Israel, a punto de aprobar una ley que legalizará la segregación de árabes y judíos

17 de julio de 2018

El proyecto de Ley del Estado Nación define a Israel como el “hogar nacional del pueblo judío” y afirma que el hebreo es la única lengua oficial.

Hace una semana que la Comisión Constitucional del Parlamento de Israel se encuentra en un momento de máxima ebullición política por la discusión de una medida muy polémica: la aprobación de la Ley del Estado-Nación. Esta propuesta, impulsada por el gobierno de Netanyahu, se articula como una suerte de “constitución” y define a Israel como “el hogar nacional del pueblo judío”. Ha hecho saltar todas las alarmas.

La propuesta contiene un precepto especialmente alarmante: literalmente autoriza al estado a crear una “comunidad compuesta por personas que tengan la misma fe y nacionalidad para mantener el carácter exclusivo de esa comunidad”. Esto es, legaliza la creación de territorios exclusivamente judíos.

La ley del ‘estado-nación’ convertiría el racismo en una parte ineludible de nuestras vidas. Esta ley traerá exclusión y daño a las minorías a niveles terroríficos que nunca antes hemos visto

El borrador de la ley aún no es definitivo, pero con el redactado actual también se proclamaría el hebreo como única lengua oficial, se rebajaría el árabe a un nivel de lengua con “tratamiento especial” —pese a que es el idioma de una quinta parte de la población— y permitiría que la ley religiosa judía se imponga en supuestos de vacío legal.

El presidente del programa de Defensa en el Instituto de Democracia de Israel declaró en el The Guardian que la ley “ es un escándalo”. Permitir a estados que separen a sus ciudadanos por raza, religión o nacionalidad es muy peligroso.

Aunque de facto ya existan en Israel muchas ciudades segregadas con amplia mayoría judía o árabe, la segregación no es legal. La aprobación de esta normativa haría legal, por ejemplo, que un comerciante cuelgue un cartel prohibiendo expresamente el paso a los no judíos, algo que hasta ahora técnicamente no estaba permitido.

“El proyecto de ley revela la peor cara del ultranacionalismo de Israel”, declaró la jurista Morderjai Kremnitzer en el periódico Haaretz. Otro articulista en este mismo diario declaró que la propuesta de ley sirve, al menos, para “poner fin a la farsa de que Israel es un un país democrático” y “se caen las caretas”.

“Todos esos años de hipocresía fueron agradables. Fue agradable decir que el apartheid solo estaba en Sudáfrica porque todo estaba enraizado en las leyes raciales y nosotros no teníamos tales leyes. Para decir que Hebrón no es apartheid, que el Valle del Jordán no es apartheid y que la ocupación realmente no es parte del régimen”, describió el corresponsal Gideon Ley.

El presidente palestino, Mahmud Abás, ha advertido de que esta propuesta “representa un obstáculo en el camino hacia la paz”, según recoge Hispan TV.

Alrededor de unas 7.000 personas, según Aurora, protestaron el sábado en Tel Aviv contra este proyecto de ley, conocido coloquialmente como la ley “estado-nación” y cuya votación por la Knesset (el parlamento israelí) está prevista para la próxima semana.

“La ley del ‘estado-nación’ convertiría el racismo en una parte ineludible de nuestras vidas. Esta ley traerá exclusión y daño a las minorías a niveles terroríficos que nunca antes hemos visto. Nuestra postura es clara: todos los ciudadanos, todos, somos iguales”, rezaba el comunicado que leyeron los manifestantes y que también recogió el portal Aurora.

Fuente: Playground Magazine

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner