La vida hogareña de una familia palestina a través de unas gafas de realidad virtual

21 de septiembre de 2018

Desde hace unos meses, los israelíes tienen la oportunidad de visitar el hogar y de observar la vida cotidiana de las familias palestinas: a través de unas gafas de realidad virtual.

Esta exhibición de carácter único está alojada en el ala juvenil del Museo de Israel, y forma parte de una exposición que explora los encuentros humanos, dirigida y promovida por el artista Daniel Landau.

La sala en cuestión, bautizada como “Visitantes”, está divida por la mitad: una parte está decorada como si fuera un salón israelí, y la otra como si de un salón palestino se tratara. Con unas gafas de realidad virtual, los visitantes pueden ser testigos de la vida familiar de los palestinos, observando la casa desde una perspectiva de 360 grados y escuchando las historias de los habitantes.

“Superficialmente, la exhibición no resulta amenazadora, es casi ingenua. Pero creo que el subtexto es muy trágico y desilusionador,” observó Landau.

Más de 200.000 personas han visitado ya la exposición durante los últimos tres meses, y, de acuerdo con Landau, gran parte de las valoraciones que ha proporcionado el público israelí son extremadamente ingenuas. “Su respuesta inicial es decir: Nunca había estado en una casa árabe. Nunca he conocido a árabes. Me ha sorprendido ver que se parezcan tanto a una familia,” señala el artista.

Si hay algo que la exhibición ha puesto de manifiesto, es que la división física entre la sociedad israelí y la palestina –incluso con los palestinos que viven en Israel- es más profunda que nunca. Después de dos intifadas, incontables ofensivas israelíes, las diferencias parecen ser irreconciliables, e incluso hay quienes defienden una separación completa.

Uno de los palestinos que permitieron que su hogar fuera filmado para el proyecto, admitió que la exhibición sería “una buena forma de pedirles a otros que crean en la paz”. Interrogado por la sensación de saber que miles de israelíes habían visto ahora el interior de su hogar, Raji Sebteen, de 55 años, aseguró que se trata de “una buena sensación”. “Hay que entender que la gente tiene miedo. Están asustados por la situación, y por la desconfianza que ha sido sembrada en su interior. No es fácil,” sentenció Sebteen, añadiendo que cualquier israelí sería bienvenido para visitar su hogar en la vida real.

Fuente: Middle East Monitor en Español

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner