Video: posición del secretario general de la OLP sobre la agresión israelí contra los adoradores palestinos en el Domingo de Ramos

25 de marzo de 2018

Condenamos, en los términos más enérgicos posibles, la agresión cometida por las Fuerzas de Ocupación israelíes contra los jóvenes y las familias palestinas que celebraban el Domingo de Ramos, el comienzo de la Semana Santa, en la Jerusalén oriental ocupada.

Mientras los jóvenes cristianos de Palestina rezaban y cantaban en la Ciudad Santa de Jerusalén, las fuerzas israelíes los hostigaron porque exhibían una bandera palestina. Hubo banderas exhibidas por fieles de docenas de países, pero las fuerzas de ocupación eligieron señalar a los jóvenes palestinos por alzar su bandera nacional en su capital soberana. Israel sabe que la identidad palestina está arraigada desde hace mucho tiempo en Jerusalén y no puede ni será erradicada. Esas pequeñas acciones en un día santo solo reflejan la insegura necesidad de la fuerza de ocupación de proyectar su poder en todos los aspectos de la vida palestina en Jerusalén. Esto es emblemático de la política israelí que niega que Jerusalén sea una ciudad libre, santa para los tres monoteísmos.

Las acciones de hoy son un patrón: las fuerzas de ocupación intentan eliminar la identidad palestina, árabe, cristiana y musulmana de la ciudad, desde los intentos descarados del año pasado al Status Quo en Al Aqsa Mosque Compound, hasta las amenazas más recientes de gravar los bienes de la iglesia en Jerusalén, que paralizaría el núcleo de las instituciones cristianas de Jerusalén y violaría las prácticas acordadas durante siglos, y que terminó con la protesta de los Jefes de las Iglesias al cerrar el Santo Sepulcro. Esto se ha visto alentado por la decisión ilegal de la administración Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel. Al hacerlo, la administración estadounidense ha ignorado por completo el estado legal de la ciudad, así como las políticas de la ocupación israelí que continúan afectando a nuestra gente, incluso durante nuestras celebraciones cristianas y musulmanas.

Saludamos la firmeza de nuestro pueblo y su valiente respuesta no violenta a las provocaciones de los ocupantes. También lamentamos que miles de palestinos no hayan podido celebrar este día sagrado en su capital debido a un régimen de permisos arbitrarios e ilegales que restringe enormemente el acceso de los palestinos a su capital.

Deseamos a nuestra gente, y particularmente a la comunidad cristiana, un bendito período de celebración de resurrección con la esperanza de que pronto celebraremos todos nuestros eventos nacionales y religiosos en una Jerusalén libre y abierta, la capital eterna de Palestina.

Fuente: https://www.nad.ps/en/media-room/press-releases/dr-saeb-erekat-israeli-aggression-against-palestinian-worshippers-palm

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner