El 90% de los posts de los medios sociales árabes se oponen a la normalización con Israel

Imagen: los logotipos de las aplicaciones de medios sociales, Facebook, Tik Tok Instagram, Snapchat y Twitter se muestran en la pantalla de una tablet el 7 de noviembre de 2018 [Chesnot/Getty Images]

13 de octubre de 2020

El noventa por ciento de los mensajes de los medios sociales en árabe sobre la normalización de Israel con los EAU y Bahrein han sido negativos, según un informe del Ministerio de Asuntos Estratégicos del estado de ocupación.

Haaretz dijo que el estudio examinó las conversaciones en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube entre el 12 de agosto y el 8 de septiembre. Encontró que alrededor del 90% de los participantes expresaron su oposición a la normalización, y sólo el 5% expresó opiniones claramente positivas sobre el proceso.

El principal argumento en contra de los acuerdos, según el informe, era que traicionaban a los palestinos. Este sentimiento apareció en el 45% de los comentarios. La gente también se opuso a la firma de acuerdos con los sionistas en general (27%); acusó a los Emiratos Árabes Unidos de hipocresía (10%) y de capitular ante los EE.UU. (5%), y los acusó de tener ansias de beneficiarse (4%).
LEER: La demarcación de la frontera del Líbano es una hoja de ruta para la normalización con Israel

Los hashtags más populares eran “la normalización es traición” y “los bahreiníes contra la normalización”. Estos hashtags, dijo el ministerio, llegaron a más de 100 millones de usuarios de medios sociales durante el período estudiado.

El Ministerio de Asuntos Estratégicos, a menudo descrito como el brazo propagandístico del Estado israelí, lidera los esfuerzos para socavar el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) y para criminalizar las críticas a Israel. Se afirma que reconoció la necesidad de combatir la oposición a la normalización entre los ciudadanos árabes de a pie en toda la región.

La semana pasada un estudio en 13 estados árabes encontró que las poblaciones se oponían abrumadoramente a la normalización con Israel hasta que el estado sionista termine su brutal ocupación de Palestina. Más del 85% de los 28.000 encuestados también se opusieron al reconocimiento diplomático de Israel.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

“La policía marroquí visitó Israel en secreto y acordó entregar a los fugitivos”

Foto: marroquíes sostienen banderas y estandartes palestinos durante una marcha pro palestina en Rabat, Marruecos [Agencia Jalal Morchidi/Anadolu]. 

13 de octubre de 2020

Los medios de comunicación israelíes revelaron que oficiales de policía de Marruecos hicieron una visita secreta a Israel y acordaron establecer una cooperación y entregar a los criminales en fuga.

El Canal 12 israelí informó de que oficiales marroquíes visitaron Israel en los últimos meses y acordaron entregar a dos fugitivos Golan Avitan y Chiko (Moshe) Beit Adah, utilizando a España como intermediario, ya que los dos países no tienen vínculos oficiales entre sí.

El Canal 12 declaró que una delegación de seguridad marroquí de alto nivel se alojó en Israel durante una semana en un hotel de la ciudad y acordó con los israelíes una serie de entendimientos de cooperación después de celebrar varias reuniones con altos funcionarios de la policía.

Avitan fue arrestado en Marruecos hace aproximadamente un año y medio, sobre la base de la información enviada por la policía israelí a los servicios de inteligencia marroquíes, que lo detuvieron en una sinagoga en Casablanca.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Egipto no acogerá a las facciones palestinas hasta después de las elecciones de EE.UU.

Foto: el Comisionado de Asuntos Nacionales de Fatah y el miembro del Comité Central de Fatah, Azzam Al-Ahmad (2º D) y el miembro del Buró Político de Hamas, Saleh Aruri (2º Iz) firman un acuerdo sobre la creación de un consenso en El Cairo, Egipto, el 12 de octubre de 2017 [Agencia Ahmed Gamil/Anadolu].

13 de octubre de 2020

El diputado egipcio Samir Ghattas ha declarado que El Cairo no acogerá reuniones de las facciones palestinas sin un plan detallado de reconciliación o de elecciones.

Hablando con la Voz de Al-Watan ayer, Ghattas dijo: “Los indicadores desde Moscú son más fuertes que en cualquier otro lugar.”

Añadió: “Hamas está actualmente ocupado en sus elecciones internas y creo que todas las partes están esperando, hasta después del 3 de noviembre, a los resultados de las elecciones americanas”.

El diputado egipcio subrayó que la elección presidencial americana “es un árbitro y aceleraría o frenaría los cálculos regionales, incluyendo la reconciliación palestina y sus elecciones”.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Trump pide a los Emiratos Árabes Unidos que animen a otros a construir lazos con Israel

Foto: el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, estrecha la mano del príncipe heredero Mohammed Bin Zayed Al Nahyan de Abu Dhabi durante una reunión en el Despacho Oval de la Casa Blanca en Washington, D.C., el 15 de mayo de 2017. [SAUL LOEB/AFP vía Getty Images]

13 de octubre de 2020

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pidió al príncipe heredero de los Emiratos Árabes Unidos, Mohammad Bin Zayed, que animara a otros países de la región a establecer vínculos con Israel, según informó ayer Arab48.

En una declaración emitida el domingo, Arab48 informó que el secretario de prensa adjunto de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo que Trump y Bin Zayed discutieron las últimas actualizaciones sobre el Medio Oriente por teléfono.

Trump, según Deere, pidió a Bin Zayed que animara a otros países de la región a seguir los pasos de los Emiratos Árabes Unidos en cuanto a la normalización de los lazos con Israel.

Bin Zayed, dijo Deere, felicitó a Trump por su recuperación del COVID-19, mientras que Trump le agradeció su “liderazgo” durante los Acuerdos de Abraham, el acuerdo que marcó la normalización de los lazos entre los Emiratos y el estado de ocupación de Israel.

Arab48 dijo que los EE.UU. están presionando a Sudán para obligarlo a firmar un acuerdo de paz con Israel a cambio de eliminarlo de la lista de estados patrocinadores del terror.

El 15 de septiembre, los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein firmaron acuerdos de normalización con Israel en el césped de la Casa Blanca.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

 

Por primera vez los sindicatos británicos se comprometen a desafiar el apartheid israelí

13 de octubre de 2020

Fuentes: Mondoweiss [Foto: Los delegados en el Congreso de TUC 2018 muestran su apoyo a una moción que condena la aprobación de la ley del Estado nacional por parte de Israel]

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

Una moción del Congreso de Sindicatos Británicos instando a los miembros a «unirse a la campaña internacional para detener la anexión y terminar con el apartheid» podría alentar a los sindicatos de todo el mundo a desempeñar un papel importante en el movimiento internacional de solidaridad con Palestina como lo hicieron contra el apartheid en Sudáfrica.

El 15 de septiembre la Asamblea Anual del Congreso Sindical (TUC por sus siglas en inglés N.de T.) que representa a casi 6 millones de miembros en el Reino Unido adoptó una moción que reafirmó su solidaridad con la lucha del pueblo palestino por el derecho a la autodeterminación, condenando la ocupación y las políticas expansionistas del Gobierno israelí.

La resolución expresó abiertamente su oposición a las ambiciones anexionistas del Gobierno de Netanyahu, respaldada por la Administración de los Estados Unidos, y pidió el fin de la complicidad del Gobierno británico. Al exigir el cese del bloqueo de Gaza y el apoyo al «derecho de los refugiados palestinos a regresar», comprometió al TUC a «comunicar su posición a todas las demás centrales sindicales nacionales en las confederaciones sindicales internacionales y europeas e instarlas a unirse la campaña internacional para detener la anexión y acabar con el apartheid”.

Lo que distingue la resolución es que al pedir el fin del “apartheid” identifica las prácticas del Estado israelí para con el pueblo palestino como institucionalmente discriminatorias, desafiando así la normalización de las relaciones que actualmente adoptan, por ejemplo, los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin y promovida por la Casa Blanca.

El internacionalismo tiene una larga tradición en el movimiento sindical británico. En la década de 1860 los trabajadores de las fábricas en el área de Manchester se negaron a trabajar con mano de obra esclava utilizada en las plantaciones de algodón importado de los estados del sur de los Estados Unidos, a pesar de las penurias que sufrían sus familias como consecuencia. Voluntarios, muchos del movimiento sindical, lucharon en la Guerra Civil española contra los fascistas. En la década de 1960 los sindicalistas estuvieron entre los primeros en responder al llamado del Congreso Nacional Africano a boicotear a Sudáfrica. Es esta tradición la que se refleja en la solidaridad expresada para con el pueblo palestino.  

Cuando se haga efectiva, la decisión del TUC podría hacer una contribución significativa a la construcción del movimiento de solidaridad internacional y alentar a los sindicatos de todo el mundo a desempeñar un papel importante en la campaña, tal como lo hicieron en la campaña contra el apartheid en Sudáfrica.

El compromiso del TUC fue producto del trabajo de los partidarios de la Campaña de Solidaridad con Palestina y de los sindicalistas durante muchas décadas. Se reconoció la importancia de los sindicatos por su potencial para atraer a millones de personas a la campaña por la justicia para los palestinos. Además los sindicatos son importantes porque algunos están afiliados al Partido Laborista y, por lo tanto, pueden hacer una contribución vital para garantizar que la voz de los palestinos y sus partidarios no sea silenciada por los apologistas pro-Netanyahu dentro del propio Partido.

Durante más de tres décadas este trabajo ha resultado en un cambio de Palestina como preocupación de una pequeña minoría a una causa con un apoyo abrumador en los sindicatos. Si bien se produjeron avances en un pequeño número de sindicatos a principios de la década de 1990, el apoyo de la mayoría de los sindicatos se consolidó con la adopción de una moción en 2006 que estableció la agenda política para los años siguientes.

La moción, presentada por el Sindicato de Bomberos, expresó su apoyo a:

  • El derecho del pueblo palestino a la libre determinación.
  • El derecho de los refugiados palestinos a regresar a su tierra natal.
  • La retirada de las tropas israelíes de todos los territorios ocupados.
  • La eliminación del «muro del apartheid» construido ilegalmente.

Desde el principio el TUC animó a todos sus sindicatos a afiliarse a la Campaña de Solidaridad Palestina (PSC) y desde esa fecha ha habido innumerables reuniones de ramas sindicales que han escuchado a oradores palestinos y delegaciones británicas que regresan discutiendo la situación del pueblo palestino. Cientos, si no miles, de sindicalistas han visitado la Palestina histórica, reuniéndose con trabajadores, comunidades y activistas para estar mejor informados sobre los problemas resultantes de las brutales acciones del Estado israelí y su ejército. Estos viajes han incluido reunirse con una amplia gama de activistas palestinos y visitar muchos campos de refugiados, centros culturales, escuelas, universidades, personas que enfrentan demoliciones de casas, niños prisioneros, miembros de comunidades beduinas y activistas palestinos dentro de Israel.

Este importante grupo que aporta su propio conocimiento de primera mano de la situación se ha convertido en un defensor eficaz de la causa palestina y movilizador de las acciones iniciadas por la PSC. Siempre que ha sido posible, han tratado de convertir esta solidaridad política en acciones prácticas de apoyo humanitario.

Los sindicatos han participado de manera central en la campaña contra todas las formas de racismo, incluida la islamofobia, y en el apoyo a las movilizaciones en torno a Black Lives Matter. Al mismo tiempo, quienes apoyan a los palestinos entienden que no hay contradicción entre la oposición militante al antisemitismo y al mismo tiempo mantener una posición de apoyo intransigente a los derechos de los palestinos oprimidos.

El desafío ahora es seguir desarrollando este trabajo, pedir al Partido Laborista que respalde esta campaña y exigir que el Gobierno británico ponga fin a su complicidad con la opresión del pueblo palestino por parte del Gobierno israelí y rechace la intervención del presidente Trump o de cualquier administración estadounidense futura para frustrar el derecho del pueblo palestino a la libre determinación.

Fuente: https://mondoweiss.net/2020/10/in-a-first-british-trade-unions-commit-to-challenging-israeli-apartheid/

Juani Rishmawi, española residente en Belén: ‘El coronavirus es el último mal de un pueblo que ya vive cada día un infierno’

Foto: Juani Rishmawi junto a su marido Elías y sus hijos George y María  –  Fuente: ANA GARRALDA

13 de octubre de 2020

Juani se mudó a Palestina por amor, tras conocer a su marido Elías mientras estudiaba en España. La española es coordinadora de Proyectos de la ONG Health Work Committees y lleva 30 años viviendo en Belén. Lo que más le molesta es que le pregunten si tiene intención de marcharse alguna vez de Palestina.

PalestinaJuani Rishmawi llegó por amor. Su marido, Elías, un palestino de Gaza, estudiaba en España cuando se conocieron y decidieron emprender una vida juntos. De eso han pasado más de treinta años, los mismos que la española lleva residiendo en Beit Sahur – una de las tres ciudades del gobernorado de Belén (Cisjordania) – lugar donde crecieron sus dos hijos y desde donde hoy, en tiempos de pandemia, trabaja como coordinadora de Proyectos de la ONG Health Work Committees (Comités de Trabajos para la Salud), entidad responsable de la gestión de dos hospitales, una decena de clínicas y varios centros de atención primaria repartidos por los territorios palestinos. Una red local de asistencia sanitaria que atiende a casi 400.000 personas.

Optimista irreductible, lo que más le molesta a Juani es que le pregunten si tiene intención de marcharse alguna vez de Palestina, un área bajo ocupación militar israelí desde hace más de cincuenta años. «Nunca he tenido intención de hacerlo», dice en conversación con NIUS, porque aunque odia la ocupación, que «cada día ahoga la vida de millones de personas», es más fuerte el apego que siente hacia las gentes «de su tierra». Al pueblo palestino lo considera suyo y le duele especialmente «la falta de libertad que sufre, el robo constante de sus propiedades por parte de Israel y la impunidad de la que éste disfruta ante los ojos del mundo», señala la española.

Juani Rishmawi junto a su marido Elías y sus hijos George y María  – NIUSDIARIO.ES

Según Juani Rishmawi muchos palestinos viven a diario «un infierno de vida», hoy incluso más complicada tras la llegada del coronavirus. Desde que en marzo se detectaron los primeros casos en un hotel de Belén – donde se alojó un grupo de turistas griegos que estaba de viaje por Tierra Santa – el número de infectados no ha dejado de aumentar, si bien la tasa de mortalidad ha sido durante meses relativamente baja en comparación con la recogida en Israel, hoy el primer país del mundo bajo un segundo confinamiento tras registrar el mayor índice de mortalidad y contagios per cápita del planeta. 

Con más de 42.000 positivos en los territorios palestinos, según informan fuentes independientes pues el ministerio de Sanidad de la Autoridad Nacional lleva un mes sin publicar el número de contagios, y 350 muertos (principalmente en Hebrón y Jerusalén Este) desde el inicio de la pandemia, fuentes médicas palestinas aseguran que su sistema de salud aún puede asumir el tratamiento de hasta 200 pacientes en estado grave, disponiendo de decenas de ventiladores. «En realidad son unos 70 para 3 millones de personas», apunta Juani Rishmawi.

Una crisis sanitaria que, como en tantos otros puntos del planeta, ha desencadenado una crisis económica sin precedentes en la región. Según datos de la Oficina Central de Estadísticas de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), la actividad económica en los territorios ha caído un 68% desde el estallido de la pandemia, y una de cada siete familias no ha tenido ningún ingreso debido al cierre. Un drama, vaticina la española, que continuará durante el otoño y que amenaza con marcarle los pasos también al próximo invierno.

 

Juani Rishmawi junto a su marido Elías.  –  NIUSDIARIO.ES

Pregunta: Belén sigue siendo una ciudad fantasma. La mayoría de hoteles y comercios están cerrados…

Respuesta: La gente tiene problemas económicos graves, la mayoría ha dejado de trabajar. Turismo no hay desde que empezó la pandemia, hay mucha gente en paro, también en situación de precariedad. Muchos se niegan a quedarse en casa porque dicen que antes tienen que trabajar para mantener a sus familias. 

P: ¿Qué situación están observando desde los Comités de Salud?

R: La gente no quiere hacerse cirugías porque no pueden pagarlas. Nosotros estamos pidiendo a través de nuestra organización medicinas para los enfermos crónicos, hay muchísimos, gente mayor, ancianos que son diabéticos, enfermos cardiacos, pulmonares. La suerte que ha habido aquí es que los mayores no han resultado muy afectados porque viven con sus familias, aquí se les protege. Yo tengo a mi suegra en su habitación y en casa no entra cualquiera…

P: ¿Y qué hay de los recursos? Mascarillas, fármacos, respiradores,…

R: Faltan medicinas, faltan medios, faltan mascarillas que no encontramos. Hace falta más protección, sobre todo que la Autoridad Nacional proponga un programa de ayudas donde no solo haya restricciones…Que colaboren porque han recibido mucho dinero de países árabes, de Turquía, de la OMS (Organización Mundial de la Salud), de Europa, pero no han dicho nada de lo que reciben y lo que no…

P: ¿Hay malestar en la calle por eso?

R: Sí, mucho. Hay un choque tremendo que puede acabar en un foco de revolución. La gente aguanta la ocupación, a los militares (israelíes),  que te falte el agua, que te quiten las tierras, pero si también te falta lo poco que puedes comer… Se están hartando, cada día despotrican más contra ellos (la ANP) En este asunto estoy muy preocupada…Por ejemplo, el caso de las empresas. Si quieren prosperar tienen que pagar impuestos a Israel y a la ANP, están acribillados de una forma u otra. La gente hasta dice que tenemos dos ocupaciones y no solo una…

P: Es usted dura con el gobierno de Ramala…

Lo que yo quiero es que proteja a mi población, a mis niños, mis mujeres, mis ancianos…Lo que no se puede permitir es que en estos momentos haya 200 menores en las cárceles israelíes maltratados, torturados y la ANP no hace nada. Lo mismo ocurre con unas 300 mujeres, maltratadas también porque piensan diferente o políticos encerrados porque están en contra de la ocupación. La ANP tampoco hace nada, dime qué tipo de gobierno es este. Solo piensan en su ombligo, en su gente, en cómo subirse el sueldo mientras la gente sufre hambre, castigos…

P: En Gaza las cosas están incluso peor…

R: La situación es muy delicada y muy grave porque están aislados desde hace más de diez años. Es una situación realmente tremenda. Hay un 70% de paro, la UNRWA (Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos) tiene problemas inmensos para poder entrar alimentos y medicinas…

También me preocupa la situación de los palestinos en los campos de refugiados del Líbano. Están en un barrio de 4 ó 5 calles y hay casi 300.000 personas. Con esto del corona dicen que tienen un problema gravísimo de hacinamiento. Están asustados porque temen coger la enfermedad y no recibir ayudas. Y luego hay otra parte de palestinos que están en la frontera entre Siria y Jordania. Son los que vivían en Siria y se fueron por la guerra. Ahora están volviendo poco a poco, pero su situación es muy crítica en cuestión de alimentos y medicinas…

P: Hace poco usted denunciaba la situación de los jóvenes, de los estudiantes que estudiaban fuera cuando llegó la pandemia 

R: Por lo visto hay entre 1000 y 1500 estudiantes. Fíjate que mis hijos han estudiado en España, ellos tienen su DNI, allí están mis hermanos y ya trabajan porque han acabado, pero estos muchachos se han ido a estudiar fuera a universidades donde les han dado una beca. Creo que hay bastantes en Sudáfrica, Argelia, Estados Unidos…

Colgaron un vídeo donde denunciaban su situación porque ya no tienen dinero. Son becados, vienen de familias pobres, sin recursos. Han cerrado las residencias donde estaban. Algunos han podido irse con amigos, otros con familiares, pero hay otros que están en la calle pidiendo a gritos volver a casa. Imagínate lo que es para un padre o una madre no poder repatriar a tu hijo sabiendo la situación en la que está…

Muchos palestinos que están en diferentes países del mundo se encuentran sin la posibilidad de volver a su casa, a su patria, con su familia, debido a la crisis del COVID-19. #Devuélvenosanuestracasa

Posted by Centro Hispano Palestino- The Hispanic Palestinian Cultural Center on Thursday, 14 May 2020

Y no solo los de Palestina, también los hay de Jerusalén. Los israelíes no quieren que vuelvan los de Jerusalén porque su objetivo final es echarles poco a poco de la ciudad. Hace un tiempo un chico que estudiaba en Estados Unidos llegó a Tel Aviv y lo mandaron de vuelta desde el aeropuerto de Ben Gurion teniendo todos los papeles. Esas cosas son un crimen. Él volvía para estar con su familia y tenía el permiso de Estados Unidos…

P: Hoy es el coronavirus pero, ¿qué es lo que más le duele en estos más de 30 años?

R: Las tres palabras que para mí se repiten en Palestina: la falta de libertad, la impunidad y el robo (de tierras) Tres cosas, además, muy dolorosas, porque la gente no ha olvidado. Ellos tienen en su mente que esta es su tierra y la consideran suya y es suya por mucho que diga Israel, pero a mí lo que más me duele es el total desamparo que padecen, la desafección del mundo hacia una población que está viviendo injustamente. El coronavirus es el último mal de un pueblo que ya vive cada día un infierno.

P: Le hago la pregunta que no le gusta. ¿Ha pensado en marcharse?

R: No, nunca, siempre me lo preguntan (se ríe). A lo mejor dentro de unos años cuando ya esté viejita y mis hijos digan: «venga, te sacamos de allí, que ya has tenido cárcel por bastante tiempo». Lo que tenemos pensado Elías y yo es pasar temporadas largas en España, pero dejar nuestra casa aquí, no…Lo que sé de la vida lo he aprendido en Palestina, me han enseñado a ser fuerte, a no rendirme, a resistirme en todo lo que pueda. Tengo amigas, tengo a mi familia, tengo mi casa y mientras aguante el cuerpo y aguante mi ánimo, aquí estaré intentando ayudar en todo lo que pueda. Hoy puedo decir que he sido feliz. 

Fuente: niusdiario.es

Presos palestinos inician huelga de hambre en apoyo a Maher Ajras

13 de octubre de 2020

Foto: los palestinos detenidos en las cárceles del régimen de Israel en los territorios ocupados palestinos.

Un grupo de 40 presos palestinos inició una huelga de hambre en apoyo a Maher Ajras, preso en una cárcel israelí, que lleva 77 días manteniéndose solo con agua.

Se trata de un grupo de presos en la cárcel de Ofer que se ha unido en este acto de protesta por el estado crítico de salud de Maher Ajras, quien lleva a cabo una huelga de hambre en protesta por estar detenido sin cargos ni pruebas presentadas en su contra, y, actualmente se encuentra débil y su vida corre peligro.

Esto mientras que los grupos de derechos humanos, dicen que la detención administrativa viola el derecho al debido proceso. Sin embargo, el régimen de Israel hace oídos sordos.

Fuente: Hispantv

ONU urge el fin de la ocupación israelí en Palestina y Golán sirio

13 de octubre de 2020

Foto: soldados israelíes durante la destrucción, con una excavadora, de una casa palestina en la ocupada Cisjordania.

La ONU demanda el fin de la ocupación de Israel en los territorios palestinos y los altos del Golán sirio, y denuncia los crímenes israelíes en estas zonas.

El Comité Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), encargado de investigar las prácticas israelíes que afectan a los derechos humanos del pueblo palestino y otros habitantes árabes de los territorios ocupados, informó el lunes que ha presentado 17 documentos al régimen sionista en los que solicita acabar con los crímenes y las violaciones sistemáticas que comete en las tierras bajo su ocupación.

En este contexto, el citado comité insiste a Israel que “ponga fin a su ocupación de las tierras palestinas, incluida la ciudad de Al-Quds (Jeruslén), Cisjordania, la Franja de Gaza, así como de los altos del Golán, de conformidad con las resoluciones 242 y 497 del Consejo de Seguridad” de las Naciones Unidas (CSNU), aprobadas en los años 1967 y 1981, respectivamente.

Además, ha pedido a las autoridades israelíes que “suspendan inmediatamente” cualquier plan de anexarse tierras palestinas en la ocupada Cisjordania y el Valle del Jordán, y ha resaltado que ese proyecto constituye una grave violación del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas.

El Comité Especial de la ONU reclama también a Israel que detenga todas las acciones que terminan en la demolición de las casas y las propiedades de los palestinos y en la construcción de asentamientos ilegales en Cisjordania y la ciudad ocupada de Al-Quds.

Pese al rechazo del mundo a estas prácticas israelíes y la aprobación de una resolución en el (CSNU) que condena los asentamientos ilegales en los territorios ocupados palestinos, el régimen de Tel Aviv destruye con frecuencia las casas de los palestinos en la ocupada Cisjordania y Al-Quds, para facilitar la edificación de más asentamientos ilegales, los cual viola también las Convenciones de Ginebra.

La expansión de estas viviendas ilegales se ha acelerado en los últimos años bajo el impulso del premier israelí, Benjamín Netanyahu, y de su aliado en EE.UU., el presidente Donald Trump, que, con su polémico plan llamado el acuerdo del siglo, anima al régimen de Tel Aviv a ocupar más territorios palestinos.

Los movimientos palestinos de Resistencia han subrayado en múltiples ocasiones que la única vía para contrarrestar los crímenes y planes expansionistas de Israel, apoyado por su aliado estadounidense, es mantener una resistencia nacional, no obstante, aclara que los planes anexionistas supondrán una derrota más para Israel y EE.UU.

Fuente: Hispantv 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner