Un corazón argentino pedaleó por Palestina

Foto: Balborin acompañado de su bicicleta y la sempiterna bandera palestina por los parajes argentinos

29 de abril de 2018

Un tucumano de 31 años recorrió en bicicleta parte del vasto territorio argentino con el fin de apoyar la causa palestina.  A través de su extensa travesía la bandera palestina siempre lo acompañó y enalteció al rocinante de dos ruedas que sirvió como transporte para andar por los caminos argentinos donde el mensaje por la libertad del pueblo palestino siempre estuvo presente. Abogado de oficio y siempre militante de las causas justas, William Balborin asumió que el compromiso por Palestina requiere osadía, ingenio y lealtad, las mismas que lo acompañaron en la friega de pedalear bajo el cielo y el sol como testigos por las trajinadas carreteras del sur argentino.

Durante su trayectoria declaró a varios medios de comunicación y enfatizó que “yo considero que el militante que milita por alguna causa algunas veces necesita poner una cuota de sacrificio en el momento que sea necesario” (1).

Video: opiniones de William Balborin durante su recorrido

Además señaló para otros medios que “yo soy militante por la causa palestina. La idea del viaje era llevar por todo el país la bandera y denunciar que Israel es un estado opresor y genocida”, sostuvo Balborin (2). Inició su heroica travesía en diciembre desde Tucumán y recorrió los paisajes de Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, Neuquén,  Río Negro, La Pampa hasta llegar a Buenos Aires, donde fue recibido por el embajador del Estado de Palestina, Husni Abdel Wahed, quien como gesto de agradecimiento le ofrendó al argentino un rosario de Belén y un Hatta (pañuelo tradicional palestino), el mismo que ha servido como emblema para la resistencia de ese pueblo  y que aún acoraza los sueños de libertad de Palestina. La Kufiyya, como también se le denomina al pañuelo palestino, engalanó las desvencijadas ropas del tucumano quien lo recibió emocionado.

Video: momento en que el embajador del Estado de Palestina en Argentina ofrece su reconocimiento al tucumano.

Foto: Embajador del Estado de Palestina, Husni Abdel Wahed y William Balborin.

Durante el largo viaje desde Tucumán hasta Buenos Aires el argentino no sólo recibió el agradecimiento del cuerpo diplomático de la Embajada del Estado de Palestina en Argentina sino además el de quienes sin a conocer a fondo lo que padece el pueblo palestino producto de la ocupación ejecutada por el estado de Israel, se sintieron motivados por las explicaciones que el mismo Balborin daba a todo aquél que le preguntaba la razón de su hazaña y a quienes le ofrendaron en su pedalear algún plato de comida o lugar para dormir.

Además, este argentino de nacimiento y con su corazón sembrado ahora en los campos donde brotan los olivos palestinos, tuvo el aliento de aquellos movimientos sociales y otras organizaciones latinoamericanas que desde Argentina han sido solidarios por décadas con Palestina. Por ejemplo, al llegar a Buenos Aires,  William Balborin sostuvo encuentros con Tilda Rabi, presidenta de la Federación de las Entidades Argentino-Palestinas y con  el presidente de  la Confederación Palestina Latinoamericana y del Caribe (COPLAC), Rafael Araya, quien registró para la posteridad la experiencia del tucumano en estos meses de ver en lontananza los caminos recorrer con la bandera Palestina en su bicicleta.

Audio: dialogo entre el presidente  de la COPLAC  y William Balborin al llegar a la Embajada del Estado de Palestina en la República Argentina.

Video: movimientos sociales argentinos rinden homenaje a William Balborin por su solidaridad con la causa Palestina

Foto: Wiliam Balborin con la militante Tilda Rabi.

Foto: el ilustre tucumano junto al embajador palestino y cónsul exhiben la bandera Palestina que recorrió Argentina.

Con respecto a la entrega del pabellón nacional palestino al embajador de esta nación y que acompañó a Balborin en esta larga travesía azotada por las lluvias, el calor, la humedad y los escollos que siempre ofrecen los caminos sureños a cualquiera que se atreva a recorrerlos como lo hizo este argentino con espíritu quijotesco,  expresó el tucumano en su Facebook que “al momento de entregar esta bandera al querido embajador, ya había recorrido 9.624 kms, y ya era palestino. En ella iban muchas personas, historias y lugares. Yo ya no soy yo, por lo menos no soy el mismo yo interior. Ese vagar sin rumbo por nuestra mayúscula Argentina me ha cambiado mas de lo que creí”.

En otro mensaje publicado en esta red de Internet expresó Balborin el verso del periodista y novelista argentino Carlos Balmaceda el cual le recordaba la dimensión que adquiría para su historia cada pedaleada que daba:”Sin tierra, sin papeles, sin derecho ni fronteras, vagabundo de los mapas, colombiano o beduino, no hay identidad que más te cuadre que la de ser palestino”.

Foto: otra estampa del argentino tomada en algún lugar del sur argentino y publicada durante la travesía por Balborin en su Facebook.

Atrás quedó el cansancio y los retos del camino, sin embargo para William, quienes lo apoyaron y recibieron en la embajada quedará en la memoria como una estampa fulgurante que un capítulo de la militancia por el pueblo palestino también se inscribió en las  carreteras Argentinas. Con los años, algunos lo explicarán como el delirio de “locura” que un tucumano “padeció” por la libertad de un pueblo al otro lado del mundo; otros no lo creerán porque esta heroicidad está lejos de ser real para quienes tienen su corazón petrificado por la desesperanza, sin embargo, cuando se hable de Palestina desde Tucumán hasta Buenos Aires incluso más allá, muchos dirán que “por acá pasó rasante un argentino con esa bandera que no cesa de flamear por la libertad del pueblo palestino”.

Fuente: Por Palestina Soberana, Mariano Ali

 Notas: 1, tomado de https://noticiasnqn.com.ar

2, tomado de https://www.eldiariosur.com

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Palestina Soberana - Nuestro Sitio