La dictadura del judaísmo se expande por el mundo

Foto: imagen de “Gett, El divorcio de Vivianne Amsalem”

04 de mayo de 2018

Por Daniel Kupervaser

El ritmo de degradación de normas básicas de convivencia democrática en Israel bajo el gobierno de Netanyahu es tan vertiginoso que dificulta seguimiento y difusión apropiados.

Hasta el último tiempo este trágico desvío se concentraba principalmente en el frente interno en relación con la población palestina ciudadana de Israel, o residentes en Cisjordania que carecen de derechos civiles básicos. Como consecuencia de estas políticas, las colectividades judías de la diáspora sintieron un repentino e incómodo cambio . Aquella tranquilidad de su alrededor con la que convivieron décadas, rápidamente comenzó a girar hacia un ambiente hostil y cada día más peligroso, principalmente como repulsa de grupos sociales locales a conductas arbitrarias de Jerusalén apoyadas justamente por el liderazgo local de esas colectividades.

Con uno de los últimos proyectos del gobierno israelí, esas comunidades judías de la diáspora, incluyendo sus muchos aduladores de Netanyahu, tendrán la oportunidad de sentir en carne propia el látigo de su despotismo y lo que significa el poder de pisotear otras soberanías y derechos personales.

En silencio y a escondidas, el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Asuntos Religiosos de Israel están redactando una nueva legislación respecto de la jurisdicción permitida a los tribunales rabínicos judíos[1]. Como se sabe, para ciudadanos judíos de Israel, la única democracia en Medio Oriente (como si hubiera Olimpiada de democrcias), no existe el matrimonio civil y solamente es posible el matrimonio religioso. No solo eso, disputas como consecuencia de ello (divorcio, tenencia de hijo, manutención, etc.) quedan bajo jurisdicción de tribunales rabínicos.

La iniciativa de esta profunda reforma legal surgió como respuesta al caso expuesto en la película “Gett: El divorcio de Vivianne Amsalem”, en el cual las autoridades rabínicas israelíes impidieron el retorno de un ciudadano judio argentino que visitaba Israel por motivos personales. MY, tambien judia y ex esposa de J.A, impuso una demanda en el juzgado rabínico de Israel debido a la negación de J.A. de otorgarle el divorcio ante el rabinato argentino. Dado que no existe una base legal, “la Cancillería argentina informó que ya envió un exhorto diplomático pidiendo a Israel que inhiba al Tribunal Rabínico de continuar impidiendo el retorno de J.A.”[2]. En Israel es inadmisible que rabinos israelíes tengan que agacharse ante exigencias foráneas. Ante esta laguna jurídica, la justicia israelí se ve en la necesidad de encontrar respuesta e impdir a cualquier precio esa justificada demanda argentina.

En el proyecto de ley se argumenta que “Hoy no hay quien pueda ayudar a estas mujeres a obligar a sus ex maridos a darles divorcio y salvarlas de su ‘aguinut’” (situación de la mujer en la “halaja judía” que queda encadenada al matrimonio anterior, aunque éste no exista más, por el motivo que sea, y sin poder casarse nuevamente).

Como para el liderazgo judío de Israel la soberanía de otros es secundaria, el proyecto conjunto de esos ministerios permitirá “ampliar el poder de injerencia de los tribunales rabínicos israelíes y someter a su jurisdicción a judíos que no son ciudadanos de Israel. Este extraordinario poder incluye también la posibilidad de dar ordenes de impedir la salida del país y detenciones para ser ejecutadas según las necesidades contra judíos de ciudadanía extranjera que visiten Israel. Esta ampliación del poder de los rabinos puede llegar en casos excepcionales de someter a su jurisdicción también parejas de judíos, inclusive aquellos que viven en Israel, que decidieron casarse solamente por civil en el exterior- El tema se elevará a discusión en la Comisión de Leyes de la Knesset durante la próxima semana”.

A decir verdad, no es para quedarse tranquilo. El pasado ya demostró que, en determinados casos, si los de arriba así lo quieren, las estructuras orgánicas más experimentadas que dispone el Estado Judío son capaces de mover cielo y tierra con los medios más sofisticados para resolver algún caso de conflicto familiar. Para quienes no tienen buena memoria, o no se enteraron nunca, el mismo Ben Gurión, como Primer Ministro, ordenó en la década del 60 del siglo anterior movilizar al Shavak (los servicios de seguridad interior) y al Mossad (el servicio de informaciones exterior) para resolver un conflicto familiar. En ese marco esas fuerzas operaron, por supuesto exitosamente, en Israel, varios países de Europa y en EE.UU, en el famoso caso denominado Yossele Schumacher.

Llegó la hora que los judíos de la diáspora comiencen a internalizar la nueva situación y adaptarse a las normas despóticas que el gobierno de Netanyahu acostumbra a incorporar día a día. No es necesario hacer conjeturas. La realidad demuestra que se debe tener presente que la dictadura del judaísmo oficial de Israel tiene pretensiones de expandirse por todo el mundo. A los judíos del globo los juzga solamente la justicia judía de Israel. Los judios y no judíos lo tiene que comprender.

Tribunal Rabínico: a prepararse

Para todo judío de esos lares, sobre todo para hombres, que tengan programado una visita turística a Israel, sería conveniente chequear que no le quedó olvidado en la memoria algún problemita no resuelto con alguna “ex”. Puede llegar a ocurrir que antes de disfrutar bien acompañado en una lujosa suite de un hotel famoso en Tel Aviv, termine solo y acurrucado en una cama de hierro con colchón repleto de pulgas (como lo atestiguó últimamente el asesor de Netanyahu) en un centro de detención de Israel.

Ojalá me equivoque

Herzlya – Israel 4-5-2018

http://daniel.kupervaser.com/

kupervaser.daniel@gmail.com

@KupervaserD

[1] “El gobierno solicita someter a todos los judíos del mundo a la jurisdicción de los juzgados rabínicos de Israel”, Haaretz, 4-5-18

[2] “El dramático divorcio de un matrimonio judío”, Clarín, 24.4.18

Fuente: http://daniel.kupervaser.com/2018/05/04/la-dictadura-del-judaismo-se-expande-por-el-mundo/

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Palestina Soberana - Nuestro Sitio