Netanyahu se compromete de nuevo con la anexión de la Ribera Occidenta

Foto: el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu en Tel Aviv el 17 de noviembre de 2019 [Amir Levy/Getty Images].

27 de mayo de 2020

El Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu ha sido muy optimista a pesar de enfrentarse a cargos criminales, al declarar que no perderá la oportunidad de anexionar la Ribera Occidental.

Describiendo la medida como una de las principales tareas de su nuevo gobierno, Netanyahu dijo el lunes en una reunión con los legisladores de su partido Likud que Israel no perdería una “oportunidad histórica” de extender su soberanía sobre partes de la Ribera Occidental.

“Tenemos una oportunidad histórica, que no ha existido desde 1948, de aplicar la soberanía juiciosamente como un paso diplomático …en Judea y Samaria”, dijo refiriéndose al año de la creación de Israel, y usando los nombres bíblicos para Cisjordania.

“Es una gran oportunidad y no la dejaremos pasar”, añadió Netanyahu un día después del comienzo de su juicio por corrupción. Se refirió al plan de paz del presidente de EE.UU. Donald Trump, llamado “el acuerdo del siglo”, como un apoyo a la anexión de facto.

La comunidad internacional considera que la anexión de la Ribera Occidental por parte de Israel es ilegal en virtud del derecho internacional. La anexión prevista ha desencadenado una reacción en la que bloques importantes como la Unión Europea amenazan con imponer sanciones.

Sin embargo, una mayor anexión de territorio palestino tiene un fuerte respaldo dentro de Israel, donde las opiniones de los extremistas de derecha y los fundamentalistas religiosos se han adoptado como política del país.

Una encuesta reciente ha revelado que una gran mayoría de los israelíes de habla francesa, el 90%, apoya esa medida. La misma encuesta realizada por i24 news reveló que casi la mitad, el 47% de los anglófonos nativos que viven en Israel apoyaban la medida ilegal.

La administración Trump ha dado luz verde a la medida. El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, un ferviente cristiano evangélico, incluso hizo caso omiso de las normas internacionales establecidas al sugerir que insistir en que la ley sea la base de la paz no pondría fin al conflicto.

“La dura verdad es que nunca habrá una resolución judicial del conflicto, y los argumentos sobre quién tiene razón y quién no como cuestión de derecho internacional no traerán la paz”, dijo Pompeo en noviembre al anunciar un cambio dramático en la política exterior de los EE.UU.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner