UNRWA: Esperamos mejorar las relaciones con los EE.UU. bajo el mandato de Biden

15 de enero de 2021

El Organismo de Ayuda y Trabajo de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA) anunció hoy que espera que EE.UU. ponga fin a su boicot al grupo de ayuda internacional cuando la administración del presidente electo Joe Biden llegue al poder.

Durante una conferencia de prensa del Comisionado General de la UNRWA, Philippe Lazzarini, en la sede de la agencia en la ciudad de Gaza, el funcionario dijo: «El UNRWA fue testigo de una crisis financiera sin precedentes durante el año pasado», lo que explicó, que afectó a su capacidad de pagar «los salarios de los empleados del UNRWA».

La comunidad internacional «es consciente de los detalles de la crisis que atraviesa el UNRWA», explicó Lazzarini, señalando que el UNRWA «llamó a todas las puertas para obtener otras fuentes de financiación» y pudo pagar los sueldos del personal en noviembre y diciembre.

Los Estados Unidos, que era el mayor donante de la UNRWA, interrumpió la financiación del grupo de ayuda internacional en 2018. Antes de los recortes de la administración Trump, los Estados Unidos habían estado proporcionando al UNRWA unos 350 millones de dólares al año, más de una cuarta parte del presupuesto anual de 1.200 millones de dólares del organismo.

En cuanto al programa de alimentos de la UNRWA, Lazzarini dijo que la organización ha establecido un nuevo sistema que se dirige a los pobres en todas las regiones de Gaza como resultado de las crecientes tasas de pobreza.

LEER: Líbano presenta una queja oficial ante la ONU por las violaciones cometidas por Israel

Indicó que su organismo, a la luz de la expansión de la pobreza en la Franja de Gaza, Lazzarini describió el año 2020 como «difícil para el UNRWA, y también para los refugiados en todos sus lugares», añadiendo: «El año pasado fue testigo de acontecimientos políticos y problemas económicos y sociales, además de la pandemia, que aumentó el sufrimiento de la gente, especialmente de los pobres».

«Los refugiados palestinos y los pobres son los más vulnerables a la exposición al coronavirus, ya que los efectos de la enfermedad en ellos son mayores», dijo, y añadió que el Organismo desempeñará un papel importante en «cualquier proceso de vacunación contra el coronavirus».

Gaza ha sido testigo de 46.000 casos de coronavirus desde marzo con 464 muertes.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Israel aprueba el nuevo edificio de la embajada de EE.UU. en Jerusalén

Foto: Embajada de EE.UU. en Jerusalén el 18 de octubre de 2018 [Thomas Coex/AFP/Getty Images]

15 de enero de 2021

El Comité de Planificación y Construcción del Distrito Israelí de Jerusalén ha anunciado su aprobación para la construcción de un nuevo edificio para la Embajada de EE.UU. en la ciudad, ha informado AP. La ubicación del nuevo edificio estará en Hebrón Road, una vía central, y no lejos del actual emplazamiento temporal de la embajada.

En una declaración en Twitter, la vicealcalde de Jerusalén Fleur Hassan-Nahoum dijo que aunque otro comité aún debe dar su aprobación, ella espera que esto suceda en las próximas semanas. «Después de dos años, estamos encantados de que el comité de planificación local finalmente lo haya aprobado», dijo Hassan-Nahoum. «Hemos estado esperando durante mucho, mucho tiempo y estamos felices de que finalmente haya pasado.»

El alcalde de Jerusalén, Moshe Lion, calificó la decisión de «histórica y emocionante». Piensa que inspirará a otros países a trasladar sus embajadas de Tel Aviv a la ciudad ocupada que Israel reclama como su capital.

«Creo que este paso adicional para fortalecer el emplazamiento de la embajada y el continuo traslado a la capital es el primer florecimiento de otros representantes diplomáticos que se trasladarán a la capital», explicó Lion. «La embajada en el sitio de Allenby se construirá en la ruta del tren ligero y fortalecerá el desarrollo de la ciudad para sus residentes, esto sigue el plan maestro para Talpiot que fue aprobado hace tiempo».

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, trasladó la Embajada de los Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén en 2018, en un importante movimiento de política exterior que fue en contra de décadas de consenso internacional. También ha encantado a los líderes israelíes y ha enfurecido a los palestinos al reconocer a la controvertida Jerusalén como la capital de Israel.

Además, el embajador de EE.UU. en Israel, David Friedman, trasladó su oficina principal al actual consulado de EE.UU. en Arnona al año siguiente. El traslado molestó al mundo árabe y a los aliados occidentales. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, lo llamó una «bofetada en la cara» y dijo que los EE.UU. ya no pueden ser considerados como un intermediario honesto en las conversaciones de paz con Israel.

Se espera que el presidente electo Joe Biden adopte un enfoque más equilibrado hacia Israel y los palestinos. Sin embargo, ha dicho que no planea mover la embajada de vuelta a Tel Aviv.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español

La AP pagará los salarios completos a más de 900 prisioneros

Foto: una niña palestina con una máscara protectora sostiene una foto de un prisionero palestino durante una protesta para mostrar su apoyo a los prisioneros detenidos en las cárceles israelíes, frente a las oficinas del Comité Internacional de la Cruz Roja en la ciudad de Nablus en Cisjordania el 26 de agosto de 2020 [JAAFAR ASHTIYEH/AFP vía Getty Images].

15 de enero de 2021

El presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmoud Abbas, ha firmado una orden para pagar los salarios completos a más de 900 prisioneros y ex prisioneros, según anunció ayer el jefe de la Autoridad de Asuntos de Prisioneros y Ex Prisioneros, Qadri Abu Bakr.

Sobre la reciente propuesta de la Autoridad de Asuntos de Prisioneros y Ex-prisioneros de establecer un banco privado para las familias de los prisioneros y mártires, Abu Bakr confirmó que la medida: «Es poco probable que ocurra debido a las amenazas y restricciones israelíes para la obtención de la licencia del banco. La AP busca incansablemente opciones alternativas».

«Como resultado de la actual situación económica y política, el gobierno palestino sólo pudo pagar el 50% del salario de los prisioneros», señaló el funcionario.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

La corta historia de Israel

Foto: una bandera israelí ondea frente a la mezquita de la Cúpula de la Roca, cerca del recinto de la mezquita de Al-Aqsa en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el 24 de agosto de 2020 [AHMAD GHARABLI/AFP/Getty Images]

15 de enero de 2021

Por Basim Naim

Hace unos años, leí acerca de un dentista americano que le preguntó a uno de sus pacientes acerca de sus hobbies.

«Leer», respondió el paciente.

«¿Qué lees en estos días?»

«Sobre el Estado de Israel».

«¿Así que te gusta leer cuentos?» preguntó el dentista.

Lo recordé cuando leí los informes de que el Jerusalem Post criticó a la BBC por un reportaje sobre Jesús durante su programa «Corazón y alma, Jesús negro» el 18 de diciembre. Los israelíes estaban resentidos con el presentador, Robert Beckford, por decir que el Mesías era «palestino». El Post afirmó que el término «Palestina» no se utilizó hasta unos 100 años después de Cristo, aunque los historiadores confirman que se usó durante la ocupación griega de la tierra en el siglo IV a.C.

Esta es una pequeña ilustración del hecho de que la narración sionista de la historia de la tierra en la que se creó el estado ocupante de Israel, es incoherente y contradictoria, y predice la velocidad de su desaparición. Por ejemplo, los sionistas y sus partidarios rechazan la reivindicación palestina de la Palestina histórica desde el Mar Mediterráneo hasta el río Jordán, alegando que no existía tal cosa como «Palestina» en el mapa regional cuando se estableció la entidad sionista. Afirman que la zona era simplemente parte del Imperio Otomano y que el nombre de Palestina es una mentira inventada por los árabes; incluso se rechaza el término «Palestina». A pesar de la conocida afirmación de la ex Primera Ministra Golda Meir de que «los palestinos no existen», ella y otros dirigentes sionistas utilizaron el término «Palestina» en sus documentos oficiales o en sus declaraciones ante los medios de comunicación.

¿Cómo, entonces, surgió la narrativa sionista moderna? El sionismo político surgió a finales del siglo XIX y principios del XX como una forma de resolver «el problema judío» en Europa. La historia registra que los judíos fueron perseguidos, torturados y desplazados en la mayoría de los países europeos durante muchos siglos, no sólo por la Alemania nazi en los años 30 y 40.

En 1215 D.C., por ejemplo, el Papa Inocencio III convocó el Cuarto Concilio de Letrán, durante el cual la Iglesia Católica tomó importantes decisiones para detener «sospechosas» actividades judías. Diez años antes, el Papa había ordenado que los judíos llevaran insignias para distinguirlos de los demás ciudadanos.

El Rey Eduardo I expulsó a los judíos de Inglaterra en 1290, dándoles tres meses para irse. Inglaterra fue el primer país europeo en expulsar a los judíos de esa manera. La expulsión se repitió en Francia en 1306, después de que los franceses atacaran los barrios judíos y destruyeran sinagogas y escuelas. Lo mismo ocurrió en España durante la Inquisición, en la Rusia zarista, y en las tierras ahora conocidas como Austria, República Checa, Países Bajos e Italia. Pasó igual en lo que hoy es Alemania a finales del siglo XIV, siglos antes del Holocausto. En la raíz de esto está lo que los gobernantes de la época creían que era el papel de los judíos en el sabotaje de las sociedades en las que vivían.

A menudo se pasa por alto que los judíos que huyeron de la persecución en Europa se dirigieron al este del Imperio Otomano, o al sur a través del Mediterráneo a los países del norte de África y Egipto. En ambas áreas, fueron bienvenidos y les dieron refugio los gobernantes y comunidades musulmanas. Algunos llegaron a ocupar altos cargos oficiales en dichos países.

El llamado «problema judío», por lo tanto, era un asunto específicamente europeo, por lo que el padre del sionismo moderno, Theodor Herzl, escribió El Estado Judío con el objetivo de asentar a los judíos fuera de Europa. Y por qué se dirigió a los gobiernos antisemitas de Europa en busca de ayuda para establecer un «hogar nacional» para los judíos; su objetivo de deshacerse de sus ciudadanos judíos era el mismo que el de Herzl.

La mayoría de los judíos de la época se oponían a esto, especialmente los rabinos, por razones religiosas; el establecimiento de un estado judío significaba para ellos la Segunda Venida de Jesús y el fin de los judíos. También significaría que la expulsión de los judíos de sus países de origen a esta nueva «patria» transformaría la religión judía en una empresa nacionalista con base política.

Sin embargo, esta opción prevaleció entre los líderes de la comunidad judía, y se buscaba un lugar para el «hogar nacional». Palestina no era de ninguna manera la primera opción: se ofrecieron y consideraron partes de Uganda, Argentina y Alaska, incluso el sur de Marruecos, dada la presencia de una gran comunidad judía con una buena relación con el rey. Palestina fue finalmente elegida para utilizar la fuerte atracción que Jerusalén tenía, y aún tiene, para los judíos religiosos. Así, se presionó a los judíos de todo el mundo para que abandonaran su vida de asentamiento como ciudadanos de numerosos estados con derechos a la educación, el comercio, el arte y la cultura, y viajaran a un futuro desconocido, basado en sueños y promesas románticas. El «retorno» a la «Tierra Prometida» les fue vendido como parte de su religión, la cual, de otra manera no estaría completa.

Para reforzar este mito, comenzaron a crear historias sobre la presencia judía en Palestina. Se enviaron arqueólogos para encontrar pruebas de una antigua presencia judía para demostrar su derecho a la tierra. Hasta el día de hoy, tal evidencia no ha sido encontrada, dejando sólo sus mitos para cimentar las afirmaciones «Bíblicas». Esto ha sido confirmado por muchas instituciones internacionales, entre ellas UNICEF (de ahí la enemistad israelí y americana hacia la organización), por lo que los sionistas recurrieron a plantar pruebas falsas con símbolos bíblicos en lugares arqueológicos de Palestina, especialmente en los sitios religiosos y sus alrededores.

Imagine por el bien del argumento que los primeros sionistas habían optado por la tierra en uno de los otros países y que los judíos de todo el mundo habían emigrado allí. ¿Habrían inventado los líderes sionistas historias y mitos para justificar su presencia en la nueva «patria»? Por supuesto que no, porque el elemento religioso en la narración es central, con sus dimensiones metafísicas y el poder de influenciar a los individuos para que se desarraiguen de sus raíces. Además, esta migración en masa encaja con los cristianos evangélicos, que son sionistas influyentes, en particular en los Estados Unidos, y la «reunión de los exiliados [judíos]» a la que está condicionada la Segunda Venida.

Esta influencia cristiana en América ha sido evidente durante décadas, y es lo que llevó al Presidente de los EE.UU. Donald Trump a dar tantas facilidades al actual gobierno israelí, como el traslado de la Embajada de EE.UU. a Jerusalén. Todos los presidentes de EE.UU. respaldan a Israel hasta la médula para obtener el apoyo electoral de los cristianos evangélicos, aunque algunos israelíes advierten que esto pone en peligro el futuro del Estado.

Los líderes europeos que apoyaron el sionismo a principios del siglo XX lo hicieron no sólo para resolver su «problema judío», sino también para tener una «muralla de Europa contra Asia, un puesto de avanzada de la civilización en oposición a la barbarie». Por lo tanto, los sionistas han tenido que inventar una narrativa religiosa/histórica para disfrazar el hecho de que la creación del estado de Israel fue, de hecho, una empresa colonial. Tal es la necesidad desesperada de que esta narrativa domine, que se han dedicado una enorme cantidad de recursos y esfuerzos para producirla, difundirla y mantenerla.

Sin embargo, al final, Israel será una historia corta, incapaz de soportar la verdad, entre otras cosas porque los sionistas exponen sus propias contradicciones en sus declaraciones y escritos. Si hay un «problema judío» – una afirmación que es discutida por los muchos judíos no sionistas que se sienten muy cómodos en sus países de origen – no debería ser «resuelto» a expensas de nosotros los palestinos y del futuro de nuestros hijos.

Las patrias no se construyen sobre mitos, ni se crean con certificados de nacimiento escritos a la fuerza en los pasillos de las Naciones Unidas. Dependen de hechos y axiomas como que el sol no necesita pruebas de su existencia, porque es la prueba. Eso es lo que otorga legitimidad para que cualquiera viva donde nació después de las generaciones anteriores, no una narración distorsionada que no tiene base en la realidad.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

España pide a Israel frenar sus planes de construir 800 nuevas viviendas en Cisjordania ocupada

15 de enero de 2021

El Gobierno de España sabe que los Israel nunca hizo caso a España ni a Europa. Insistir en llamados inútiles a sabiendas que no darán resultado es “complicidad”. Una acción honesta es tomar medidas útiles y reales para acabar con las ilegalidades que Israel comete.
«Los asentamientos en los territorios ocupados por Israel desde 1967 constituyen una violación del Derecho Internacional y ponen en peligro la viabilidad de la solución de dos estados para lograr una paz justa y duradera en el conflicto», señala la Cancillería española a través de un comunicado.

El Gobierno de España hizo un llamamiento a Israel a que revierta sus planes para la construcción de más de 800 nuevas viviendas en diversos asentamientos en Cisjordania.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aprobó recientemente los planes para la construcción de viviendas en el territorio ocupado palestino, días antes de que Joe Biden tome juramento como presidente de EEUU el 20 de enero, mientras que se espera que la nueva administración restablezca la postura de Washington contra la construcción de asentamientos.

En particular, se prevé la construcción de viviendas en los asentamientos cisjordanos de Itamar, Beit El, Shavei Shomron, Oranit y Givat Ze’ev, Tal Menashe y Nofei Nehemia.

Madrid considera que la construcción de estas viviendas «perjudica la generación de confianza» entre Israel y Palestina, algo que la Cancillería española considera «necesario para retomar las negociaciones de paz».

Fuente: Sputnik

Organización israelí B’Tselem acusa Israel de ‘supremacismo’

15 de enero de 2021

Israel es Apartheid. En esto no hay duda alguna. Los propios israelíes lo confirman. “No hay un solo palmo de territorio controlado por Israel en el que un palestino y un judío sean iguales”
“No se puede vivir ni un solo día en Israel ni en Palestina sin darse cuenta de que en este territorio existe un esfuerzo contínuo en privilegiar por encima de los demás a un único grupo de personas: la comunidad judía”. Esta es la frase inicial con la que el martes, por primera vez, una entidad israelí, defensora de los derechos humanos en los territorios palestinos, acusó abiertamente al estado de Israel de ser un “régimen de apartheid”. El artículo —publicado en The Guardian y firmado por Hagai el-Ad, jefe de la destacada organización B’Tselem—, denuncia que “No hay un solo palmo de territorio controlado por Israel en el que un palestino y un judío sean iguales”. La pieza cita, entre otros, al primer ministro Benjamin Netanyahu cuando en 2019 afirmó que “Israel no es un estado de todos sus ciudadanos”.

Este comunicado supone un precedente en la sociedad israelí en la que, para muchos sectores, el concepto apartheid es prácticamente tabú. Amjad Iraqi, palestino residente en Israel y editor de la revista +972, formada por periodistas palestinos e israelíes, ha recordado que “Israel no es un apartheid porque de repente lo haya reconocido una entidad israelí. Grupos palestinos lo denuncian desde hace tiempo”.

Las críticas internas hacia el rumbo político de Israel se suman a las que la Comisión Europea expresó el martes sobre la construcción de 800 nuevas viviendas destinadas a colonos en la ocupada Cisjordania.

Estas críticas internas hacia el rumbo político de Israel se suman a las que la Comisión Europea expresó el martes sobre la construcción de 800 nuevas viviendas destinadas a colonos en la ocupada Cisjordania, anunciada el lunes por Netanyahu. El portavoz comunitario, Peter Stefano, denunció la actividad de Israel en los territorios ocupados en unos términos inusualmente punzantes: “La UE está fundamentalmente en contra de los asentamientos, tanto de construirlos como de ampliarlos”.

Stefano llamó a “reiniciar las conversaciones entre las partes” y pidió explícitamente detener la construcción de asentamientos: “Son ilegales desde el punto de vista del derecho internacional y constituyen un obstáculo para el proceso de paz y para la solución de los dos estados”. Las instituciones europeas, sin embargo, no han acompañado estas declaraciones de acciones concretas que puedan forzar un cambio de actitud por parte de los dirigentes israelíes.

La OLP ha declarado que el proyecto de las 800 viviendas “intenta beneficiarse de los últimos días del actual gobierno estadounidense” de Donald Trump. Yair Lapid, miembro de la oposición israelí, criticó que el movimiento “lleva a Israel a una confrontación innecesaria con Biden”, presidente de los Estados Unidos a partir del próximo día 20 de enero y de quien se espera una mínima oposición a la política de asentamientos.

La iniciativa de Netanyahu podría aumentar el apoyo electoral hacia su candidatura durante las próximas elecciones del 23 de marzo, las segundas en plena pandemia y las cuartas en dos años. Se cree que Netanyahu querría demostrar que él es el único candidato capaz de evitar que Washington lidere las políticas israelíes en los territorios palestinos.

Fuente: www.elsaltodiario.com

Israel lanza el ataque más mortífero contra Siria desde 2018

15 de enero de 2021

Al menos 57 personas murieron tras los bombardeos israelíes en Siria, los más graves desde 2018, luego que aviones de combate llevaron a cabo intensos ataques aéreos en el este del país árabe.

El ataque aéreo israelí de esta madrugada contra la provincia de Deir al Zur, en el este de Siria, ha sido el «más violento» de los perpetrados hasta la fecha por la aviación del Estado judío en territorio sirio.

De acuerdo con el Gobierno sirio, los ataques se produjeron en los suburbios de las ciudades de Deir al-Zur, Mayadeen y Boukamal a lo largo de la frontera con Irak (al este del país). Se ha sabido de al menos 18 ataques en los cuales, por lo menos, 57 personas murieron.

Con la ayuda de Rusia e Irán, las partes central y occidental de Deir al-Zur fueron liberadas por el ejército nacional sirio del control de los terroristas del Estado Islámico desde noviembre de 2017.

El ataque israelí conecta con las más recientes declaraciones del secretario de Estado, Mike Pompeo, quien insistió en acusar a Teherán de sostener el terrorismo en territorio iraquí con el apoyo de Siria. Tel Aviv es un fuerte aliado de Washington en la región del Medio Oriente.

Esta es la más reciente de las operaciones que, de manera sistemática, lleva adelante el ejército israelí en la zona fronteriza entre Siria e Irak con el pretexto de la persecución de milicias proiraníes, a las cuales acusa de ser parte de una red de terroristas vinculadas a Al-Qaeda.

La última acción por parte de Israel en territorio sirio tuvo lugar el pasado jueves, cuando tres personas murieron y otras once resultaron heridas en un ataque con misiles contra posiciones de las fuerzas sirias y sus milicias aliadas en el sur del país árabe.

De acuerdo con versiones de la prensa internacional, el secretario Pompeo, discutió el bombardeo de Deir Ezzor con el jefe del servicio de inteligencia israelí, «Mossad» Yossi Cohen, durante una reunión en el restaurante «Café Milano» en Washington el lunes pasado.

Fuente: Telesur 

Nayi Al-Ali: el artista palestino que dibujó un niño para dibujar la humanidad

Palestina: Arte y Resistencia en Nayi al-Ali

15 de enero de 2021

Por Olga Rodríguez  @olgarodriguezfr

Un libro reúne centenares de dibujos del artista palestino Nayi Al-Ali, asesinado en Londres en 1987 y creador de Handala, un niño de 10 años símbolo de la resistencia palestina, asesinado en Londres en 1987 y creador de Handala, un niño de 10 años símbolo de la resistencia palestina

El célebre autor de cómics Joe Sacco dice de Nayi Al-Ali que «sigue siendo un héroe en el mundo árabe, en particular para los palestinos, que pronuncian su nombre con la misma ternura con la que mencionan a sus grandes poetas». Ahora el libro Palestina. Arte y resistencia en Nayi Al-Ali, publicado en España por Ediciones del Oriente y del Mediterráneo, recoge sus viñetas más célebres, sus pensamientos y su historia, interrumpida violentamente por su asesinato en 1987.

«Me enfrentaba a ejércitos con caricaturas y dibujos de flores, esperanza y balas», dijo Nayi Al-Ali en una ocasión sobre su trabajo como dibujante. Nacido en la aldea palestina de Ash-Shayara en 1936 y expulsado de ella por la ocupación israelí cuando aún era un niño, Al-Ali supo bien lo que significa ser un refugiado de por vida.


«Día de la Tierra palestina» Viñeta incluida en el libro ‘Palestina. Arte y resistencia en Nayi Al-Ali’

«Los conflictos árabes». 1983

Creció en un campo de refugiados en Líbano, donde pintaba en muros y paredes, hasta que el escritor Ghassan Kanafani, figura de renombre en el campo literario y en el activismo político, lo descubrió en una visita al campo para dar una conferencia. Desde entonces Al-Ali dibujó para diferentes periódicos árabes, pasó por varios países y terminó instalándose en Londres, donde alcanzó celebridad sin abandonar nunca su voluntad de visibilizar las injusticias a través de sus dibujos.

Posiblemente no hay nadie en Oriente Próximo que no sepa quién es Al-Ali y que no conozca su creación más célebre, Handala, un niño de 10 años representado casi siempre de espaldas, observando lo que ocurre en la viñeta, invitando a los lectores a mirar, a no permanecer indiferentes. Handala es hoy en día una figura tatuada en miles de pieles de jóvenes árabes, grafiti en muros y paredes, dibujo en libros y pósteres, manteniendo viva la memoria de su autor, asesinado en Londres en 1987.


«Campo de refugiados de Chatila». Líbano, 23 de septiembre de 1982, diario As-Safir. La última sílaba de Chatila, escrita con la sangre del niño, significa ‘no’ en árabe

El dibujante palestino Nayi Al-Ali

«Nayi Al-Ali representa el sentimiento de dolor, impotencia e injusticia que creo que todo palestino lleva en su interior, el sentimiento de que el mundo les ha abandonado, de que no les escucha», relata a elDiario.es la periodista Teresa Aranguren, experta en Palestina, quien ha escrito un capítulo del libro Palestina. Arte y resistencia en Nayi Al-Ali.

Al-Ali es conocido en el mundo árabe por sus viñetas ácidas y por su crítica no solo a la ocupación israelí, sino también a los jeques del petróleo aliados de Washington, a los regímenes árabes, los poderes económicos, la burguesía palestina y la corrupción de algunos dirigentes palestinos, incluidos funcionarios de la Organización para la Liberación de Palestina.

«Fue capaz de dibujar el sentimiento de dolor del pueblo palestino, a veces también de ira, de rabia e indignación», explica Aranguren. «Con los años su niño Handala se convirtió, sin que su creador lo buscara, en un símbolo de la resistencia. No hay apenas nadie en el mundo árabe que no sepa quién es ese niño que todo lo ve».

«El cementerio de la diáspora». Diario Al Qabas, Kuwait, 26 de julio de 1986. Incluída en el libro Palestina. Arte y resistencia en Nayi Al-Ali

«Vendida», junto a un mapa de Palestina, la referencia a la resolución de la ONU 242 y 1948 tachado, en referencia al año en el que cientos de miles de palestinos tuvieron que dejar sus hogares, convirtiéndose en refugiados, como el propio Al-Ali

«Handala mira el inagotable sufrimiento, sobre todo de las personas refugiadas palestinas. Hay que recordar que su autor fue un refugiado desde que tuvo que exiliarse de su tierra, expulsado de su propia aldea», rememora Aranguren.

El mismo Al-Ali contó que creó a Handala en la época en la que vivía en Kuwait como una defensa contra aquella sociedad consumista en la que vivía, y lo definió como «un niño que no es guapo, con el pelo como un erizo, a sabiendas de que el erizo usa sus púas como arma. No es un niño gordo, mimado y acomodado. Es uno de esos niños descalzos del campamento, que me protege de los excesos y de los errores».

En alguna ocasión explicó que había elegido a un niño porque la infancia es el símbolo de la sinceridad, de la inocencia y la verdad: «Es la conciencia que no está dispuesta a ceder. No pierde nada porque es pobre, trabajador y desposeído». El nombre de Handala procede de handal, una planta trepadora con propiedades purgantes que crece en el desierto. Ese niño de diez años, tan solo un poco más pequeño que su autor cuando tuvo que exiliarse, es su alter ego y representa la resiliencia, la conciencia de la verdad, la innegociable dignidad de un pueblo que sufre la ocupación y la discriminación. Al-Ali siempre decía que Handala solo crecería cuando regresase a su tierra.


«¿Eres musulmán o cristiano, suní o chií, druso o alauí, copto o maronita,católico u ortodoxo? Soy árabe, ¡burro!»

Al-Ali solía representar Palestina como una mujer. Aquí, la Palestina cristiana y la musulmana y el niño Handala entre ambas

El dibujante palestino se definía a sí mismo como un «realista alineado con los pobres». Su tierra y su pueblo estuvieron en el centro de sus viñetas, pero con sus denuncias pretendía visibilizar todas las injusticias del planeta. Tuvo la voluntad de ser azote de las clases dirigentes y voz de las personas oprimidas. Para ello denunció la ocupación, el sectarismo religioso, la corrupción, los abusos contra los derechos humanos y el expolio de los recursos naturales. La revista Time dijo de él que «dibuja con huesos humanos», y el diario japonés Asahi lo definió como un artista que «dibuja con ácido sulfúrico».

Sufrió no solo la expulsión de su tierra y la destrucción de la aldea en la que nació -que ya no existe, fue derribada el 1 de mayo de 1948 por fuerzas de la Haganah, milicia sionista y embrión del ejército israelí- sino también la pérdida de personas muy queridas, como su propio mentor y descubridor, el escritor Kanafani, quien murió en 1972 en un atentado con coche bomba perpetrado y reivindicado por los servicios secretos israelíes. En el ataque también murió la sobrina de Kanafani, con 17 años. 


Kissinger, el barril de petróleo y la bandera estadounidense. Líbano, 13 de febrero de 1975


17 de mayo de 1971

El mismo Al-Ali tenía demasiados enemigos «para un artista armado tan solo con un lápiz y un cuaderno». «Nunca fue hombre de partido y, aunque simpatizaba con el Frente de Liberación de Palestina, el grupo marxista y panarabista fundado por el médico cristiano George Habash en 1967, nunca se sometió a disciplina alguna de partido. Quería simplemente expresar el dolor, la amargura, la valentía, el desamparo de los suyos. Y su inquebrantable fortaleza», señala Aranguren.

El 22 de julio de 1987, en Londres, un hombre se le acercó por detrás y le disparó a bocajarro en la cabeza. Ocurrió a las puertas del diario Al-Qabas International, en el que trabajaba. Tras casi cinco semanas en coma, murió el 29 de agosto de ese año en un hospital de la capital británica. La policía inglesa arrestó a Ismail Sowan, quien confesó que había estado trabajando tanto para la OLP como para el servicio de espionaje israelí Mossad. Fue acusado de posesión de armas y explosivos pero no de asesinato, porque no se encontraron pruebas contra él.

«El reparto». Líbano, junio de 1975

Al-Ali con su mujer en El Cairo

Un segundo sospechoso arrestado por Scotland Yard también confesó ser un agente doble. En 2017, 30 años después del asesinato, la policía de Reino Unido reabrió la investigación y desveló que Al-Ali había recibido varias amenazas de muerte en los años que precedieron a su asesinato.

Al-Ali sigue vivo en la memoria de las sociedades árabes. El testigo de su visión crítica pasa de generación en generación, quizá porque el contenido de muchas de sus viñetas sigue siendo actual. «Si viviera hoy, sus dibujos no serían muy diferentes a los que hizo hasta su muerte. Probablemente tendrían presencia países del Golfo como grandes traidores, y también algunas figuras de EEUU, como Trump», reflexiona Aranguren, quien elogia la calidad del libro Palestina. Arte y resistencia en Nayi Al-Ali:

«Está editado con gran delicadeza y respeto, con una voluntad de divulgación importante. Los occidentales tenemos a veces esa incapacidad de ver al otro: casi todos los árabes, los latinos o los asiáticos conocen nuestra cultura, saben quiénes son nuestras figuras importantes, desde Beethoven hasta Madonna, pero nosotros desconocemos casi todo lo que es importante para los otros, aunque sean nuestros vecinos».

 

Fuente: ElDiario

Piloto de la aerolínea de los EAU suspendido tras negarse a volar hacia Palestina ocupada

14 de enero de 2021

La aerolínea de bandera de los Emiratos Árabes Unidos suspendió a un piloto tunecino por negarse a volar un avión al ente israelí.

El piloto tunecino Monem Sahib al Taba escribió en su página de Facebook que Emirates Airline lo suspendió “debido a mi negativa a participar en un vuelo a Tel Aviv”.

“Dios es el único que me cuida… no me arrepiento”, escribió.

Al Taba fue suspendido en espera de su presentación ante el comité disciplinario.

Los activistas árabes denunciaron la suspensión y elogiaron a Al Taba por su “postura heroica” de negarse a reconocer al régimen israelí a pesar de la normalización de los lazos de Abu Dhabi con Tel Aviv.

“Quien le deje algo a Dios, Dios lo compensará con algo mejor”, dijo el activista palestino Tamer Almisshal.

“Este honorable piloto libre y muchos otros como él son el obstáculo para la normalización con la entidad israelí que temen los ocupantes”, escribió otra activista, Chiheb Eddinne Mellouli.

En septiembre, las aerolíneas israelíes comenzaron a operar vuelos directos entre Tel Aviv y Dubai.

Abu Dhabi firmó un acuerdo para normalizar las relaciones diplomáticas con “Israel” el año pasado.

Bahrein, Sudán y Marruecos anunciaron posteriormente acuerdos de normalización propios con el régimen de Tel Aviv.

Todas las facciones palestinas han condenado los acuerdos de normalización calificándolos de traición a su causa.

Fuente: https://www.annurtv.com

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner