Chomsky sobre Ley de Estado Nacional Judío: “formaliza lo que se ha practicado de formas complejas” (parte I)

09 de agosto de 2018

En una reciente entrevista en el medio Democracy Now, Noam Chomsky, lingüista, disidente político de fama mundial, autor y reconocido profesor en el Departamento de Lingüística de la Universidad de Arizona, Tucson, se extiende sobre la actual situación de Gaza, Palestina y la recién aprobada Ley del Estado Nación Judío en Israel.

Noam Chomsky realiza un análisis en Democracy Now de esta ley y sus consecuencias tanto para el pueblo palestino como para el orden mundial.

Chomsky sostiene que respecto a la nueva ley de apartheid israelí, “sí cambia la situación existente, pero no tanto como se afirma”, porque “lo que la nueva ley describe ha estado en vigencia durante mucho tiempo”. Así es como describe que la ley básica que regía las leyes de tierras en 1960 estableció lo que el alto tribunal israelí llamó “Israel es el Estado soberano del pueblo judío” -de todos los judíos, pero no todos sus ciudadanos. “Eso fue hace 60 años”.

Chomsky también explica que las leyes de tierras se establecieron de tal manera que, como se reconoció en su momento, las tierras estatales israelíes estarían efectivamente bajo la administración del Fondo Nacional Judío. “Se establecieron una serie de prácticas legales y administrativas para garantizar eso, se creó una matriz compleja para garantizar que el Fondo Nacional Judío controle las tierras estatales, lo que equivale a más del 90 por ciento de las tierras del país”.

“La misión del Fondo Nacional Judío tiene un contrato con el estado de Israel que determina que su misión es trabajar para el beneficio, lo cito ahora, de personas “de raza, religión u origen judíos”, es decir que lo que busca es que el 92 ó 93 por ciento de la tierra esté efectivamente reservada para personas de raza, religión y origen judíos”, dice el lingüista.

Chomsky recuerda que hubo un caso que llegó al Tribunal Superior de Israel en el año 2000, pues había una pareja árabe que quería comprar una casa en el asentamiento de Katzir, pero que, como la mayor parte del país, estaba restringido solo para los judíos. El tribunal, finalmente, falló a su favor en una decisión muy limitada, pero “casi de inmediato, varios dispositivos comenzaron a tratar de encontrar una forma de evitar que dicha decisión se concretara”.

En definitiva, se han establecido unos 700 asentamientos totalmente judíos y ninguno árabe, y los palestinos están restringidos a aproximadamente el 2 por ciento de la tierra, muchos de los cuales son presionados para expulsarlos de ella, comenta Chomsky.

Entonces, esta ley “formaliza lo que se ha practicado de formas complejas”, incluso el hecho de que en la ley baje de categoría a la lengua árabe y deje de ser un idioma oficial, para Chomsky “son cambios, pero menos dramáticos que la forma en que se retratan, no porque estos sean movimientos adecuados, sino porque ya ha sido así de una forma u otra”.

Israel a la derecha

Noam Chomsky compara los programas de viviendas que se realizaron en el New Deal en Estados Unidos y que “fueron dirigidos legal y explícitamente para garantizar proyectos solo para blancos y ciudades solo para blancos”, por ese motivo es que las ciudades que surgieron en la década de 1950, como Levittown, eran 100 por ciento blancas, explica el lingüista. Se garantizaron requisitos legales para garantizar que así fuera “ese es otro capítulo en la fea historia del racismo estadounidense”, cierra y agrega que “no deberíamos sorprendernos demasiado al ver lo que está sucediendo en Israel, lo cual es bastante feo y forma parte del cambio del país a la derecha que se veía venir”.

Chomsky continúa su análisis y explica que “el giro a la derecha de Israel se veía venir ya en 1967 e Israel es muy consciente de ello. Por cierto, incluso los analistas políticos israelíes han estado señalando durante un par de años que Israel debería prepararse para un período en el que perderá el apoyo de sectores del mundo que tienen cierta preocupación por los derechos humanos y el derecho internacional, y deberían volver a las alianzas con los países que simplemente no se preocupan por esto”.

Así ha ocurrido con Estados Unidos que, hace algún tiempo era el favorito absoluto, pero eso ha cambiado pues “entre los demócratas autoidentificados, existe mucho más apoyo para los palestinos que para Israel, y el apoyo a Israel en los Estados Unidos se ha trasladado a la derecha ultranacionalista y los evangélicos, que, por las razones equivocadas, apoyan las acciones israelíes, con cierta pasión, de hecho, mientras que al mismo tiempo muchos de ellos sostienen doctrinas que afirman que la segunda venida de Cristo, que es inminente, conducirá a una serie de eventos que terminarán con el envío de judíos a la perdición eterna”.

Fuente: Democracy Now

Traducción: Comunidad Palestina de Chile / JKB

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner