Israel anunció construcción de asentamiento cerca de Gaza.

13 de noviembre de 2020

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu anunció que se construirá un nuevo asentamiento cerca de la bloqueada Franja de Gaza.

Durante la reunión semanal de su gobierno, Netanyahu dijo que el nuevo asentamiento se construirá en el complejo de asentamientos ‘Shaar HaNegev, que fue construido sobre las ruinas de las aldeas palestinas destruídas.

La decisión es la primera en años, ya que el estado de ocupación evita la construcción en el área adyacente a la Franja de Gaza por temor a los actos de resistencia.

La Franja de Gaza está bloqueada por aire, mar y tierra por más de 13 años por parte de Israel, quien anunció su “retirada” en 2005.

Fuente: Qudsnen

Compartir:

Bulgaria destaca el apoyo al proceso de paz en Oriente Medio basado en una solución de dos Estados

13 de noviembre de 2020

 La ministra de Relaciones Exteriores de Bulgaria, Ekaterina Zaharieva, destacó hoy la firme posición de su país en apoyo del proceso de paz en Medio Oriente basado en la solución de dos Estados.

En una conferencia de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores, Riyad Malki, en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Expatriados en Ramallah, Zaharieva declaró que su país espera desempeñar un papel importante para avanzar hacia el establecimiento de la paz gracias a sus buenas relaciones con Palestina e Israel.

Expresó sus esperanzas de que la próxima administración estadounidense facilite el proceso de paz en beneficio de los pueblos palestino e israelí a nivel económico y de seguridad y ayude a lograr la solución de dos Estados.

Al comentar sobre las profundas relaciones bilaterales palestino-búlgaras, Zaharieva dijo que las relaciones de su país con el gobierno palestino se centran en reforzar la cooperación en educación, incluida la oferta de becas a estudiantes y la firma de acuerdos comerciales, lo que indica que Palestina sigue siendo una de las principales prioridades para ella, la agenda del gobierno.  

También expresó sus condolencias por el fallecimiento del alto funcionario de la OLP, Saeb Erekat, quien murió después de contraer Covid-19.

La rueda de prensa siguió a una reunión conjunta que contó con la firma de varios convenios de cooperación en los ámbitos de la cultura, la educación, la ciencia y la juventud y el deporte.

En sus conversaciones con Zaharieva, Malki abordó la situación regional y el panorama político en el período posterior a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, incluidos los impactos de las elecciones en la arena palestina, la posibilidad de reanudar las conversaciones de paz.

También se refirió a las relaciones bilaterales entre Palestina y Bulgaria y los medios para convocar la primera sesión del Comité Conjunto del Gobierno Palestino-Búlgaro.

Agradeció a Bulgaria por sus posiciones firmes sobre los derechos del pueblo palestino y el logro de la solución de dos Estados basada en el derecho internacional y las resoluciones de las Naciones Unidas, así como por su oposición a la política israelí de construcción de asentamientos coloniales, apoyo a las Naciones Unidas responsables. para refugiados palestinos (UNRWA) y becas para estudiantes palestinos que cursan estudios en universidades búlgaras.

El máximo diplomático palestino expresó su agradecimiento a Bulgaria por su posición en apoyo de alcanzar un acuerdo negociado basado en el derecho internacional, las resoluciones de la ONU y otras resoluciones que condenan el movimiento de anexión ilegal de Israel y la construcción de asentamientos coloniales, y describió las relaciones palestino-búlgaras como en continuo desarrollo.

Fuente: WAFA

 

Israel construirá teleférico en Jerusalén Ocupado

13 de noviembre de 2020

Las autoridades de Ocupación israelí comenzará en los próximos días la construcción de un polémico teleférico en Jerusalén Oriental ocupada, a pesar de las protestas de los palestinos.

Según el Times de Israel, el director del proyecto Shmulik Tzabari declaró que las obras comenzarán a mediados de noviembre.

La semana pasada, la Autoridad israelí para el Desarrollo de Jerusalén, responsable de la ejecución del proyecto del teleférico, aprobó el desarraigo de árboles en el Monte Sión y el desplazamiento de infraestructura, incluidos el agua, el alcantarillado y las telecomunicaciones, del camino previsto para el teleférico.

La línea del teleférico, de 1,4 kilómetros de longitud, transportará a unos 3.000 turistas y fieles por hora desde la parte occidental de Jerusalén hasta la parte oriental de la Ciudad Vieja en un viaje de cuatro minutos.

El viaje terminará en el “centro de visitantes” de Kedem en Silwan, un barrio palestino donde la presencia de colonos se ha intensificado en los últimos tiempos, entre desalojos de palestinos y una presencia represiva de las fuerzas de ocupación.

Los palestinos de Silwan advierten que el proyecto animará a los turistas a evitarlos en su camino a los lugares sagrados.

Israel ocupó Jerusalén Oriental en la Guerra de los Seis Días de 1967 y luego la anexó, reclamando toda la ciudad como su capital en un movimiento no reconocido por la comunidad internacional.

Fuente: Monitor de Oriente

Palestina: es error tener esperanza en el próximo Gobierno de EEUU

Foto: el candidato republicano a la Presidencia de EE.UU., Donald Trump (izq.), y el demócrata Joe Biden.

13 de noviembre de 2020

Un titular palestino considera “un error” contar con la colaboración de nueva Administración estadounidense, sea presidida por los demócratas o republicanos.

De acuerdo con los datos de medios de comunicación estadounidenses, el demócrata Joe Biden se ha convertido en el 46.º mandatario de EE.UU. tras ganar al actual presidente, el republicano Donald Trump, con al menos 290 votos electorales, de los 270 necesarios. Un resultado que, al parecer, Trump no lo va a aceptar, aunque Biden asegura que su negativa no tendrá consecuencias en la transición.

En medio de la pelea por la Casa Blanca, el vicesecretario general del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), Abu Ahmad Foad, hizo hincapié en que apoyar a Israel se encuentra entre las “políticas permanentes e inalterables” de los estadounidenses, por lo que es “un error” tener esperanza en la colaboración del nuevo Gobierno en EE.UU., o sentarse en la mesa de diálogo con ellos.

En una entrevista exclusiva concedida el jueves a la cadena libanesa Al Mayadeen, Foad denunció que ninguno de los candidatos ha trabajado ni trabajarán a favor de la nación palestina.

“En cuanto a los conflictos árabes-sionista y palestinos-sionistas no existen posturas contrarias entre los republicanos y los demócratas (…) Independientemente de quién ganará las elecciones, apoyar al régimen sionista siempre ha estado entre las políticas permanentes e inalterables de EE.UU. y del imperialismo mundial”, afirmó el alto funcionario palestino.

Foad remarcó que lo que les importa a los palestinos es que no se realice ningún tipo de diálogos, ni siquiera con la Administración estadounidense, presidida por Biden, pues tal medida no conllevará ningún resultado para Palestina. “Hay que hacer frente al Gobierno de Biden, no dialogar con él”, recalcó.

Para respaldar su argumento, el vicesecretario general del FPLP recordó que los demócratas favorecieron a Israel en distintos ámbitos más de lo que ha hecho la Administración del republicano Trump, como la ayuda militar récord de EE.UU. a Israel‎ del 2016.

El expresidente demócrata de EE.UU. Barack Obama (2009-2017) “ignoró los derechos de la nación palestina”, pero hacía todo eso “con la luz apagada”, de acuerdo con Foad, quien destacó que ahora Biden, el exvicepresidente durante los mandatos de Obama, seguirá el mismo camino, completando el proyecto de la normalización de lazos con Israel, que inició Trump.

EE.UU., bajo mandato de Trump, hizo muchas otras concesiones a Israel, entre ellos, promovió el llamado “acuerdo del siglo” para ceder al régimen usurpador partes de la Cisjordania palestina, reconoció la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) como capital de Israel sin tierra, y reconoció la soberanía israelí sobre los altos sirio del Golán, tal y como deseaba el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Fuente: HispanTV 

 

Acusan ante OMS a Israel por violar derechos de palestinos

Foto: un centro médico para atender a los enfermos por Coronavirus en Palestina (Foto: Wafa)

13 de noviembre de 2020

Decenas de países denuncian ante la OMS al régimen de Israel por haber violado derechos a la salud de los palestinos y los sirios.

En la reunión llamada “La respuesta mundial ante COVID-19”, mantenida el jueves, representantes de unos 30 países, entre ellos Irán, Siria, Malasia y El Líbano, culparon al régimen israelí de violar los derechos a la salud de los palestinos y los sirios en los altos del Golán.

La referida sesión concluyó con 78 votos contra 14, y 32 abstenciones y como resultado, llama a la OMS a tener el mismo debate en la asamblea del próximo año y preparar un reporte sobre las condiciones de la salud en los territorios ocupados palestinos.

El experto en derechos humanos de la ONU, Michael Lynk, señaló el pasado marzo que las publicaciones iniciales para generar conciencia sobre la propagación de la COVID-19 emitidas por el ministerio de salud de Israel están escritas casi todas en hebreo, con prácticamente ninguna información en árabe.

“Me preocupa particularmente el impacto potencial de la COVID-19 en Gaza. Su sistema de salud estaba colapsando incluso antes de la pandemia”, aseveró Lynk.

Además, mencionó que la obligación legal, según el Artículo 56 del Cuarto Convenio de Ginebra, requiere que Israel garantice todos los medios disponibles preventivos para “combatir la propagación de enfermedades contagiosas y epidemias”.

Por otro lado, el ministro palestino de Asuntos de Al-Quds, Fadi al-Hadami, dijo en una entrevista con la agencia rusa Sputnik que el régimen de Israel persigue, a propósito, politizar el tema del coronavirus y aprovechar el desvío de la atención del mundo hacia la lucha contra esta enfermedad, para intensificar sus medidas destinadas a judaizar Al-Quds (Jerusalén).

Al-Hadami enfatizó, en sus declaraciones, la negligencia israelí sobre la propagación del nuevo coronavirus en Al-Quds, y denunció que el régimen de Tel Aviv no atiende a los palestinos, a la hora de realizar tareas de desinfección, prueba y tratamiento, así como el aumento de concienciación.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) denunció a principios del mes de abril que los israelíes, entre militares y colonos, protagonizan un 78 % más actos violentos contra los palestinos, en paralelo con la extensión del nuevo coronavirus en los territorios ocupados.

Al respecto, ciertas autoridades palestinas han denunciado que el régimen de Tel Aviv está aprovechando la pandemia para seguir con sus planes expansionistas y anexar Cisjordania ocupada.

Fuente: HispanTV 

 

¿Qué deben esperar los palestinos del presidente Biden? ¡Nada!

Fuentes: Público – Imagen: Biden en la conferencia de AIPAC (lobby pro-Israel en EE.UU.) Marzo de 2020.

13 de noviembre de 2020

Nos arrancan un centenar de derechos conquistados para luego devolvernos uno, con un no tan sofisticado malabarismo, y nos inyectan luego la falsa sensación de que ¡lo hemos conseguido! «¡Yes we can!» sin tocar ni un pelo del estéril sistema: espejismo como táctica y estrategia.

Mientras los palestinos celebran el triunfo del Partido Demócrata, en Tel Aviv están más que tranquilos: con Donald Trump las estrellas, siempre alineadas para Israel, sólo mostraron más su brillo, quizás demasiado para los ojos del mundo. Saben que nadie como Josep Biden defenderá a Israel como si fuera su propia madre patria: ¿No fue EEUU el inventor del juego «poli malo y poli bueno»?

«Mi nombre es Joe Biden, y todos saben que amo a Israel«, dijo el veterano político (el único amigo de este país que sigue en el poder desde 1973), como aquel místico que ama a su imaginario dios por justo y bondadoso.

Desde hace unas décadas todos los presidentes de EEUU, demócratas y republicanos, se han presentado como mediadores justos en la guerra de Israel contra los palestinos. Han venido diseñando un «plan de paz» cuyo objetivo no ha sido otro que fortalecer la posición de Israel, al que tratan como su Estado número 51, mientras han llevado a los palestinos a un callejón sin salida y han apretado la soga alrededor de su cuello alargando su agonía. El «no» Acuerdo del siglo de Donald Trump, el imprudente Emperador desnudo, sólo evidenció este escenario.

El eje de la política de Josep Biden será «dos estados», forzando a ambas partes por igual a ceder para conseguirlo. Para ello los palestinos deben reconocer el derecho de Israel a existir y «garantizar las fronteras». ¿Pero qué fronteras? Su objetivo central es que el conflicto no amenace los intereses de EEUU en la estratégica región. Trump también estaba en favor de un estado palestino, pero sin territorio.

Lo que hará Biden

En principio, reparar una minúscula parte de los destrozos producidos por Trump:

  • Restablecer el pago de unos 60 millones de dólares para los servicios de seguridad palestinos (destinado a proteger a Israel) y también los 200 millones de dólares en ayuda directa al Gobierno palestino, congelados por la Ley Taylor Force.
  • Reabrir la delegación de Palestina en Washington.
  • Restablecer los fondos a la organización de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), unos 300 millones de dólares, y reanudar las actividades de la USAID (la agencia «humanitaria» de la CIA) en Gaza y Cisjordania: forma parte de la estrategia de Biden crear partidos afines en tierras palestinas con un fondo de unos 20-30 millones de dólares, con colaboración monetaria de los estados árabes.

Los 7 deberes que no hará Biden

«No tienes que ser judío para ser sionista, y yo soy sionista» recuerda el presidente número 46 de EEUU, en cuyo sentimiento exacerbado al respecto no han tenido que influir su nuera y su cuñado judíos.

A pesar de que la posible salida de Benjamín Netanyahu del poder, acusado de corrupción y algo más, le haría más fácil a Biden deshacer los atropellos de Trump contra este pueblo -ya que nadie espera que avance en los derechos palestinos (cuya causa ha sido destrozada por una serie de factores)- PERO NO LO HARÁ:

  1. «No trasladaría la embajada de Jerusalén» a Tel Aviv, dice Biden. Considera que Trump con esta mudanza cometió un acto «miope y frívolo» al no pedir a los israelíes alguna concesión a cambio, y no porque es una grave violación a las resoluciones de la ONU arrebatando a los palestinos la futura capital de su Estado, como una de sus 16 implicaciones. El senador Biden ya en 1995 apoyó la «Ley del Traslado de la Embajada a Jerusalén hasta 1999», aunque los presidentes Clinton, Bush, Obama e incluso el propio Trump (al principio) se negaron a hacerlo por sus implicaciones.
  2. No pondrá fin al asedio de Gaza ni lo condenará, solo le enviará los productos caducados de EEUU, haciendo el teatro. En 2013 ante el AIPAC presumió de haber defendido el bloqueo brutal de Israel a la franja: «Israel tiene el derecho de imponer ese bloqueo«, espetó. Una de las consecuencias del asedio, además de matar a cientos de personas «indirectamente» como si de un experimento con humanos se tratase. Una de sus consecuencias fue el asalto de los comandos israelíes en 2010 al barco ayuda humanitaria a Gaza en aguas internacionales, en el que fueron asesinados a tiro diez activistas.
  3. No impondrá sanciones a Israel por la expansión de los asentamientos ilegales en lo que queda de las tierras palestinas. Biden manifestará su desacuerdo, eso sí, solo verbalmente. El candidato demócrata forzó al sector progresista del partido, dirigido por Bernie Sanders, a eliminar el término «ocupación» del texto electoral sobre palestina al referirse a la anexión de las tierras ocupadas llamándola «actividad de asentamientos». Perteneciente a la ala derechista del partido, Biden se distancia no solo de Sanders, sino también del presidente Jimmy Carter, quien en 2006 utilizó el término «apartheid» para describir la situación de los palestinos. Tel Aviv argumenta que estas tierras, según la Biblia, pertenecían al pueblo judío pero aunque fuese verdad, que no lo es, los actuales territorios de Israel, Turquía, Grecia y casi medio mundo, pertenecían al imperio de Irán, ¿Y qué? Al Qaeda también reclama los territorios del «imperio islámico».
    Cuando en 2010 Obama envió a Biden a Israel para desbloquear el acuerdo de paz con palestinos, Netanyahu saboteó el intento con el anuncio de 1.600 nuevas viviendas en el Jerusalén oriental. ¿Cómo reaccionó Biden? Acudió a la cena de sus anfitriones una hora más tarde para mostrar su «enfado», ni siquiera la canceló ni mucho menos impuso sanciones al régimen. A finales de su mandato en 2016 y cuando el Gobierno de Obama-Biden, el dúo hizo la última burla a los palestinos: no votó en favor de la resolución del Consejo de Seguridad que condenaba la «violación flagrante del derecho internacional» por Israel al colocar a miles de colonos en Cisjordania: ¡que no la vetara (lo que hacía siempre) fue considerado un gesto inaudito y positivo por EEUU por aquellos palestinos que han asimilado su propia derrota! Entonces, un sector de los israelíes llegó a tachar de antisemita y musulmán camuflado al presidente Obama: lo mismo hacen los regímenes totalitarios de los países musulmanes acusando de «islamófoba» y «proisraelí» a los opositores a sus atrocidades. El día 5 de noviembre, en medio de las elecciones de EEUU, Israel ejecutó la mayor demolición en años del poblado Khirbet Humsa en Cisjordania dejando a la intemperie a 74 personas, la mayoría niños: fue un mensaje a Biden de «¡Aquí mando yo!«.
  4. No hará nada ante las futuras masacres palestinas: en 2009 su Gobierno se opuso al Informe Goldstone de la ONU en el que determina que tanto Israel como Hamás cometieron graves crímenes de guerra durante la ofensiva israelí de 2008 en Gaza, que dejó cerca de 1.400 víctimas palestinas, la mayoría civiles, y 15 israelíes.
  5. No condicionará las ayudas militares de EEUU a Israel, como si las cerca de 80 ojivas nucleares que posee el diminuto país no fuesen suficiente para borrar del mapa a todos los países de la región. El candidato Biden obligó al sector progresistas del partido a eliminar la propuesta de condicionar la ayuda militar a Israel a su respeto a la legalidad internacional sobre los derechos de los palestinos: es «nuestro único y verdadero aliado en toda la región», le respondió el futuro presidente, como una de los 14 razones del apoyo incondicional de EEUU a Israel: «Si no hubiera un Israel los EEUU tendrían que inventar uno para proteger sus intereses en la región«, dijo ¡Ah, vale! ¿Por qué pensábamos, entonces, que se trató de dar «un país al pueblo judío» por perseguido? De hecho EEUU se vuelca con el apoyo a Israel solo desde la caída del Sha de Irán en 1979. Aun así, 13 congresistas y senadores demócratas -Sanders, Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Betty McCollum, Ayanna Pressley y RashidaTlaid entre ellos- han publicado una carta comprometiéndose a «perseguir una legislación que condicione» la ayuda militar estadounidense a Israel de manera que garantice que los contribuyentes «no apoyen la anexión» de Cisjordania. El senador Biden afirmó en 1986 que 3.000 millones de dólares de ayuda militar a Israel era «la mejor inversión que hacemos» para defender los intereses de EEUU. Y en 2016, y con el fin de aliviar el disgusto de los halcones israelíes por el acuerdo nuclear de EEUU con Irán (que en realidad lo desarmaba en favor de Israel), el vicepresidente Biden promovió el mayor paquete de ayuda militar de la historia de EEUU a Israel: 38.000 millones de dólares, mientras seguía destruyendo con sus bombas a países como Siria, Libia, Irak, los rivales de Israel, imponía sanciones paralizantes a Irán e instigaba un golpe de Estado contra el «desbocado» presidente turco, Tayyeb Erdogan. Su lema es garantizar que «Israel mantenga su ventaja militar cualitativa». La administración Biden-Harris seguirá en esta línea. En 2019, el Congreso, de mayoría demócrata, aprobó la Ley de Autorización de Defensa Nacional con un presupuesto de 500 millones de dólares para la cooperación de defensa antimisiles estadounidense-israelí. Según la estimación de Thomas Stauffer, economista consultor en Washington, Israel con unos 9 millones de habitantes, y presumiendo de ser un estado próspero, recibe más ayuda exterior de EEUU del bolsillo de los contribuyentes que el conjunto de los países de América Latina, África subsahariana y el Caribe, con más de mil millones de habitantes.
  6. Ni apoyará a La Corte Penal Internacional (CPI) por perseguir los crímenes de guerra de Israel:  «La extensa destrucción de bienes no militares y las transferencias de población a un territorio ocupado constituyen crímenes de guerra«, relata la CPI.
  7. No aceptará el BDS. Biden-Harris prometen que su Administración rechazará firmemente este movimiento pacífico que propone el Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) a Israel para que ponga fin a inaceptables abusos contra los palestinos. Ahora los defensores de palestina, entre ellos muchos judíos estadounidenses, temen que Biden, el «poli bueno» restrinja o incluso prohíba la actividad de este movimiento mientras Kamala Harris ha adelantado que no atacará la libertad de expresión de los ciudadanos, como si se le tuviera que agradecer.

Lo que sí puede dañar este amor de Biden a su amado Israel es la deuda electoral que tiene con el sector Bernista del partido. Mientras, volverá la política tradicional de EEUU: pagar a Israel por vigilar sus intereses, dando un caramelo y cien balas a los palestinos, cuya situación empeorará sin duda. Es posible que, como católico practicante, Joe sienta culpa por el antisemitismo cristiano y así quiere lavar su pecado sacrificando a los palestinos.

A pesar de que cerca de 30 millones de estadounidenses han perdido sus trabajos bajo el pretexto de coronavirus y la economía estadounidense está devastada, el lobby pro-Israel trabaja para garantizar que los contribuyentes estadounidenses continúen dándole más de 10 millones de dólares por día, denuncia la investigadora estadounidense Alison Weir.

En dos meses que faltan para su marcha de la Casa Blanca, Trump podrá ser peligrosamente imprudente: sigue necesitando el respaldo del lobby proisraelí para su relección en 2024. Por ello ha enviado al Representante Especial para Irán, Elliott Abrams (el viejo criminal de numerosas guerras), a Israel, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos para realizar «consultas sobre Irán».

Palestina necesita una nueva estrategia, una ofensiva diplomática y organizar un amplio frente internacional de solidaridad. Por cierto, ¿qué espera para declarar la instauración del Estado palestino? ¿Se acuerdan de lo que pasó en Rusia en 1917?

Fuente: https://blogs.publico.es/puntoyseguido/6785/que-deben-esperar-los-palestinos-del-presidente-biden-nada/

Foto de portada: El entonces candidato presidencial Joe Biden como orador en la conferencia de AIPAC (lobby pro-Israel en EE.UU.), marzo de 2020.

Fuente: Rebelión 

 

Contra la industria de la muerte, embargo militar

Imagen: tomada de la página de BDS Colombia en Facebook.

07 de noviembre de 2020

Por María Landi

Si algo bueno ha tenido esta pandemia es que, aunque nos obligó a distanciarnos físicamente –y en muchos lugares nos retiró a la fuerza de las calles−, virtualmente nos ha acercado como nunca antes. Quienes tenemos acceso a internet (sin olvidar que para muchos millones sigue siendo un privilegio inaccesible) llevamos meses siguiendo debates y mesas redondas a lo largo y ancho del planeta, en encuentros que reúnen a activistas e intelectuales de todos los continentes. La pandemia no solo nos ha hermanado globalmente en la misma desgracia, sino que también nos ha permitido hacer más visibles la interdependencia y las intersecciones que atraviesan nuestras vidas, sociedades y luchas.

Internacionalismo o Extinción” fue el contundente título que eligió la Internacional Progresista −impulsada por el economista griego Yanis Varoufakis− para su primera Cumbre 2020 en septiembre. La consigna tiene particular resonancia para quienes apoyamos la causa palestina y sostenemos que el sionismo es un proyecto global de muerte que, partiendo de la ocupación colonial de Palestina, se extiende por el mundo a través de la venta de máquinas de matar, vigilar y controlar a los pueblos que luchan por sus derechos. Y en este tiempo de pandemia hemos visto numerosas iniciativas destinadas a conectar las luchas anticoloniales, indígenas, antirracistas y antimilitaristas con la causa palestina, desenmascarando a ese proyecto de muerte.

Desde que comenzaron las recientes agresiones de Azerbaiyán contra Armenia en la disputa por el territorio de Nagorno-Karabaj (Artzaj), investigadores y periodistas volvieron a recordar que Israel es un gran proveedor de armas al régimen azerí. Según el periódico digital Virginia Bolten, las relaciones entre Israel y Azerbaiyán datan desde inicios de los años Noventa y se intensificaron durante los últimos años. Una nota de la Agencia Estatal de Noticias de Azerbaiyán, controlada por el gobierno, explicita la importancia que se le asigna a ese vínculo: «La asociación entre Israel y Azerbaiyán ha evolucionado gracias a la sólida cooperación de ambos países en diversas dimensiones. Israel fue uno de los primeros países en reconocer a un Azerbaiyán soberano. Ningún país de Eurasia tiene lazos más estrechos o amistosos con Israel que Azerbaiyán

El abogado de derechos humanos e investigador israelí Eitay Mack relató que, dado el creciente odio del régimen azerí hacia la población armenia en los últimos 26 años, así como el crecimiento de su ejército, el experto en genocidio Yair Auron teme que Azerbaiyán podría perpetrar masacres, limpieza étnica y otros crímenes contra la población armenia de Nagorno-Karabaj en caso de estallar una guerra total. Por ello, tras las repetidas amenazas e incitaciones del Presidente Aliyev contra Armenia, Auron y Mack enviaron reiteradas cartas al Ministerio de Defensa de Israel pidiéndole que pusiera fin de inmediato a sus exportaciones de armas a Azerbaiyán.

Mack lleva años recopilando información oficial y extraoficial para sacar a la luz el historial de relaciones militares y de inteligencia entre Israel y los regímenes más sanguinarios del mundo, incluyendo el Chile de Pinochet, la limpieza étnica y el genocidio en los Balcanes, el régimen de Myanmar (responsable de genocidio contra la población rohingya), el de Sudán del Sur (donde murieron unas 300.000 personas y más de dos millones fueron desplazadas), la Filipinas del dictador Marcos en el pasado y del criminal Duterte en el presente y la India del supremacista Modi, que ocupa y reprime al pueblo de Cachemira. «Muy pocas personas en Israel saben adónde van nuestras armas, y muy pocas personas están en el círculo de la toma de decisiones. Hay mucho secreto. Lo que también es único de Israel es que no hay transparencia, y no hay interés por la transparencia en los medios israelíes», afirma Mack.

Una tarea similar a la de Mack emprendieron otros grupos israelíes o judíos, como la Coalición de Mujeres por la Paz con su proyecto Hamushim −que desafía la industria militar y el comercio de armas de Israel− o la Red Internacional Judía Antisionista (IJAN), que en 2012 publicó “El papel de Israel en la represión mundial”. En ese informe IJAN reseña varias décadas de colaboración estrecha de Israel con los peores regímenes de los cinco continentes, incluyendo los dictadores genocidas centroamericanos y del Cono Sur, los gobiernos coloniales o neocoloniales de África (incluyendo el apartheid sudafricano, al que apoyó hasta el final, y las armas utilizadas en el genocidio de Ruanda), las dictaduras árabes del Golfo, el Irán de Reza Pahlevi, etc.

Por otro lado, el periodista Eugenio García Gascón ha hecho notar que grupos neonazis figuran entre los mejores clientes de la industria armamentista israelí. Según él, hace unos años el diario  Haaretz informó que armas israelíes habían sido vendidas a un grupo neonazi de Ucrania llamado Azov. Originado en hooligans de equipos de fútbol, Azov empezó a funcionar como milicia en la crisis de Ucrania con Rusia, y hoy es parte del ejército. Señala García Gascón: «La simpatía del gobierno israelí hacia grupos de extrema derecha europeos, por ejemplo en Polonia o en Hungría, no tiene en cuenta que a menudo los líderes de esos grupos, incluso dentro del gobierno de Hungría, abanderan la negación del Holocausto y el antisemitismo

La activista antimilitarista israelí Sahar Vardi –cofundadora de Hamushim− recordó en un artículo que, según información oficial solicitada por el abogado Eitay Mack, a fines de 2012 el registro de exportaciones militares de Israel incluía 6.784 personas y empresas; para fines de 2013, se habían otorgado 400.000 licencias de venta y exportación de armamento. Los nombres de estas personas y empresas y el alcance de su trabajo permanecieron ocultos. Según estimaciones de HamushimIsrael ha vendido armas a más de 130 países en las últimas décadas. También en 2012, el cineasta israelí Yotam Feldman estrenó su documental “The Lab”, en el que sostiene que la industria armamentística de Israel tiene tanto éxito y crece tan rápidamente porque desarrolla y comercializa armas “probadas en combate”, es decir, utilizadas contra los cuerpos palestinos.

Vardi recuerda también que en 2015, tras el asesinato de Michael Brown en Ferguson, activistas palestinos/as de Missouri comenzaron a establecer conexiones entre la represión en Estados Unidos y en Palestina, al descubrir que los policías estaban usando para sofocar las protestas el mismo tipo de gas lacrimógeno que el que se usa regularmente contra los manifestantes en Cisjordania. Poco después se descubrió que Israel también había estado proporcionando “entrenamiento antiterrorista” a los departamentos de policía de todo Estados Unidos, y que estaba exportando activamente armas y tácticas represivas a todo el mundo.

Es por todo ello que desde 2011 la sociedad civil palestina está pidiendo un embargo de armas a Israel. Respondiendo a ese llamado, el 3 de octubre pasado el movimiento BDS en Latinoamérica lanzó formalmente su campaña de Embargo Militar a Israel. Y lo hizo con un seminario web donde se denunció el papel de Israel en la militarización de nuestros territorios y la intensificación de la compra de armas israelíes por parte de los gobiernos golpistas o de derecha del continente, desde Honduras hasta Chile. En el seminario web participaron el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, Nada Hussein de BDS Gaza, Jorge Brito Hasbun y Gael Yeomans (legislador y legisladora del Frente Amplio de Chile), las académicas mexicanas Marcela Álvarez Pérez y Silvana Rabinovich, el dirigente hondureño del COPINH Felipe Gómez, la activista brasileña Patricia Oliveira de la Red de Comunidades y Familias contra la Violencia de Rio de Janeiro, la colombiana Isabel Zuleta del movimiento Ríos Vivos y el trovador costarricense Wilson Arroyo.

En el seminario se presentó el sitio web Embargo Militar a Israel (y su página de Facebook), que proporciona información sobre el modelo de militarismo y securitización que Israel exporta al mundo y a América Latina, especialmente a través de tres grandes tipos de tecnología: el armamento, el sector de seguridad civil, y el de ciberseguridad e inteligencia (para la “lucha contra el terrorismo” o “contrainsurgencia”). También aporta información sobre cómo opera el lobby corporativo israelílas alianzas diplomáticas que favorecen el intercambio militar y los programas de capacitación y entrenamiento que Israel ofrece al funcionariado público y a las fuerzas de seguridad de todos los países, fundamentalmente a través de las becas Mashav. Además incluye un mapeo de la incidencia de esa industria militar en cada territorio, e información sobre la presencia israelí en las ferias de armas que se realizan en Brasil, Chile y Colombia.

La campaña de Embargo Militar es un paso más en el proceso iniciado en 2018 con la elaboración del informe “El militarismo israelí en América Latina” (ver aquí el Resumen Ejecutivo), elaborado por los colectivos latinoamericanos de BDS (y publicado en Argentina y Colombia).

A raíz del trabajo de investigación de estos dos años se identificó que hay cuatro empresas que tienen la mayor presencia en el comercio de armas y seguridad en Latinoamérica: las israelíes Rafael Advanced Defense Systems y Elbit Systems y las multinacionales Hewlett Packard y G4S.

Chile es uno de los ejemplos más significativos. Las relaciones militares de ese país con Israel se remontan a 1974 (cuando la dictadura tenía problemas crecientes para abastecerse de armas); y como afirma la activista Sofía Alvarado de BDS Chile, «Piñera ha sido el Presidente que más tratados ha firmado con Israel después de Pinochet». El Informe revela que Israel vendió misiles, radares, armas ligeras, naves aéreas, navales y tecnología de bombas de racimo a la dictadura. A partir de 2000 Chile reactiva la compra de material bélico a Israel: entre 2000 y 2004, compró 200 misiles aire-aire y 1000 misiles antitanque, junto con sistemas de radar y otros equipos. También ha adquirido gases lacrimógenos, globos de seguridad y drones para sus estrategias de control y militarización en la región de la Araucanía o Wallmapu. En el informe se detalla que Gendarmería y Carabineros han recibido entrenamiento israelí en técnicas de tortura, represión y vigilancia.

Por otra parte, en febrero y septiembre de este año, militares israelíes de la Brigada Nahal (conocida por sus graves violaciones a los derechos humanos de la población palestina, incluyendo niños) viajaron a Colombia −uno de los principales aliados de Israel en la región− para entrenar a la División de Fuerzas Especiales del Ejército colombiano. La capacitación consistió en “técnicas antiterroristas”, tácticas de combate urbano, operaciones encubiertas, asalto aéreo y polígono. Según BDS Colombia, la División de Fuerzas Especiales del Ejército colombiano forma parte del Comando Conjunto de Operaciones Especiales, creado en 2007 durante el gobierno de Álvaro Uribe y también con un historial de violaciones a los derechos humanos de la población colombiana. En 2019 este Comando estuvo implicado en el bombardeo de un campamento de disidentes de las FARC que mató a ocho menores de edad.

Por eso Germán Romano –corredactor del Informe y miembro de BDS Argentina− sostiene: «Las balas que asesinan a palestinas y palestinos son las mismas que se usan para reprimir en nuestros territorios»; y agrega que se debe entender que «si pierde Palestina, perdemos todas y todos, porque la lucha es la misma: es contra los colonialismos, las ocupaciones, los regímenes de apartheid, el militarismo y las formas de este sistema

Y como ya entramos en noviembre, termino con la invitación a participar, difundir y seguir las actividades virtuales que tendrán lugar durante todo el mes con motivo del Día Internacional de Interacción por un Mundo sin Muros, que se celebra por cuarto año consecutivo el 9 de noviembre. El objetivo de esta iniciativa es visibilizar y conectar las luchas contra los muros reales y simbólicos que oprimen y dividen a los pueblos, desde México hasta Palestina, pasando por el Sahara Occidental, Ceuta y Melilla, India, Sudáfrica y otros territorios. Los días 9, 10, 12, 21 y 26 de noviembre los eventos virtuales, con activistas de distintos territorios, abordarán aspectos como: la complicidad entre Israel y la Unión Europea para militarizar las fronteras y criminalizar la migración; el agua como bien común o mercancía; los muros digitales y el papel de Israel en el colonialismo y el control digital; los muros que separan a los pueblos árabes, y sobre todo la resistencia popular, global e interseccional para construir el poder colectivo que haga caer todos los muros.

Programa de seminarios web en noviembre de la campaña por un Mundo sin Muros

Columna publicada en el portal Desinformémonos el 3/11/20.

Imágenes tomadas de la página Embargo Militar a Israel (Facebook).

Fuente: Rebelión 

 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner