Francia condena colonización israelí de Jerusalén Oriental bajo ocupación israelí

17 de noviembre de 2020

En una declaración, la cancillería rechazó la «ilegal» decisión israelí de construir mil 257 unidades habitacionales en la colonia de Givat HaMatos, en la ocupada Jerusalén Oriental que calificó de ataque directo a la viabilidad de un Estado palestino.
Francia condenó hoy la colonización por Israel de Jerusalén Oriental con nuevos asentamientos, una acción que calificó de ataque directo a la viabilidad de un Estado palestino.

En una declaración, la cancillería rechazó la decisión israelí de construir mil 257 unidades habitacionales en la colonia de Givat HaMatos, en la ocupada Jerusalén Oriental.

La colonización es ilegal en el Derecho Internacional y pone en peligro en el terreno la solución de los dos Estados, subrayó.

Francia reiteró el llamado al Gobierno israelí a revisar su postura y a poner fin a toda medida unilateral que afecte la salida de los dos Estados, promovida a nivel internacional para lograr una paz justa y duradera en la región.

A escala global es mayoritario el reclamo del reconocimiento de un Estado palestino con las fronteras anteriores a 1967 y Jerusalén Oriental como capital, un derecho negado por Estados Unidos con su prerrogativa del veto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Hace 10 días, Francia repudió la demolición por Israel del poblado de Khirbet Humsa, en el ocupado territorio de Cisjordania, donde la destrucción dejó sin hogar a 73 seres humanos, entre ellos 41 niños.

Fuente: Prensa Latina

Hoy: Palestina registra 11 muertes y 1158 nuevos casos de coronavirus

17 de noviembre de 2020

Jerusalén ocupada, Cisjordania y Gaza registran aumento en contagios y fallecidos. La Franja de Gaza corre serio peligro con la llegada del invierno, a la luz del elevado número de casos de coronavirus y el aumento de casos de cuidados intensivos.
El Ministerio de Salud de Palestina informó hoy la muerte de 11 enfermos, 1158 nuevos casos de coronavirus y 774 nuevas recuperaciones en Palestina en las últimas 24 horas.

La tasa de recuperación del coronavirus en Palestina alcanzó el 87,1%, mientras que la tasa de infecciones activas alcanzó el 12,1% y la tasa de letalidad (enfermos fallecidos) fue del 0,8%.

En el informe diario sobre la situación epidemiológica del coronavirus en Palestina, hoy martes, que se han registrado 6 muertes en Cisjordania, un fallecido en la Franja de Gaza, y 4 muertes en Jerusalén ocupada.

Con relación a los nuevos contagios, la provincia de Hebrón registra 93 nuevos casos, Nablus 155, Belén 98, Qalqilya 12, Ramallah y Al-Bireh 76, Jenin 48, Jericó y el Valle del Jordán 7, Salfit 11, Tulkarm 34, Tubas 12, la Franja de Gaza 486, los suburbios de Jerusalén 36 y la ciudad de Jerusalén 90 nuevos contagios.

El Ministerio de Salud indicó que hay 44 pacientes en salas de cuidados intensivos, incluidos 9 pacientes con respiradores o ventilación mecánica.

La Franja de Gaza corre serio peligro con la llegada del invierno, a la luz del elevado número de casos de coronavirus y el aumento de casos de cuidados intensivos.

 

Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada

Brasil vota contra Palestina en la asamblea de la OMS, el embajador palestino en Brasil: «Esto es contrario a lo que Brasil cree»

Foto: el Embajador de Palestina en Brasil Ibrahim Alzeben, habla durante la celebración de los 40 años de relaciones diplomáticas entre Brasil y Palestina en el Senado brasileño, septiembre de 2019 [Pedro França/Agencia del Senado]

17 de noviembre de 2020

Parece que lo que el actual Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, dijo en el Senado brasileño en febrero de 2020: «Desafortunadamente, todavía hay un gran prejuicio antiisraelí en organismos como el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU). Me di cuenta de que durante los últimos 15 años, hasta el 80% de las resoluciones del Consejo de Derechos Humanos estaban en contra de Israel», no era un coqueteo político, sino un hecho que el gobierno de Bolsonaro estaba dispuesto a aplicar. Desde el inicio de la presidencia de Bolsonaro en octubre de 2018, Brasil ha modificado drásticamente su política exterior y ha reforzado sus vínculos con Israel. Después de 15 años de votar regularmente por Palestina, Brasil ha comenzado a votar a favor de Israel y en contra de Palestina.

El 12 de noviembre, la posición sesgada hacia Israel se ha repetido una vez más. Brasil votó en contra de la aprobación de una resolución en la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar el acceso a los servicios de salud de la población palestina que reside en los territorios ocupados, incluida Jerusalén Oriental, y en los Altos del Golán sirio ocupado. El proyecto de decisión fue propuesto por las delegaciones de Cuba, Iraq, Líbano, Palestina, Qatar y otros países, en el que se pedía al Director General que llevara a cabo una serie de actividades para apoyar el desarrollo de los servicios y la atención sanitaria prestados al pueblo palestino.

La resolución fue aprobada por 78 votos a favor y sólo 14 en contra, además de 32 abstenciones. Israel, los Estados Unidos, algunos países europeos y Australia votaron en contra de la propuesta, además de Brasil. A su vez, la embajada israelí en Brasil agradeció al país, a través de su cuenta de Twitter, por votar en contra de esta decisión. También confirmó: «Israel continuará trabajando con la OMS para mejorar la condición de salud de los palestinos».

Al comentar esta votación, el Embajador de Palestina en Brasil Ibrahim Alzeben informó a MEMO que el voto de Brasil contra Palestina es contrario a lo que Brasil cree. También expresó: «Lamentamos este cambio en el patrón de votación en varios foros durante casi dos años. Este cambio no sirve al proceso de paz en la región y perjudica los derechos del pueblo palestino bajo la ocupación». El embajador remarcó las relaciones históricas entre los palestinos y Brasil en particular, y los árabes en general, que se caracterizan por la cooperación, la amistad y el respeto mutuo. Se dirigió a Brasil solicitando: «Llamamos a este país amigo a reconsiderar algunas cuestiones que causan un daño indebido».

En cuanto a la Federación Árabe Palestina de Brasil (FEPAL), parece que esta votación es un giro sin precedentes en la política exterior de Brasil, que se está alineando con la protección de los crímenes de Israel en Palestina. La FEPAL también condenó el voto brasileño en contra de la resolución en Palestina, afirmando: «Nosotros, como brasileños de origen palestino, rechazamos este voto como la mayoría del pueblo brasileño.» La FEPAL también pidió al gobierno de Brasil que revisara su posición y volviera a su anterior posición de respeto al derecho internacional y a la supremacía de los derechos humanos. FEPAL pidió a la sociedad brasileña que continuara apoyando a Palestina en la búsqueda de paz y justicia.

No era la primera vez que Brasil votaba contra Palestina, y comenzaba su transformación hacia el apoyo a Israel en la ONU. En febrero de este año, Brasil pidió a la Corte Penal Internacional (CPI) que detuviera su investigación sobre Israel por los crímenes de guerra cometidos contra el pueblo palestino. En marzo del año pasado, Brasil votó en contra de una resolución en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que: «Condenó el aparente uso intencional por parte de Israel de fuerza letal ilegal y otros excesos de fuerza contra manifestantes civiles en Gaza y pidió que los autores de las violaciones en el enclave se enfrenten a la justicia».

Hablando con MEMO, el ex Ministro de Salud brasileño y actual diputado federal Alexandre Padilha, explica: «Bolsonaro profundiza su aislamiento porque rompe la tradición de la política exterior brasileña y, por lo tanto, se convierte en enemigo, profundiza su aislamiento en relación con la postura de Bolsonaro que sigue a Trump en la crítica a la Organización Mundial de la Salud».

El presidente brasileño Bolsonaro considera a Trump como su modelo a seguir y se enorgullece de que lo llamen el «Trump de Brasil». El vicepresidente Kamala Harris afirmó: «Restableceremos la ayuda a los palestinos, renovaremos los lazos». Así que la pregunta sigue siendo, ¿modificará Brasil sus posiciones en paralelo con la nueva administración estadounidense que promete restablecer las relaciones con Palestina? ¿O Brasil y Bolsonaro seguirán actuando a favor de Israel? Bolsonaro aún no ha felicitado a Joe Biden por su victoria sobre Trump en las elecciones estadounidenses. Padilha tiene dudas de que la postura de Bolsonaro cambie, incluso después de la derrota de Trump, aclarando: «Bolsonaro tiene una relación muy fuerte con Israel, y con la extrema derecha en Israel.»

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

Colonos israelíes regresan a un asentamiento abandonado en el norte de la Ribera Occidental desde 2005

Foto: los colonos israelíes se sientan en el antiguo asentamiento de Sanur, en la parte septentrional de la Ribera Occidental, que fue evacuado por Israel en 2005, después de que unos 200 colonos entraran ilegalmente en el lugar, el 28 de julio de 2015. [MENAHEM KAHANA/AFP vía Getty Images]

17 de noviembre de 2020

Más de 20 familias judías israelíes han regresado hoy al asentamiento de Sa-Nur, en el norte de la Ribera Occidental ocupada, que fue evacuado en 2005, según informaron los medios de comunicación locales.

Los colonos que vivían en los asentamientos ilegales de Sa-Nur y Homesh entraron en la zona a primera hora de la mañana sin coordinación con el ejército israelí, dijo el Times de Israel, en protesta por la evacuación de los asentamientos.

El periódico informó que la ultraderecha Yamina MK Bezalel Smotrich escribió en Twitter: «La reanudación de los asentamientos en Sa-Nur es un paso moral, sionista y de seguridad necesario».

Smotrich pidió al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu que permitiera a las familias judías quedarse. «No había ninguna razón lógica para destruir el asentamiento en primer lugar y no hay ninguna razón lógica para no permitir su restablecimiento», escribió.

Yossi Dagan, el jefe del Consejo de Asentamientos de Cisjordania, elogió el retorno al asentamiento, según se ha informado, diciendo: «Es lo correcto después de que quede claro que no queda ninguna persona en el Estado de Israel que crea que su evacuación fuera correcta».

A pesar de que la permanencia en estos asentamientos es ilegal según la ley de retirada de Israel, el ejército de ocupación ha estado impidiendo que los palestinos entren en ellos.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

Venezuela apoya el derecho de los palestinos a establecer un estado independiente

Foto: el presidente venezolano Nicolás Maduro saluda al presidente palestino Mahmud Abbas, durante una reunión en el palacio presidencial de Miraflores en Caracas el 7 de mayo de 2018. [JUAN BARRETO / AFP via Getty Images]

17 de noviembre de 2020

Venezuela seguirá apoyando al pueblo palestino y su derecho a la «autodeterminación y al establecimiento de su estado palestino independiente», dijo ayer el presidente Nicolás Maduro.

Las observaciones de Maduro llegaron en un telegrama de felicitación que envió al presidente palestino Mahmoud Abbas con motivo del 32º aniversario de la Declaración de Independencia de Palestina.

El líder venezolano aplaudió lo que describió como «la lucha del pueblo palestino y su liderazgo», subrayando que su país rechaza las «violaciones israelíes contra los palestinos».

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

Atrapada en Gaza y luchando contra el COVID: “Tuve que luchar sola”

17 de noviembre de 2020

Por: Amjad Shabat

En Gaza, se enfrentan a 14 años, atrapados, aislados. Sometidos a un bloqueo que no les permite entrar ni salir. Con un sistema sanitario colapsado desde hace mucho, Gaza hace frente a una antigua batalla que viene a recrudecerse en el peor momento: la salud mental, de nuevo, queda relegada a un segundo plano. Del total de pacientes que necesitan atención psicológica en Gaza, sólo el 15% de los pacientes la acaban recibiendo; en una ciudad en la que la población convive con el bloqueo y asedio israelí, y con altos niveles de pobreza y paro.

“La cuarentena fue un momento difícil. Estaba deprimida y me puse en los peores escenarios. Tenía miedo de perder mi vida e infectar a mi marido o provocar la muerte de alguien”, dijo Nihal.

La propagación del virus y su impacto económico han agregado una nueva y pesada carga sobre los hombros de la población gazatí que, durante más de 14 años, ha estado sufriendo un bloqueo que viola sus derechos básicos. Además del impacto económico y social del coronavirus, la pandemia también ha dado lugar a secuelas psicológicas que raramente son tratadas.

El estrés, el miedo y la incertidumbre, que la gente lleva experimentando desde hace años, han aumentado por el reciente encierro y la imposibilidad de mantener las distancias sociales. En Gaza, una de las ciudades más pobladas de Oriente Próximo, por cada metro cuadrado contamos hasta cuatro personas, según la Oficina Central de Estadísticas de Palestina.

Nihal Ashour, de 34 años, abogada, madre de dos niños y refugiada de Palestina en Isdud, vive en el enclave costero. Contrajo el virus mientras asistía a la ceremonia de graduación de su hermana, antes de que se detectaran los casos fuera de los centros formales de cuarentena de la ciudad. “Dos días después de la ceremonia, recibí una llamada telefónica de uno de mis amigos con los que estuve ese día diciendo que el resultado de su PCR era positivo”.

Nada más recibir la noticia, se encerró en su habitación por temor a infectar a sus dos hijos. Dos días después de la auto cuarentena, Nihal empezó a experimentar pérdida del olfato y el gusto.

Al quinto día, comenzó a sentir fiebre alta y dificultad para respirar. “Estaba sola en la habitación. Tuve que luchar sola. A veces, me obligaba a levantarme y tomar mis medicinas”. El esposo de Nihal siguió todos los procedimientos de cuarentena domiciliaria y solía ​​llevarle comida y bebida en platos y vasos de plástico. La única forma de Nihal de ponerse en contacto con su marido y sus hijos, que ocupaban la habitación contigua de la casa, era mediante video llamadas.

El estrés y la depresión dejaron paso al consuelo cuando leyó Vidas robadas: veinte años en una cárcel del desierto de Malika Oufkir. “Le pedí a mi madre que me trajera algunas novelas en las que pudiera inspirarme”. Toda su familia y amigos se volcaron en proporcionarle apoyo para que superara el virus, al menos anímicamente.

Sanitarios y sanitarias, víctimas en primera línea

Ahmad estaba aterrorizado cuando recibió un mensaje que decía que su PCR dio positivo, especialmente porque se estaba preparando para regresar a casa después de semanas de trabajo en el hospital. En dos días recibió decenas de llamadas y mensajes de apoyo de familiares y amigos que hicieron lo posible por animarle.

Ahmad Qassim es un enfermero de 25 años de un barrio del sur de Gaza conocido como el barrio saudí, que UNRWA construyó para albergar a refugiados y refugiadas de Palestina cuyas casas fueron demolidas por la ocupación israelí. Trabaja en cuidados intensivos, donde los pacientes dependen completamente del personal médico y de enfermería.

El Ministerio de Salud designó al hospital donde trabaja como centro referente en epidemiología durante la crisis. “Inmediatamente después del resultado de la prueba, el personal del Ministerio de Salud me llevó a la zona de cuarentena en el hospital. Los días de la cuarentena fueron demasiado largos y deprimentes, pero solo las voces y las llamadas de la gente fueron mi consuelo “.

Las largas horas de trabajo, la falta de equipos de protección y el temor a contraer infecciones generaron altos niveles de estrés y desazón entre los sanitarios, que siguen trabajado sin descanso.

En Palestina, no hay estadísticas claras sobre cómo el coronavirus, o el bloqueo y la ocupación, afectan psicológicamente a la población y la realidad es que tan solo el 2% del presupuesto del Ministerio de Salud se destina a programas de salud mental.

Entre los 10.500 psicólogos que trabajan para el Ministerio de Salud, solo 32 viven en la franja de Gaza. Y únicamente el 15% de las personas que necesitan terapia psicológica la reciben. UNRWA también ofrece servicios de ayuda psicosocial a la población refugiada pero los recortes a la financiación de la Agencia han reducido el impacto de estos servicios tan necesarios para la población de Gaza.

En muchas ocasiones la solidaridad y empatía de la ciudadanía intentan compensar esta falta de recursos y personal especializado en salud mental, sin embargo, la situación psicosocial a la que el bloqueo, la ocupación, y ahora la pandemia, someten a la población palestina es compleja y requiere de un programa de intervención articulado y de profesionales especializados.

Fuente: El Diario

La mayor prioridad de Biden no es un plan de paz

16 de noviembre de 2020

Por: Susie Gelman

Los anteriores presidentes americanos han entrado en el cargo con ambiciosos planes para las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos. El presidente electo Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris trabajarán desde una base diferente.

En los cuatro años de mandato de Donald Trump se han puesto en práctica políticas perjudiciales que han cambiado las antiguas posiciones estadounidenses sobre el conflicto israelí-palestino, provocando el colapso total de la relación de Washington con los palestinos y haciendo que la política exterior estadounidense se alinee peligrosamente con la visión expansionista de la derecha israelí.

Después de asumir el cargo, la administración Biden tendrá que reparar el daño causado por su predecesor.

En términos generales, el presidente electo Biden tendrá que reajustar las políticas estadounidenses con tres objetivos en mente: disminuir las tensiones entre israelíes y palestinos, restaurar la relación entre Estados Unidos y Palestina, y reforzar los principios claros que sustentan un futuro acuerdo de paz, incluso si la nueva administración no da prioridad a la consecución de uno.

Las relaciones entre israelíes y palestinos alcanzaron su punto más bajo durante el verano después de la publicación del plan Trump, que respaldaba la anexión de la Ribera Occidental.

El Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, finalmente cumplió con la amenaza frecuentemente repetida de suspender la cooperación en materia de seguridad con Israel. Los palestinos también dejaron de aceptar las transferencias de ingresos fiscales de Israel, lo que dejó a la Autoridad Palestina en una situación financiera precaria.

U.S. President Donald Trump and Palestinian President Mahmoud Abbas in the West Bank city of Bethlehem, May 23, 2017.

Abundan los informes sobre personal de seguridad palestino que se viste de civil para comprar combustible para sus vehículos en zonas en las que Israel no permite normalmente a las fuerzas de la AP o que deja sus uniformes en sus oficinas por temor a represalias de familiares y vecinos. Miles de funcionarios palestinos están sufriendo importantes recortes salariales.

Esta situación aumenta el potencial de una escalada descontrolada entre las dos partes, con pocas esperanzas de desconflicción. La administración Biden tendrá que proporcionar a los palestinos una forma digna de regresar de este abismo.

Restablecer las relaciones diplomáticas con los líderes palestinos y reiniciar la ayuda al pueblo palestino puede ser un pretexto para el Presidente Abbas.

Los Estados Unidos podrían reabrir su consulado en Jerusalén Oriental, antes dedicado a supervisar las relaciones con los palestinos, que se fusionó con la Embajada de los Estados Unidos en Israel bajo la administración de Trump. Este movimiento representaría un fácil primer paso para tratar a los palestinos como un partido igualitario a los ojos de los Estados Unidos en vez de como un apéndice de Israel.


Otras opciones, como invitar a la OLP a reabrir su misión en Washington, están actualmente bloqueadas por la Ley de Promoción de la Seguridad y la Justicia para las Víctimas del Terrorismo de 2019, pero deben tenerse en cuenta mientras la nueva administración trabaja con el Congreso. La administración Biden también podría reanudar el apoyo a las fuerzas de seguridad e inteligencia de la Autoridad Palestina, que, a diferencia de otras formas de ayuda en la Ribera Occidental y Gaza, no se ve afectada por la Ley de la Fuerza de Taylor.

The sign for the Office of the Palestinian Diplomatic Mission is taken down marking the office's closure in Washington, DC, on October 10, 2018

Cada una de estas propuestas daría a los dirigentes palestinos una vía para reclamar una victoria, por pequeña que sea, en su relación con los Estados Unidos, lo que a su vez podría proporcionar el capital político necesario para reconstruir su relación con Israel.

Pero no sólo los dirigentes palestinos necesitarán ayuda: el pueblo palestino también ha sufrido enormemente bajo la administración de Trump, que cortó toda la ayuda a la Ribera Occidental y Gaza, incluida la asistencia humanitaria que no tiene nada que ver con las actividades de la Autoridad Palestina y de Hamas.

Al igual que muchas sociedades en desarrollo, los palestinos reciben ayuda estadounidense, y las acciones de la administración saliente no sólo fueron crueles y punitivas, sino que privaron a los Estados Unidos de una importante influencia en la AP. Los recortes se extendieron incluso a entidades explícitamente excluidas de la Ley de la Fuerza de Taylor, como los hospitales de Jerusalén Oriental Ocupado que están fuera de la jurisdicción de la AP.

La falta de voluntad de los palestinos de colaborar con la administración Trump, a pesar de los recortes de la ayuda, indica que los esfuerzos por presionar a los palestinos sólo perjudicaron a la gente corriente y fueron completamente ineficaces para promover los objetivos políticos de la administración Trump.

La Ley del Fondo de Asociación para la Paz, recientemente promulgada con apoyo bipartidista, restablece unos 50 millones de dólares de asistencia en la esfera de los intercambios entre personas. Si bien esto es importante, representa sólo una fracción de la financiación recortada por la administración Trump, que afectó a todas las facetas de la ayuda proporcionada anteriormente a los palestinos, incluido todo el apoyo a la USAID en la Ribera Occidental y Gaza, así como el apoyo a la Unrwa.

Members of a Palestinian family stand through the door of their home as they receive food aid provided by UNRWA in Gaza City on September 15, 2020

La administración Biden debe tratar de restaurar la ayuda humanitaria que fue cortada en la guardia del presidente saliente.

Luego está el tema de revisar la visión política detrás de la política de EE.UU. hacia Israel y los palestinos. Aunque un acuerdo de paz integral parece más difícil de alcanzar que nunca, la administración Biden podría establecer los parámetros básicos para un eventual acuerdo que se ajustaría en general a los principios establecidos por los presidentes Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama.

Incluso si no se celebran negociaciones serias y directas entre israelíes y palestinos en los próximos cuatro años, esas medidas podrían contribuir en gran medida a indicar a Israel y a los palestinos que el apoyo de la administración Trump a la anexión en el marco de la propuesta de paz para la prosperidad ya no es una política de los Estados Unidos.

A pesar de su historial generalmente malo, el Presidente Trump sí produjo un logro importante en materia de política exterior: el apoyo a la normalización entre Israel y otros Estados árabes. El presidente electo Joe Biden ya ha expresado su apoyo a estos avances, y es probable que trate de aprovechar los progresos de su predecesor cuando entre en funciones.

Dicho esto, la manera en que el Presidente Biden llevará a cabo estos esfuerzos puede requerir algunos ajustes. El Presidente Trump recompensó a los estados árabes por abrirse a Israel con beneficios como la venta pendiente de aviones de combate sigilosos F-35 avanzados a los Emiratos Árabes Unidos. Este enfoque transaccional ha despertado el temor de una carrera de armamentos en el Oriente Medio y sólo fue aceptado a regañadientes y tardíamente por los funcionarios israelíes después de semanas de señales contradictorias desde Jerusalén.

La administración Biden puede tratar de reevaluar lo que la Casa Blanca al mando de Trump puso sobre la mesa para la “normalización” y garantizar que los futuros incentivos para acuerdos de “normalización” adicionales no comprometan la estabilidad regional o los intereses de seguridad estadounidenses e israelíes.

Las prioridades más inmediatas de la administración Biden en el conflicto israelo-palestino consistirán principalmente en reconstruir lo que la administración Trump ha hecho pedazos. Dada la magnitud de los daños infligidos en los últimos cuatro años, la tarea de reconstrucción será tan importante como cualquier propuesta de paz de gran alcance.

Por: Susie Gelman, presidenta de la Junta del Foro de Política de Israel, organización estadounidense fundada en 1993 que apoya una solución viable de dos estados consistente con la seguridad de Israel.

Fuente: Haaretz

Borrell: Europa no debe esperar que EEUU resuelva sus problemas

Foto: alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, habla sobre las relaciones con EE.UU. en Bruselas, 11 de noviembre de 2020. (Foto: AFP)

17 de noviembre de 2020

El jefe de la Diplomacia de la UE, Josep Borrell, subraya que las acciones de Trump indican que el bloque no debe esperar a EE.UU. para resolver sus problemas.

“Deberíamos resolver algunos de nuestros problemas con nuestras propias manos, sin esperar a que los estadounidenses vengan y los resuelvan”, ha remarcado el lunes el alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior en una entrevista con el periódico Washington Post.

Borrell, sin ocultar la costosa factura que ha pagado la UE durante los cuatro años de mandato de Trump, ha asegurado que el magnate republicano ha sido el único presidente de Estados Unidos que declaró pública y explícitamente su animosidad por la Unión Europea.

En otra parte de la entrevista, el diplomático español ha expresado su esperanza que el presidente estadounidense electo, el demócrata Joe Biden, decida el regreso de Estados Unidos a los pactos multilaterales u organizaciones internacionales que Trump rechazó, entre ellos, el pacto nuclear de Irán, de nombre oficial el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

En este sentido, Borrell ha puntualizado que la parte europea ha luchado “para mantener vivo” el acuerdo nuclear, pese a las amenazas de las sanciones de la Administración Trump a las empresas europeas que buscaban hacer negocios con el país persa.

El alto representante de la Unión Europea también espera que, con Biden en la Casa Blanca, cambie la postura de Estados Unidos hacia el conflicto palestino-israelí y ha considerado “más que un error” el corte de fondos de Trump a los programas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que apoyan a los palestinos.

Asimismo, ha advertido de que cualquier acercamiento de los Estados árabes a Israel “tiene que ser parte de un proceso en el que los palestinos no se sientan abandonados u olvidados”, lo que ha sucedido durante los cuatro años de mandato de Trump.

En declaraciones anteriores, Borrell ha expresado su disposición a trabajar con un presidente de EE.UU. que no considera un enemigo a la Unión Europea o crea que el bloque comunitario ha sido creado para aprovecharse de Estados Unidos.

No son pocos los líderes europeos que han expresado su beneplácito por la victoria de Biden, entre ellos figuran el jefe de Estado francés, Emmanuel Macron; el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez; el primer ministro británico, Boris Johnson, y la canciller alemana, Angela Merkel.

Fuente: HispanTV 

 

Catar insta a priorizar fin de ocupación a normalizar con Israel

Foto: el presidente de EE.UU., Donald Trump (izq.), el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en la Casa Blanca, Washington, 28 de enero de 2020. (Foto: AF

17 de noviembre de 2020

Catar llama a formar “un frente común” para apoyar la causa palestina, en lugar de contribuir a la implementación del plan de la normalización con Israel.

El canciller catarí, Muhamad bin Abdulrahman Al Thani, ha subrayado la importancia de priorizar el fin de la ocupación de los territorios palestinos por Israel a la normalización de lazos con el régimen sionista, como ya lo han hecho ciertos países árabes.

“Creo que [los Estados árabes] debemos mantener un frente común y priorizar los intereses de los palestinos y el fin de la ocupación [de las tierras palestinas]”, ha afirmado Abdulrahman Al Thani en una conferencia virtual celebrada este lunes sobre la seguridad internacional.

El ministro catarí de Asuntos Exteriores ha alertado que la discrepancia entre la comunidad árabe no favorece los esfuerzos conjuntos de los países árabes para obligar a Israel a sentarse en la mesa de diálogo con los palestinos a fin de solucionar un conflicto, que lleva más de siete décadas.

Los países que han normalizado sus lazos con Israel, no obstante, ejercieron su derecho a decidir, pues, “al fin y al cabo, cada país es responsable de las decisiones que adopta” su Gobierno, ha afirmado Abdulrahman Al Thani.

El canciller catarí respalda la formación de un Estado palestino independiente, basado en las fronteras de 1967, e insiste en que la comunidad árabe no debe pasar por alto las miserables condiciones de vida del pueblo palestino, como consecuencia de “la ocupación y la opresión”, por lo que Abdulrahman Al Thani defiende una solución justa para el conflicto palestino-israelí, basada en la Iniciativa de Paz Árabe, que apoya la normalización con Israel solo después del establecimiento de un Estado palestino independiente con Jerusalén como capital.

Hasta el momento cinco países, a saber, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin, Sudán, Egipto y Jordania, han normalizado sus relaciones con el régimen usurpador desde 1979.

Sin embargo, varios Estados árabes, entre ellos, Irak, Catar y Yemen, han dejado claro que jamás reconocerán a Israel, mientras los pueblos de los países que han normalizado relaciones con el régimen sionista siguen rechazando la medida, que “no se basó en el principio de la paz por la paz sino en el principio de la paz por el apoyo”, conforme a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Fuente: Hispantv 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner