La oposición a Netanyahu, el grupo sionista liberal dice «Di sí a la separación» de palestinos y judíos

17 de septiembre de 2019

Por Philip Weiss
Mondoweiss

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

El 10 de septiembre de 2018 Netanyahu pide anexar los asentamientos del Valle del Jordán y Cisjordania judía

El último anuncio de campaña de Benjamin Netanyahu de ayer de que si es reelegido anexará los asentamientos de Cisjordania y el Valle del Jordán ha generado una respuesta dividida de los grupos judíos estadounidenses.

Las organizaciones sionistas de derecha y de centro no han dicho nada. Los seguidores en Twitter de AIPAC no mencionan el gran plan. El Comité Judío Americano elogia a John Bolton. Incluso el grupo de la Mayoría Democrática para Israel no dice nada sobre la anexión. Seguramente todos aprueban la política y no quieren contribuir a la división de Israel sobre la política estadounidense.

Pero los grupos sionistas liberales están muy molestos por el anuncio, ven una amenaza a la «solución de dos estados», el sueño de Oslo de establecer un Estado palestino junto a Israel. Los sionistas liberales creen que solo pueden preservar a Israel separando las mayorías judía y palestina en sendos estados adyacentes. El anuncio de Netanyahu y el respaldo de sus rivales políticos a una parte del plan se burla de esta visión al afirmar que solo hay un Estado, en el que los palestinos son ciudadanos de segunda clase o peor, que viven en bantustanes.

Una organización sionista liberal llamó explícitamente a la «separación» de judíos y palestinos hoy para que Israel pueda ser una democracia. Mara Lee, directora de OneVoice, dice que la anexión amenaza la «identidad misma de Israel como la patria nacional para el pueblo judío y un Estado democrático para todos sus ciudadanos» y se vincula al sitio de su socio israelí Darkenu, «Di sí a la separación». Advierte que agregar «millones de ciudadanos palestinos» pondrá en peligro el «carácter de Israel».

Obviamente «separación» no es el tipo de lenguaje que utilizan los progresistas en los Estados Unidos. Suena mucho a «segregación» en la era de Jim Crow. Evidentemente OneVoice apela a una base judía más conservadora que considera a los palestinos una amenaza «demográfica».

La declaración emitida ayer por la «Red Progresista de Israel», que suma diez organizaciones liberales sionistas, incluyendo PeaceNow, T’ruah, J Street, Ameinu, New Israel Fund, etc., nunca menciona el sionismo, un Estado judío o una mayoría judía. Esos términos son ahora palabras sucias en la izquierda estadounidense.

Pero la preocupación en la base de la declaración urgente es la misma que el temor de OneVoice: si Israel pierde su mayoría judía, será calificado como un Estado de apartheid.

Un futuro democrático y pacífico para israelíes y palestinos requiere autodeterminación nacional para ambos pueblos. Cualquier paso para imponer unilateralmente la soberanía israelí sobre el pueblo y el territorio palestino en Cisjordania aleja la visión de dos estados y la formalización de dos sistemas legales separados y desiguales…

La anexión daña a millones de palestinos que viven bajo ocupación y representa una amenaza existencial para la democracia israelí

El fallecido Amos Oz, el santo de J Street, a menudo pedía la separación explícitamente. Pero los liberales estadounidenses saben que términos como «separación» son señales de alerta para los progresistas reales.

Jan Schakowsky, representante de Illinois, se preocupó abiertamente en un tuit sobre la democracia «judía» que es una de las afirmaciones del sionismo.

El anuncio del primer ministro Netanyahu hoy de que si es reelegido tiene la intención de anexarse ​​el Valle del Jordán y todos los asentamientos israelíes en Cisjordania, significaría el fin del Estado judío democrático de Israel tal como lo conocemos.

La Unión para el judaísmo reformista también es explícita sobre el Estado judío en su condena a Netanyahu:

Estas son medidas unilaterales que ponen en peligro a Israel como un Estado judío y democrático y limitan aún más la posibilidad de una solución de dos estados.

El Foro de Políticas de Israel (centro sionista de izquierda) dice que la «política desastrosa» de Netanyahu pone en peligro al «Estado judío y democrático» y alienará a los judíos.

La anexión unilateral de Cisjordania, sin importar cuán parcial o de qué forma, tendrá consecuencias desastrosas para Israel, su seguridad y su condición de Estado judío y democrático. Una vez que comience el proceso de anexión será extremadamente difícil controlarlo o limitarlo de manera efectiva y tomar cualquier medida en este camino es irresponsable e imprudente sin precedentes…

Marca el comienzo de la destrucción fundamental de la visión de dos estados, que cuenta con el apoyo de la comunidad internacional, una abrumadora mayoría de judíos estadounidenses y una pluralidad de israelíes y palestinos. Hacerlo exacerbará las divisiones partidistas sobre Israel en los Estados Unidos y en última instancia erosionará la seguridad de Israel, dará una victoria innecesaria y clara al movimiento BDS y anulará décadas de políticas cuidadosamente calibradas sobre Israel.

Tenga en cuenta que el Foro se refiere a «décadas de políticas cuidadosamente calibradas sobre Israel». Esto es implícitamente una aceptación de la ocupación y el manejo del conflicto.

El anuncio de Netanyahu es claramente un desafío para los sionistas liberales. Daniel Gordis escribe hoy en el New York Post que los judíos liberales estadounidenses están a punto de «un rudo despertar» sobre el próximo gobierno que involucra sus ideales sobre Israel.

Afirman que la ley de Netanyahu de 2018 que declara a Israel el Estado-nación del pueblo judío ha erosionado la democracia del país. Sobre todo culpan a Netanyahu por la falta de progreso en el frente palestino.

Matt Brooks, de la Coalición Judía Republicana, no pudo evitar trolear a los sionistas liberales y activistas contra la ocupación.

Dios mío… la gente de @jstreetdotorg y @IfNotNowOrg debe de estar fuera de sí hoy. Un rechazo total y completo de su agenda.

Cualquiera que frecuente nuestro sitio es consciente de que los palestinos dicen claramente que Israel no es una democracia, es el Estado-nación del pueblo judío en el que los judíos tienen derechos predominantes, incluso a la tierra. Y en cuanto a la «formalización» de sistemas separados/desiguales de los que advierte la Red Progresista de Israel, esos sistemas han estado en vigor durante muchos años en Jerusalén Este y Cisjordania.

Como señalé al principio, las organizaciones judías sionistas derechistas dominantes no han tenido nada crítico que decir sobre la declaración de Netanyahu. «Es escandaloso que grupos judíos estadounidenses oficialistas que afirman representar a la comunidad -@AIPAC, @AJCGlobal , y @Confof_Pres– se pasaran ayer alabando a John Bolton, islamofóbico y halcón de guerra, pero no tenían nada que decir sobre la promesa de Netanyahu de anexar el 30 % de Cisjordania si es elegido», dice IfNotNow.

La Conferencia de Presidentes elogió a Bolton como partidario de Israel. Lo mismo hizo el Comité Judío Americano:

John Bolton es un defensor incondicional de los intereses globales de los Estados Unidos, firme aliado de [bandera israelí] y del pueblo judío y feroz adversario de los regímenes antidemocráticos, proliferadores de armas y patrocinadores de terrorismo, especialmente en Teherán. Le agradecemos y le deseamos lo mejor.

Philip Weiss es fundador y coeditor de Mondoweiss.net.

Fuente: https://mondoweiss.net/2019/09/netanyahu-separation-palestinians/

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner