Una nueva flotilla de la libertad se dirige a Gaza para romper el bloqueo israelí

Foto: Barco Al Awda. Uno de los barcos de la flotilla que participan en la expedición Rumbo a Gaza.

28 de junio de 2018

Los integrantes de la tripulación de Rumbo a Gaza, que parten de Cádiz y esperan llegar a tierras palestinas a finales del mes de julio, podrían tropezarse con la Armada israelí

Activistas por los derechos humanos, entre los que hay varios españoles, han partido del puerto de Cádiz para tomar parte en la expedición Rumbo a Gaza en una reedición de la Flotilla de la Libertad, el convoy pro-palestino que en el año 2010 fue abordado por la Marina de Israel. Como consecuencia de aquel ataque, diez activistas murieron y más de 30 personas resultaron heridas.

Con su singladura hacia tierras palestinas, el buque Al Awda pretende concienciar sobre el calvario humillante que sufre la población de Gaza. Por delante quedan cinco días de navegación en una primera etapa del viaje desde el puerto de Cádiz hasta Cagliari, en Italia. Bajo el lema “navegando para romper el bloqueo de Gaza, por el derecho a un futuro digno para Palestina”, la nueva Flotilla de la Libertad tratará de enviar un mensaje a la comunidad internacional para que se movilice y presione a Israel.

Los integrantes de la tripulación de Rumbo a Gaza esperan llegar a tierras palestinas a finales del mes de julio. Ayer fueron recibidos por el Ayuntamiento de la ciudad de Cádiz, a quienes los expedicionarios agradecieron “su solidaridad y generosidad”. Amarrados en el muelle gaditano, y dispuestos para zarpar, esperaban el Al-Awda (El Retorno) y el Freedom (Libertad). Uno de los capitanes, el sueco Jens Marklud, aseguró que su intención es llevar a Gaza “un cargamento de esperanza” y confió en que el viaje culmine sin incidentes, según informó la agencia Efe. “Sabemos que vamos a ser detenidos en Israel y que en 2010 mataron a diez personas, pero esperamos que nuestro mensaje de solidaridad y de apoyo consiga llegar”, aseguró el responsable del navío. El objetivo de los activistas es romper el bloqueo al que está sometida la franja de Gaza y alertar de “una emergencia humanitaria ante la que ni la propia Asamblea de Naciones Unidas parece ser capaz de reaccionar de manera eficaz”, añaden fuentes de la organización.

El Al-Awda es un antiguo barco pesquero noruego construido en 1963 “para trabajar en condiciones difíciles”, según fuentes de la organización. “Nos hemos afanado mucho en él, incluyendo la construcción de nuevos camarotes y camas para los participantes y la tripulación”, comentó la profesora Gerd von der Lippe, de Rumbo a Gaza-Suecia. “Esperamos visitar una docena de puertos europeos entre Noruega y el Mediterráneo, antes de dirigirnos hacia Gaza en julio. Para alcanzar ese objetivo, contamos con el apoyo de la solidaridad y compromiso de personas y organizaciones de base en Noruega y en todo el mundo”, aseguró hace unas semanas Von der Lippe antes de zarpar de las costas escandinavas rumbo a Cádiz, donde ayer comenzó una nueva etapa de la travesía solidaria.

Entre los activistas viajan españoles como Consue Ruiz-Jarabo, que pertenece al colectivo Mujeres de Negro Contra la Guerra y que ha contribuido a “numerosos proyectos por la justicia social, la igualdad y el empoderamiento de las mujeres”. Por su parte, Joe Boeta es activista del colectivo Marea Kultural (Marea K) y coordinadora de la Mesa de Derechos Sociales y personas refugiadas del Foro Local en Madrid. Joe además participa activamente en el proyecto No Más Precariedad, “una plataforma de colectivos sociales en lucha contra el modelo de precarización que pretenden imponer las élites”. Boeta fue activista en Lesbos durante la crisis migratoria de 2016.

Según la web de Rumbo a Gaza, en la actualidad hay varios procesos legales abiertos tras los ataques de la Armada israelí contra la Flotilla de la Libertad en 2010. “En estos ataques está implicada toda la cadena de mando, llegando hasta altos cargos políticos y militares. La impunidad israelí no puede continuar; sus crímenes se están juzgando y los responsables deben ser condenados para acabar con la colonización y limpieza étnica de Palestina”, aseguran las citadas fuentes.

En la actualidad más de dos millones de personas malviven en condiciones infrahumanas en Gaza como consecuencia del bloqueo israelí. El 70% son refugiados y desplazados de diferentes zonas de Palestina. Desde el pasado 30 marzo al menos 135 palestinos han muerto por ataques del Ejército israelí.

Fuente: Diario16

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner