Daniel Barenboim, contra una nueva ley en Israel: «Me avergüenzo de ser israelí»

Foto: Crítico. el músico argentino Daniel Barenboim cargó con dureza contra Israel por una ley que degrada a la minoría árabe.

23 de julio de 2018

El músico argentino rechazó la norma recién votada en el Parlamento de Jerusalén por degradar a la minoría árabe-israelí.

El pianista y director de orquesta argentino Daniel Barenboim consideró que la nueva ley que define a Israel como un Estado judío instaura en la práctica una forma de «apartheid» en el país y se mostró por eso avergonzado por tener esa nacionalidad.

«Ahora tenemos una ley que confirma la condición de la población árabe como ciudadanos de segunda clase. Por consiguiente, se trata de una forma muy evidente de apartheid», escribió el músico de 75 años en un artículo publicado hoy por el diario español El País.

«No creo que el pueblo judío haya vivido 20 siglos, la mayor parte de ellos sufriendo persecución y soportando crueldades sin fin, para ahora convertirse en el opresor que somete a los demás a sus crueldades», criticó el músico, que recientemente estuvo en Buenos Aires para dirigir la orquesta Staatskapelle de Berlín en una versión de la ópera Tristán e Isolda de Richard Wagner.

Daniel Barenboim al frente de la Staastkapelle Berlin en en un show al Aire libre en Plaza del Vaticano. Fotos Emmanuel Fernández

«Precisamente esto es lo que hace la nueva ley. Por eso, hoy me avergüenzo de ser israelí», sostuvo Barenboim, que tiene también las nacionalidades española y palestina.

“Los padres fundadores del Estado de Israel que firmaron la Declaración veían en el principio de igualdad la piedra angular de la sociedad que estaban construyendo. También adquirieron el compromiso —tanto ellos como nosotros— de ‘procurar la paz y las buenas relaciones con todos los países y pueblos vecinos’”, escribió el músico argentino.

Daniel Barenboim al frente de la Staastkapelle Berlin en en un show al Aire libre en Plaza del Vaticano. Fotos Emmanuel Fernández

“Setenta años después, el Gobierno israelí acaba de aprobar una nueva ley que sustituye el principio de igualdad y valores universales por el nacionalismo y el racismo. Me llena de profundo pesar tener que repetir exactamente las mismas preguntas que planteé hace 14 años cuando me dirigí a la Kneset: ¿Podemos pasar por alto la distancia intolerable que separa la Declaración de Independencia prometida de los hechos, la distancia entre la idea y la realidad de Israel?”, se preguntó Barenboim.

El Parlamento israelí aprobó la semana pasada una controvertida ley que define al país como patria de los judíos y degrada el árabe, que deja de ser una lengua oficial y pasa a tener un «estatus especial».

La ley también reafirma el estatus de Jerusalén como capital de Israel y dice que «únicamente los judíos tienen derecho a ejercer la autodeterminación nacional en el Estado de Israel». Además, ya solo reconoce el hebreo como lengua oficial.

Barenboim, impulsor de numerosas iniciativas para promover el entendimiento como única solución al conflicto en Cercano Oriente, recordó que los fundadores de Israel hace 70 años se comprometieron a «procurar la paz y las buenas relaciones con todos los países y pueblos vecinos».

Saludo. Daniel Barenboim al frente de la Staastkapelle de Berlin en su reciente presentación en Buenos Aires (E. Fernández)

«¿Tiene sentido la propia independencia a costa de los derechos fundamentales del otro?», se preguntó el músico en el artículo. «¿Puede el pueblo judío, cuya historia es una crónica de sufrimiento continuo y persecución implacable, consentir la indiferencia hacia los derechos y el padecimiento de un pueblo vecino?¿Puede el Estado de Israel permitirse el sueño ingenuo de un final ideológico para el conflicto en vez de buscar una resolución pragmática y humanitaria basada en la justicia social?”, concluyó Barenboim.

Fuente: AP y Clarín

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner