Israel vuelve a bombardear la Franja de Gaza, hay varios muertos

12 de mayo de 2021

Aviones de combate y la artillería del régimen israelí lanzan nuevos ataques contra la Franja de Gaza, provocando la muerte de varios civiles, entre ellos niños.

Según han informado este miércoles los medios locales, al menos 5 palestinos, entre ellos 3 niños, perdieron la vida y varios otros resultaron heridos como resultado de una serie de bombardeos de las fuerzas israelíes lanzada a principios de esta jornada (hora local) contra la ciudad de Jan Yunis, en el sur de la asediada Franja de Gaza, y otros doce puntos en el enclave palestino.

De acuerdo con los funcionarios de Salud de Gaza, el número de muertos por los recientes ataques aéreos israelíes asciende a 43 palestinos, incluidos 13 niños, mientras otros 296 han resultado heridos. Se trata de la peor violencia registrada en la bloqueada tierra palestina desde la guerra de 2014.

El cuerpo de las fuerzas de guerra israelíes (IDF, por sus siglas en inglés) ha manifestado que los ataques se llevaron a cabo “en respuesta a cientos de cohetes lanzados [por los grupos de Resistencia Palestina] en las últimas 24 horas”, escribió e su cuenta te Twitter.

En esta misma línea, desde el bloqueado enclave costero de Gaza los informes oficiales indican que varios edificios de la Policía en la zona han sido destruidos totalmente debido a los ataques de los aviones de guerra del régimen de Israel contra la región.

Palestina responde a las agresiones
Ante las crecientes agresiones de Israel contra el pueblo palestino, el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), así como el movimiento Yihad Islámica Palestina, han lanzado en la misma jornada varios ataques con más de 100 cohetes y miles contra las posiciones de Israel en los territorios ocupados.

Los medios israelíes han confirmado que, desde el lunes, los grupos de Resistencia palestina, han disparado cerca de 1000 cohetes y misiles contra las ciudades israelíes, aseverando que el sistema antiaéreo conocido como Cúpula de Hierro ha logrado repeler solamente 1 de cada 7 misiles disparados desde Palestina.

Las fuentes israelíes informan que durante los ataques de represalia de los grupos de Resistencia de Palestina contra las posiciones de Israel en los últimos días, al menos 5 colonos han muerto y más de 200 personas han resultado heridos.

Fuente: HispanTV 

Cantos en contra del desalojo y por la permanencia de los palestinos en Jerusalén ocupada

06 de mayo de 2021

Los cantos en favor de la permanencia de los palestinos en Jerusalén Este, acallados por la violencia policial israelí.

Fuerzas de seguridad israelíes detuvieron a dos palestinos tras enfrentamientos registrados durante una manifestación en apoyo a familias palestinas amenazadas con ser desalojadas para dar lugar a asentamientos de colonos judíos, informó este martes la policía.

Diez personas resultaron heridas durante los choques ocurridos entre la noche del lunes y martes, en el barrio palestino de Sheikh Jarrah, pocos días antes de que la justicia israelí decida sobre la expulsión de las familias, indicó la Media Luna Roja palestina.

Las autoridades afirmaron que los manifestantes bloquearon el tránsito y lanzaron piedras y botellas a las fuerzas del orden, y que les dieron «un tiempo razonable» para que desalojaran el sitio, antes de dispersarlos.

«Dos sospechosos fueron detenidos por haber lanzado piedras y agredido a los policías», agregó el comunicado.

La policía lanzó chorros de agua y granadas de aturdimiento a los manifestantes para dispersar la protesta, constató una periodista de la agencia francesa de prensa AFP.

Cuatro familias palestinas están amenazadas de expulsión de sus casas en Sheikh Jarrah para dejarselas a colonos judíos.

La Corte Suprema de Israel debe pronunciarse sobre el caso este jueves.

Según una ley israelí, si los judíos pueden probar que vivían en Jerusalén Este antes de la guerra de 1948, que condujo a la creación del Estado de Israel, podrán pedir la restitución de su «derecho de propiedad». Una ley cuya reciprocidad no existe en favor de los palestinos que han perdido sus bienes tras la creación del Estado de Israel en 1947 o tras la guerra de 1967 y que han tenido que dejar sus hogares, lo que en algunos casos incluye a pueblos enteros.

En este caso concreto, Jordania ha intervenido, diciendo que cuando administró el área de 1948 a 1967, construyó los hogares para los refugiados palestinos que huyeron de sus hogares en lo que se convirtió en Israel.

La organización israelí de derechos humanos «La paz ahora» denuncia, por su parte, que los colonos israelíes buscan actualmente expulsar a más de 58 palestinos del barrio Sheikh Jarrah a tan sólo unos metros del casco histórico de Jerusalén.

Frecuentemente se realizan manifestaciones en este barrio de Jerusalén Oriental en apoyo a las familias palestinas. En abril, un diputado israelí fue grabado mientras era agredido por la policía durante una de esas manifestaciones.

Unos 210.000 colonos judíos viven en Jerusalén Este, el barrio palestino de la ciudad ocupada y anexada por Israel, donde aún viven más de 300.000 palestinos.

El derecho internacional considera ilegales todas las colonias judías según la resolución 242 de la ONU votada en 1967 tras la ocupación israelí de Cisjordania y Jerusalén Este.

Fuente: https://es.euronews.com

Un tribunal israelí da a las familias de Sheikh Jarrah hasta el jueves para negociar con los colonos

05 de mayo de 2021

Los residentes palestinos están siendo sustituidos por colonos judíos mientras los soldados israelíes desalojan las propiedades palestinas a la fuerza.

El Tribunal Supremo de Israel dio el domingo un plazo hasta el jueves para que cuatro familias palestinas del barrio de Sheikh Jarrah de Jerusalén lleguen a un acuerdo con los colonos judíos israelíes sobre la propiedad de sus viviendas, informó Al Jazeera.

El acuerdo propuesto por el tribunal exige que las familias palestinas paguen a los colonos israelíes por el alquiler de sus casas hasta que los actuales propietarios fallezcan y luego asignen las propiedades a los colonos, no a sus herederos.

Según Al Jazeera, las familias rechazaron esta propuesta, por considerarla un reconocimiento de las reclamaciones de los colonos.

Mientras tanto, las familias sugirieron pagar un fondo de afiliación al tribunal hasta que se llegue a una decisión definitiva sobre la propiedad de sus viviendas.

Las familias de Sheikh Jarrah han pedido a la Autoridad Palestina, a las autoridades jordanas, a la UNRWA y a la comunidad internacional que les protejan y eviten que la ocupación israelí les obligue a abandonar sus hogares.

Arabi21.com informó de que Aref Hammad, portavoz de las familias de Sheikh Jarrah, explicó que actualmente hay 28 viviendas que se enfrentan a la amenaza de desalojo, y señaló que 87 familias viven en ellas.

El año pasado, el Tribunal de Distrito israelí de Jerusalén decidió desalojar a 12 familias palestinas de sus viviendas en Sheikh Jarrah para entregarlas a los colonos israelíes.

Fuente: https://www.monitordeoriente.com

Cine para despertar conciencias: ‘Yalla’, el corto de los niños asesinados por drones militares

El cortometraje ‘Yalla’, de Carlo D’Ursi, recientemente galardonado con el Premio a Mejor Cortometraje en los Premios Forqué, nos muestra el asesinato de niños en zonas de conflicto y el impacto que tienen los drones no tripulados en los ataques a la población civil. Cine para despertar conciencias y que no todo nos dé igual.

Ver completo Cortometraje Yalla

El 16 de julio de 2014, cuatro niños de entre 9 y 11 años fueron asesinados por la Marina israelí en la Franja de Gaza. Jugaban al fútbol en la playa cuando un dron militar no tripulado lanzó sobre ellos un proyectil que acabaría con sus vidas. Tras la investigación pertinente, el fiscal general del Ejército israelí concluyó que se trató de un error de identificación: pensaban que eran combatientes, no niños. Así, exculpó de toda responsabilidad a las fuerzas israelíes. Una decisión que provocó que diversas organizaciones por los derechos humanos alzaran la voz para denunciar el caso.

“Descubrí esta historia en un viaje a Palestina, allí conocí a un chico que me contó cómo su hermano pequeño había perdido la vida en un bombardeo mientras jugaba al fútbol con sus amigos”, explica Carlo D’Ursi, director de Yalla, un cortometraje que recrea el momento exacto en el que estos niños son alcanzados por las bombas y que ha sido recientemente galardonado con el Premio a Mejor Cortometraje en los Premios Forqué. “Como director, he indagado durante muchos años en el campo de los derechos humanos, y en especial de los derechos de la infancia. Y en este caso, me interesaba mucho investigar el uso descontrolado de los drones militares, que causan víctimas civiles inocentes”, dice.

Durante la última década, los drones no tripulados han formado parte fundamental de las estrategias militares. El motivo principal es que este tipo de ataques «tienen un coste económico mucho más bajo”, pero suponen “un peligro enorme para la población civil que vive con el constante temor de sufrir un ataque fulminante que en ocasiones es totalmente arbitrario”, explica el cineasta. Además, el uso de drones no tripulados en operativos militares facilita el acceso a zonas remotas y permite realizar ataques sin asumir el riesgo de recibir una contraofensiva.

En el cortometraje, D’Ursi marca una distinción cromática cuando se muestra a los niños –en blanco y negro–, con la visión desde los drones –en color–. Una elección artística que nace de la necesidad de representar de forma simbólica el contraste “entre el mundo en color y aquellos que nunca tendrán la posibilidad de ver el mundo en policromía”, señala el director.

Según la ONU, en la actualidad, al menos 102 países cuentan con un inventario activo de drones militares y 40 más poseen o están en proceso de adquirir drones armados. Asimismo, la organización denuncia la gravedad de que exista una proliferación de drones de guerra, que ha sucedido sin regulación o control. Y es que los asesinatos con drones no están sujetos de forma específica por las leyes nacionales e internacionales, ya que no hay una comisión investigadora que denuncie las consecuencias de estos fenómenos. De hecho, en muchas ocasiones, ni siquiera se reportan las muertes o lesiones que los drones causan a la población civil debido a la imposibilidad de hallar una persona física culpable.

En enero de 2020, Donald Trump orquestó un bombardeo con drones que acabó con la vida del general iraní Qasem Soleimani, en la ciudad de Bagdad. Un crimen de guerra que constituye una violación del Derecho Internacional. «Muchos Estados lanzan ataques de forma indiscriminada”, comenta D’Ursi, que cree que este tipo de actuaciones por parte de las principales potencias “nos hace responsables directos de las guerras que ocurren en Oriente Medio”.

El director Carlo D’Ursi en un momento del rodaje.

Más de 12.000 niños asesinados

Muchos de estos ataques contra la población civil provocan la muerte de niños en todo el mundo. Según un informe de Naciones Unidas del año pasado, más de 12.000 niños murieron o resultaron heridos en conflictos armados durante el año 2019, la mayoría de ellos en Afganistán, Siria, Yemen y los territorios palestinos. En los diez años de guerra en Siria, se estima que 22.000 niños han sido asesinados. En el caso de Afganistán, alrededor de 26.000 habrían muerto o sufrido mutilaciones en la última década, según Save The Children. A ello hay que añadir que un gran número de ellos son reclutados como combatientes o son víctimas de abusos sexuales y secuestros. “Sin duda, los niños son los grandes perdedores de las guerras”, apunta D’Ursi.

El mismo informe de Save the Children revela que solo en Afganistán, entre los años 2013 y 2017, han ocurrido más de 300 ataques contra escuelas, lo cual ha dejado muertos o heridos a 410 alumnos y profesores. Además, según UNICEF, 1 de cada 3 niños y jóvenes de entre 5 y 17 años que viven en países afectados por conflictos o desastres no tienen acceso a la educación –es decir, 104 millones–, una cifra que representa más de un tercio de la población mundial sin escolarizar. “Pagaremos con creces las violencias que estamos perpetrando contra la infancia, porque estos crímenes que estamos cometiendo contra ellos, en muchas ocasiones, los transforma en guerrilleros cuando alcanzan la madurez. Estos niños han crecido con odio, y nosotros también somos responsables de ese odio”, argumenta el cineasta.

Cine que despierta conciencias

Así, Yalla “pretende ser una llamada de atención a la comunidad internacional sobre las continuas violaciones a los derechos de la infancia en los conflictos armados”, comenta su director. Y añade: “La sociedad occidental está inmersa en un proceso de revisionismo ético. Nos encontramos delante de realidades que no conocíamos y que creíamos que por estar al otro lado del muro, o de una concertina, no nos iban a afectar”.

De igual forma, destaca que “hemos abrazado la globalización como mecanismo de desarrollo económico; sin embargo, no hemos asumido sus consecuencias”. Por ello, “debemos romper con la idea de que la llegada de inmigrantes sea un riesgo, al contrario, puede ser una oportunidad para el crecimiento de un país”, manifiesta.

Respecto a las políticas de ciertos grupos extremistas que se oponen a la integración de los inmigrantes, D’Ursi opina: “Cumplen con el cometido de sembrar el terror para conseguir votos, es un elemento que se ha usado a lo largo de toda la historia de la humanidad”.

Por todo ello, Yalla forma parte de ese tipo de cine destinado a despertar conciencias: “El cine puede ser un instrumento de desarrollo social y cultural. Un motor de progresismo”, afirma su director. De la misma manera, cree que “los festivales de cine y los premios son cruciales para poner el foco en películas que no han encontrado su camino en circuitos comerciales y que tienen una responsabilidad social muy importante”. En ese sentido, Yalla consiguió el Premio Amnistía Internacional para proyectos de cortometraje del Festival Abycine.

En este enlace puedes ver el corto completo

Fuente: elasombrario.publico.es

Un niño palestino pierde un ojo por un disparo del ejercito israelí

14 de abril de 2021

Un niño palestino de 14 años perdió el ojo tras recibir un disparo de una bala de acero recubierta de goma disparada por las fuerzas de ocupación israelíes el viernes en el barrio de Bab Al-Zawiya, en Hebrón.

Según la agencia de noticias Wafa, Izz Al-Din Nadal recibió un disparo directo en el ojo derecho y fue llevado a un hospital de Hebrón para recibir tratamiento inmediato antes de ser trasladado al Hospital Ocular San Juan de Jerusalén para ser operado.

El padre de Nadal dijo a los medios de comunicación locales que Izz Al-Din Nadal estaba en una tienda del mercado de Andalucía con su primo cuando vieron a un grupo de soldados israelíes uniformados disparando a unos jóvenes que, al parecer, estaban lanzando piedras.

«No nos involucramos, estábamos en la tienda y de repente uno de los soldados nos disparó», dijo el primo de Izz Al-Din a Haaretz.

«Estaba claro que nos apuntó y Izz Al-Din fue alcanzado en el ojo».

Los militares israelíes acusaron al niño de estar «en la zona de una revuelta violenta» cuando respondieron con balas con punta de espuma.

Los malos tratos y la tortura sistemática de niños palestinos han sido ampliamente documentados en los últimos años, y Amnistía Internacional ha constatado que las fuerzas israelíes han «torturado y maltratado de otro modo a los detenidos palestinos, incluidos los niños, especialmente durante las detenciones y los interrogatorios», con métodos que incluyen «golpes con porras, bofetadas, estrangulamiento, encadenamiento prolongado, posiciones de estrés, privación del sueño y amenazas».

Israel ocupa ilegalmente Cisjordania desde 1967 y comete diversos abusos contra los civiles palestinos, afirman los grupos de derechos humanos.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

El cortometraje palestino ‘The Present’ nominado a los premios Oscar, gana el premio British Academy Film Awards, BAFTA

12 de abril de 2021

«The Present» es una película de 20 minutos que aborda la vida rutinaria de los palestinos bajo ocupación y cómo un simple trámite, como ir a un local comercial vecino para comprar un presente, el viaje se convierte en una pesadilla, algo que los palestinos viven a diario y a cada instante en los puestos militares de control o Checkpoints.  La película The Present de la directora palestina Farah Nabulsi, ambientada en la ocupada Cisjordania, ganó el BAFTA de este año al mejor cortometraje.

El premio BAFTA o British Academy Film Awards son unos galardones otorgados por la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (BAFTA, por su sigla en inglés), que son como los equivalentes británicos a los Premios de la Academia estadounidense, conocidos como el Oscar. 

Nabulsi aceptó el premio en línea durante la 74a ceremonia anual de los Premios de Cine de la Academia Británica transmitida desde el Royal Albert Hall de Londres. El evento de este año se extendió a lo largo de dos noches para adaptarse a las pautas de Covid-19.

En su discurso de aceptación, Nabulsi dedicó el premio al «pueblo de Palestina y su larga lucha por la libertad y la igualdad”.

La película, coescrita por la cineasta y poeta palestina Hind Shoufani, se rodó durante seis días en los territorios palestinos ocupados. Lanzado el 2 de febrero del año pasado, fue el debut como directora de Farah Nabulsi.

«The Present» es una película de 20 minutos sobre un hombre palestino, Yusef, interpretado por el actor palestino Saleh Bakri, que quiere sorprender a su esposa comprándole una nevera nueva como regalo de aniversario. Se lleva a la pequeña hija de la pareja, Yasmin, de compras para recogerlo. Sin embargo, primero tienen que enfrentar el horror en puesto de control militar israelí cerca de su casa. Un simple trámite como ir a un local comercial vecino para comprar un presente, el viaje se convierte en una pesadilla, algo que los palestinos viven a diario y a cada instante en los puestos militares de control o Checkpoints.

‘The Present’ también ha sido nominado para el Premio de la Academia al Mejor Cortometraje de Acción en Vivo en los Oscar 2021, que se celebrarán el 26 de abril.

La película palestina ‘The Present’ está en la plataforma NETFLIX, cuesta un poco encontrarla en dicha plataforma que promueve y destaca en su primera plana las películas proisraelíes.

Fuente: PalestinaLibre.org 

Palestinos lloran la muerte de un vecino de Jersusalén a manos de las fuerzas israelíes

09 de abril de 2021

El martes se celebró el funeral de Osama Siddiq Mansour, jerosolimitano de 42 años, en la aldea ocupada de Biddu.

Mansour murió después de que las fuerzas de ocupación israelíes abrieran fuego contra su coche en la madrugada del martes; su esposa resultó herida en el incidente. La pareja se dirigía a su casa.

Osama Mansour, de 42 años, y su esposa Sumayya, de 35, se dirigían a su casa hacia las 2:30 de la madrugada cuando fueron detenidos en un puesto de control móvil.

En una entrevista con el canal de noticias Palestine TV, Sumayya dijo que los soldados de la ocupación les pararon a ella y a su marido en el puesto de control y les dijeron que apagaran el vehículo, lo que, según ella, hicieron.

«Luego nos dijeron que volviéramos a encender el coche y nos fuéramos, y entonces empezaron a dispararnos», dijo desde su cama del hospital en la ciudad cisjordana de Ramallah.

La Autoridad Palestina (AP) condenó el «crimen atroz», calificándolo como «uno más de una larga y continua serie de ejecuciones extrajudiciales» cometidas por las fuerzas israelíes.

Mientras que Hamás llamó a intensificar todas las formas de resistencia en Cisjordania para castigar a la ocupación israelí por sus crímenes contra los palestinos.

«Un nuevo crimen, cometido por la ocupación contra una familia palestina, condujo a la muerte de Osama Mansour e hirió gravemente a su esposa en el oeste de la Jerusalén ocupada», dijo el portavoz del movimiento, Hazem Qasem.

«Estos crímenes continuos implican la intensificación de todas las formas de resistencia para castigar a la ocupación, hacerle pagar caro sus crímenes y frenar el comportamiento agresivo de su ejército y sus colonos», añadió.

El ejército israelí afirmó en un comunicado que el vehículo de los Mansour aceleró hacia un grupo de soldados «de forma que puso en peligro sus vidas», y que los soldados respondieron con disparos «para frustrar la amenaza». Una afirmación negada por la familia.

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner