La Secretaria de Estado de Biden incluirá a Israel y a los Estados del Golfo en las conversaciones con Irán

21 de enero de 2021

El nuevo secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, dijo ayer que el gobierno de Biden buscará incluir a Israel y a los Estados del Golfo en cualquier negociación nuclear futura con Irán. Teherán se negó el mes pasado a aceptar la inclusión de los estados árabes en cualquier conversación de este tipo.

«La administración Biden está comprometida a que Irán no tenga armas nucleares», dijo Blinken. «La posesión de armas nucleares por parte de Irán lo hará más peligroso de lo que es ahora».

Añadió que Washington cree que Irán está tomando muchas medidas para liberarse de las restricciones del acuerdo nuclear de 2015 conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA). «Estados Unidos tiene la responsabilidad urgente de evitar que Irán adquiera armas nucleares», recalcó.

El regreso al PCJPOA es aparentemente una de las cuestiones que se consideran prioritarias para Biden. Ha dicho que los EE.UU. están dispuestos a reanudar las conversaciones con la condición de que Irán vuelva a ser el primero en cumplirlo estrictamente.

El presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, se retiró del acuerdo en 2018 e impuso nuevas sanciones a Irán como una política de «máxima presión» sobre Teherán. El gobierno iraní ha prometido recientemente enriquecer el uranio hasta el 20% en su instalación subterránea de Fordow.

Sin embargo, el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, dijo a principios de este mes que Irán no tiene prisa por volver a las negociaciones con los Estados Unidos. «Las sanciones son una traición y un crimen contra la nación iraní y deben ser levantadas», dijo.

Biden será inaugurado hoy como el 46º Presidente de los Estados Unidos. Trump deja a la Casa Blanca con su menor índice de aprobación de empleo en un 34%, según una encuesta de Gallup realizada el lunes. También es el primer presidente de los EE.UU. que no tiene un índice de aprobación del 50 por ciento en cualquier momento durante su mandato.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

No al «apartheid en Cisjordania». Apartheid

16 de enero de 2021

Por Gideon Levy

Durante solo seis meses de sus 73 años Israel fue una democracia. Seis meses y ni un día más. Este hecho impactante, que la mayoría de los israelíes y el mundo en general reprimen y los buscadores de la verdad no tienen forma de negar, debe resonar en cada lección de civismo y en cada debate en Israel.

Todas las tonterías sobre “Bibi está destruyendo la democracia” ignoran este hecho eterno: solo durante seis meses el Estado trató a todas las personas bajo su gobierno de manera democrática, al menos por el bien de las apariencias. A lo largo de todas sus décadas de existencia, Israel ha tratado a parte de sus súbditos de manera tiránica. Por eso no tiene ninguna conexión con la democracia.

El 21 de octubre de 1948, Israel puso a sus ciudadanos árabes bajo un gobierno militar. El 1 de diciembre de 1966, el primer ministro Levi Eshkol levantó esta desgracia. Seis meses después, en junio de 1967, la tiranía militar volvió a definir a Israel cuando sus territorios recién ocupados fueron puestos bajo dominio militar.

Esta situación ha continuado hasta el día de hoy y no se vislumbra su final. Todo lo que queda es el disfraz. Ahora, eso también está comenzando a ser arrancado; un proceso largo. Las raíces de la mentira de la democracia son profundas.

Fuente: https://www.haaretz.com/opinion/.premium-not-apartheid-in-the-west-bank-apartheid-1.9457619

Editorial de Haaretz: «La decisión del ministro israelí sobre B’Tselem es un insulto a la educación»

18 de enero de 2021

El intento fallido del ministro de Educación, Yoav Gallant, de impedir que el director ejecutivo de B’Tselem, Hagai El-Ad, se dirigiera a los estudiantes de una escuela secundaria de Haifa, es una prueba más de que una plaga antidemocrática se está extendiendo en Israel.

También subraya la gran importancia del seminario en línea organizado por la Escuela Hebrea Reali en Haifa, para consternación de la derecha. El seminario web se tituló «Control militar en Judea y Samaria y protección de los derechos humanos: ¿van de la mano?» Ésta es una pregunta retórica; El control y la ocupación militar van de la mano de la violación de los derechos humanos, así como todo régimen autoritario requiere censura, silenciamiento, persecución política y coacción de la libertad de expresión, como ha demostrado Gallant.

El domingo, el ministro de Educación ordenó al director general de su ministerio que prohibiera a las escuelas albergar organizaciones «que tratan a los soldados israelíes con desprecio y llaman a Israel un estado de apartheid». Su uso de la palabra “apartheid” no fue accidental. La semana pasada, B’Tselem publicó un documento de posición que rechazaba la visión aceptada de Israel como un estado democrático que simultáneamente mantiene un régimen de ocupación temporal en los territorios, a favor de describir a Israel como una entidad política única entre el río Jordán y el mar Mediterráneo que mantiene un régimen de apartheid en todo este territorio.

Los gobiernos de derecha han tratado de hacer que la ocupación desaparezca de la conversación pública, junto con todo lo que el mantenimiento de la ocupación conlleva, ante todo el encuentro entre soldados israelíes y una población civil palestina. No hay grietas en la narrativa de la derecha: Israel es la única democracia en el Medio Oriente, no hay ocupación, las Fuerzas de Defensa de Israel son el ejército más moral del mundo, no hay crímenes de guerra, no hay violaciones de derechos humanos, y si hubo alguno, fue un error, y las FDI investigarán, juzgarán y (no castigarán) a los culpables.

Fuente: http://palestinasoberana.info/wp-admin/post.php?post=38908&action=edit

Sindicatos paraguayos reclaman liberación de niños palestinos encarcelados por Estado israelí

20 de enero de 2021

155 niñas y niños palestinos, forman parte de los 4.500 presos políticos que pueblan las cárceles de la ocupación sionista, siendo víctimas del terror criminal ejercido por un proyecto que ubica a una religión como superior al resto de la humanidad y entonces, con derecho de ejercer la violencia en nombre de su condición de “elegidos”.

Como expresión del internacionalismo en el movimiento obrero, los sindicatos agrupados en Acción Sindical Clasista (ASC), movilizaron a una delegación esta mañana, para manifestarse frente al local de la Cruz Roja y presentar una nota evidenciando la situación de niñas y niños de Palestina, exigiendo a su vez la intervención de dicha organización para rescatarlos y devolverlos a su familia y su comunidad.

La acción de esta mañana forma parte de la Campaña Internacional organizada por la Federación Sindical Mundial (FSM), en donde también se demanda la libertad de los 4.500 presos y presas políticas, entre los que se encuentran personas ancianas, enfermas y discapacitadas, siendo desprovisto de derechos como atención sanitaria adecuada en el marco de la pandemia a consecuencia de la COVID-19. En este sentido la FSM dirigió un memorándum al Comité Internacional de la Cruz Roja en Palestina, insistiendo en la urgencia de liberar sobre todo a las niñas y niños palestinos.

De esta manera, una representación de las mayorías trabajadoras del Paraguay, sumó la justa voz de denuncia y exigencia para frenar la escalada supremacista del Estado Israelí sobre el pueblo palestino, demostrando ese humanismo tan necesario para acercar a mujeres y hombres que no se adaptan a este injusto orden promovido por las patronales en perjuicio de quienes todo lo producimos: las trabajadoras y los trabajadores.

Hala, de 11 años, milagrosamente salvada cuando colonos israelíes intentaron secuestrarla

 18 de enero de 2021

Hala Mashhour al-Qat, de 11 años, de la aldea de Madama, al sur de la ciudad de Nablus, en el norte de Cisjordania, se sentó en su cama en la sala de emergencias del Hospital del Gobierno de Rafidya con los efectos de la conmoción y el ataque aún visibles en su rostro.

Foto: Hala Mashhour al-Qat, de 11 años, de la aldea de Madama, al sur de la ciudad de Nablus

Hala, estudiante de quinto grado, fue atacada por un grupo de colonos israelíes cuando invadieron la aldea de su familia el domingo por la noche, causándole moretones y cortes en la cara mientras los colonos intentaban secuestrarla. Sus gritos y llamadas de auxilio y la rápida intervención de su tío y su madre evitaron milagrosamente su secuestro y su probable asesinato.

Hala se dirigía de su casa a la de su tío, ubicada a pocos metros de distancia, para estudiar para un examen escolar de estudios islámicos programado para el día siguiente, según contó a WAFA.

“Mientras salía de casa, me sorprendió un grupo de colonos.
Uno de ellos empezó a tirarme piedras y me golpearon en la cara. No podía ver nada y comencé a gritar y a pedir ayuda a mi madre y a mis tíos. Vinieron rápidamente y pudieron rescatarme», dijo Hala, aún temblando por la horrible experiencia.

Hala, sentada en su cama de hospital, tenía dificultades para seguir hablando debido al dolor en la boca y los dientes, pero su estado de salud es estable a pesar de los cortes y hematomas en la nariz y la boca reportados por los médicos.

Esta no es la primera vez que los colonos israelíes atacan a Madama y las aldeas circundantes. Atacan casas con piedras y atacan a la gente, especialmente en las áreas cercanas al asentamiento ilegal de Yitzhar, conocido por albergar a colonos judíos extremistas.

El padre de Hala, Mashhour, dijo que mientras estaba en el trabajo, alrededor de las tres en punto, recibió una llamada telefónica de su esposa diciéndole que regresara a casa inmediatamente después de que unos 20 matones colonos atacaran su casa.

«No me di cuenta de lo que estaba pasando pero mis hermanos me dijeron que mi hija Hala estaba herida, por lo que fui inmediatamente al hospital donde Hala estaba recibiendo tratamiento», dijo a WAFA, explicando que los colonos también han herido a su esposa en el pie mientras intentaba liberar a su hija de los colonos y que algunas ventanas de su casa estaban rotas.

«Vivimos bajo un terror constante», dijo, y explicó que su casa está a unos tres kilómetros del asentamiento de Yitzhar. «Nuestras casas y propiedades están bajo constante ataque de los colonos».
Ghassan Douglas, que monitorea las actividades de asentamiento israelí en el norte de Cisjordania, dijo que los colonos atacaron la casa de la familia al-Qat, ubicada en la sección sureste de la aldea, con piedras y rompieron sus ventanas, lo que provocó la lesión de Hala, hiriéndole la cabeza y la cara mientras intentaban secuestrarla.

Fuente: WAFA 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner