TESIS DOCTORAL: IDENTIDAD NACIONAL Y CIUDADANÍA EN EL CONFLICTO ISRAELOPALESTINO. LOS PALESTINOS CON CIUDADANÍA ISRAELÍ, PARTE DEL CONFLICTO Y EXCLUIDOS DEL PROCESO DE PAZ

Por: Isaías Barreñada Bajo

Visité por primera vez Cisjordania y la Franja de Gaza en abril de 1990; estos
territorios vivían entonces la primera Intifada, el levantamiento popular que
provocó un giro de la atención de la opinión pública internacional sobre un
conflicto casi centenario y que sería la antesala del proceso de paz. A partir de
esa fecha he tenido ocasión de recorrer los Territorios Palestinos Ocupados e
Israel en múltiples ocasiones, lo que me ha permitido tomar contacto de manera
directa con la cuestión palestina, descubrir las diferentes facetas del intrincado
conflicto árabe-israelí, constatar sus efectos en la vida cotidiana de la población
palestina e israelí, así como seguir de cerca la evolución de los acontecimientos y
el proceso de paz iniciado en la Conferencia de Madrid a finales de 1991. 
Asimismo, pronto despertó mi curiosidad una dimensión del conflicto que
pasaba desapercibida pero que condensaba en ella misma toda la complejidad de
la cuestión palestina: la existencia de una parte del pueblo palestino en el interior
del Estado de Israel. En el curso académico 1992-1993 la realización de un postgrado en relaciones
internacionales en el Instituto Universitario Ortega y Gasset (Madrid) me dio la
posibilidad de hacer varios trabajos de investigación sobre el conflicto israelopalestino
y entre ellos uno sobre esta minoría: abordé la situación de los
beduinos en un trabajo final de asignatura, que luego vería la forma de artículo
(«Los beduinos del Negev. Una minoría árabe en Israel», Awraq. Revista de
ciencias sociales del mundo árabe contemporáneo, 14, 1993, Madrid: Agencia
Española de Cooperación Internacional). La memoria final del M.A., presentada
en 1995, fue una aproximación general a la situación de la minoría palestina
israelí («Los árabes israelíes. La minoría árabe a la hora de un Estado palestino»).
Durante el curso 1993-1994 realicé un DEA en el Centre de Recherches et
d’Analyses Géopolitiques de la Universidad Paris-VIII. En este centro me
acerqué a los análisis de geografía política y al papel de las minorías en los
conflictos, poniendo especial atención en Oriente Medio. Mi estancia en París
me permitió también acceder a fuentes bibliográficas de suma importancia y
constatar la existencia de abundante literatura académica sobre la minoría
palestina israelí en distintas disciplinas. El geógrafo Yves Lacoste, director del
CRAG, y el historiador Stéphane Yerasimos, dirigieron mi memoria de grado
que llevó por título Les arabes israéliens face à l’Etat palestinien.
A mi regreso a Madrid inicié los cursos de doctorado en el departamento de
Derecho Internacional y Relaciones Internacionales de la Facultad de Ciencias

Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid. Animado por
el profesor Roberto Mesa, buen conocedor de la cuestión palestina, y al calor de
las primeras negociaciones árabe israelíes, decidí fijar el tema de mi tesis en las
implicaciones que podía tener para los palestinos israelíes una solución política
al conflicto árabe-israelí.

La colaboración con organizaciones no gubernamentales españolas en Oriente
Medio y con comités de solidaridad, y más tarde mis actividades profesionales
como encargado de esa área geográfica en el departamento de Relaciones
Internacionales de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras me
posibilitaron viajar con frecuencia a Israel, Palestina y los países vecinos, y tener
la oportunidad de establecer contacto con numerosas personalidades,
asociaciones y instituciones académicas locales que me proporcionaron una gran
cantidad de información y material documental.
Además, entre 1995 y 1999 tuve la oportunidad de participar como investigador
asociado en los trabajos del Grupo de Estudios sobre Norte de África y Oriente
Medio del Centro Español de Relaciones Internacionales, y luego del Instituto
Universitario Ortega y Gasset, que dirigió la profesora Gema Martín Muñoz.
También participé en el equipo de redacción de la revista Nación Árabe; donde
tuve la suerte de conocer a un grupo de activos militantes de la solidaridad
internacional, buenos conocedores de los países árabes y al mismo tiempo
rigurosos analistas e investigadores. Las actividades desarrolladas con ambas
iniciativas fueron una fuente importante de ideas y las relaciones personales
establecidas desde entonces han sido un estímulo importante para continuar con
este y otros trabajos.

A lo largo de estos años, numerosas personas, españolas, palestinas e israelíes,
me han aportado su ayuda para elaborar esta tesis. A todas ellas les debo mucho.
En primer lugar quisiera agradecer a los muchos que se prestaron a la realización
de entrevistas, cuya lista figura al final de la tesis. Asimismo a los que
respondieron a mis peticiones de información y generosamente me proveyeron
de documentación variada; entre ellos debo citar a Majid al-Haj (Universidad de
Haifa), Chem Bran (Universidad Hebrea de Jerusalén), Efraim Davidi (Hadash,
Tel Aviv), Basel Ghatas y Rim Natour (Galilee Society, Shafa ‘Amr), Julia
Hernández Juberías (Madrid), Adriana Kemp (Universidad Tel Aviv), Eberhart
Kienle (Cedej, Cairo), Amir Makhoul (Ittijah, Haifa), Claudia Narocki (Madrid),
Eli Rekhess (Universidad de Tel Aviv) y Khalil Rinnawi (Galilee Center for
Social Research, Haifa). Varios centros y asociaciones también me
proporcionaron documentación difícil de encontrar por otras vías; debo hacer
mención del I’lam Media Center for Arab Palestinians in Israel (Haifa), la

Asociación Árabe de Derechos Humanos (Nazaret), la Galilee Society (Arab
National Society for Health Research and Services, en Shafa ‘Amr), Hanitzotz
(Yaafa), Adalah (Legal Center for Arab Minority Rights in Israel, en Shafa
‘Amr), Mossawa (Advocacy Center for Arab Palestinians Citizens of Israel, en
Haifa), Siqquy (Association for the Advancement of Equal Opportunity, en
Jerusalén), The Leonard Davis Institute for International Relations (Universidad
Hebrea, Jerusalén), The Institute for Israeli Arab Studies (Ra’anana), Givat
Haviva – The Institute for Peace Research (Menashe), The Floersheimer Institute
for Policy Studies (Jerusalén), The Moshe Dayan Center for Middle Eastern and
African Studies (Universidad de Tel Aviv), The Alternative Information Center
(Jerusalén), The Palestinian Academic Society for the Study of International
Affairs (Jerusalén) y The Center for Palestine Research and Studies (Nablus).
Otras personas me facilitaron valiosos contactos; aquí debo destacar a mis
amigos Majed Dibsi, Majed Nasser y Naim Abu-Tair, Ahmed Yassin, la
Delegación palestina en España, Mohamed Darawshe (Nazareth Arab Institute) y
Randa Farah (London University, Canada). De manera especial debo agradecer a
los que me ofrecieron su hospitalidad durante mis estancias fuera de España,
como Nuri el-Okbi (Ramla), Roni Ben Efrat y otros miembros de la
Organización para la Acción Democrática (Jerusalén), Fawzi Abu-Jabal (Majd
al-Shams), Walid Fahoum (Nazaret) y Bishara Khader (Bruselas).
Tengo una gran deuda con los amigos y amigas que leyeron en distintos
momentos los textos de esta tesis y que me hicieron valiosos comentarios; debo
citar expresamente a José Abu-Tarbush, Ignacio Álvarez-Ossorio, Cristina
Bermejo, Vanesa Casanova, Luz Gómez, Iñaki Gutiérrez de Terán, Marta
Martínez, Jose Antonio Sanahuja, Begoña Valle y Agustín Velloso.
Quisiera agradecer especialmente al maestro Roberto Mesa, que desde muy
pronto se ilusionó con este tesis y aceptó dirigirla; sus orientaciones, su interés
continuo y el ánimo dado fueron para mí un estimulo esencial. Siento
profundamente que no la viera terminada. Agradezco también la disponibilidad
de Francisco Aldecoa que gentilmente asumió la dirección en los últimos meses.
Tengo un especial reconocimiento a Gema Martín Muñoz (UAM) por hacerme
partícipe de varios proyectos, a Carmen López Alonso (UCM) por el interés
puesto en mi trabajo, y a mi amigo José Antonio Sanahuja que me ha
acompañado y animado durante estos años. Mi más sincero agradecimiento a
todos y todas.

Finalmente la mayor deuda la tengo con mi compañera Marta Martínez. Durante
años ha vivido de muy cerca la elaboración de esta tesis; ha corregido centenares
de páginas y me ha hecho comentarios imprescindibles. Para elaborarla le he
robado demasiado tiempo. A ella y a mis padres, Trinidad e Isaías que siempre
me han apoyado y animado, y que me han enseñado el valor del trabajo, les
dedico el resultado de todo ese esfuerzo.

Para ver y descargar este trabajo de investigación académico, abrir el siguiente enlace: Tesis Doctoral Universidad C. de Madrid

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner