Putin amenaza con responder militarmente a los ataques israelíes contra Siria y Líbano

Foto: el presidente ruso, Vladimir Putin, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reúnen en Sochi. / REUTERS

07 de octubre de 2019

Por Eugenio García Gascón

Distintos medios regionales han explicado que en la última reunión que mantuvo en septiembre con Netanyahu, Putin le advirtió que cualquier ataque futuro contará con una respuesta de las tropas rusas desplegadas en Siria desde 2015.

El 12 de septiembre, solo cinco días antes de las elecciones israelíes, Benjamín Netanyahu emprendió un viaje relámpago a Sochi para reunirse con Vladimir Putin. No fue un viaje inusual puesto que el primer ministro acostumbra a presentarse en Moscú de tanto en tanto para mantener conversaciones con el presidente ruso sobre cuestiones relacionadas con Oriente Próximo, y especialmente sobre la situación en Siria.

Netanyahu utilizó este viaje como trampolín para la campaña electoral, pero tuvo una incidencia que no pasó desapercibida a los medios hebreos: Putin se presentó a la reunión con tres horas de retraso. Netanyahu no había recibido nunca un desplante de Putin de ese calibre y le quitó hierro en la medida de lo posible.

Pero Putin tenía un buen motivo para escenificar su insolencia. El presidente ruso ha enviado a Siria un buen contingente de tropas para ayudar al Gobierno de Damasco y los israelíes no paran de llevar a cabo operaciones militares contra objetivos distintos, tanto sirios como relacionados con Irán y Hizbolá.

Medios rusos, árabes y hebreos revelaron que durante el encuentro de Sochi, Putin puso los puntos sobre las íes, y advirtió a su interlocutor que la situación no podía continuar como hasta ahora. Los ataques debían detenerse. Los términos que expuso Putin no han trascendido, pero sus amenazas surtieron efecto y, desde entonces, la aviación israelí no ha vuelto a lanzar ningún ataque contra Siria y Líbano.

Este lunes, la oficina de Netanyahu ha publicado un comunicado informando que este mismo lunes el primer ministro ha llamado a Putin por teléfono para felicitarlo por su aniversario. Según el comunicado, han hablado sobre temas “importantes para la seguridad de Israel”. Ha sido la primera conversación personal entre ellos y ahora habrá que esperar para saber si revierte la situación e Israel vuelve a atacar Siria y Líbano a discreción, como hasta septiembre.

La primera información sobre las dificultades que estaba experimentando Israel para seguir atacando Siria, la publicó hace varios días Independent Arabia. Luego siguieron otros medios sirios, árabes, hebreos y rusos que en algunos casos aportaron más detalles. El Gobierno de Netanyahu en ningún momento ha desmentido esas publicaciones.

Según Independent Arabia, Moscú ha evitado varios ataques aéreos israelíes contra milicias proiraníes en Siria, algo que han confirmado medios rusos, añadiendo que los aviones rusos desplegados en la base área de Khmeimim, recibieron instrucciones para interceptar los vuelos israelíes a finales de agosto y principios de septiembre.

En las declaraciones que hizo tras el encuentro de Sochi, Netanyahu recalcó la cooperación que existe con Moscú, pero dejó entrever que en algunos aspectos no es tan suave como la seda. “Nuestra relación personal (…) ha evitado una colisión entre nuestros países. Esto es un elemento muy importante para la estabilidad de toda la región”, dijo.

Moscú ha evitado varios ataques aéreos israelíes contra milicias proiraníes en Siria

Algunos analistas interpretan el cambio de actitud de Putin aludiendo a dos motivos. En primer lugar, cada ataque que Israel lleva a cabo socava la reputación de Moscú con respecto a los sirios y sus aliados. Y en segundo lugar, está el recuerdo del grave incidente de septiembre de 2018, cuando las defensas aéreas sirias, disparando contra aviones israelíes, derribaron accidentalmente un avión ruso de espionaje causando la muerte de sus 15 ocupantes rusos. El ministerio de Defensa ruso atribuyó el incidente al “comportamiento irresponsable” de Israel.

Otro motivo que se alega es que los ataques israelíes dificultan los esfuerzos de Rusia para atraer a inversores extranjeros con el fin de proceder a la reconstrucción de Siria. Varias líneas aéreas han mostrado interés por reanudar los vuelos a Damasco, y varias compañías rusas se han interesado por la construcción de una nueva terminal en ese aeropuerto, algo que cuenta con numerosas trabas mientras haya cazas israelíes que bombardean los alrededores del aeropuerto, como estaba ocurriendo hasta hace solo unas semanas.

Una fuente siria con conocimiento de los objetivos rusos en Siria dijo a Al Monitor que durante los pasados meses, es decir coincidiendo con un torbellino que se vive en la política interna israelí desde abril, Israel había “expandido la geografía y el alcance de los ataques así como su frecuencia”, aludiendo tanto a Siria como a Líbano como a Irak. La fuente añadió que esos ataques eran “desproporcionados” en relación a la amenaza real de las instalaciones proiraníes.

Hace unos días, The Jerusalem Post informó que Moscú ha impedido varios ataques en Siria, amenazando incluso con derribar los aviones israelíes por medio de sus cazas o por medio del sistema antiaéreo de misiles avanzado S-400 desplegado en el país. El rotativo añadió que el último encuentro de Sochi no consiguió acabar con la resolución de Putin en esa dirección a pesar de los esfuerzos persuasivos de Netanyahu.

Es más, el presidente ruso habría comunicado a Netanyahu que Moscú no permitirá que se haga ningún daño al ejército sirio o a ninguna de las armas que los rusos están pasando a los sirios, puesto que ello estaría en contra de los objetivos de Rusia en Siria. El encuentro de Sochi fue calificado de “fracaso” por diplomáticos israelíes que participaron en la reunión.

Una fuente rusa recalcó que Putin también “expresó su disgusto con las últimas acciones de Israel en Líbano”. El presidente habría dicho a su interlocutor que “rechaza las agresiones contra la soberanía de Líbano”, una expresión que Putin nunca había utilizado con anterioridad. Además le advirtió a Netanyahu que en el futuro ese tipo de ataques contra Siria y Líbano tendrían una respuesta, lo que explicaría la pasividad de Israel desde septiembre.

Fuente: www.publico.es

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner