Otra duda en la industria del holocausto

12 de junio de 2019

Por Jonas E. Alexis y  Veterans Today

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

Foto: el Monumento a los Judíos Asesinados en Europa, Berlín, Alemania

La industria del Holocausto nunca dejará de atraer a las personas que quieren hacerse un nombre. Ya es obvio que hay personas que quieren resucitar un cadáver podrido que produce un hedor en la nariz de prácticamente todas las personas con un mínimo sentido común. Esas personas quieren dinero [1] y dado que el amor al dinero es la raíz de todo mal, harán prácticamente cualquier cosa para obtener el poderoso dólar.

Además, la industria del Holocausto quiere mantener a las masas bajo su control. Esta es una de las razones por las que Norman Finkelstein lo llama una industria. La gente de la industria no quiere que las masas empiecen a pensar, empiecen a investigar un poco que los lleven a hacer preguntas fundamentales. Quieren controlar a las masas como zombis. Y si tienen que mentir para mantener un engaño colosal y una fabricación completa, que así sea. Mira esto.

Durante años, Joseph Hirt dijo que estuvo en Auschwitz y vio cosas horribles, cosas detestables y cosas inimaginables. Vio al doctor nazi Josef Mengele, comúnmente conocido como el ángel de la muerte. Dio numerosos discursos en varios rincones de Estados Unidos. Supuestamente vio cómo Adolf Hitler le dio la espalda a Jesse Owens en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. Hirt era un individuo carismático, mucha gente le creía y simpatizaba con él.

Pero todo fue un engaño colosal. Hirt no era un sobreviviente del Holocausto, su historia completa fue inventada y era obvio para muchos observadores que las cosas no podían encajar. Un profesor de historia de Nueva York llamado Andrew Reid vio que la historia de Hirt no podía ser cierta porque era palpablemente incoherente. El señor de 86 años finalmente confesó. Se lamentó:

“Escribo hoy para disculparme públicamente por los daños causados ​​a alguien por mi involucramiento en las descripciones de la vida en Auschwitz. Yo no estuve prisionero allí. No tuve la intención de aminorar o eclipsar los eventos que realmente sucedieron allí al afirmar falsamente haber estado personalmente involucrado.

«Estaba equivocado. Pido perdón. En ese momento decidí hacer todo lo posible para evitar la pérdida de la verdad sobre la vida (y la muerte) en tiempos de guerra en Auschwitz» [2].

Debido a que estaba espiritualmente ciego, Hirt no podía ver que la verdad no necesita un guardaespaldas de mentiras. Si una afirmación o idea es verdadera, prosperará y sobrevivirá e incluso triunfará, aunque puede llevar semanas, meses, años, décadas e incluso siglos. La verdad no necesita y nunca necesitará de una persona para florecer. Estaba allí antes de que naciéramos y seguirá existiendo después de que todos nos hayamos ido.

Pero el establishment del Holocausto y sus secuaces aún tienen que aprender esa lección fundamental y los «sobrevivientes del Holocausto» todavía están inventando cosas. Escucha esto:

“La historiadora alemana Marie Sophie Hingst, famosa por su blog sobre miembros de la familia que perecieron en el Holocausto, se ha visto atrapada en una mentira. La revelación también puso a los medios de comunicación que publicaron sus otras «historias personales», en un vínculo.

“Hingst, que vive en Dublín, se destacó por sus historias sobre sus supuestos ancestros judíos, quienes murieron trágicamente en los tiempos del Holocausto. Se publicaron en su blog ‘Lea sobre mis queridos, siga leyendo’ (que ahora no existe), que comenzó en 2013 en Dublín. El blog incluía relatos de su abuelo en particular, quien dijo que fue asesinado en el campo de exterminio nazi de Auschwitz.

«Sus proezas no pasaron desapercibidas, ya que en algún momento su blog alcanzó la friolera de 240.000 lectores, mientras fue nombrada ‘bloguera del año’ y premiada por la asociación Golden Bloggers, el grupo detrás de uno de los principales premios influyentes en las redes sociales alemanas.

“También se invitó a Hingst a que moderara las mesas redondas para la asociación de patrocinadores del Memorial del Holocausto de Berlín y habló con frecuencia en nombre de los familiares de las víctimas del Holocausto.

Sin embargo, de nuevo, todo era una completa mentira. Un grupo de archiveros en Alemania descubrió que Hingst inventó su historia. De hecho, “¡ninguno de sus familiares fue víctima del Holocausto”! [3] Se pone aún mejor:

«Esta situación parece aún más extraña a la luz del hecho de que Hingst, quien ahora está en cuarentena por sus historias falsas, no solo logró persuadir a su considerable público sobre la existencia de hasta 22 familiares judíos ficticios, sino que incluso los engañó». El memorial del Holocausto con sede en Jerusalén de Israel, Yad Vashem, logró que pusieran a sus «familiares» en sus listas de recuerdos oficiales enviándoles «Páginas de testimonio» falsas [4].

Cuando se enfrentó a estos problemas, Hingst declaró que sus historias estaban escritas con un «grado considerable de libertad artística.¡Esto es literatura, no periodismo o historiografía”! [5] ¿Qué tan estúpidos podemos ser? Lo que estamos viendo aquí una y otra vez es que el historiador judío Tim Cole de la Universidad de Bristol estaba en lo cierto cuando afirmó:

«A finales del siglo XX, el Holocausto se está comprando y vendiendo … En resumen, el negocio de la Shoah [palabra hebrea para el holocausto] es un gran negocio» [6].

Notas:

[1] Ver, por ejemplo, «FBI cobra 17 de ‘$ 42 millones robados’ de fondos de sobrevivientes del Holocausto» , Telegraph, 10 de noviembre de 2010; Mosi Secret, «Estados Unidos dice que el Fondo del Holocausto fue defraudado», NY Times, 9 de noviembre de 2010; Paul Berger, “Cómo se desarrolló el fraude del Holocausto por $57 millones en la Conferencia de Reclamaciones”, Jewish Daily Forward, 9 de mayo de 2013.

[2] Alan Yuhas, «El hombre que afirmó haber escapado de Auschwitz admite que mintió durante años», Guardian, 24 de junio de 2016.

[3] «La bloguera alemana del año inventó su historia familiar judía, engañó a los medios de comunicación durante años», Russia Today, 2 de junio de 2019.

[4] Ibid.

[5] Ibid.

[6] Tim Cole, Vendiendo el Holocausto: De Auschwitz a Schindler: Cómo se compra, se empaqueta y se vende la historia (Nueva York, Routledge, 1999), 1.

Fuente: https://www.veteranstoday.com/2019/06/06/another-holocaust-fabrication-on-the-block/

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner