Filarmónica de Jerusalén: No queremos al apartheid israelí en nuestros teatros

08 de julio de 2018

Entre el 13 y el 16 de agosto están planeados conciertos de la Orquesta Filarmónica de Jerusalén (OFJ) por varias ciudades de Argentina. La primera ciudad es Tucumán, y el teatro elegido es el Teatro Mercedes Sosa (13 de agosto a las 21 hs). En respuesta, el Grupo Tucumán por Palestina se une a la siguiente denuncia:

1) Esta no es una mera gira de intercambio cultural. La OFJ fue fundada como organismo estatal israelí en 1948, año en que las fuerzas militares sionistas e israelíes llevaban a cabo masacres y expulsiones de palestinos y palestinas de sus aldeas para ocupar sus tierras y casas para imponer la fundación del Estado de Israel (Nakba, catástrofe palestina), incluyendo en la zona de Jerusalén. Tanto la creación como la historia de la OFJ están manchadas con sangre palestina.

2) La gira de la OFJ está financiada por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado de Israel. Es popularmente conocido que el gobierno de Israel financia actividades culturales en todo el mundo con el intento de lavar su imagen y distraer la atención pública de los crímenes que comete a diario como parte de sus políticas discriminatorias contra la población originaria palestina y de su programa de expansión colonialista y limpieza étnica en toda Palestina ocupada, incluyendo la ciudad de Al Quds (Jerusalén).

3) En este caso, no es casualidad que se trate de la Orquesta Filarmónica de Jerusalén, justo en el año en que el mundo entero condena el decreto arbitrario de Donald Trump que pretende reconocer a Jerusalén como capital del Estado de Israel, concepto rechazado de plano por el Derecho Internacional, la ONU y el consenso internacional. Jerusalén-Al Quds no es la capital del Estado de Israel, sino parte del territorio palestino ocupado por las fuerzas armadas israelíes mediante bombardeos, masacres y expulsiones.

4) Israel es un sistema de Apartheid. Durante muchos años lo fue de facto a través de decenas de leyes discriminatorias contra los ciudadanos y ciudadanas palestinas. Desde hace pocas semanas, el parlamento israelí lo ha hecho completamente oficial a través de una ley que niega el derecho del pueblo palestino a cualquier autodeterminación en su propia tierra ancestral. Cualquier intento palestino de expresarse o de defender sus derechos es reprimido con masacres, encarcelamientos, destrucción de casas, ejecuciones sumarias, prisiones administrativas, expulsiones y deportaciones por parte de un moderno aparato de terrorismo de estado financiado por EEUU.

5) Si bien la mayoría de los Estados y la ONU han condenado las políticas genocidas israelíes, estos han fracasado en franquear la impunidad del Estado de Israel, aun después de un sinnúmero de violaciones de derechos humanos y Resoluciones de la ONU, y un total desconocimiento del derecho internacional. Esto es principalmente resultado de la protección por parte de EEUU en el Consejo de Seguridad de la ONU.

6) Es por esto que, desde 2004, la Campaña Palestina por el Boicot Académico y Cultural a Israel (PACBI, por sus siglas en inglés) de la sociedad civil palestina hizo un llamado a boicotear todo evento cultural y académico liderado o financiado por el Estado o instituciones israelíes que no denuncien el régimen de apartheid y la ocupación. Esto ha resultado en un movimiento internacional creciente de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) para combatir el apartheid israelí, semejante al movimiento BDS que fue clave para lograr la abolición del Apartheid sudafricano a fines de los 1980.

7) El Estado de Israel lleva a cabo políticas que buscan borrar al pueblo palestino de su tierra ancestral, incluyendo desde la negación de su propia existencia e historia, hasta la destrucción de aldeas y barrios palestinos enteros. En particular, los sucesivos gobiernos del Estado de Israel han trabajado sistemáticamente  para negar, vulnerar, invisibilizar y aislar a la cultura palestina e impedir su proyección internacional. Israel ha allanado por orden judicial o destruido a través de bombardeos centros de exposición, teatros y centros culturales palestinos. Por ejemplo, en 2009 Israel clausuró al Teatro Nacional Palestino en Jerusalén y sus actos tuvieron que ser trasladados al Centro Cultural Francés. En julio de 2018, misiles israelíes fueron dirigidos deliberadamente contra un importante centro cultural en Gaza, asesinando civiles y destruyendo reliquias arqueológicas y obras de arte, en un claro atentado contra el legado cultural e histórico palestino.

Por todos estos puntos, decimos:

NO AL LAVADO DE CARA DEL TERRORISMO DE ESTADO ISRAELÍ

NO QUEREMOS AL APARTHEID ISRAELÍ EN NUESTROS TEATROS

MÁS BDS Y APOYO A LA RESISTENCIA PALESTINA CONTRA LA COLONIZACIÓN ISRAELÍ EN AL QUDS-JERUSALÉN EN PARTICULAR Y EN  PALESTINA EN GENERAL.

Fuente: Tucumán por Palestina.

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner