La nueva ‘Carretera del Apartheid’ de Israel es más que una simple segregación

La ruta 4370, conocida como la ‘Carreta del Apartheid’, justo al este de Jerusalén, Cisjordania. (Oren Ziv / Activestills.org)

16 de enero de 2018

Por Edo Konrad,

Israel afirma que la nueva carretera, que separa a israelíes y palestinos por un muro de ocho metros, alivia el tráfico de los colonos y ayuda a los palestinos a viajar por Cisjordania. Los críticos explican que ayudará a crear enclaves sólo para israelíes libres de cualquier presencia palestina.

Israel dio a conocer una nueva carretera segregada en la Cisjordania ocupada la semana pasada, con un gigantesco muro de hormigón de ocho metros que separa a los conductores palestinos e israelíes a ambos lados. Etiquetado el camino del apartheid por los críticos, el razonamiento oficial de la Ruta 4370 es aliviar el tráfico de colonos israelíes que se desplazan a Jerusalén, así como crear una nueva forma para que los palestinos viajen entre el norte y el sur de Cisjordania.

Sin embargo, a pesar del razonamiento declarado, los defensores de la lucha contra la ocupación y los derechos humanos sostienen que la carretera segregada es otra forma de crear en Palestina, áreas exclusivamente israelíes, libres de cualquier presencia palestina, y es una señal de que Israel, y los israelíes, ya no ven la segregación como algo de lo que avergonzarse.

«Mientras que en el pasado hubo un gran esfuerzo por ocultar la segregación del público israelí, hoy se percibe como legítimo», indicó Efrat Cohen-Bar, un planificador y arquitecto de la ONG israelí Bimkom. «En un país donde se propone una nueva ley discriminatoria cada mañana, una pequeña carretera segregada ya no entusiasma a nadie».

El ministro de Seguridad Pública de Israel, Gilad Erdan, calificó la carretera como «un ejemplo de la capacidad de crear coexistencia entre israelíes y palestinos mientras se protege contra los desafíos de seguridad existentes».

Para Cohen-Bar, la carretera no puede ser eliminada de todo el sistema de carreteras segregadas en Cisjordania, que a menudo obliga a los palestinos a usar los pasos subterráneos para no perturbar el tráfico de los colonos sobre ellos. «La autopista 4370 debe verse en un contexto más amplio como una continuación de la política de separación [de Israel] y la creación de enclaves sólo para israelíes».

A los ojos de Daniel Seidemann, un abogado y activista que dirige la ONG israelí Terrestrial Jerusalem, y que ha pasado los últimos 20 años observando el cambiante panorama de la ciudad, la Ruta 4370 también tiene una dimensión geopolítica. Señala que la carretera es parte de la estrategia a largo plazo de Israel de «crear contigüidad territorial entre Jerusalén y los asentamientos que la rodean», en particular el área altamente cuestionada E1, el área de 12 kilómetros cuadrados ubicada entre Jerusalén y el asentamiento de Ma’ale Adumim en Cisjordania.

Mujeres palestinas caminan por el lado palestino de la Ruta 4370, conocida como la «Carretera del Apartheid», justo al este de Jerusalén, Cisjordania. (Oren Ziv / Activestills.org)

Durante décadas, Israel ha esperado construir el área con asentamientos, conectando el asentamiento con Jerusalén y efectivamente bifurcando Cisjordania.

Además, explica Seidemann, que el camino es solo el primer paso en el plan de Israel para evitar por completo que los palestinos utilicen la Ruta 1, partes del cual sirven tanto a israelíes como a palestinos en Cisjordania. Él cree que todo esto está destinado a socavar las posibilidades de establecer un estado palestino y promover la anexión incremental de grandes franjas de Cisjordania.

«Netanyahu está comprometido en un impulso estratégico para determinar unilateralmente una frontera de facto entre Israel y la llamada Palestina», dice Seidemann. “Se está abriendo el camino ahora porque las políticas del primer ministro finalmente se están uniendo. El final del juego es la anexión del Área C de Cisjordania con una mínima presencia palestina. Esto es lo que estamos viendo en E1″.

La ruta 4370 no es la primera carretera segregada en los territorios palestinos ocupados para uso exclusivo de los israelíes. Durante la Segunda Intifada, Israel cerró la Ruta 443, una segunda carretera que une Jerusalén con el área de Tel Aviv, al tráfico palestino luego de varios casos de disparos hacia vehículos israelíes. En junio de 2007, los residentes de las seis aldeas cerca de la Ruta 443 solicitaron al Tribunal Superior de Justicia de Israel que reabriera el camino a los palestinos. Dos años y medio después, el tribunal dictaminó que a los palestinos se les debe permitir usar la carretera de Cisjordania.

«El Tribunal Superior dictaminó que Israel tuvo que dejar de segregar la Ruta 443, al menos en el papel», continúa Seidemann. “Este caso es diferente. No es una política ad hoc, sino bastante bien pensada con mucha antelación. Se trata de construir infraestructuras paralelas y separadas para israelíes y palestinos; este tipo de cosas nunca se ha hecho antes».

«La ruta 4370 tiene la intención de crear un efecto dominó», indica Ahmad SubLaban, un investigador de campo para el grupo de derechos humanos con sede en Jerusalén, Ir Amim. La carretera es parte de un rompecabezas que se unirá para eventualmente conectar a Jerusalén con Ma’ale Adumim, Gush Etzion, los asentamientos del área de Ramallah y el asentamiento de Givat Ze’ev. En este momento, es un rompecabezas incompleto».

Por ahora, a los ciudadanos israelíes que usan la carretera les será más fácil viajar desde los asentamientos en el área de Ramallah a los vecindarios judíos de Jerusalén, especialmente durante la hora punta. Quienes conduzcan en el lado palestino no podrán ingresar a Jerusalén.

Ver: Israel inaugura una carretera de ‘Apartheid’ en Jerusalén, que separa a los palestinos con los colonos judíos

Fuente Original: Israel’s new ‘apartheid road’ is about more than just segregation

Fuente: Edo Konrad, +972 Magazine / Traducción: Palestinalibre.org

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner