El reclutamiento de ultraortodoxos cercena la coalición de Netanyahu

Foto: imagen de archivo

26 de diciembre de 2018

Israel anuncia elecciones generales anticipadas para el próximo abril ante la imposibilidad de aprobar esta ley

La coalición de Gobierno que sostiene al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, con una mayoría parlamentaria de 61 escaños sobre 120, anunció el lunes la convocatoria de elecciones anticipadas para el 9 de abril, ante la imposibilidad de aprobar una ley sobre el reclutamiento de los judíos ultraortodoxos para el servicio militar.

«Dada nuestra responsabilidad nacional y presupuestaria, los líderes de los partidos de la coalición han decidido, unánimemente, disolver la Kneset [Parlamento] y celebrar elecciones a principios de abril, transcurridos cuatro años de la legislatura. La coalición en la Kneset y en el Gobierno seguirá en funciones hasta la celebración de los comicios», anunciaron en un comunicado los jefe de los cinco partidos que la integran: Likud, Hogar Judío, Kulanu, Shas y Judaísmo Unido de la Torá.

La decisión sigue a una crisis política por los desacuerdos sobre un proyecto de ley para aumentar el reclutamiento en el servicio militar obligatorio entre los judíos ultraortodoxos, como demandaban varios partidos (especialmente sionistas y laicos) y exige una ley anterior. El primer ministro no ha logrado hasta ahora que el parlamento vote esta ley, a la que se oponen dos partidos religiosos de la mayoría gubernamental.

La coalición ya quedó seriamente tocada en noviembre tras la salida del partido Israel Nuestro Hogar, del exministro Avigdor Lieberman, por la negativa de Netanyahu a invadir Gaza.

Las legislativas estaban previstas para noviembre de 2019. La decisión de disolver el Parlamento se ha tomado cuando la coalición en el poder solo dispone de un escaño de mayoría en el Parlamento (de 120 legisladores en total), tras la dimisión de Lieberman. Cuando estalló la crisis de seguridad con Gaza que provocó esa dimisión, Lieberman acusó a Netanyahu de debilidad al rehusar lanzar una operación de gran envergadura contra los islamistas de Hamás, tras meses de enfrentamientos.

«La coalición actual constituye el corazón de la próxima. Vamos a pedir un mandato claro a los electores para continuar dirigiendo el país», afirmó Netanyahu. En el poder desde hace diez años, es favorito según las encuestas, pero tiene varios desafíos por delante y corre el riesgo de ser imputado por «corrupción» en tres casos. Aunque sea imputado, no tiene obligación legal de dimitir por el momento. Solamente tendría que hacerlo si fuera condenado, y todas sus apelaciones hubieran fracasado.

Fuente: La Opinión A Coruña

 

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner