El traslado de menores palestinos desde las cárceles es una ‘violación de la ley’

14 de enero de 2020
Trasladar a los niños palestinos de una cárcel israelí a otra sin la supervisión de un adulto los pone en riesgo, explican los activistas.


Más de 12,000 niños palestinos han sido detenidos por el ejército israelí desde el año 2000 [Archivo: Abed al-Hashlamoun / EPA]

El Servicio de Prisiones de Israel (IPS) transfirió al menos 33 niños palestinos detenidos el lunes desde la prisión de Ofer a Damoun sin la presencia de algún representante adulto, una medida criticada por activistas palestinos y organizaciones civiles.

En una declaración, la Sociedad de Prisioneros Palestinos (PPS) advirtió que esto socava la responsabilidad de proporcionar los derechos de cuidador para los menores.

«Esta medida pone a los menores en riesgo de medidas abusivas por parte del Servicio de Prisiones de Israel (IPS) en ausencia de sus supervisores adultos», señaló la Sociedad de Prisioneros Palestinos.

Amina al-Tawil, investigadora del Centro de Estudios de Prisioneros Palestinos, explicó que el traslado viola la ley que establece que los prisioneros menores de 18 años no pueden ser reubicados de una prisión a otra sin representantes adultos.

«Además del riesgo de ser maltratado físicamente por las fuerzas israelíes, esta transferencia pone en peligro la vida de estos niños palestinos», indicó a Al Jazeera, hablando desde Ramallah.

«Durante este frío clima, los menores no tendrán acceso a calentadores o incluso ropa adecuada para mantenerse calientes», añadió. «Algunos de ellos también han sufrido lesiones durante sus arrestos, lo que puede empeorar durante la cambio».

El traslado de prisioneros palestinos es un proceso notorio que involucra a «el bosta», un vehículo con ventanas oscurecidas y celdas fuertemente divididas con sillas de metal, al cual los prisioneros están encadenados. Por lo general, tales viajes pueden durar hasta 12 horas o más, sin paradas de descanso, comida o treguas para ir al baño.

La prisión de Ofer se encuentra en las afueras de la ciudad ocupada de Ramallah en Cisjordania, mientras que las instalaciones de Damoun se encuentran en la ciudad costera de Haifa.

«Damoun es una de las peores prisiones», señaló al-Tawil. «Sus celdas, según los prisioneros liberados que anteriormente han pasado tiempo allí, están llenas de moho y no son aptas para las condiciones humanas, y no satisfacen las necesidades diarias».

Damoun también alberga prisioneros israelíes detenidos por cargos criminales, como asesinato, robo y contrabando de drogas. Si bien Israel no aloja a los prisioneros de seguridad palestinos, los arrestados por el ejército israelí, en las mismas celdas que los delincuentes israelíes, la amenaza para los palestinos se produce a través de procesos de transferencia en bostas compartidos.

«Este estrecho contacto pone en peligro la vida de los prisioneros palestinos, hombres, mujeres y niños, ya que los prisioneros israelíes hacen gestos de cortarles el cuello, los amenazan y hacer constantes abusos verbales», dijo al-Tawil. «Sin duda, un niño se verá afectado por esto, agregando más presión a su estado mental».

El Servicio de Prisiones de Israel, al momento de la publicación, no dio ninguna razón por el traslado de menores palestinos, y no respondió a Al Jazeera para realizar alguna declaración. Los grupos palestinos describieron la medida como «arbitraria» y, a pesar de ser la norma para los prisioneros adultos palestinos, este caso que involucra a docenas de niños es inusual.

Violaciones contra niños palestinos

Según el grupo de derechos de los prisioneros Addameer, más de 12,000 niños palestinos han sido detenidos por el ejército israelí desde el año 2000, y son detenidos en los mismos centros de reclusión que los prisioneros adultos palestinos.

Grupos humanitarios como UNICEF han documentado durante mucho tiempo las violaciones israelíes contra los niños palestinos, que son procesados ​​en tribunales militares israelíes. Es una práctica común que las fuerzas israelíes interroguen a los niños sin la presencia de sus padres o tutores, y muchos informaron haber sido obligados a firmar confesiones escritas en hebreo, un idioma que no conocen.

Actualmente, hay 200 menores en las cárceles israelíes, dispersos en Ofer, Damoun y Megiddo. Los prisioneros adultos palestinos en Ofer generalmente los cuidan ayudándoles a adaptarse a sus nuevas circunstancias, elaborando planes de lecciones, ofreciendo apoyo psicológico y representándolos en cualquier disputa con el IPS.

Loay Mansi, un ex prisionero palestino y supervisor de niños prisioneros en Ofer, explicó a las agencias locales de noticias palestinas que, junto con las lecciones sobre la cultura e historia palestinas, su papel era proporcionar una educación a los menores que los ayudaría de por vida después de la prisión, como Clases de árabe e inglés.

Mansi, que pasó 15 años en las cárceles israelíes antes de ser liberado a fines del año pasado, también pidió a las organizaciones de niños y derechos humanos que visiten la prisión de Damoun «para ver de primera mano el sufrimiento de los menores palestinos y el alcance de las violaciones israelíes cometidas contra ellos».

Fuente Original: Transfer of Palestinian minors from prisons a ‘violation of law’

Fuente: Noticias Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner