas como de juegos de palabras desde la aventura de la recitación, como lo afirma Aristóteles en El arte de la poesía. Darwish decía: El ritmo me Elige.  Quizás su posición sobre el poema en prosa no fue una actitud artística o creativa, sino más bien una posición intelectual y política de las tesis de los poetas árabes, los teóricos del poema en prosa como Adonis y otros.

Pese, que él escribió muchos textos en prosa, no les consideraba poemas en prosa. Hacia una colisión entre la poesía y las energías de la prosa como decía:  Me gusta la prosa espontánea de la poesía, o cuando se refería a ellas juntas: la prosa y la poesía vuelan juntas. A pesar de su posición sobre el poema en prosa, publicó en la Revista El Carmel, editada por Darwish los poemas en prosa más importantes de la poesía árabe. Menciono esto, para explicar las referencias de la posición de los poetas jóvenes acerca de la poesía Darwish.

Desde la octava década del siglo pasado, una generación de jóvenes poetas comenzó a  descubrir, que la era en que vivían era una etapa en la que se derrumban los patrones de las visiones intelectuales tradicionales, y se encuentran nuevos patrones en su lugar que representan diferentes sensibilidades, por lo que las visiones intelectuales y filosóficas en general están ocultas y se celebran experimentos en su lugar que destacan los pequeños detalles que expresan lo transitorio y lo vivido más que lo integrado, listo o repetido en nuestra vida de la amarga ironía, el entierro y el caos.

Es por eso que los poemas de la nueva generación diferían de su etapa y personas, sin perder el impulso de predicar la libertad, la democracia, la rebelión, la exclusividad, la renovación y la captura de las preocupaciones humanas. La nueva generación tenía una visión de que el poeta dejó la función de recitación, y para esto el poema se convirtió en un texto. Esto significaría: la muerte del autor, y, por lo tanto, la muerte del autor condujo al nacimiento del lector con el poder del gusto compulsivo y la interpretación.

El poeta escribe en forma de poema y el destinatario lo recibe en forma de texto, lo que le da el derecho de reproducirlo y sentirlo. El poeta es asesinado, mientras busca un lector que tenga un mínimo sobre cómo leerlo que entienda su proceso de creación. Todo esto lo intentaron los nuevos escritores en Palestina, la región árabe y el mundo, para que los escritos se rebelen contra los valores del pasado que no tienen lugar en nuestras vidas.

El poeta palestino Yousef Abdel Aziz, al hablar sobre El impacto de Darwish en la poesía árabe contemporánea, ya sea poesía escrita por poetas de su generación o poetas de generaciones posteriores. Cree que este efecto fue significativo. Su poesía se distinguió por ser esa mentora, lo que lo convirtió en un modelo a seguir. Esta poesía era como un gran imán que atraía a los poetas hacia él, y cuya atracción, no podía romperse con facilidad.

Darwish se dio cuenta de este problema, cuando comenzó a ver que su poesía fluía de la boca de los poetas. Una vez coreó: No dejare que los poetas absorban mi lenguaje, lo borraré del pasado y de ellos.

Los poetas jóvenes de Egipto

Algunos de Ellos todavía se ven afectados por Darwish, y algunos se deshicieron de su magia después de la caída de las ideologías, pero el joven poeta en prosa en Egipto está de acuerdo por unanimidad en que el difunto poeta palestino es un ícono de un tiempo cultural con admiradores, y recuerdos. La poesía de Darwish desobedeció la tradición. Quizás esto es lo que hace que la pregunta sea legítima: ¿fue capaz el dueño del Mural,[1] de establecer una escuela propia de poesía para sus alumnos?

El crítico y poeta Mohamed Badawi: la naturaleza de la poesía de Darwish no hace una escuela en el sentido verdadero, porque él es un poeta de un movimiento de liberación nacional, produce poesía de identidad que se defiende contra el desarraigo. Indica que la experiencia de Darwish fue amada por los intelectuales de izquierda, que simpatizaban con el tema y que admiraban las habilidades líricas del poeta, pero que podía volverse problemática para los poetas de poesía en prosa en Egipto, Líbano e Irak. Para ellos, es un problema que sus sociedades han superado, ya que la certeza de Darwish y la belleza lírica han disminuido a favor de los detalles. Pero, ¿No puede la última etapa de la poesía de Darwish cambiar esta visión? Él responde: La última etapa llega después de que Darwish se da cuenta de que su formulación de la identidad del pueblo palestino define un luchador por sus derechos, pero cualquiera que sea su esfuerzo por transformarse, sigue gobernado por su larga experiencia previa.

Alaa Khaled, cree que los poemarios de Darwish, Intento número siete y Bodas, son de los libros más importantes que ha leído: Se encuentra en este tipo de música reflexiva y contemplativa, se encuentra en la repetición de oraciones, estética y palabras estéticas literalmente dominadas por Darwish, y abre caminos que expanden El campo de conciencia en el poema. Darwish no se expresaba a través de los problemas de la modernidad y su crisis en nuestro mundo árabe. Pero fue uno de los innovadores en la poesía árabe moderna.

Su pensamiento y poesía van de la mano: Aprendí de Darwish, pero no sé cómo. Posee química mágica para sus formulaciones e instrumentos propios. Es un fenómeno poético en términos de su surgimiento, influencia y difusión. Darwish y Nizar Qabbani[2], son íconos estrictos de un tiempo poético con admiradores y recuerdos.

En cuanto a Ibrahim Dawoud, cree que su generación poética en Egipto, la generación de los años ochenta del siglo pasado, pasó de sus primeros días a la experiencia de Darwish, y fue influenciada por él, pero rápidamente nos deshicimos de su influencia después de la caída de las ideologías en la poesía. Dawoud ve a Darwish como uno de sus parientes en la poesía y no uno de sus maestros. Explica: Su poema está más cerca de mí porque trata del lado infantil de mi personalidad. Debido a sus increíbles trucos infantiles, está más cerca del corazón.

El asunto difiere con respecto a Fathi Abdel Samie, porque ve a Darwish y a Amal Dunkul[3] como los dos héroes que lo llevaron a poesía diferente: Me encantó Darwish y Amal, un amor que no se detuvo con el progreso de los pasos y la revisión, a pesar de que el brillo disminuyó de una gran parte de la poesía de Darwish con el foco en técnicas y estética de la poesía árabe. El estrellato de Darwish influyó, según Abdul Samee, en su experiencia poética: No me extrañó como poeta, pero fue contrario a lo que comenzó a reunir a mis convicciones, incluyendo, por ejemplo, la idea que los aplausos de la audiencia que me parece evidencia del fracaso del poema en lugar de evidencia de su éxito, evidencia de su paso superficial en conciencia en lugar de evidencia de penetración en las profundidades. Evidencia del ingenio y la habilidad del recitador para adaptar la poesía, mientras veo la poesía real como una semilla que no necesita nada.

En cuanto al septuagésimo poeta Ahmed Taha, cree que Darwish no puede ser director de una escuela, porque pertenece a una escuela que es una continuación del poeta iraquí, (Badr Shaker Al-Sayyab), y una de sus características más destacadas es la pasión por la música y la extracción del potencial más activador de la sintaxis poética.

Pero todos están de acuerdo en que Darwish es un fenómeno cultural que no se repite en la historia de la cultura árabe.

 Jordania

El Dr. Ibrahim Al-Sa’afin, manifestó:

Algunos fanáticos de la experiencia de Mahmoud Darwish temían caer en la trampa de las experiencias de los poetas que lo precedieron o, más precisamente, caer en la trampa de teorizar sobre la poesía de cierta manera, pensando que teorizar es la palanca principal para la creatividad, pero Darwish escapó con su talento, cultura, intuición e inteligencia de ser seguido en su órbita

 (…) Culparon especialmente a Mahmoud Darwish y a los poetas de la resistencia de que dedicaron su poesía a un tema específico, y que la asociación de la poesía con un tema cualquiera sea su santidad y valor perderá su valor por su fin de pensamiento y conciencia.

 Darwish era conocedor y visionario cuando contempló estas palabras y no le prestó la atención que otros esperaban.

 El tema fue una fuente de inspiración, un foco de experiencia y un punto de trascender horizontes humanos más amplios, y más ricos

Iraq

Ali Jaafar Al-Alaq, manifestó:

Mahmoud Darwish, o la luna que fue repentinamente rota por el viento, es el poeta cuya poesía, cultura, conciencia artística y su vida privada y pública lo convirtieron en un poeta excepcional, difícil de superar o repetir durante muchas décadas.

Y su hazaña poética es ejemplar en esta asombrosa capacidad de transformar la estética del poema árabe con una generosa e innovadora sensibilidad; el receptor y el crítico encuentran en el poema de Darwish una riqueza rítmica cuya contraparte en toda nuestra poesía moderna es menor, si no menos, en nuestra poesía árabe en general. No me refiero al ritmo, aquí, a su concepto común en nuestro discurso crítico, sino a ese flujo fluido, ondulado, íntimo, alegre, que se filtra en las articulaciones del texto y su significado sin ruido. Ese ruido que transforma el texto y su madurez, o excluye el significado de su intensidad rítmica.

 En este marco rítmico, la poesía de Darwish no se retira al legado tonal, ni se rinde a los fascinados, sino que busca, y mientras tenga éxito en hacerlo, despojar esa fascinación rítmica de su experimental previsto. En otras palabras, su ritmo poético no era somnoliento, protegido del significado o aislado del cuerpo del texto y sus curvas estructurales.

 El ritmo, aquí, no es una entrada al texto, ni una emergencia en su textura. Tampoco es un adorno, ni una intrusión llamativa en el tormento o la tensión del momento, sino la dureza que requiere el significado, y la estructura lo llama desde el enclave de la tela y su vitalidad. No creo que un poeta árabe, aparte de Darwish, haya podido alcanzar este alto nivel de coherencia entre El ritmo del poema y su composición lingüística y semántica.

Al-Alaq cree que Al final de su brillante ascenso, Darwish pareció establecer un ritmo poético único, surgiendo de ese hermoso matrimonio entre prosa y poesía, sin renunciar a su profunda esencia como el poeta de ritmo más poético.

Nadie puede igualarlo en su capacidad para superar los dilemas técnicos más enormes al escribir y recibir poesía por igual (…) Se las arregló para cerrar la brecha que era, y probablemente seguirá siendo, entre la pureza de la poética por un lado y la ejecución de su mensaje por el otro. Es un logro que no podrá repetirse con esta vitalidad nuevamente.

Siria

Llevar la poesía a una fuerza nacional y cultural.

El crítico Subhi Hadidi, manifestó:

Solo puedo comparar su influencia literaria con el estilo de esa influencia especial que los grandes poetas árabes disfrutaron en las fases doradas del florecimiento de la poesía, cuando el poeta era más como el profeta de la nación, y él su existencia, y su adivino que despeja sus destinos pasados y presentes, y el espejo de su conciencia en la alteza y la victoria. como en la refracción y la derrota.

 El, cree que Mahmoud Darwish:

 (…) Ocupó en la conciencia árabe, una posición única que rara vez disfruta un poeta en el mundo (…) En las culturas de las naciones, El momento que ha asumido un poeta siempre se ha repetido en una serie de tareas importantes que trascienden el tiempo y las fechas, como capturar la conciencia colectiva de una nación y transformar la poesía en fuerza nacional y cultural, espiritual y material, estética y cognitiva.

La doctora Bahija Idla , crítica y escritora de Siria cree que la simpatía por la causa ya no es la única que tienta a la lectura de Darwish, sino más bien El sentido estético que eleva el ser poético a las metáforas de la existencia.

Palestina

En el mismo contexto, el crítico Dr. Ibrahim Abu Hashhash, de la Universidad de Birziete, dice:

Darwish, como todos los grandes escritores del mundo, pertenece a las características creativas de la nación y la humanidad en su forma más brillante.

 Solo los grandes creadores pueden convertirse en parte de este río que fluye hacia la conciencia humana con profundidad, belleza y compasión que hacen de su propia experiencia una experiencia humana integral que trasciende los límites del lenguaje y el género; al igual que se libera del cautiverio del momento histórico para vincular el pasado con el presente y el futuro y entrar en el momento humano inmortal.

 Y Darwish es uno de Ellos, capaz de hacerlo incluso en los momentos más deprimentes de la nación, la desintegración y la desesperación en términos políticos. Darwish, apareció al principio de su poesía, desde sus primeras obras que expresaban el estado del entusiasmo palestino, ya que desde ese momento fue capaz de elevar a Palestina al nivel de las preguntas ontológicas y la convirtió en una importante metáfora humana.

Un lenguaje poético especial

 Dr. Ziad Al-Zoubi dice que Darwish es:

 (…) Un fenómeno poético y un modelo para la posteridad, de la excepcional literatura árabe contemporánea, con su cultura, logros poéticos, afiliación y transiciones, a partir de sus primeros impulsos. Quizás lo más importante que lo distingue es que fue capaz de sugerir su propio lenguaje poético basado en sus visiones, cultura y actitudes nacionales y humanas, y elevar su poesía a amplios horizontes humanos que no se adhieren a lo parcial, lo inmediato o lo transitorio.

 El Líbano

 Muhammad Ali Shamsuddin, al referirse a la obra del maestro dijo:

Considero que Mahmud Darwish es valioso, y casi puedo decir aún más valioso que Palestina, así como Al-Mutanabbi es más importante que los países árabes, y tal como Shakespeare es más importante que Inglaterra.

Alemania

Melanie Christina Mohr, escribió:

Mahmud Darwish Construyendo puentes con poesía árabe

Cualquiera que busque comprender El alma árabe encontrará gran parte de la memoria colectiva del pueblo árabe en la poesía, y otra en la tragedia palestina de 1948. Mahmud Darwish, uno de los poetas árabes más prominentes de la era moderna, unió a estos dos toda su vida.

 De vuelta en Palestina, Darwish, se sintió como un extranjero en su propio país, pero a pesar de la pérdida de su aldea, decidió sacar lo mejor de su situación. No se cerró al hebreo, sino que colocó un marco metafórico firmemente alrededor del lenguaje de los ocupantes, describiéndolo como una ventana a través de la cual mira la totalidad de su generación, desde ambos lados.

 No es solo la biografía de Darwish lo que lo convierte en un puente único; más bien, es el regalo de un poeta extraordinario para hacer que lo incomprensible sea comprensible vistiéndolo en verso.

Argelia

 En su última visita a Argelia en 2005, era muy creyente de que: esta gente que revolucionó para disuadir a las potencias coloniales más poderosas es imposible renunciar a la vida., hasta que el presidente Bouteflika le dijo al embajador Palestina en Argelia: Que Dios interceda por ti y Mahmud Darwish.

Cuando la poesía cerró las calles de la capital. La visita de Mahmud Darwish a Argelia en 2005, fue su última visita a este país, , fue histórica en todos los sentidos, cerró las calles principales de la capital y demostró que el público de la poesía no está muerto.

El Dr. Salah Fadel, cuenta que durante su expedición doctoral en Madrid se sorprendió personalmente por la derrota en la guerra de 1967, y no encontró nada que curara sus heridas, excepto los poemas de Nizar Qabbani. Mientras traducía poemas para un grupo de jóvenes poetas llamados poetas de la resistencia. Fadel revisó la traducción del poema Tarjeta de Identidad de Mahmud Darwish, traducido al español, y descubrió que se anunció el nacimiento de una persona árabe detrás de los muros de la ocupación sionista, rebelándose contra la derrota y declarando su victoria espiritual. Darwish tiene una excelente habilidad para cambiar de un estilo a otro, un poeta lírico sensual que aspiraba a escribir un gran poema épico (…).

Frente al entorno de Darwish, cuya vida, como lo describe El crítico, era un dilema existencial regido por los detalles de su condición poética, vivió distribuido entre tiempos, lugares y poemas. En este punto, rastrea la vida de Darwish, desde su nacimiento en la aldea de Barwa, su desplazamiento a Beirut, su regreso pasando por su vida en Rusia, El Cairo, Beirut y París. Luego su relación con Yasser Arafat, después de que el poeta se unió a la Organización de Liberación de Palestina, y también su papel de liderazgo en él, e incluso su presidencia del Consejo Supremo de Cultura e Información, renunciando luego a todos sus cargos.

Regresamos al río principal de la poesía de este poeta, ya que es una poesía inspiradora y creativa que pudo presentar un grupo de elementos que son compatibles entre sí para producir modernidad, siendo la voz de su pueblo y su causa; que fue capaz de dirigirse a la humanidad curando en algo sus heridas.

Este es un testimonio de Mahmud Darwish, poeta humanitario, que abordó la causa palestina y el problema de la civilización árabe desde la crítica insurgente de su vida y su poesía.

Su ausencia física hoy, es un acontecimiento triste. Él, era un río que fluía entre dos gustos; en el sentido, que existe un extraño vínculo entre el cumplimiento de su proyecto estético puro y la demanda moderna y sentimental de su lector.

No hay duda de que la grieta que dejó su rotunda partida en nuestra escena poética seguirá siendo esquiva durante mucho tiempo; en su ausencia, echaremos de menos a ese poeta que siempre ha presentado sus brillantes pruebas de la utilidad y grandeza de la poesía de nuestro tiempo, y ha estrechado el vínculo; ingeniosa y honestamente; entre lo compuesto y lo lírico, lo privado y lo público, y entre lo trágico y el momento de esperanza que no se puede perder.

[1] Un poema famoso de Darwish fue escrito, luego de sufrir un ataque de angina de pecho, todo el poema es una reflexión sobre la muerte.

[2]Nizar Qabbani (en árabe, نزار قباني): diplomático sirio y uno de los más célebres poetas árabes contemporáneos (Damasco, 21 de marzo de 1923 – Londres, 30 de abril de 1998).

[3] Amal Dunqul es un famoso poeta egipcio, nacionalista árabe, nacido en el Alto Egipto en 1940 . Falleció el 21 de mayo de 1983, a la edad de 43 años.

Fuente:  AHMAD YACOUB: ciudadano palestino, nació en Damasco (Siria) en 1958.
Es periodista y traductor de español.

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner