Macri, Netanyahu y el liderazgo judío usan familiares de víctimas de la AMIA

23 de julio de 2019

Por Daniel Kupervaser

En el reciente acto conmemorativo del sangriento ataque al edificio AMIA de 1994, Sofia Guterman, uno de los familiares de las 85 víctimas mortales de aquella explosión, logró exponer clara y concisamente el consenso que hoy predomina en la gran mayoría de la sociedad argentina y en el mundo judío: “25 años de dolor, rabia, impotencia. Una lucha por memoria y justicia. Otro aniversario sin resultados. La impunidad celebra sus bodas de plata” (Iton Gadol, 18-7-19).

En el mismo tono se escucharon discursos y proclamaciones de prácticamente todos los sectores de la sociedad argentina y de instituciones judías locales y del mundo. El común denominador en este caso fue acentuar lo inadmisible de la situación, aunque su gran mayoría evitó elegantemente acusar a persona o institución específica, salvo las conocidas sospechas sobre los iraníes.  

No se necesita ser un gran experto para señalar con el dedo índice al gobierno argentino y quienes lo presidieron durante los últimos 25 años como los principales responsables. Sobre sus hombros y conciencia pesan los sucesivos fracasos de jueces y fuerzas de seguridad, únicos y directos encargados de la investigación y proceso judicial. El gobierno actual no fue la excepción. En mas de una oportunidad demostró su preferencia por actitudes que mas bien lo señalan como entorpecedor del proceso de esclarecimiento que promotor (Véase la acusación del ex titular de la Unidad Especial de Investigación del atentado a la AMIA en “Mario Cimadevilla acusó a Macri y Garavano de “encubrir amigos”, Perfil, 29-1-19). 

En la misma oportunidad la señora Guterman prometió “seguiremos luchando para que la impunidad no nos gane, para que no sea infinita”. Aquí se terminó el consenso. Si se presta atención a ciertas conductas y declaraciones alrededor de este acto conmemorativo, probablemente se pueda llegar a la conclusión que los esfuerzos de Guterman están destinados a un fracaso casi seguro.

LOS ESFUERZOS FALLIDOS DE SOFIA GUTERMAN

Como todo político que se preocupa más por la imagen que por los hechos, también el presidente Macri se agregó a la lista de aquellos que solo se acuerdan de las victimas del atentado de AMIA a principios de mes de julio de cada año. Puede ser indiferente, pero no mostrarse como tal. En esta oportunidad, se preocupó para que el gobierno nacional promulgue tres decretos que, como mencionan los medios, “responden a reclamos de la comunidad judía” (Duelo, Indemnizaciones y Hesbollah, los tres decretos que firmó Macri por AMIA”, Telam, 17-7-19).

Por el decreto 486/2019 se estableció un nuevo plazo para gozar del beneficio de la indemnización para familiares de víctimas del atentado AMIA que hasta este tiempo no se han acogido por haber expirado el plazo de caducidad establecido por la ley original de 2015.

El decreto 487/2019 establece que el día recordatorio del atentado AMIA se declara duelo nacional y la bandera nacional permanecerá izada a media asta en los edificios y lugares públicos.

Por el decreto 489/2019 se creó un registro público de personas vinculadas a actos de terrorismo y su financiamiento para reforzar el sistema de prevención, que incluye a la organización libanesa Hesbollah.

Como se puede apreciar, el primer decreto trata solo de una corrección técnica de un contenido significativo en una ley que fue promulgada por el gobierno anterior en el año 2015. El segundo decreto se lo puede catalogar solamente como un acto de carácter simbólico. El tercer decreto nace con un retraso de 27 años de manera que hoy es totalmente superfluo respecto de los atentados de 1992 y 1994. Su promulgación es el resultado de las presiones de Israel y la dirección comunitaria judía local con el objetivo de apoyar la posición de Israel en organismos internacionales en su conflicto de hoy con los palestinos e Irán.

La comunidad judía local y regional se apresuró a respaldar los decretos de Macri. “El Congreso Judío Latinoamericano (CJL) brindó un fuerte espaldarazo al presidente Mauricio Macri al sostener que las acciones adoptadas en torno a la causa AMIA alinean a la Argentina con aquellos países que “aman la libertad, que aman la justicia y que proclaman la democracia” informaron los medios (Iton Gadol, 19-7-19). Por supuesto, también “Netanyahu felicitó la valiente decisión del presidente Macri” (AJN, 19-7-19).

FUERTE ESPALDARAZO DEL LIDERAZGO JUDIO A MACRI

Mirando objetivamente la realidad argentina, no se puede evitar de señalar que la celebración de Israel y la dirección comunitaria judía por la creación de un registro oficial de personas vinculadas al terrorismo en el país, se asemeja mucho a los festejos brindados a un analfabeto de 27 años por el comienzo de sus estudios de lectura y escritura. Las resonantes burradas cometidas al respecto durante el último año (detención de los hermanos Salomón como presuntos integrantes de Hesbollah y su liberación sin culpa y cargo, la detención errónea de dos artistas chilenos como presuntos terroristas y la detención y expulsión de pareja iraní con pasaporte israelí falso) demuestran que la justicia argentina y sus fuerzas de seguridad requieren una urgente reestructuración desde las bases más que adaptarse a las presiones de Jerusalén. Difícilmente el accionar de las fuerzas de seguridad y la justicia argentina en el esclarecimiento del caso AMIA sea motivo para que, en un cierto futuro, familiares de las victimas encuentren su consuelo.

La constitución del gobierno de Macri dio lugar a la conjunción de esfuerzos con DAIA y AMIA para promover una salida del aprieto por medio de un juicio en ausencia de los acusados. Esta opción trae a la memoria una de las expresiones populares más conocidas en Israel en lo relacionado a responsabilidad personal a cualquier nivel. Se trata de “Kastaj” cuyo significado (no literario) es “cubrirse la espalda”. Para el caso se trata de la conducta de un dirigente que crea las condiciones apropiadas para que en el presente o en el futuro no se lo culpe de ser parte de la falta de justicia o de crear impunidad, pese a que no aportaron nada al esclarecimiento, y en muchos casos, hasta entorpecieron los procesos.

Mas aun, resulta sumamente llamativo que DAIA y AMIA propongan el juicio en ausencia como el camino judicial preferido cuando para la diplomacia de Israel se trata de un modelo jurídico de “farsa” y “juicio mediático”, como lo afirmaron en el caso del intento turco de enjuiciar en ausencia oficiales israelíes, responsables de la muerte de 11 ciudadanos turcos en 2010 durante el asalto israelí al buque Mármara que se dirigía a Gaza (Mármara. Israel califica de “farsa” y “juicio mediático” proceso en ausencia a cuatro jefes militares”, AJN, 6-11-2012). Por supuesto, al igual que Irán en Argentina, también Israel se negó a que sus oficiales se presenten ante juzgados turcos, pese a tratarse de evidencias comprobadas y no de sospechas como en el caso AMIA.

Este caso aporta una contradicción mucho más significativa para los acontecimientos de los últimos 6 años en Argentina. Entre los argumentos que Israel se basó en contra de la iniciativa turca, Ygal Palmor, el vocero de la cancillería israelí declaró: “El gobierno de Turquía, si realmente hubiese querido hacer algo sobre este tema, se habría relacionado con Israel”. O sea, Israel le propuso a Turquía un comportamiento exactamente igual al que, con posterioridad, adoptó el gobierno argentino de entonces: relacionarse con Irán para resolver el caso AMIA. Pero DAIA, como representante político de la comunidad judía en Argentina, de la misma manera que no presta atención al racismo de Israel, tampoco prestó atención a esta posición y culpó a la cúpula del gobierno anterior de traición a la patria argentina. Hoy el candidato a vicepresidente de Macri le trasmite un claro mensaje a DAIA: deslíguense de esa demanda.

Familiares de las víctimas del atentado a AMIA tienen que tener claro que muy poco se puede esperar del gobierno argentino, como del israelí y de la dirección comunitaria local. Probablemente, como ocurrió en esta oportunidad, en el futuro los continuarán usando y aprovechando en su beneficio con muchas promesas y actos con mucho simbolismo, pero muy poco prácticos para el objetivo buscado. 

Ojalá me equivoque.

Daniel Kupervaser

Herzlya – Israel 23-7-2019

http://daniel.kupervaser.com/

kupervaser.daniel@gmail.com

@KupervaserD

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner