Continúa la Gran Marcha por el Retorno y contra el Bloqueo a Gaza

08 de noviembre de 2018

Estamos avanzando miles de miles sobre el 7º mes de la Gran Marcha por el Retorno y Contra el Bloqueo a Gaza.

“El viento en las montañas trenza el humo, / y por sendas de noche y de tormenta / llueven rocas y piedras: /en la ceniza, negras; / en la humareda, negras. / ¡Que lluevan como quieran esas rocas! / ¡Que lluevan como quieran esas piedras! / El río sigue corriendo hacia su desembocadura, / y pasado el recodo de las sendas, en la amplia distancia, / espera la mañana. / Espera la mañana por nosotros.”

Poema titulado “Cancioncillas para los comandos. 1 Parte”. Autora, la gran poetisa palestina Fadwa Tuqan.

Estamos avanzando miles de miles sobre el 7º mes de la Gran Marcha por el Retorno y Contra el Bloqueo a Gaza. Miles de miles de prisioneros y prisioneras pateamos el suelo de la cárcel más grande del mundo, Gaza, desde donde, en el aniversario de Acuerdo de Balfour, seguimos disparando gritos a quien puede oír y debe oír, seguimos poniendo nuestra vida cada día más cerca de la luz de la mañana. Los viernes nos juntamos en la frontera que los sionazis nos han cerrado.

¿Sabes lo que fue el Acuerdo de Balfour?, fue la venta de Palestina a Judas por treinta monedas. 70 años de exilio del Pueblo Palestino no han sido suficientes a Inglaterra y el sionazismo, no han podido apoderarse de todo el territorio y quitar la vida a la población que se resiste a marcharse. Los mercenarios que usan la religión judía como excusa no pueden arrancar la raíces del pueblo valiente. Sólo en Gaza 2 millones de Palestinos, en los países del entorno, Jordania, Líbano, Siria, Iraq, 5 millones refugiados y otros 2 millones repartidos por los demás continentes. El Pueblo de Gaza representa en éstos momentos la Marcha de todo el Pueblo Palestino a su tierra.

El gobierno inglés y el régimen del ente sionazi están unidos por aquél Acuerdo contra todo el Derecho de los Pueblos, y la fecha no puede ser más significativa, aquel 2 de Noviembre, y éste 2 de Noviembre, cuando la Gran Marcha por el Retorno y Contra el Bloqueo a Gaza alcanza su 7º mes. Los esbirros de los banqueros sionistas tienen la orden de disparar sobre la multitud, y en éstos meses han asesinado a 205 palestinos, además de causar 22.000 heridos.

¿Qué diría cualquier gobierno si un ejército hiciese en una de sus ciudades lo que el ejército invasor de Palestina hace en Gaza?

¿Qué piensan del Acuerdo de Balfour y qué hacen los gobiernos que tienen poder para frenar a los sionazis?: hablan, hablan, hablan, pero hablan del cambio climático, de Rusia, de la crisis económica, de Trump como si fuese un gobernante demócrata, ¿usted lo creé?, amenaza a la Corte Penal Internacional, aprueba injerencias militares, financia mercenarios, rompe Tratados con los demás países, envía tropas a los más apartados lugares del mundo, decreta sanciones contra todo el que no se doblega a sus intereses, … y se burla del Derecho Internacional declarando a Jerusalén capital del sionismo; si se dice de Bolsonaro que es un fascista y Bolsonaro se suma a la política de Trump; ¿qué es Trump? El ejército de propaganda del imperio, la tropa periodística trabaja en extensión y profundidad con términos que normalizan un grado medio de terror, un caldo que se traga con un escozor soportable, una película que de repetirse tanto cansa porque al pasar no dice nada más que lo de siempre, que lo envuelven en barro hasta hacer irreconocible las causas, y, en última instancia, toman postura contra quien se defiende de la agresividad de invasores como el ejército colonizador de los banqueros sionistas.

Mientras, desde Gaza, el Pueblo llama caminando hasta la frontera, y esos medios de comunicación silencian o equiparan su grito de denuncia con una mano terrorista. Y el pueblo de Gaza no puede escapar, no puede salir, no puede recibir ayuda, ni medicamentos, ni alimentos, ni agua, ni energía eléctrica, y le bombardean las escuelas, los barcos de los pescadores, la depuradora, los almacenes de medicinas, la central eléctrica, las viviendas, soporta la persecución histórica del Acuerdo de Balfour, a la vez que resiste al invasor, al que el ejército periodístico nunca llama invasor, si no que le presenta como un pueblo perseguido que reclama su derecho a vivir: no dicen que no es un pueblo, que son remanentes traídos con dinero para instalarse en un país que no es el suyo, y se hacen esbirros de los banqueros, se ponen bajo sus ordenes a disparar sobre la multitud Palestina. Ya no es noticia, no exponen una crítica, una denuncia, una protesta, un movimiento enérgico de agitación llamando al boicot, a la defensa de Palestina, de Gaza, ya no es noticia ningún día, un viernes tras otro de crímenes de refugiados que piden que se les deje disponer de su derecho de volver a su tierra.

Pero Gaza no anda hacia las puertas del imperio, Gaza camina en la frontera establecida por el ente neocolonial. No olvidamos el Acuerdo de Balfour, la venta de Palestina por treinta monedas. Con una media de 32 asesinados y 3.200 heridos de mes en mes, ¿quién acude en su ayuda?. Sería completamente legal, la acción recibiría todo el apoyo de las instituciones internacionales por atenerse a la Convención de los Acuerdos de Ginebra.

Madrid pasó 3 años bloqueada por los fascistas, 3 años en los que apenas hubo alimentos ni medicinas, 3 años en los que la vida resistía hasta que los quintacolumnistas, el psoe y un sector anarquista dieron el golpe interno que causó el desastre, y así pudieron entregarla ciudad y la lista de los resistentes, y formar parte del fascismo triunfador. ¿Quién, qué país acudió en defensa del Madrid republicano?. Gaza lleva 11 años bloqueada, bajo un asedio que no deja respirar en ningún momento, ha sufrido tres grandes guerras, tres grandes ataques de los sionazis, causando miles de muertos y muchos más miles de heridos, “A mi oído devuelven el drama de mi pueblo, resistente, vencido, su éxodo dramático. Parece que un combate se librará”.

Contra el pueblo sirio se han unido al DAES y su protector Israel, EEUU, Francia e Inglaterra, y éstos mismos junto con España se han unido a Arabia Saudi contra Yemen. Los mismos, todos ellos, que están detrás de los sionazis. Acuden a la llamada de Israel para dar la vuelta a la verdad histórica y a la verdad de los acontecimientos. ¿Quién acude en auxilio de Gaza?: la Autoridad Nacional Palestina, que después de 23 años de mantener el Acuerdo de Oslo ahora declara que se retirará… despacio… de… tal… Acuerdo. ¿Se empezará a retirar un viernes? La Gran Marcha por el Retorno y Contra el Bloqueo a Gaza cada viernes va en miles de miles a lo que es ya un cementerio, la frontera, y allí el Pueblo Palestino se planta y crece ante el opresor, desde allí ve su tierra usurpada, el país del que fue expulsado por los neocolonialistas.

Los sionistas no encuentran alternativa al Derecho de los Refugiados Palestinos, cada viernes asesinan, y la Gran Marcha, como un río corre hacia su desembocadura, continúa sin parar a donde espera la mañana, el definitivo Retorno.

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: “Gaza 51 días”, “Palestina. Crónicas de vida y Resistencia”, “Dietario de Crisis”, “Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero”, y “Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios”. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos.

Fuente: Ramón Pedregal Casanova, Rebelión

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner