CSNU se opone a la postura de EEUU sobre las colonias israelíes

20 de noviembre de 2019

14 países del CSNU defienden el carácter ilegal de los asentamientos israelíes en los territorios ocupados palestinos frente al giro dado por EE.UU.

La comunidad internacional, encabezada tanto por los tradicionales aliados europeos de EE.UU. como por otras potencias, como China y Rusia, ha vuelto a reiterar este miércoles, en una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), la ilegalidad de los asentamientos que el régimen israelí o bien ya ha establecido o establecerá en un futuro próximo en la Cisjordania ocupada, dejando así solo a Washington, que el lunes anunció, a través de su secretario de Estado, Mike Pompeo, que deja de considerar que las colonias en los territorios ocupados palestinos violan la ley internacional.

Este nuevo varapalo internacional para la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, ha tenido lugar durante una sesión del CSNU celebrada en Nueva York (EE.UU.) sobre el conflicto palestino-israelí.

“Hace dos días, Estados Unidos tomó otra medida de menoscabo de toda una serie de acuerdos”, ha lamentado el embajador adjunto ruso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Dmitri Polyanskiy, quien ha asegurado que este tipo de acciones “unilaterales” complican el que se logre una solución para el conflicto palestino-israelí.

En una postura parecida, China ha llamado a “detener toda la retórica contraria a las resoluciones del CSNU” y los mensajes que justifican las colonias israelíes en la Cisjordania ocupada.

Por su parte, los países de la Unión Europea (UE), en una declaración conjunta, han dejado en claro que la postura comunitaria es clara y no cambia en absoluto, al señalar que “toda actividad de asentamientos es ilegal bajo la legislación internacional y erosiona la viabilidad de la solución de dos Estados y las perspectivas para una paz duradera”.

En cuanto a las potencias europeas, Alemania ha pedido a los actores internacionales evitar la adopción de pasos unilaterales que compliquen “la solución de los dos Estados”, mientras que Francia ha criticado de forma más explícita la decisión estadounidense al afirmar que “no es un país solo el que puede decidir qué es o no legal” en el ámbito internacional.

Con la excepción de EE.UU., todos los miembros del CSNU han insistido en que los asentamientos son ilegales bajo la ley internacional y bajo las resoluciones aprobadas por el ente internacional, incluida la 2334, un texto adoptado en 2016 gracias a la abstención de la Administración estadounidense del expresidente Barack Obama y que es muy crítico con la política de colonización israelí, además de exigir su fin.

La propia ONU, a través de su enviado para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, también ha declarado que “lamenta” la decisión del Ejecutivo de Trump.

En este contexto, ha agregado que los asentamientos israelíes en los territorios ocupados palestinos siguen siendo ilegales y ha resaltado que no dejan de serlo por el hecho de que EE.UU. haya cambiado de opinión.

La medida de la Casa Blanca se suma a otras tomadas por Trump, como el reconocimiento de Al-Quds (Jerusalén) como capital del régimen de Israel y el reconocimiento de la soberanía de ese régimen sobre los ocupados altos del Golán sirios, que siguen alejando a EE.UU. del consenso internacional.

Fuente: HispanTV

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner