Israel demolerá un parque infantil en un pueblo beduino

Foto: Niños de la escuela beduina palestina asisten a ejercicios matutinos en una escuela de la aldea de Khan al-Ahmar en la Cisjordania ocupada por Israel, el 16 de septiembre de 2018 [Wisam Hashlamoun / Apaimages].

22 de mayo de 2019

Israel emitió el domingo una orden de demolición para un parque infantil en un pueblo beduino no reconocido en el sur de Israel, a pesar de que el estado no tiene planes de evacuar a la comunidad. Odeh Zanoun, jefe del comité de residentes en Rahkhma, dice que la infraestructura del patio de recreo se instaló hace dos años por uno de los residentes cerca de su casa.

“Cualquiera que quiera venir puede hacerlo, nos estaba haciendo un favor”, dijo. “Desde la tarde hasta la noche, los niños no tienen nada que hacer, se sientan en casa. Así que les hicieron algunos postes y columpios, e incluso eso quieren demolerlo”.

La Administración de Tierras dijo: “La infraestructura del patio de recreo se construyó en terrenos estatales sin un permiso y sin coordinación, y peor aún, sin ninguna certificación de seguridad, junto con la construcción ilegal adicional. Este es un peligro que constituye una invasión y un peligro para la seguridad pública”.

Rakhma alberga a unas 850 personas, que están distribuidas en 16 parcelas de tierra cerca de la ciudad israelí de Yeruham, a unos 35 km al sur de Be’er Sheva, en el desierto del Néguev, informa Haaretz.

En 2009, las autoridades demolieron un edificio de preescolar en el pueblo, pero luego construyeron otro siguiendo una petición judicial. No tiene instituciones educativas que no sean escuelas preescolares y no hay un patio de recreo ni un centro comunitario, y los niños de la aldea deben viajar largas distancias hasta la escuela.

Los datos recopilados por el Ministerio de Educación muestran una clara brecha en el acceso a la educación entre los beduinos y el público general israelí.

Hace unos años, las autoridades israelíes detuvieron los procesos para reconocer oficialmente la aldea, y su futuro sigue sin estar claro. La política israelí sobre las comunidades beduinas no reconocidas en los últimos años ha consistido en demoler nuevas construcciones, pero dejar las estructuras existentes en su lugar.

Como resultado, la mayoría de las estructuras en la aldea, todas consideradas ilegalmente construidas según la ley israelí, no están en riesgo de demolición, pero no se pueden construir nuevas viviendas.

Un plan concebido en 2014 para erigir una nueva ciudad para los residentes beduinos de la zona ganó el apoyo del Consejo Local de Yeruham y recibió un amplio apoyo de los ministerios y funcionarios del gobierno.

Sin embargo, se detuvo poco después de que el legislador de derecha Uri Ariel fuera nombrado ministro de gobierno a cargo de los beduinos de Israel, y su socio cercano, Yair Maayan, fuera director general de la Autoridad para el Desarrollo y Asentamiento de los Beduinos en el Néguev.

Maayan ha estado presionando para trasladar a los beduinos de Rakhma y otras comunidades no reconocidas en el área a ciudades existentes, en lugar de establecer una nueva.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner