La hegemonía de Israel explicada: el caso de la temporada de cosecha de aceitunas en Palestina

Foto: Olivier Fitoussi/Flash90

06 de enero de 2021

“Si los olivos conocieran las manos que los plantaron, su aceite se convertiría en lágrimas.”
 Mahmoud Darwish

La temporada anual de cosecha de aceitunas, un acontecimiento transcendental a nivel social, cultural y económico, es una ocasión muy esperada y celebrada en la que participan familias y comunidades enteras de toda Palestina. Hay alrededor de un millón de dunums de tierras agrícolas palestinas, y unas 100.000 familias palestinas se benefician, directa o indirectamente, sólo de la cosecha de aceitunas[1]. El olivo es un símbolo de la existencia, la resistencia y el potencial de Palestina. A lo largo de la historia, los palestinos han seguido cosechando sus arboledas y campos para proporcionar al país aceitunas y aceite y celebrar nuestra identidad nacional y la conexión con nuestra patria ancestral.[2]

Bajo el gobierno militar de Israel, la Potencia ocupante, la cosecha de olivos se ha convertido en un acto de resistencia. A medida que Israel sigue confiscando más tierras palestinas para ampliar su empresa de asentamientos coloniales, y sólo en el último decenio, las fuerzas de ocupación y los colonos israelíes han destruido más de 165.000 olivos, la mayoría de los cuales tienen siglos de antigüedad, causando enormes pérdidas económicas a los agricultores y a la economía palestina, que ascienden a 50.849.265 dólares.

Este breve informe enfoca en las restricciones israelíes y la violencia de los colonos israelíes contra los agricultores palestinos durante la temporada de cosecha de aceitunas de 2020, entre octubre y noviembre.

Acceso a las tierras agrícolas

Israel no sólo se apoderó de tierras palestinas para sus asentamientos ilegales, el muro de anexión y las restricciones a la circulación, sino que ha restringido el acceso de los propietarios y agricultores palestinos a otras tierras que posteriormente fueron aisladas y cerradas con decenas de puertas militares. Al menos 40.000 dunums de olivos, en estrecha proximidad a los asentamientos israelíes o cortados detrás del muro de anexión, fueron declarados zonas militares cerradas.[3] Los agricultores palestinos se ven obligados a obtener un permiso de acceso que, de concederse, sólo les permitiría un número limitado de días al año que no son suficientes para cosechar sus campos adecuadamente. Sólo en 2018, Israel rechazó el 72% de las solicitudes de permiso a los agricultores palestinos.

Acceso a los recursos hídricos

La mayoría de los olivos de Palestina son de secano. Cuando las precipitaciones son inferiores a la media anual, los agricultores palestinos se enfrentan a una sequía que provoca una disminución sustancial de la producción de aceitunas. A medida que Israel sigue controlando plenamente nuestros recursos hídricos y aplicando políticas discriminatorias que nos niegan el derecho a acceder a un suministro de agua adecuado, los agricultores palestinos no pueden utilizar otras técnicas de riego para mejorar la generación de cultivos.

Mientras que los agricultores palestinos dependen principalmente de los manantiales de agua dulce y de las aguas subterráneas para el riego, Israel sigue controlando más de 150 manantiales en la Cisjordania ocupada debido a la continua confiscación de tierras palestinas de propiedad privada para la expansión de su empresa de asentamientos coloniales. Los recursos de aguas subterráneas también siguen bajo el control total de Israel. El más grande es el acuífero de la montaña, cuya agua proviene en un 80% de la Cisjordania ocupada. No obstante, Israel extrae anualmente el 89% del agua de este acuífero, dejando sólo el 11% para uso palestino, menos aún hoy en día debido a las continuas extracciones de los asentamientos israelíes y a la sequía de los últimos diez años.

Es importante señalar que, para el uso exclusivo de riego, los agricultores palestinos de la Cisjordania ocupada necesitan 250 millones de metros cúbicos de agua al año, de los cuales sólo reciben alrededor del 20% o unos 50 millones de metros cúbicos. Esto, además de la expansión de los asentamientos coloniales de Israel, ha provocado una fuerte disminución de la contribución del sector agrícola al PIB en el territorio palestino ocupado, del 36% en 1970 al 9,5% en 2000. En 2019, era menos del 3%.

Aceite de oliva y productos de los asentamientos israelíes

En los últimos años ha aumentado la producción de aceite de oliva de Israel en sus asentamientos ilegales, incluso en el Golán árabe sirio y en Cisjordania en Palestina.[4]En varios casos, los productos palestinos robados se llevan a Israel para ser procesados y etiquetados como «Made in Israel» para todos los mercados internacionales. Otros productores tienen su sede en asentamientos israelíes ilegales, entre ellos «Tura Winery» en el asentamiento ilegal de «Rehelim», construido en tierras pertenecientes a la aldea palestina de As-Sawiya, que recientemente anunció lo que describió como una medida «histórica» al firmar un acuerdo para distribuir su vino y aceite de oliva en los Emiratos Árabes Unidos. El sitio web de la compañía ofrece envíos a todo el mundo, y su aceite de oliva se vende en Alemania, Reino Unido, EE.UU. y Hong Kong.

Otra empresa israelí se llama «Land of Choice Olive Oil», que opera en el asentamiento ilegal de «Shilo» con una prensa de aceitunas situada en el asentamiento de «Achiya». Según el sitio web de la empresa, algunos de sus consumidores son destacados hoteles y restaurantes israelíes, como el Waldorf Astoria de Jerusalén, el Hotel David Citadel y el Hotel Dan. Internacionalmente, sus productos están disponibles en China, Rusia, Suiza y el Reino Unido. La empresa también ha participado en festivales internacionales utilizados como parte de la propaganda del gobierno israelí para normalizar su ocupación ilegal.

Hay otro productor israelí de aceite de oliva en la instalación colonial ilegal de «Einot Kedem» en el Valle del Jordán. Certificada por el Ministerio de Salud israelí, también ofrece envíos al extranjero. Otros productores operan en los asentamientos coloniales ilegales de «Kedumim», «Nokedim» y «Elkana».

Los olivos del «Parque del Canadá», construido sobre las aldeas palestinas de Imwas, Yalu, Bayt Nuba y Dayr Ayoob, que fueron destruidas y limpiadas étnicamente en el anexionado Valle de Latrun, se promueven como una atracción turística. En la parte oriental de la gobernación de Belén, la visita a un colono israelí que produce aceite de oliva en el asentamiento colonial ilegal de «Nokdim» se presenta como una «experiencia educativa y agrícola».

Ataques israelíes

Con el pleno respaldo y protección de las fuerzas de ocupación, los colonos israelíes suelen intimidar y agredir físicamente a los agricultores palestinos mientras están en sus campos. También queman y arrancan sus olivos y, en muchos casos, roban los productos de los agricultores. La organización israelí de derechos humanos Yesh Din determinó que entre 2005 y 2019, el 91% de las investigaciones sobre los ataques de los colonos contra los palestinos y sus propiedades se cerraron sin que los autores rindieran cuentas de sus ataques terroristas.

Un ejemplo explícito tuvo lugar durante la temporada de cosecha de aceitunas en 2019 en la gobernación de Nablus, que suele ser la zona donde se registra la mayor tasa de ataques de colonos israelíes. Los soldados de la ocupación israelí colaboraron con los colonos para interrumpir el trabajo de los agricultores palestinos en las aldeas de Qaryut y a-Lubban Ash-Sharqiya durante cinco días consecutivos y negarles el acceso a sus tierras. Durante ese tiempo, los soldados israelíes defendieron a los colonos del asentamiento de «Eli» y exigieron que los agricultores palestinos abandonaran sus tierras con el pretexto de una «zona militar cerrada». Cuando los agricultores se resistieron, los soldados israelíes dispararon granadas de aturdimiento y botes de gas lacrimógeno.

Desde que el presidente Trump asumió el cargo en 2017, los colonos israelíes cometieron más de 2.200 ataques contra los palestinos y sus propiedades.[5] El año 2019 fue testigo de la mayor tasa de violencia de los colonos con al menos 48 ataques contra agricultores palestinos y sus olivos, la mitad de los cuales se produjeron en la gobernación de Nablus, dañando más de 1.700 olivos.[6]

En 2020, desde el comienzo de la temporada de cosecha de aceitunas en octubre, los colonos israelíes perpetraron al menos 40 ataques, casi la mitad de ellos en la gobernación de Nablus, que causaron heridas a 26 palestinos, dañaron más de 1.700 olivos y robaron cosechas de aceitunas de más de 1.800 árboles.[7]

Selección de los principales incidentes durante la temporada de cosecha de aceitunas en Palestina en 2020[8]

  • El 7 de octubre, los agricultores de la ciudad de Huwara (gobernación de Nablus) fueron atacados por colonos que les tiraron piedras y los golpearon con palos. Las fuerzas de la ocupación israelí no hicieron nada a los colonos, sino que dispararon botes de gas lacrimógeno contra los agricultores palestinos. Un agricultor fue empujado al suelo por un soldado israelí y posteriormente golpeado por los colonos.[9]
  • El 9 de octubre, los colonos israelíes del asentamiento «Mevo Dotan», construido ilegalmente en tierras palestinas al sur de la ciudad de Ya’bad (provincia de Jenin), incendiaron alrededor de 446 olivos en el campo palestino cercano. Los colonos también impidieron que el agricultor palestino Rafa’ Abu Baker, residente en la ciudad de Ya’bad, cosechara su campo situado cerca del asentamiento.
  • El 12 de octubre, los colonos israelíes atacaron a los agricultores palestinos en la aldea de Burqa (gobernación de Nablus), causando heridas leves a cinco de ellos. En el lugar, las fuerzas israelíes dispararon balas de acero recubiertas de caucho, bombas sónicas y botes de gas lacrimógeno contra los agricultores mientras los colonos los empujaban fuera de sus tierras.
  • El 12 de octubre, los colonos israelíes del asentamiento «EtzEfraim», construido ilegalmente en tierras palestinas robadas en las aldeas de Masha y Bidiya (gobernación de Salfit), robaron la cosecha de aceitunas. Destruyeron las ramas de unos 60 olivos, aislados por el muro de anexión, pertenecientes a los aldeanos de Masha.
  • El 14 de octubre, el agricultor palestino Khaled Masha’leh, de la aldea de al-Jab’a (gobernación de Belén), descubrió que los colonos israelíes habían arrancado 200 olivos de su campo situado al norte de la aldea.
  • El 12 de noviembre, las fuerzas de ocupación israelíes atacaron con sus armas a un anciano palestino, Muhammad Salibi, de 77 años de edad, mientras cosechaba sus aceitunas en sus tierras cerca del asentamiento ilegal de «Beit Ain», construido ilegalmente en tierras pertenecientes a la aldea palestina de Beit Ummar (provincia de Hebrón). Las fuerzas israelíes golpearon brutalmente a Salibi después de negarse a cumplir las órdenes de abandonar sus tierras.

Conclusión

El Gobierno de Israel y sus colonos, alentados por una cultura de impunidad sin precedentes, siguen impulsando el programa de anexión y desplazamiento o traslado forzoso de palestinos para seguir ampliando su empresa de asentamientos.  Con ese fin, la violencia y los ataques terroristas israelíes contra los agricultores y campos palestinos durante la temporada de cosecha de la aceituna, que también se ha convertido en un símbolo palestino de firmeza, tienen por objeto amenazar la identidad nacional y la existencia de Palestina.

Hace cuatro años, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la resolución 2334, en la que se reafirman las obligaciones de Israel como Potencia ocupante en virtud del Cuarto Convenio de Ginebra y la ilegalidad de los asentamientos israelíes. La resolución exige el cese total de las actividades de asentamiento de Israel, el respeto del derecho internacional, en particular las obligaciones de Israel en virtud del derecho internacional humanitario. También exige a los Estados miembros que cumplan con su obligación legal y distingan en sus tratos oficiales entre el territorio palestino ocupado e Israel.

Además de hacer responsable a Israel de sus bien documentadas violaciones y de la impunidad concedida a los responsables de atacar al pueblo de Palestina, la comunidad internacional tiene la responsabilidad jurídica y moral de prohibir todos los productos y servicios de los asentamientos israelíes, incluida, en este caso, la producción de aceite de oliva de los colonos.

Documento emitido por NAD-PLO

Traducción: Misión Diplomática de Palestina en España

http://www.embajadadepalestina.es

 E.MAIL: khaldun@embajadadepalestina.es

[1] Ministerio de Agricultura de Palestina

[2] Ibid

[3] Ibid

[4]El productor israelí de aceite de oliva «Halutza» se refiere a una parte de la Palestina ocupada como «Samaria» y parte de Israel: http://halutza.co.il/olive-oil-israel/?lang=en

[5]PLO-NAD, el Grupo de Vigilancia Palestina

[6]UNOHA – oPt

[7] Ibid

[8]La principal fuente de incidentes: PLO-NAD, el Grupo de Vigilancia Palestina

[9]Yesh Din

 

Las fuerzas israelíes arrancaron más de mil árboles y olivos, al oeste de Salfit

06 de enero de 2021

Las fuerzas de Ocupación israelíes arrancaron más de mil olivos y árboles en la ciudad de Deir Ballut, al oeste de la ciudad de Salfit, en el norte de la Ribera Occidental, según testigos presenciales.

Fuentes locales informaron de que las fuerzas israelíes sellaron la parte occidental de la ciudad, conocida como Khallet Al Abhar, y escoltaron una excavadora hasta ella, antes de que la pesada máquina destruyera más de mil olivos y arbolitos pertenecientes a los ciudadanos: Nesfat Ezzat Moussa, Ghazi Hosni Musa, Omar Abdullah Musa y Muhammad Musa.

Fuente: Days of Palestine

Traducción y Edición: Comunidad Palestina de Chile

Docenas de detenidos y heridos durante redadas israelíes en la Ribera Occidental y Jerusalén Ocupado

06 de enero de 2021

Anoche y al amanecer de hoy, las fuerzas de ocupación israelíes lanzaron una campaña de incursión y búsqueda en zonas separadas de la Ribera Occidental y Jerusalén Ocupado, durante la cual arrestaron a varios jóvenes y, como resultado, se produjeron enfrentamientos en zonas separadas.

En Hebrón, un joven sufrió quemaduras en la mano como consecuencia del impacto directo de una bombona de gas lacrimógeno, durante los enfrentamientos que se produjeron en la ciudad de Beit Ummar, al norte de Hebrón, además de decenas de casos de asfixia por gas lacrimógeno.

En el campamento de Al Arroub estallaron otros enfrentamientos, a consecuencia de los cuales varios civiles fueron asfixiados.

En Belén, las fuerzas de ocupación hicieron una incursión en la ciudad y llevaron a cabo incursiones y registros en Jabal Al Mawaleh, Jabal Handaza y las zonas de Rakhma, Rafidia y Beit Taamer, hacia el este, donde asaltaron las casas de los dos hermanos, Muhammad Ahmad Rizk y Muayad.

En un contexto relacionado, un grupo de colonos cerró anoche, bajo la protección de los soldados de ocupación israelíes, el cruce de “Gush Etzion”, al sur de Belén, e izaron banderas israelíes.

En Ramallah estallaron violentos enfrentamientos, después de que las fuerzas de ocupación asaltaran la ciudad al amanecer, durante los cuales jóvenes se defendieron de las patrullas de ocupación con piedras.

Las fuerzas de ocupación hicieron una incursión y registraron varias casas palestinas, a lo que siguió el estallido de enfrentamientos, durante los cuales dispararon gases lacrimógenos y bombas de sonido, sin causar heridas ni detenciones.

En Tulkarem, las fuerzas de ocupación detuvieron a Muhammad Ismail Abu Leifa (46 años) después de que hicieran una redada y registraran su casa en Izbat al-Jarrad, al este de Tulkarm.

Además arrestaron al prisionero liberado, Raed Muhammad Qouzah, de 50 años, del campamento de Tulkarem, después de hacer una redada en su casa, registrarla y destrozar su contenido.

En Tubas, se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas de ocupación israelíes que asaltaron la ciudad y decenas de jóvenes, que lanzaron piedras a las patrullas israelíes.

Fuentes locales informaron de que las fuerzas de ocupación dispararon una lluvia de balas y botes de gas venenoso contra las casas y los jóvenes.

En Nablus, irrumpieron en la montaña septentrional de la ciudad y detuvieron al joven Yasser Al Mahmouj en su casa de Baker Street, y lo llevaron a su lugar de trabajo en la empresa Millennium Technology en Sufyan Street, en el centro de la ciudad, señalando que las fuerzas de ocupación habían detenido al propietario de la empresa hace varios días.

Se produjeron violentos enfrentamientos entre docenas de jóvenes y las fuerzas de ocupación en Baker Street y Sufyan Street, durante los cuales los soldados dispararon granadas de aturdimiento con fuerza.

Las fuerzas de ocupación arrestaron a los dos jóvenes, de la ciudad de Zita Jumain, al sur de Nablus, cuando pasaban el puesto de control de Zatara.

En la Jerusalén ocupada, las fuerzas de ocupación detuvieron al joven, Iyas Hussein Obeid, en su casa de la ciudad de Al Issawiya.

Las fuerzas de ocupación arrestaron al joven Hamza Abu Ghanem después de asaltar las casas de sus familias en la ciudad de Al Tur, y los llevaron a un centro de interrogatorio.

En las zonas de la Ribera Occidental y de la Jerusalén ocupada se producen diariamente redadas y registros en zonas separadas, intercalados con ciudadanos aterrorizados, entre ellos mujeres y niños, que arrestan y agreden a los ciudadanos y sus propiedades.

Fuente: PNN

Palestino a punto de casarse queda paralizado por disparo israelí

06 de enero de 2021

Un joven palestino de 24 años se quedó paralizado del cuello para abajo, luego de que el ejército israelí le disparara el viernes en Cisjordania.

Los soldados incluso, dispararon contra el vehículo que le transportaba al hospital.

Tenía muchas esperanzas y muchos planes para el futuro. Iba a casarse dentro de meses. Pero ahora deberá pasar los días o tal vez el resto de su vida tumbado en la cama.

A Haroun Rasmi Abu Aram, a sus 24 años, no se le borrará jamás de la mente el primer día de 2021, jornada en que quedó tetrapléjico por una bala israelí en su cuello.

Los hechos ocurrieron el viernes en la localidad de Masafer Yatta, en la provincia de Al-Jalil. Haroun ayudaba a un vecino para construir una casa que los israelíes consideran ilegal.

Cuando los soldados trataron de confiscar un generador eléctrico que le pertenecía, él se resistió.

Los testigos afirman que los soldados israelíes operaban como si fuera una guerra. Descartan la posibilidad de que el soldado abriera fuego por error. Haroun ahora lucha entre la vida y la muerte.

Desde la Autoridad Nacional Palestina hasta La Unión Europea han condenado la actuación israelí. Ésta última la calificó de uso excesivo y desproporcionado de la fuerza.

Fuente: HispanTV 

Israel y Grecia firmarán el mayor acuerdo de seguridad de su historia

Foto: Un modelo del dron SkyStriker de Elbit Systems de Israel, apodado «el dron suicida» [Facebook]. 

06 de enero de 2021

Israel y Grecia firmarán el mayor acuerdo de seguridad entre los dos países, con un valor de hasta 1.680 millones de dólares, según ha informado el Times de Israel.

El acuerdo, que será firmado por los respectivos ministerios de defensa, aprueba la creación y el manejo de una escuela de vuelo para la Fuerza Aérea Helénica por parte de Elbit Systems, la mayor empresa privada de armas de Israel.

Se dice que Elbit ha suministrado el 85% de los drones utilizados en la guerra de Gaza en 2014, cuando más de 2.200 palestinos – 500 de ellos niños – fueron asesinados en sólo 50 días. La compañía de armas israelí tiene diez instalaciones en toda Gran Bretaña.

El gobierno griego también comprará aviones de entrenamiento a Israel, así como simuladores, entrenamiento y apoyo logístico. El acuerdo abarcará más de 20 años, anunció el Ministerio de Defensa israelí.

«Este acuerdo refleja las excelentes y desarrolladas relaciones que tenemos con Grecia», dijo el ministro de defensa Benny Gantz. «Es una asociación a largo plazo que servirá a los intereses tanto de Israel como de Grecia, creará cientos de puestos de trabajo en ambos países y promoverá la estabilidad en el Mediterráneo».

La medida se produce después de que Israel, Grecia y Chipre griego acordaran en noviembre reforzar la cooperación militar entre ellos. Los tres países han forjado relaciones estrechas en medio de la creciente tensión en la zona tras la negativa de los derechos de la zona económica exclusiva de Turquía a través del Mediterráneo Oriental.

El jefe de la división de cooperación en materia de exportación y defensa del ministerio dijo que la aprobación de este acuerdo por parte del gobierno griego es un paso histórico en la profundización de sus excelentes relaciones en materia de defensa con Israel. «No se trata sólo de un acuerdo de exportación de defensa», añadió Yair Kulas, «sino más bien de una colaboración de al menos 20 años». Quiero agradecer al Ministerio de Defensa Nacional de Grecia por su confianza, y por asignar esta importante tarea al Ministerio de Defensa de Israel y a nuestra excelente industria de defensa».

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

¿Qué hacemos con las 112 empresas delincuentes denunciadas por el Consejo de Derechos Humanos?

06 de enero de 2021

Por Santiago González Vallejo

Hay cierta dejadez por parte de la Unión Europea, sus estados miembros y los múltiples agentes reguladores en aplicar normas disuasorias a las empresas que se lucran con la ocupación de Palestina. Dejadez o complicidad.

Si las conductas delictivas no suponen rechazo y coste, el mensaje explícito es que prevalece la ley del más fuerte, la impunidad criminal y la reincidencia. Por eso la prevalencia de la ley y el derecho internacional también afectan a las empresas.

Siendo ciertos estos axiomas, algo está fallando en la gobernanza internacional y en los estados democráticos.
El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas recibió el mandato en el año 2016 de estudiar qué empresas se estaban lucrando con la ocupación israelí en los territorios palestinos. El mandato se circunscribía sólo al territorio palestino posterior a 1967, sin incluir a las empresas que se benefician de la ocupación israelí en los Altos del Golán sirios.

Por fin, y tras superar presiones infinitas de los gobiernos de los países donde se radicaban las sedes de las empresas estudiadas, Michele Bachelet, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, hizo público el 12 de febrero de este año un primer informe que incluía a 112 empresas. Hay que decir que en el informe inicial del año 2018 se incluían a 307 empresas; las posteriores revisiones, avisos y compromisos, redujeron finalmente la lista a 112 empresas, de las cuales 94 tienen sede social en Israel. El resto son de Estados Unidos, Francia, Luxemburgo, Países Bajos, Reino Unido y Tailandia. Algunas de las compañías mencionadas son colaboradoras de la Unión Europea en diferentes programas y muchas de ellas cuentan con filiales en multitud de países. Entre las empresas listadas están Booking, TripAdvisor, Expedia y eDreams.

Las Naciones Unidas y la Unión Europea consideran ilegales los asentamientos israelíes en territorios ocupados palestinos. Bueno, casi todos los países de las Naciones Unidas, menos Estados Unidos y, curiosamente, algunos estados-islas del Pacífico que subastan sus votos.

Ahora bien, hay una dejadez en implementar y aplicar normas disuasorias a la potencia ocupante, denominación utilizada por la Cuarta Convención de Ginebra, y a las empresas que se lucran con la ocupación, por parte de la propia Unión Europea, sus estados miembros y los múltiples agentes reguladores. Dejadez o complicidad.

Cuando salió la lista vimos que había relevantes carencias y falta de empresas reconocidas por su participación en esquilmar y lucrarse gracias a la fuerza del ejército y autoridades israelíes. Así, por ejemplo, una de las 112 empresas nombradas es la israelí Shapir Engineering and Industry que cuenta con canteras y ha construido colonias e infraestructuras en los territorios ocupados palestinos. Su empresa socia en la ampliación y construcción de nuevas líneas de tranvía entre la ciudad ocupada de Jerusalén y las colonias próximas, la española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), no estaba mencionada. De momento.

Pero ¿qué repercusiones tiene el aparecer en la lista de empresas delincuentes? Una persona normal entendería que esas empresas debieran ser perseguidas en función de la gravedad de los hechos demostrados y tener sanciones sobre sus beneficios e inhabilitados sus gestores. Además, los mecanismos regulatorios debieran señalar estos extremos para conocimiento de inversores, empleados y clientes; perderían idoneidad para ofertar en concursos públicos, pertenecer a determinadas asociaciones empresariales que defiendan el derecho o participar en la Bolsa.

Por eso, los eurodiputados Manu Pineda y Sira Rego preguntaron a la Comisión Europea, tras la publicación de la lista de las Naciones Unidas, sobre cómo ésta iba a actuar ante esas 112 empresas mencionadas y otras más que realizan actividades en los Territorios Ocupados, al servicio de la ocupación.

La respuesta de la Comisión no podría ser más decepcionante. «La UE considera que todas las empresas deben aplicar los Principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos, aprobados por consenso en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el 16 de junio de 2011. La UE ha incorporado la aplicación de los Principios rectores en el Plan de Acción de la UE para los Derechos Humanos y la Democracia 2015-2019. Una Comunicación conjunta de la Comisión Europea y del Alto Representante sobre un Plan de Acción de la UE para los Derechos Humanos y la Democracia 2020-2024, publicada el 25 de marzo de 2020, también hace referencia a la necesidad de fomentar y respaldar activamente los esfuerzos de los países socios para aplicar los Principios rectores de las Naciones Unidas. Los Estados miembros de la UE tienen la responsabilidad de concienciar a las empresas y los ciudadanos europeos sobre los Principios rectores y los riesgos potenciales relacionados con las actividades económicas y financieras en los asentamientos».

Todas grandilocuentes palabras que no trascienden al voluntarismo con que se plantean los Principios rectores dado que sus incumplimientos no albergan sanciones. Sólo hay una mera posibilidad de afectación a su imagen corporativa.

¿Dónde están las sanciones? ¿La ley de contratos, la española Renfe o la británica Network Rail dicen algo? ¿Los auditores de Shapir o CAF, los Deloitte, han mostrado en sus informes que estas empresas se lucran por sus delitos? ¿La española Comisión Nacional del Mercado de Valores o la FTSE Russel han mostrado que CAF o Shapir aumentaron sus carteras de pedidos a costa de los palestinos? ¿Qué promoción se puede hacer de los Principios rectores cuando su incumplimiento no cuesta nada a las empresas que vulneran las leyes internacionales? Esos son los caminos que debemos recorrer.

Fuente: www.eldiario.es

 

Vídeos: Palestinos cristianos protestan en contra del Patriarca Ortodoxo de Jerusalén Teófilo a su llegada a Belén para celebrar la Navidad Ortodoxa

06 de enero de 2021

El Patriarca es acusado por traspasar bienes de la iglesia palestina a proyectos israelíes y para los colonos en territorios ocupados.

Video de RT Noticias

Palestinos y en especial los cristianos de Belén lanzaron huevos y zapatos al vehículo y comitiva del Patriarca de Jerusalén, Teófilo III, cuando se trasladaba a la iglesia de la Natividad en Belén, Palestina, para iniciar las festividades de la Navidad Ortodoxa que se celebra el día 7 de enero de cada año.

Los hombres de seguridad del Patriarcado y la Policía Palestina acompañaron al Patriarca durante todo el trayecto hasta su ingreso a la milenaria iglesia donde se llevarán a cabo las oraciones. Durante las protestas, no se registraron daños o heridos.

La Iglesia de la Natividad en Belén es uno de los lugares cristianos más sagrados e importantes de Palestina, junto con la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén ocupada.

Cabe recordar que el Patriarca Griego de la Iglesia Ortodoxa de Palestina, Teófilo III, enfrenta severas críticas y boicots por parte de los cristianos en Palestina debido a contratos sospechosos con la parte israelí relacionados con traspasos y arriendos de las propiedades de la iglesia en Jerusalén, Belén y en Beit Jala.

Los Palestinos cristianos como parte del pueblo palestino y un segmento importante de la resistencia en contra de la ocupación israelí, rechazan los acuerdos secretos que esta autoridad religiosa ha celebrado con la ocupación israelí y exigen que el destino de la Iglesia Palestina y sus bienes sean conducidos por los palestinos y no por una autoridad extranjera impuesta y que no respeta la libertad y dignidad de los miembros de su propia iglesia.

Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner