La Comisión Electoral Central Palestina extendió invitación oficial al Parlamento Europeo y a la Unión Europea para observar las próximas elecciones palestinas

Foto: Hanna Nasser, director de la CEC (izquierda) entrega al Representante de la UE, Sven Kuhn von Burgsdorf (derecha), una invitación oficial para observar las elecciones, 24 de enero de 2021.

La Comisión Electoral Central Palestina (CEC) extendió hoy una invitación oficial al Parlamento Europeo y a la Unión Europea (UE) para observar las próximas elecciones palestinas.

El representante de la UE, Sven Kuhn von Burgsdorf, recibió las invitaciones durante su reunión con el presidente de la CEC, Hanna Nasser, en Al-Bireh, donde Nasser destacó la importancia de la presencia internacional para el proceso electoral, particularmente por parte de la UE como socio clave de larga data de la CEC.

Nasser también instó a todos los organismos internacionales de observación a monitorear las próximas elecciones.

Por otro lado, Burgsdorf valoró el papel de la CEC y su preparación a pesar de los desafíos existentes, al tiempo que destacó el apoyo de la UE a la celebración de elecciones libres y justas de acuerdo con las normas internacionales.

Burgsdorf destacó la importancia de garantizar una participación de todos los palestinos en el proceso electoral en los territorios palestinos ocupados, incluida Jerusalén Oriental, como candidatos y votantes.

Cabe señalar que al inicio del proceso electoral, la CEC invitaría a los organismos locales e internacionales que trabajan en democracia y gobernanza a solicitar la acreditación como observadores. La acreditación otorga a los observadores acceso a los centros de votación para monitorear el progreso de las elecciones y garantizar la integridad y transparencia de las elecciones.

Fuente: WAFA 

La verdad sobre el “milagro” de la vacunación israelí

24 de enero de 2021

Por David Alterman

Todos los medios de comunicación y sus periodistas “estrellas” (y los que quisieran serlo a cualquier costo) no hacen más que repetir el discurso hegemónico. Admiran “cómo Israel se convirtió en líder mundial en la vacunación contra el covid-19”, tal como lo expresa The New York Times del 1 de enero. Sin embargo, la realidad para el pueblo palestino, sojuzgado por la ocupación militar del sionismo, es bien diferente.

Es de público conocimiento (pero poco analizado) que dicha “espectacular” vacunación responde fundamentalmente a dos razones: una, las próximas elecciones que Netanyahu necesita ganar para eludir a la justicia por varios juicios por corrupción y, dos, al brutal sobreprecio que pagaron a Pfizer (62 dólares contra 19,50 que paga EEUU) para garantizarse todas las dosis que necesita.

Por lo tanto el ritmo de vacunación de 24 horas al día los 7 días de la semana no es resultado de la preocupación del gobierno por la salud del pueblo israelí. Es una determinación política para llegar bien parados a las elecciones. Sin embargo, como el título de la película argentina de 1993, dirigida por María Luisa Bemberg y protagonizada por Marcello Mastroianni y Luisina Brando: “De eso no se habla”.

Tampoco se habla, analiza y, menos aún, se critica, la postura israelí de no vacunar a los 5 millones de palestinos (sí, cinco millones de seres humanos). Concretamente, el viceministro de Salud Yoav Kisch, ha dicho que quizás podrían ofrecer a Cisjordania y Gaza “lo que les sobre” después de vacunar a la población israelí y a la palestina de Jerusalén este. El Ministro de Salud de Israel, Yaakov Lizman, dijo a Sky News que los palestinos “tienen que aprender a cuidarse por sí mismos”.

No es casualidad que llamen a esta situación el apartheid médico, porque se está practicando en coherencia a la política de apartheid que se aplica en general en los territorios usurpados.

Datos para tener en cuenta
De los 5 millones de palestinos, 3 millones viven en Cisjordania y 2 millones en Gaza. Por otro lado El Dr. Mustafa Barghouthi, médico y político que integra el comité de salud palestino para el COVID-19, escribió en el NY Times que “aproximadamente 600.000 colonos y colonas israelíes que viven ilegalmente en Cisjordania ocupada recibirán la vacuna, mientras que los 3 millones de personas palestinas que viven en la misma zona no serán vacunadas”.

La población palestina de Cisjordania y Gaza necesita desesperadamente la vacuna. Hasta el 6 de enero de 2021, ha habido 144.257 casos y 1.663 muertes por covid-19 en los territorios palestinos ocupados.

Mientras tanto prácticamente millones de israelíes, (incluyendo los y las ciudadanas palestinas de Israel y de la ocupada Jerusalén Oriental) han sido vacunados al 13 de enero de 2021.

Por su parte y, lamentablemente, Rusia respondió a la Autoridad Nacional Palestina (ANP),(que en realidad no gobierna ni decide prácticamente nada, ya que todo el territorio ocupado está bajo jurisdicción de autoridades militares israelíes), que lamentablemente no le podrá abastecer de vacunas dado que tiene toda su producción comprometida.

Un último dato de suma importancia es el artículo 55 del Cuarto Convenio de Ginebra que establece el deber de toda Potencia ocupante (en este caso Israel), de garantizar el suministro de insumos médicos a la población civil en los territorios ocupados por todos los medios de que disponga. Las obligaciones de protección del Cuarto Convenio de Ginebra persisten independientemente de cualquier acuerdo entre el ocupado y el ocupante.

La política colonial en plena ejecución
Una vez más (y van…) el Estado de Israel, y la gran mayoría del mundo subordinado a las potencias, le dan la espalda al pueblo palestino.

No sorprende, pero indigna. Los palestinos son seres humanos que viven en condiciones atroces, bajo régimen militar de ocupación, con cárcel y persecuciones permanentes, con niñes encarcelades, víctimas de violaciones de derechos humanos elementales, y que son arrojados a sufrir a la peor de las calamidades como lo es la pandemia sin atención sanitaria alguna.

Desde Venceremos, Partido de Trabajadoras y Trabajadores, repudiamos el abandono humanitario al que está expuesto el pueblo palestino. Dicho abandono es la continuidad histórico-política de agresión por parte del Estado colonial israelí desde 1948, con el apoyo incondicional de los EEUU y la pasividad y/o complicidad de gran parte de gobiernos “democráticos” del mundo.

La única y verdadera solución a esta ininterrumpida acción de limpieza étnica será el establecimiento de un único Estado con libertades sociales, con derechos humanos y políticos para todo el pueblo, independientemente de sus creencias religiosas y plena vigencia de la autodeterminación soberana.

Fuente: http://venceremos-arg.org/2021/01/24/la-verdad-sobre-el-milagro-de-la-vacunacion-israeli/

 

Participa del programa Palestine, IN-BETWEEN con tu testimonio acerca del amor y la amistad

25 de enero de 2021

El centro cultural LIFTA, junto al Centro para los Estudios Palestinos de la Universidad de Columbia te invitan a participar del programa Palestine, IN-BETWEEN iniciativa que busca personas tanto en la Diáspora como al interior de Palestina que den a conocer sus testimonios mediante vídeos, como tema central el amor y la amistad.

Es por eso que están en la búsqueda de una pareja de amigos, primos, padres, madres y adultos mayores, que serán entrevistados y seleccionados para ser parte del programa.

Los miembros del equipo de “LIFTA Volumes” ofrecerán asesoría e indicaciones relevantes para estas conversaciones. Los vídeos serán grabados remotamente por los participantes y editados internamente.

La participación no requiere de equipo profesional de audio o video. Grabar la pantalla de Zoom, videos de WhatsApp y Facetime son ejemplos de medios aceptados. 

Serán elegidos 6 parejas para ser parte de una serie documental.

Para mayor información y preguntas enviar un correo electrónico a hello@liftavolumenes.com

Palestine IN-BETWEEN es un programa colaborativo semestral entre LIFTA y CPS centrado en la exploración contemporánea de la cultura y los anhelos que a lo largo de generaciones han tenido los palestinos y su diáspora. Este programa multimedia incluye narrativa audiovisual, ensayos, paneles en vivo, podcasts, proyecciones de películas y campañas de redes sociales,

Palestine, IN-BETWEEN acentúa “lo que no se dijo”, “lo que no se habló”, “lo no familiar”, buscando establecer un cimiento para los futuros deseados, a través de la deconstrucción de la representación homogénea de Palestina y rechazando la aplanada identidad de la misma.

Fuente: LIFTA

Edición: Comunidad Palestina de Chile

Israelíes atacan con perros a activistas y periodistas palestinos

Foto: soldados israelíes detienen a un palestino durante una protesta en la ocupada Cisjordania, 1 de septiembre de 2020. (Foto: AFP). 

Los soldados y colonos del régimen de Israel atacan a activistas y periodistas palestinos con perros en el sur de la ocupada Cisjordania.

El ataque se produjo durante una protesta contra los asentamientos ilegales del régimen de Israel en la localidad de Masafer Yatta, en el sur de Cisjordania, donde las fuerzas ocupantes agredieron a los activistas con granadas de sonido, mientras declaraban el área como zona militar cerrada, según informó el sábado la agencia oficial palestina de noticias WAFA.

La fuente indicó que los colonos del asentamiento ilegal de Susya también atacaron a los periodistas que cubrían los hechos y los persiguieron con perros. Algunos de los reporteros, incluido el personal de WAFA, sufrieron lesiones.

El acto de la protesta se realizó en solidaridad con los residentes palestinos de Masafer Yatta —sita en la ciudad cisjordana de Al-Jalil (Hebron)— por la lucha que libran contra la confiscación de sus tierras por el régimen de ocupación de Tel Aviv, conforme dijo Fouad al-Amour, uno de los activistas.

Fuente: HispanTV 

Gaza, permanentemente en nuestro corazón (Parte II)

25 de enero de 2021
Fuentes: Rebelión
 
En la primera parte de este trabajo destaqué, en forma fundamental, el llamado, las razones y los efectos de las próximas elecciones presidenciales y legislativas en Palestina, tras 16 años sin que los palestinos hayan acudido a las urnas.

Un proceso electoral que se da en un marco de bloqueo absoluto contra la Franja de Gaza, definida como el campo de concentración a cielo abierto más grande del mundo. Tal situación me ha hecho pensar que debe existir un enorme desequilibrio mental y una perversidad monumental en esta sociedad sionista y su cuerpo dirigente político y militar para devenir en victimarios los mismos que se han beneficiado de su anterior condición de víctimas, como lo sostiene Norman Finkelstein. Este  profesor estadounidenses, cuyos padres de creencia judía fueron prisioneros en campos de concentración del nacionalsocialismo, en su libro “La Industria del Holocausto” reafirma la idea que los fondos de indemnización no han sido utilizados en su mayor parte para ayudar a los supervivientes de los crímenes del nazismo, sino para mantener en funcionamiento “la industria del Holocausto” donde uno de los mayores peligros para la memoria de las víctimas procede precisamente de aquellos que se erigen en sus guardianes. 

La realidad de la colonización y la ocupación de Palestina por parte del sionismo desde el año 1948 refleja los crímenes cometidos contra su pueblo, la usurpación de sus tierras, la invisibilización de una sociedad sometida a este nacionalsionismo ejecutando acciones que podemos definir como un símil de las acciones que el Tercer Reich perpetraba contra sus víctimas: encerrarlos en campos de concentración, usar francotiradores para asesinar a sus víctimas como si fuese un deporte. Establecer guetos donde se prohíbe el libre tránsito, creando muros de segregación, expulsar a la población nativa, utilizar símbolos identificatorios propios de un sistema de apartheid. Invisibilizar a la población, deshumanizar cualquier trato con ella. Considerarlos esclavos o subhumanos. Y hoy frente a las denuncias que hacemos de estos crímenes pretenden acallarnos acusándonos de ser antisemitas. Una nueva mentira pues los únicos antisemitas son precisamente estos descendientes de europeos, jázaros, eslavos que asesinan a la población semita palestina.

Esta realidad debe cambiar y los principales responsables de ello son las fuerzas, movimientos, facciones y la sociedad palestina, que en su conjunto deberían unirse contra el enemigo, centrar su acción en todo aquello que los conduzca a su definitiva autodeterminación. En modo alguno, desde la distancia me atrevería a aconsejar lo que debe hacer o no el pueblo palestino, el mínimo pudor lo impide. Mi creencia más íntima es que debemos apoyar su lucha, las acciones de solidaridad, ser parte, por ejemplo de la campaña internacional de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) y sobre todo, denunciar los crímenes cometidos contra un pueblo sometido a la más criminal ocupación que soporte pueblo alguno en la tierra. Conocer por tanto lo que este pueblo padece, permite dar el primer paso: visualizar con exactitud que la potencia ocupante es un criminal de guerra. Es una entidad que viola los derechos humanos de millones de palestinos y en ello la desunión de ese pueblo ha facilitado la labor delictiva. Por tanto, la unidad de fines y objetivos es una herramienta de triunfo.  

Números que conmueven

Darse cuenta de los objetivos del sionismo respecto a los ataques sistemáticos contra los palestinos son tan sencillos como despreciables en sus fines, como lo precisa el profesor Ur Shlonsky, israelí, quien se define como antisionista y radicado en Suiza donde realiza clases en la universidad de Ginebra: “Aterrorizar a la población civil, asegurando la máxima destrucción de propiedades y recursos culturales… La vida diaria de los palestinos debe llegar a ser insoportable: Hay que encerrarlos en ciudades y pueblos, impedir que ejerzan una vida económica normal, separarlos de sitios de trabajo, escuelas y hospitales. Esto alentará la emigración y debilitará la resistencia a futuras expulsiones” (1)

Tras la división del pueblo palestino, tanto política como territorial, las fuerzas sionistas, aprovechando este desencuentro fatal para los objetivos de libertad de la sociedad palestina, comenzaron a presionar sostenidamente a los verdaderos y únicos dueños de Palestina, generando un proceso de presiones y sanciones que generó el bloqueo marítimo, terrestre y aéreo que afecta hasta el día de hoy a Gaza. Unido a ello, las agresiones militares comenzaron a hacerse habituales, bajo el silencio cómplice de una comunidad internacional que no da el ancho: ciega, sorda y muda ante los crímenes sionistas. Es así como la Operación Militar Plomo Fundido, entre el 27 de diciembre del año 2008 y el 9 de enero del 2009, como Operación Militar, tuvo antecedentes menores desde el punto de vista del despliegue militar pero no menos sangriento, como suele ser la labor represiva del ente sionista. Entre los meses de junio y noviembre del año 2006, por ejemplo, el ejército sionista lanzó varias operaciones militares contra la población gazetí. Entre ellas, la denominada “Lluvia de Verano” donde se asesinó a 165 palestinos. La Operación “Columnas de Sansón” que se saldó con 30 palestinos muertos y “Nubes de otoño” que en cinco días de ataques, acabó con la vida de 60 palestinos.

A estos números debemos sumar la labor constante, cotidiana, de los crímenes del régimen israelí y sus fuerzas de ocupación en las aldeas, pueblos y ciudades de Cisjordania en incluso los asesinatos selectivos cometidos contra cuadros políticos y militares palestinos fuera de las fronteras palestinas. La cifra de asesinatos en Al Quds, Al Jalil, Nablus, Belén, Tulkarem, Ramallah, entre otras ciudades palestinas, se incrementan día a día y donde incluso participan los colonos extremistas asentados en las colonias sionistas en Cisjordania. 650 mil fanáticos armados hasta los dientes y que representan uno de los mayores obstáculos para la conformación de un Estado palestino.

Entre diciembre del año 2008 y enero del año 2009 bajo el nombre de “Plomo Fundido” las fuerzas sionistas, durante tres semanas, atacaron la Franja de Gaza en vísperas de las elecciones legislativas en Israel que le darían el triunfo al actualmente procesado Benjamín Netanyahu. Se generó así la mayor matanza en esa región desde la guerra del año 1967. Plomo Fundido significó el asesinato de 1.400 palestinos – 320 niños y 120 mujeres – y más de cinco mil heridos y la destrucción de las ciudades de Rafah, Jan Yunis y Gaza. El año 2012 y en esta labor de constante agresión contra la población palestina en la Franja de Gaza, Israel lanza en el mes de noviembre, la operación bautizada como “Pilar Defensivo” que en ocho días de ataques generó la muerte de 200 palestinos y heridas a 1.500 gazeties.

La suma total de víctimas en la sociedad palestina entre el año 2000 – cuando se inicia la segunda Intifada, en la Franja de Gaza cuando se concretan las autodenominadas: Operación Militar israelí Plomo Fundido entre diciembre del 2008 y enero 2009, el año 2012 con la Operación Pilar Defensivo y la Operación Margen Protector del año 2014 unido a las agresiones contra los habitantes del West Bank en las ciudades, principalmente de Al Quds Al Jalil Bayt Lahm, Ramallah, Tulkarem, Nablus, Ariha, nos entregan la escalofriante cifra de 14 mil muertos y 50 mil heridos, de los cuales 2.300 muertos son niños, a lo que hay que añadir 35 mil palestinos que han pasado por las cárceles israelíes de los cuales quedan 7 mil tras las rejas, 500 de ellos niños menores de 16 años.

En este mismo período la cantidad de muertos israelíes por acciones atribuidas a palestinos no sobrepasa las 950 muertes, la inmensa mayoría soldados y colonos sionistas – considerados fuerza beligerante – que ocupan tierras palestinas – No incluyo en esto las 190 muertes de soldados israelíes tras el fracaso de la invasión al Líbano el año 2006 en la guerra que enfrentó al sionismo contra Hezbolá y que generó una crisis de proporciones y que nos demuestra que cuando el sionismo se enfrenta a cuerpos armados sus cifras de muertos y heridos se elevan.  

Michel Chossudovsky de The Global Research sostenía frente a los ataques a Gaza y en específico aquel del año 2008-2009 que “Los bombardeos aéreos y las invasiones de Gaza con  empresas que forman parte de una agenda militar y de inteligencia más amplia, formulada por primera vez en 2001, bajo el nombre de “Operación Venganza Justificada”, conocida también como “Plan Dagan”, en referencia al general en retiro Meir Dagan, que dirigía el Mossad y que tenía el objetivo de destruir la Autoridad Palestina y crear “cuatro cantones” palestinos, con gobiernos en cada uno de ellos”. La estrategia militar israelí a lo largo de esta última década ha sido el implementar ese plan y que requería, según lo expresa el analista Ellis Shulman “una invasión del territorio palestino, con la misión claramente definida de destruir la estructura de la dirigencia política y militar palestina” (2)

A los planes sionistas, la realidad de una cotidiana y criminal colonización y ocupación, señalado precedentemente, debemos sumar los cientos de muertos a manos de francotiradores sionistas ubicados en la línea de separación entre la Franja de Gaza y la palestina histórica ocupada, que entre marzo del año 2018 y la actualidad ha significado el asesinato de al menos 400 hombres y mujeres palestinos, que cada viernes se han manifestado a lo largo de esta línea de frontera artificial. Asesinatos ejecutados con extrema crueldad, con premeditación y alevosía por agentes de un régimen que han sido autorizados por sus dirigentes políticos para concretar estos asesinatos, tal como lo declaró el jefe del estado mayor del ejército israelí, Gadi Eisenkot, quien señaló a medios de prensa que los francotiradores cuentan con la autorización de abrir fuego real para evitar que “los palestinos crucen la valla fronteriza” (3)

Pero, más allá de un tema de enumeración de campañas, hay que pensar en los costos que cada agresión sionista genera en múltiples planos de la sociedad palestina. Dicha línea de pensamiento nos lleva a concluir que estamos frente a un régimen cuya esencia es la perversidad, con objetivos de dominio territorial, que ha planeado incluso antes de su conformación como entidad en mayo del año 1948, el exterminar a la población palestina, bajo distintas estrategias, donde la usurpación territorial es una parte pero que incluye el robo de su historia, su vestuario, la falsificación arqueológica, su comida entre otras.

Recordar estos hechos acrecienta la indignación y reflota en forma activa la necesidad de exigir el fin del sionismo y sobre todo no aceptar las violaciones a los derechos humanos, los crímenes de lesa humanidad que se cometen contra el pueblo palestino. En general cuando suelo recordar estos hechos la indignación reflota en forma activa y genera la necesidad de repetir que los indignantes defensores del régimen genocida de Israel no pueden comparar sus muertos con los miles de palestinos asesinados como si esto se tratara de sufrimientos, padecimientos y destrucción equiparables. Pensarán los ideólogos del asesinato masivo que el atacar por aire mar y tierra a una población indefensa está escrito en su Torá. Pensarán estos criminales que su actuar sediento de sangre puede seguir impune. La impotencia, la rabia, la indignación aparecen de estampida ante un país que pretende emular el genocidio cometido con ellos. Ya no son víctimas ¡¡¡¡ son ustedes victimarios¡¡¡¡ gritan los millones de ciudadanos de diversos países del mundo, que deberían salir a las calles a repudiar las acciones israelitas. Salir y decirles que cometen con otros humanos lo que suelen decir que los nazis cometieron con ustedes y ni siquiera eso los detiene en su sed de sangre”

Los costos humanos, sociales, sicológicos, materiales, que la sociedad palestina ha tenido que pagar, por 72 años de colonización y ocupación sionista, han sido enormes. Mostrando la increíble capacidad de resiliencia del pueblo palestino frente a la política genocida llevada a cabo por el nacionalsionismo. Por ello, es necesario adentrarse en el análisis más allá de las causas del conflicto, como suelen hacerlo interesada y erradamente los medios de información, que se hunden en el estudio de hechos puntuales, y no al proceso histórico que es el que determina el actual estado de cosas. Una realidad que debe modificarse.

Recuerdo, con relación a esta línea argumental señalada, que tras la Operación Margen Protector-efectuada por las fuerzas sionistas el año 2014 me remití a la crítica respecto a esto de analizar cuándo y cómo comenzó determinado hecho bélico como causa del conflicto. Y, para ello traje a colación las palabras del fallecido periodista Uri Avnery quien sostenía respecto a lo que sostenía de las guerras superfluas “estas son preguntas estúpidas, pues en la Franja de Gaza las conflagraciones no empiezan. Suelen ser una continua concatenación de sucesos, cada uno de los cuales ocurre supuestamente en represalia por otro anterior. A una acción le sigue una reacción, tras esta viene una venganza y a ésta luego le sigue…” (4) Pero, bien sabemos que el régimen de Tel Aviv no ha necesitado excusas a la hora de sus acciones y si las presenta suelen mostrar la desproporción entre la causa sostenida y los efectos resultantes de esa política criminal, llevada a cabo constantemente contra la población de los territorios ocupados.

Exclusivo para www.segundopaso.es

  1. https://www.globalresearch.ca/gaza-the-world-s-largest-prison/829
  2. https://rebelion.org/parte-de-una-agenda-militar-y-de-inteligencia-israeli-mas-amplia/
  3. https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-44132510
  4. https://rebelion.org/otra-guerra-superflua/

Un tribunal suizo declara culpable de corrupción al empresario israelí Beny Steinmetz

Foto: el magnate franco-israelí de los diamantes Beny Steinmetz (izq.) y su abogado Marc Bonnant abandonan el tribunal tras el veredicto al final de su juicio por presunta corrupción relacionada con acuerdos mineros en Guinea, en Ginebra el 22 de enero de 2021. STEFAN WERMUTH/AFP vía Getty Images]

25 de enero de 2021

En un veredicto histórico en uno de los casos judiciales más destacados del mundo de la minería, un tribunal penal suizo declaró el viernes al empresario israelí Beny Steinmetz culpable de corrupción y falsificación y lo condenó a cinco años de cárcel con una considerable multa, informa Reuters.

La sentencia, tras un juicio de dos semanas, supone un duro golpe para Steinmetz, un comerciante de diamantes, cuya búsqueda de los yacimientos de mineral de hierro más ricos del mundo le situó en el centro de una batalla que ha desencadenado sondeos y litigios en todo el mundo.

Steinmetz dijo que apelaría el veredicto, que también incluía una multa de 50 millones de francos suizos (56,48 millones de dólares).

«Es una gran injusticia», dijo a los periodistas en el patio del tribunal de Ginebra.

Steinmetz y otras dos personas fueron acusadas de pagar o concertar el pago de 10 millones de dólares en sobornos entre 2006 y 2010 a Mamadie Toure, que según los fiscales era una de las esposas del ex presidente Lansana Conte, para obtener permisos de exploración de mineral de hierro enterrado bajo las remotas montañas de Simandou, en Guinea, y de falsificar documentos para encubrirlo a través de un entramado de empresas ficticias y cuentas bancarias.

No fue posible contactar con Toure, que vive en Florida, para que hiciera comentarios.

Los tres acusados negaron los cargos.

La jueza Alexandra Banna dijo que Steinmetz y sus coacusados habían utilizado cuentas falsas e intentado destruir documentos incriminatorios para ocultar su conducta delictiva.

Banna dijo que Steinmetz había obtenido un beneficio inmediato de los derechos de explotación minera y que ni un céntimo fue a parar a la nación guineana de África Occidental.

Nadie del gobierno de Guinea estaba disponible de inmediato para hacer comentarios.

Steinmetz, de 64 años, antiguo residente en Ginebra que regresó a Israel en 2016, ha sido calificado en el pasado como multimillonario y uno de los hombres más ricos de Israel. Cuando el tribunal le pidió que estimara su fortuna personal, dijo que era de entre 50 y 80 millones de dólares.

«TOTALMENTE COMBATIVO»

La defensa de Steinmetz se basó en su afirmación de que no estaba involucrado en la gestión diaria de Beny Steinmetz Group Resources (BSGR). Se describió a sí mismo como propietario y embajador de la empresa, pero no como jefe del grupo que emplea a unos 100.000 trabajadores.

En una mordaz reprimenda, Banna dijo que la tesis de defensa de Steinmetz sobre «el nombramiento» no se sostenía.

«Es el jefe efectivo del grupo», dijo.

Los coacusados de Steinmetz, un francés y una belga, también fueron declarados culpables de corrupción y recibieron una condena de 3 años y medio de cárcel y otra de dos años con suspensión de la pena, además de multas de 5 millones de francos suizos y 50.000 francos suizos, respectivamente.

Jean-Marc Carnice, abogado del francés, dijo que su cliente iba a apelar.

«También señalo que su cliente fue absuelto del delito de falsificación, completamente absuelto del delito de falsificación», dijo Carnice.

No fue posible contactar con el abogado de la mujer belga para que hiciera comentarios.

Tienen 10 días para presentar un recurso.

En un comunicado, Steinmetz dijo que la sentencia iba «completamente en contra del curso de la justicia internacional».

«Sigo siendo completamente beligerante y confío en que la justicia establecerá la verdad», dijo.

Marc Bonnant, el principal abogado defensor de Steinmetz, dijo a los periodistas que lanzarían una apelación inmediatamente.

«Si no somos acogidos ante el tribunal de apelación penal de Ginebra, iremos al Tribunal Federal», dijo, refiriéndose al más alto tribunal de Suiza, con sede en Lausana.

Varios representantes de la industria minera y de organizaciones no gubernamentales dijeron que el veredicto podría tener repercusiones.

«Si se confirma en la apelación, este veredicto tendrá implicaciones de gran alcance para la industria minera en todo el mundo», dijo Bernhard Maier, un abogado de Squire Patton Boggs, Londres, que representa a las empresas mineras.

«Demuestra que en un mundo de mayor transparencia y escrutinio, incluso como resultado de la tecnología e Internet, también hay una mayor responsabilidad».

Public Eye, un organismo suizo de vigilancia del gobierno corporativo cuyos representantes asistieron al juicio, dijo en un comunicado que la condena envía «una fuerte señal a todo el sector de las materias primas».

«También muestra la importancia de que Suiza cierre de una vez por todas las lagunas legislativas que facilitan este tipo de actividades delictivas», señaló.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

El Gabinete de los EAU aprueba la apertura de una embajada en Tel Aviv

Foto: las banderas emiratí, israelí y estadounidense ondean al viento el 31 de agosto de 2020 [KARIM SAHIB/AFP/Getty Images].

25 de enero de 2021

El gabinete de los Emiratos Árabes Unidos aprobó el domingo el establecimiento de una embajada en la ciudad de Tel Aviv, en Israel, según informan los medios de comunicación estatales, Reuters.

Los Emiratos Árabes Unidos e Israel acordaron normalizar sus relaciones en agosto, un acuerdo forjado en gran medida por el temor compartido ante Irán.

Desde entonces, Bahréin, Sudán y Marruecos han acordado establecer lazos con Israel en acuerdos negociados en 2020 por la administración del ex presidente estadounidense Donald Trump.

Los medios de comunicación emiratíes no dieron más detalles sobre la embajada.

El gobierno de Israel considera a Jerusalén como su capital, aunque eso no es reconocido por la mayor parte de la comunidad internacional. Los palestinos reclaman Jerusalén Este como capital de un futuro Estado palestino. La mayoría de los países tienen sus embajadas en Tel Aviv.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

Israel permite a EE.UU el despliegue de baterías de la Cúpulas de Hierro en el Golfo

Foto: soldados israelíes frente a una batería del sistema de defensa Cúpula de Hierro el 27 de julio de 2020 [JALAA MAREY/AFP/Getty Images].

Israel ha permitido que Estados Unidos instale su sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro en la región del Golfo, informó el domingo el diario Haaretz.

«Se espera que Estados Unidos comience pronto a desplegar baterías interceptoras de misiles Cúpula de Hierro, una de las joyas de la industria armamentística israelí, en sus bases de los estados del Golfo», dijo Haaretz citando a un funcionario israelí.

El diario dijo que Washington obtuvo la aprobación israelí «para comenzar a desplegar los sistemas de defensa antimisiles en las bases militares estadounidenses en una serie de países, incluso en Oriente Medio, Europa y Extremo Oriente».

Sin embargo, no nombró el estado del Golfo que acogerá el sistema de defensa israelí.

Este hecho se produce después de que Israel firmara el pasado otoño unos controvertidos acuerdos con la mediación de Estados Unidos para establecer relaciones diplomáticas con los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin.

Hace tres semanas, Israel entregó una segunda batería Cúpula de Hierro a EE.UU. en virtud de un acuerdo de 2019 entre ambos países.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Las posibles pruebas de la CPI sobre los crímenes de guerra en Gaza preocupa a Israel

Foto: edificio de la Corte Penal Internacional en La Haya el 30 de julio de 2016 en La Haya, Países Bajos [Michel Porro/Getty Images].

25 de enero de 2021

Con el fin de la administración Trump, aumenta la preocupación en Israel por la posible reapertura de una investigación de la Corte Penal Internacional (CPI) sobre las sospechas de crímenes de guerra contra los palestinos, informa Anadolu.

El canal estatal KAN informó el domingo de que la CPI podría sentirse animada a abrir una investigación sobre los presuntos crímenes de guerra cometidos por Israel durante la guerra de 2014 en la Franja de Gaza.

La decisión de abrir la investigación está suspendida desde diciembre de 2019 para evitar un enfrentamiento con la administración Trump, que impuso sanciones a la CPI en junio de 2020 por su investigación sobre posibles crímenes de guerra de Estados Unidos cometidos en Afganistán.

«Una investigación de este tipo tendría amplias implicaciones para muchos funcionarios políticos y militares israelíes de alto nivel, que podrían ser objeto de órdenes de arresto internacionales emitidas por los miembros del tribunal», dijo la emisora.

En diciembre de 2019, la fiscal jefe de la CPI, Fatou Bensouda, anunció que el tribunal encontró pruebas suficientes para abrir una investigación sobre las sospechas de crímenes de guerra cometidos por Israel contra los palestinos en los territorios palestinos ocupados.

Hasta 2.322 palestinos, en su mayoría civiles, murieron -y unos 11.000 resultaron heridos- en la ofensiva israelí de 51 días en 2014.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

Volver al acuerdo nuclear con Irán podría poner en riesgo los pactos de paz entre árabes e israelíes

Foto: el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, el 16 de mayo de 2017 [Wikipedia].

El embajador saliente de Estados Unidos en Israel, David Friedman, ha advertido que su país pondría en riesgo los acuerdos de normalización de Israel con los estados árabes si vuelve al acuerdo nuclear de Irán, informó Israel Hayom la semana pasada.

En una entrevista con el periódico israelí, Friedman dijo que los acuerdos de normalización con los estados árabes salieron a la luz después del trabajo realizado por la administración del ex presidente estadounidense Donald Trump.

Esos acuerdos, dijo, habían sido posibles gracias a la confianza que todas las partes habían mostrado a Estados Unidos en los últimos años -en parte debido a la postura agresiva de la administración hacia Teherán-.

Como resultado, dijo, el acercamiento estadounidense a Irán podría congelar el proceso de paz de Oriente Medio o incluso revertirlo.

«Son acuerdos recientes, muy importantes para Israel y la región, que podrían cambiar Oriente Medio en los próximos 100 años», dijo, y añadió: «Podrían ejecutarse porque Estados Unidos es visto como un actor fuerte en el que todas las partes pueden apoyarse».

«Si Estados Unidos fortalece a Irán, no podrá promover el proceso y habrá fricciones».

subrayó Friedman: «Si la próxima administración [estadounidense] refuerza a Irán, el estatus de EE.UU se debilitará, y tendrá dificultades para hacer avanzar el proceso».

El año pasado, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Sudán y Marruecos firmaron los «Acuerdos de Abraham» que normalizaban las relaciones con el Estado de ocupación de Israel. Los acuerdos fueron criticados por los funcionarios palestinos.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner