La falta de medicamentos pone en peligro a los pacientes de cáncer en Gaza

19 de junio de 2020

Gaza bloqueada por 13 años, su infraestructura sanitaria destruida y hospitales bombardeados sufre fuerte escasez de medicamentos y equipos médicos. Antes, la mayoría de los pacientes de cáncer eran referidos a hospitales en Israel o Cisjordania, pero como consecuencia de la pandemia y de la interrupción de coordinación civil entre la Autoridad Nacional Palestina e Israel, ahora todos están en Gaza y enfrentan una grave falta de medicamentos.

A la ya de por sí carente infraestructura sanitaria de la Franja de Gaza, bloqueada desde 2007, se ha sumado la interrupción de coordinación con Israel, que impide a pacientes de cáncer trasladarse para obtener tratamiento y resalta la emergencia resultante de la falta de medicamentos en el enclave.

«Me dijeron que se les acabaron las medicinas necesarias para la quimioterapia», explica a Efe Fayza al Sahar, que interrumpió su tratamiento contra el cáncer tras cinco sesiones.

A Fayza, de 45 años, le detectaron la enfermedad hace un año en Emiratos Árabes Unidos. Comenzó su tratamiento en Gaza, tras quedar varada en el enclave por la pandemia de coronavirus mientras visitaba a su familia.

Debido a la escasez de medicamentos y equipos médicos en la franja, bloqueada por Israel desde 2007 y controlada de facto por el movimiento islamista Hamás, muchos pacientes de enfermedades severas o crónicas son tratados en hospitales en Israel o en Cisjordania ocupada.

Tras el anuncio el mes pasado por parte del presidente palestino, Mahmud Abás, del fin de todos los acuerdos (y por consiguiente de gran parte de la coordinación) con Israel, en protesta por su plan de anexión de partes de Cisjordania, cientos de enfermos palestinos, tanto en territorio cisjordano como en Gaza, se vieron forzados a interrumpir sus tratamientos por no poder coordinarse sus traslados.

Esto se sumó al miedo de muchos de ellos a viajar por la posibilidad de contraer coronavirus y a la dificultad que implica tener que someterse a tres semanas de aislamiento cada vez que regresan al enclave.

Mohamad Abu Nada es el director del hospital Al Rantisi, el único público en Gaza que trata a pacientes de cáncer y explica a Efe cómo se enfrenta una escasez permanente de medicamentos para tratar la enfermedad.

«Antes, la mayoría de los pacientes de cáncer eran referidos a hospitales en Israel o Cisjordania, pero como consecuencia de la pandemia y de la interrupción de coordinación civil entre la Autoridad Nacional Palestina e Israel, ahora todos están en Gaza y enfrentan una grave falta de medicamentos», explica.

En ocasiones, gente que no puede pagar las medicinas están siendo tratados con calmantes. Lo único que esperan estos pacientes, cierra, «es la muerte».

La Organización Mundial de la Salud dice estar siguiendo de cerca la situación en Gaza y Abdul Naser Soboh, director de la oficina de la organización en el enclave, advirtió en conversación con Efe, que la escasez de medicamentos llega a alcanzar el 50%. Con respecto a los insumos específicos para el tratamiento de cáncer, las cifras más actualizadas de la OMS indican que para fines de abril de este año, un 54% de ellas tenía existencias que alcanzaban para tan solo un mes.

Fuente: www.lavanguardia.com

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner