Testimonio de una refugiada palestina: Cuando tu casa no es tuya

10 de octubre de 2018

Claudette Habbash lleva casi 70 años sin poder volver a su casa en Jerusalén Occidental. Israel ocupó su hogar después de la guerra de 1948. Claudette Habbash mira su casa con una mezcla de tristeza e indignación. Todo está igual, el patio, las baldosas, el viejo buzón de la entrada, incluso los árboles que plantó su padre.

Claudette es palestina, nació y creció en Jerusalén occidental hasta que comenzó la primera guerra árabe israelí (1948) y se trasladó con su familia a su casa de verano a unos pocos kilómetros de allí. Nunca imaginó que jamás regresaría. Aquella guerra partió en dos la ciudad, la parte oriental o árabe y la occidental o judía. La casa de Claudette estaba en la parte occidental. Después de la guerra de los Seis Días (1967), Israel ocupó toda la ciudad.

Jerusalén, epicentro del conflicto palestino-israelí

Jerusalén, epicentro del conflicto palestino-israelí

Ella volvió a ver su barrio pero su hogar había sido confiscado. Bajo la Ley de los Ausentes (1950), Israel se adueñó de casas palestinas. Claudette no entiende por qué no le devuelven la casa, porque ella no está ausente, sigue ahí.

Su antiguo barrio es ahora uno de los más caros de la ciudad. Su casa está valorada en varios millones, pero ella no ha recibido nada.

Cuando le preguntamos si cree que podrá regresar algún día a su casa, nos dice con los ojos húmedos y la voz firme: “Tengo derecho a soñar, puede que yo no, a lo mejor mis hijos, quizás mis nietos. Tengo el derecho de pedir justicia. Amo esta casa”.

Jerusalén, epicentro del conflicto palestino-israelí

Jerusalén es una de la ciudades más complejas del planeta, en la que todo -o casi todo- termina por politizarse. El reciente traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén ha reabierto el debate sobre su estatus internacional y ha colocado, de nuevo, a la ciudad en el epicentro de cualquier negociación de paz entre palestinos e israelíes.

Las consecuencias de la ocupación están muy presentes en el día a día de la ciudad. En el de Claudette y el resto de protagonistas de ‘La Línea Roja de Jerusalén’, el programa En Portada de TVE, que ha sido testigo de esos problemas de convivencia a bordo del tren ligero que recorre parte de la ciudad es un testigo mudo de esos problemas de convivencia. Inaugurado en 2011, con un trayecto de casi 14 kilómetros y con 23 paradas, sigue generando polémica, ya que se adentra por la Jerusalén ocupada y conecta los asentamientos ilegales construidos en esa zona. También atraviesa la denominada Línea Verde, que parte la ciudad en dos.

Ver vídeo

Fuente: Esther Vázquez, Agencia EFE

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner