Los hechos y la puñalada a la democracia en el show de Netanyahu

Foto: Policía israelí enseña a niños judíos disparar sobre imágenes árabes

02 de mayo de 2018

Por Daniel Kupervaser

Las habilidades y pericia de Netanyahu en la maquinación política son cualidades que hoy ya no se discuten. Esta semana sorprendió con otro talento escondido. El Primer Ministro de Israel demostró que se trata de un director de teatro de primera línea. Su sofisticada puesta en escena sin publicidad y sin previo aviso alguno de un show mediático que en pocas horas desvió la atención del mundo, sin duda alguna lo catapulta como candidato a los mejores premios en festivales internacionales de teatro.

Pasado el clímax y con la tensión en descenso, vale la pena un análisis detallado de lo acontecido, su contenido y su significado.

Con referencia a hechos indiscutibles, no se puede dejar de señalar que el operativo de los servicios de informaciones israelíes demostró su brillante capacidad de llevar a cabo exitosamente tareas de inteligencia estratégica mucho mas allá de toda imaginación.

Con respecto al contenido expuesto aparatosamente por Netanyahu existe una impresión generalizada por una larga lista de renombrados expertos y ex funcionarios, fuera de Trump, allegados y aduladores de Netanyahu, que aportó muy poco, por no decir nada, a los hechos conocidos por las potencias firmantes del acuerdo de Viena antes y después de la firma de dicho acuerdo. El argumento del descubrimiento de Netanyahu se basa en la exposición de una amplia documentación que demuestra el progreso de Irán en la programación del desarrollo de potencial nuclear militar en los años anteriores al acuerdo. A este hallazgo Netanyahu lo expuso en una enorme pantalla con letras de 1 metro de alto con la expresión “Irán mintió ”.

Es cierto, tanto pública como formalmente, como parte de ese documento firmado en 2015, Irán no reconoció sus intentos previos del desarrollo de potencial nuclear con fines militares. Eso no implica que las potencias firmantes pasaron por alto ese detalle. Justamente la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) difundió una declaración al respecto. “IAEA informa que no hay evidencias que Irán continuó desarrollando su programa nuclear con posterioridad al año 2009. El hecho que Irán tenia un programa de desarrollo nuclear con miras de producir bombas atómicas hasta 2003 era sabido”[1]. La documentación expuesta de Netanyahu solamente reforzó hoy lo que ya se sabía entonces. En ellas no hay ninguna prueba de un avance al respecto desde 2015.

Bajo estas circunstancias, las potencias debieron decidir en 2015 entre firmar el acuerdo sin una confesión expresa de Irán de sus programas previos, o, desistir totalmente a la firma. Como se sabe, todas las potencias: EE. UU, Inglaterra, Francia, China, Rusia y Alemania, optaron convencida y conscientemente por la primera opción pese a las vivas protestas de Netanyahu. Pensaron mas en el futuro que en el pasado. Hoy, justamente Francia, otros líderes de la coalición firmante y el ex canciller estadounidense Kelly afirman que las revelaciones de Netanyahu justamente refuerzan la necesidad de mantener, y tal vez profundizar, el acuerdo de Viena de 2015.

Es de suponer que todo este trasfondo es de total conocimiento de Netanyahu. De ahí surge el interrogante: ¿qué objetivos guiaban a Netanyahu en su extravagante puesta en escena? Son tres y lo detallaremos.

En primer lugar, preparar el terreno para la desvinculación de Trump de los acuerdos de Viena: Trump se encuentra totalmente aislado y sin apoyo significativo para complacer las exigencias que reiteradamente le imponen de Jerusalén. Tiene que justificar su servilismo a Israel. Es necesario conmover al mundo, inclusive con información dudosa y confusa. No en vano, a los pocos minutos que Netanyahu terminó su show, Trump salió con una declaración argumentando que lo expuesto le da razón a su intención de abandonar el acuerdo con Irán.

En segundo lugar, promoverse personalmente a la primera línea de líderes políticos internacionales. En ese sentido no dudó en usar groseramente tanto a los servicios de inteligencia israelíes, como a los mismos ministros de gobierno, sus camaradas de la coalición. Ram Ben Barak, ex sub jefe del Mosad, aseguró que “la mayoría de la información expuesta ya se conocía en el mundo y yo me pregunto ¿para qué fue necesario una conferencia de prensa como esa? Fui parte de quienes se dedicaron a recolectar este tipo de información durante 20 años y a ningún primer ministro antes de Netanyahu se le pasó por la cabeza difundirla. Las revelaciones de Netanyahu dañan los planes de Israel”[2]. Los ministros del gabinete de seguridad fueron mucho mas críticos. “El primer ministro nos usó como decoración. Nuestra sensación fue que nos reunieron urgentemente solo para neutralizar criticas y elevar la tensión”[3] comentaron algunos de los ministros de Netanyahu.

En tercer lugar, y tal vez el objetivo más codiciado por Netanyahu: propinar otra profunda puñalada a la democracia del estado judío. Con mucha prisa, casi en tinieblas parlamentarias, Netanyahu logró corromper nuevamente la democracia israelí con la introducción de principios despóticos a las normas gubernamentales. Con el apoyo de sus serviles ministros y parlamentarios consiguió introducir una reforma de una de las normas básicas de una democracia: el derecho a declarar guerra. De ahora en más al gobierno y el gabinete de seguridad se le debe decir adiós. Todo queda en las únicas manos de Netanyahu que requiere asesorarse, aunque no necesariamente recibir su opinión, solo con el ministro de seguridad. El judaísmo retorna a la era medieval con el despotismo de un rey que lo decide todo. Eso sí, probablemente escuche muy bien las sugerencias de la reina Sara.  Uzi Arad, ex Asesor Nacional de Seguridad en tiempos de Netanyahu, aseguró que ministros y altos funcionarios israelíes pueden atestiguar que Sara Netanyahu se entremete en decisiones gubernamentales[4].

La hipocresía de los mismos ministros y parlamentarios, secuaces de Netanyahu, no tiene límites ni sienten el menor desparpajo en levantar la mano por una medida despótica que lo único que puede hacer es acercar la guerra[5]. Mientras tanto exigen mayorías y permisos especiales del parlamento para comenzar cualquier proceso de paz[6]. Esta realidad demuestra claramente su enamoramiento  de sangre y guerra y odio a la paz.

Sin lugar a dudas, el silencio generalizado de la opinión publica israelí, y por supuesto de las robóticas direcciones judías de la diáspora, demuestra claramente tristes aspectos del judaísmo. El pueblo judío perdió totalmente su juicio crítico para ser manejado como rebaño dócil. Su vinculación con valores democráticos es solo parte de un corto periodo que ya pasó a la historia.

El proceso de degeneración del judaísmo como consecuencia de las medidas del gobierno de Netanyahu continúa a pasos acelerados. Esta semana recibió un nuevo y conmovedor alerta que, como ya es costumbre, pasa sin despertar mayor atención. En una “actividad educacional” de la policía del estado judío con niños de una escuela, se les enseñó a disparar con fusiles Paintball (disparan balas de pintura) sobre imágenes de personas vestidas de árabes[7]. Este aberrante acto no se puede interpretar de otra manera más que una instigación a matar árabes. Por supuesto que la gran mayoría, esa que también apoya a Netanyahu, se cayó la boca como sociedad sumisa aceptando esta conducta que día a día se generaliza embruteciendo y bestializando a la juventud. Un ejemplo de la educación judía y los valores humanos en la era de Netanyahu.

Ojalá me equivoque

 

 

http://daniel.kupervaser.com/

kupervaser.daniel@gmail.com

@KupervaserD

[1] “IAEA: no hay evidencias que Irán desarrollo su programa nuclear con posterioridad al año 2009”, Haaretz, 1-5-2018

[2] “Las revelaciones de Netanyahu pueden dañar los planes de Israel”, Radio 103 Israel, 1-5-18

[3] “El primer ministro nos usó como decoración”, Noticias de canal 13, 1-5-18

[4]  Tweet Noticias Kann, 24-2 18

[5]  Según los estadounidenses, es Israel quien atacó últimamente a Siria es el que se está programando una guerra con Irán. Maariv, 1-5-18

[6] “Proyecto de ley de Miri Regev: negociaciones de paz solamente con autorización del parlamento”, Kikar, 7-1-14

[7] “Actividad educacional de la policía israelí en escuela: disparos sobre imágenes de árabes”, Ynet, 29-4-18

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Palestina Soberana - Nuestro Sitio