La Declaración de Jerusalén Sobre el antisemitismo platea «apoyar la exigencia palestina de justicia y la plena concesión de sus derechos políticos, nacionales, civiles y humanos, tal y como se recoge en el derecho internacional»

Foto de archivo

21 de marzo de 2021

La Declaración de Jerusalén sobre el Antisemitismo es una herramienta para identificar, confrontar y concienciar sobre el antisemitismo tal y como se manifiesta hoy en día en los países de todo el mundo. Incluye un preámbulo, una definición y un conjunto de 15 directrices que proporcionan una orientación detallada para quienes tratan de reconocer el antisemitismo con el fin de elaborar respuestas. Fue elaborado por un grupo de académicos en los campos de la historia del Holocausto, los estudios judíos y los estudios sobre Oriente Medio para hacer frente a lo que se ha convertido en un reto cada vez mayor: proporcionar una orientación clara para identificar y luchar contra el antisemitismo al tiempo que se protege la libertad de expresión. Cuenta con más de 200 firmantes.


Preámbulo
Nosotros, los abajo firmantes, presentamos la Declaración de Jerusalén sobre el Antisemitismo, producto de una iniciativa originada en Jerusalén. Incluimos en nuestro número a académicos internacionales que trabajan en estudios sobre el antisemitismo y campos relacionados, incluidos los estudios sobre los judíos, el Holocausto, Israel, Palestina y Oriente Medio. El texto de la Declaración se ha beneficiado de la consulta con estudiosos del Derecho y miembros de la sociedad civil.
Inspirados en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial de 1969, la Declaración del Foro Internacional de Estocolmo sobre el Holocausto de 2000 y la Resolución de las Naciones Unidas sobre la Memoria del Holocausto de 2005, sostenemos que, si bien el antisemitismo tiene ciertas características distintivas, la lucha contra él es inseparable de la lucha general contra todas las formas de discriminación racial, étnica, cultural, religiosa y de género.
Conscientes de la persecución histórica de los judíos a lo largo de la historia y de las lecciones universales del Holocausto, y viendo con alarma la reafirmación del antisemitismo por parte de grupos que movilizan el odio y la violencia en la política, la sociedad e Internet, pretendemos ofrecer una definición básica de antisemitismo que se pueda utilizar, concisa e históricamente informada con un conjunto de directrices.
La Declaración de Jerusalén sobre el Antisemitismo responde a la «Definición de la IHRA», el documento que fue adoptado por la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés) en 2016. Debido a que la Definición de la IHRA no es clara en aspectos clave y está ampliamente abierta a diferentes interpretaciones, ha causado confusión y ha generado controversia, debilitando así la lucha contra el antisemitismo. Teniendo en cuenta que se autodenomina una definición de trabajo, hemos tratado de mejorarla ofreciendo (a) una definición básica más clara y (b) un conjunto coherente de directrices. Esperamos que esto sea útil para el seguimiento y la lucha contra el antisemitismo, así como para fines educativos. Proponemos nuestra Declaración, que no es jurídicamente vinculante, como alternativa a la Definición de la IHRA. Las instituciones que ya han adoptado la Definición de la IHRA pueden utilizar nuestro texto como herramienta para interpretarla.
La definición de la IHRA incluye 11 «ejemplos» de antisemitismo, 7 de los cuales se centran en el Estado de Israel. Aunque esto pone un énfasis excesivo en un ámbito, existe una necesidad generalizada de claridad sobre los límites de la expresión y la acción política legítima en relación con el sionismo, Israel y Palestina. Nuestro objetivo es doble: (1) reforzar la lucha contra el antisemitismo aclarando qué es y cómo se manifiesta, (2) proteger un espacio para un debate abierto sobre la controvertida cuestión del futuro de Israel-Palestina. No todos compartimos las mismas opiniones políticas y no pretendemos promover una agenda política partidista. Determinar que una opinión o acción controvertida no es antisemita no implica ni que la respaldemos ni que no lo hagamos.
Las directrices que se centran en Israel-Palestina (del 6 al 15) deben seguirse de forma conjunta. En general, a la hora de aplicar las directrices, cada una debe leerse a la luz de las demás y siempre teniendo en cuenta el contexto. El contexto puede incluir la intención que hay detrás de una expresión, o un patrón de discurso a lo largo del tiempo, o incluso la identidad del orador, especialmente cuando el tema es Israel o el sionismo. Así, por ejemplo, la hostilidad hacia Israel puede ser una expresión de una animadversión antisemita, o puede ser una reacción a una violación de los derechos humanos, o puede ser la emoción que siente una persona palestina por su experiencia a manos del Estado. En definitiva, es necesario tener criterio y sensibilidad a la hora de aplicar estas directrices a situaciones concretas.

Definición
El antisemitismo es la discriminación, el prejuicio, la hostilidad o la violencia contra los judíos o contra las instituciones judías por el simple hecho de serlo.

Directrices
A. Generales

1. Es racista esencializar, es decir, tratar un rasgo de carácter como inherente, o hacer amplias generalizaciones negativas sobre una población determinada. Lo que es cierto del racismo en general es cierto del antisemitismo en particular.
2. Lo que es particular en el antisemitismo clásico es la idea de que los judíos están vinculados a las fuerzas del mal. Constituye el núcleo de muchas fantasías antijudías, como la idea de una conspiración judía en la que «los judíos» poseen un poder oculto que utilizan para promover su propia agenda colectiva a expensas de otras personas. Este vínculo entre los judíos y el mal continúa en el presente: en la fantasía de que «los judíos» controlan los gobiernos con una «mano oculta», que son dueños de los bancos, controlan los medios de comunicación, actúan como «un estado dentro del estado» y son responsables de la propagación de enfermedades, como la COVID-19. Todas estas características pueden servir de instrumento para diferentes causas políticas, e incluso antagónicas.
3. El antisemitismo puede manifestarse con palabras, imágenes visuales y hechos. Ejemplos de palabras antisemitas son las que dicen que todos los judíos son ricos, intrínsecamente tacaños o antipatriotas. En las caricaturas antisemitas, los judíos suelen ser representados como grotescos, con grandes narices y asociados a la riqueza. Ejemplos de actos antisemitas son: agredir a alguien por ser judío, atacar una sinagoga, pintar esvásticas en tumbas judías o negarse a contratar o ascender a personas por ser judías.
4. El antisemitismo puede ser directo o indirecto, explícito o codificado. Por ejemplo, «los Rothschild controlan el mundo» es una afirmación codificada sobre el supuesto poder de «los judíos» sobre los bancos y las finanzas internacionales. Del mismo modo, presentar a Israel como el mal supremo o exagerar groseramente su influencia real puede ser una forma codificada de «racializar» y estigmatizar a los judíos. En muchos casos, identificar el discurso codificado es una cuestión de contexto y de juicio, teniendo en cuenta estas directrices.
5. Negar o minimizar el Holocausto al afirmar que el genocidio nazi deliberado de los judíos no tuvo lugar, o que no hubo campos de exterminio o cámaras de gas, o que el número de víctimas fue una fracción del total real, es antisemita.

B. Israel y Palestina: ejemplos que, a primera vista, son antisemitas

6. Aplicar al Estado de Israel los símbolos, imágenes y estereotipos negativos del antisemitismo clásico (véanse las directrices 2 y 3).
7. Responsabilizar de forma colectiva a los judíos de la conducta de Israel o tratar a los judíos, por el mero hecho de serlo, como agentes de Israel.
8. Exigir que las personas, por ser judías, condenen públicamente a Israel o al sionismo, por ejemplo, en una reunión política.
9. Asumir que los judíos no israelíes, por el simple hecho de serlo, son necesariamente más leales a Israel que a sus propios países.
10. Negar el derecho de los judíos en el Estado de Israel a existir y prosperar, colectiva e individualmente, como judíos, de acuerdo con el principio de igualdad.

C. Israel y Palestina: ejemplos que, a primera vista, no son antisemitas
(Si esté de acuerdo o no con la opinión o la acción)

11. Apoyar la exigencia palestina de justicia y la plena concesión de sus derechos políticos, nacionales, civiles y humanos, tal y como se recoge en el derecho internacional.
12. Criticar u oponerse al sionismo como forma de nacionalismo, o defender una variedad de acuerdos constitucionales para judíos y palestinos en la zona entre el río Jordán y el mar Mediterráneo. No es antisemita apoyar acuerdos que concedan plena igualdad a todos los habitantes «entre el río y el mar», ya sea en dos Estados, en un Estado binacional, en un Estado democrático unitario, en un Estado federal o en cualquier otra forma.
13. Crítica basada en pruebas a Israel como Estado. Incluye sus instituciones y principios fundacionales. Asimismo, incluye sus políticas y prácticas, nacionales y extranjeras, como la conducta de Israel en Cisjordania y Gaza, el papel que desempeña Israel en la región o cualquier otra forma en la que, como Estado, influye en los acontecimientos del mundo. No es antisemita señalar la discriminación racial sistemática. En general, las mismas normas de debate que se aplican a otros Estados y a otros conflictos de autodeterminación nacional se aplican en el caso de Israel y Palestina. Por lo tanto, aunque sea polémico, no es antisemita, en sí mismo, comparar a Israel con otros casos históricos, como el colonialismo de asentamientos o el apartheid.
14. El boicot, la desinversión y las sanciones son formas comunes y no violentas de protesta política contra los Estados. En el caso israelí no son, en sí mismas, antisemitas.
15. El discurso político no tiene que ser medido, proporcional, moderado o razonable para estar protegido por el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos o el artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y otros instrumentos de derechos humanos. Las críticas que algunos pueden considerar excesivas o polémicas, o que reflejan un «doble rasero», no son, en sí mismas, antisemitas. En general, la línea entre el discurso antisemita y el no antisemita es diferente de la línea entre el discurso irracional y el racional.

Firmantes: 

Ludo Abicht, profesor Dr., Departamento de Ciencias Políticas, Universidad de Amberes

Taner Akçam, Profesor, Cátedra Kaloosdian / Mugar de Historia y Genocidio de Armenia, Universidad de Clark

Gadi Algazi, profesor, Departamento de Historia e Instituto Minerva de Historia Alemana, Universidad de Tel Aviv

Seth Anziska, profesor adjunto Mohamed S. Farsi-Polonsky de relaciones judío-musulmanas, University College London

Aleida Assmann, Profesora Dra., Estudios Literarios, Estudios del Holocausto, Trauma y Memoria, Universidad de Konstanz

Jean-Christophe Attias, profesor, Pensamiento judío medieval, École Pratique des Hautes Études, Université PSL Paris

Leora Auslander, Arthur y Joann Rasmussen Profesora de Civilización Occidental en el Colegio y Profesora de Historia Social Europea, Departamento de Historia, Universidad de Chicago

Bernard Avishai, profesor invitado de gobierno, Departamento de gobierno, Dartmouth College

Angelika Bammer, profesora, literatura comparada, facultad afiliada de estudios judíos, Universidad de Emory

Omer Bartov, John P. Birkelund Profesor Distinguido de Historia Europea, Universidad de Brown

Almog Behar, Dr., Departamento de Literatura y Programa de Estudios Culturales Judeo-Árabes, Universidad de Tel Aviv

Moshe Behar, profesor asociado, Israel / Palestina y estudios de Oriente Medio, Universidad de Manchester

Peter Beinart, profesor de periodismo y ciencias políticas, City University of New York (CUNY); Editor en general, Jewish Currents

Elissa Bemporad, cátedra Jerry y William Ungar de Historia judía de Europa del Este y el Holocausto; Profesor de Historia, Queens College y The City University of New York (CUNY)

Sarah Bunin Benor, profesora de estudios judíos contemporáneos, Hebrew Union College-Jewish Institute of Religion

Wolfgang Benz, profesor Dr., fmr. Director del Centro de Investigación sobre Antisemitismo, Technische Universität Berlin

Doris Bergen, Canciller Rose y Ray Wolfe Profesora de Estudios del Holocausto, Departamento de Historia y Centro Anne Tanenbaum de Estudios Judíos, Universidad de Toronto

Werner Bergmann, profesor emérito, sociólogo, Centro de Investigación sobre Antisemitismo, Technische Universität Berlin

Michael Berkowitz, profesor de Historia judía moderna, University College London

Louise Bethlehem, profesora asociada y presidenta del Programa de Estudios Culturales, Inglés y Estudios Culturales de la Universidad Hebrea de Jerusalén

David Biale, profesor distinguido Emanuel Ringelblum, Universidad de California, Davis

Leora Bilsky, profesora, Facultad de Derecho Buchmann, Universidad de Tel Aviv

Monica Black, profesora adjunta, Departamento de Historia, Universidad de Tennessee, Knoxville

Daniel Blatman, profesor, Departamento de Historia Judía y Judería Contemporánea, Universidad Hebrea de Jerusalén

Omri Boehm, profesor asociado de filosofía, The New School for Social Research, Nueva York

Daniel Boyarin, profesor Taubman de cultura talmúdica, UC Berkeley

Christina von Braun, Profesora Dra., Centro Selma Stern de Estudios Judíos, Universidad Humboldt, Berlín

Micha Brumlik, profesor Dr., fmr. Director del Fritz Bauer Institut-Geschichte und Wirkung des Holocaust, Fráncfort del Meno

Jose Brunner, profesor emérito, Facultad de Derecho Buchmann e Instituto Cohn de Historia y Filosofía de la Ciencia, Universidad de Tel Aviv

Darcy Buerkle, profesora y catedrática de historia, Smith College

John Bunzl, profesor Dr., Instituto Austriaco de Política Internacional

Michelle U. Campos, profesora asociada de estudios e historia judíos de la Universidad Estatal de Pensilvania

Francesco Cassata, profesor, Departamento de Historia Contemporánea de Estudios Antiguos, Filosofía e Historia, Universidad de Génova

Naomi Chazan, profesora emérita de ciencias políticas, Universidad Hebrea de Jerusalén

Bryan Cheyette, profesor y catedrático de literatura y cultura modernas, Universidad de Reading

Stephen Clingman, profesor universitario distinguido, Departamento de inglés, Universidad de Massachusetts, Amherst

Raya Cohen, Dra., Fmr. Departamento de Historia Judía, Universidad de Tel Aviv; fmr. Departamento de Sociología, Universidad de Nápoles Federico II

Alon Confino, Cátedra Pen Tishkach de Estudios del Holocausto, Profesor de Historia y Estudios Judíos, Director del Instituto de Estudios sobre el Holocausto, el Genocidio y la Memoria, Universidad de Massachusetts, Amherst

Sebastian Conrad, profesor de historia global y poscolonial, Freie Universität Berlin

Lila Corwin Berman, Cátedra Murray Friedman de Historia Judía Estadounidense, Temple University

Deborah Dash Moore, Frederick GL Huetwell Profesora de Historia y Profesora de Estudios Judaicos, Universidad de Michigan

Natalie Zemon Davis, profesora emérita, Universidad de Princeton y Universidad de Toronto

Sidra DeKoven Ezrahi, profesora emérita, literatura comparada, Universidad Hebrea de Jerusalén

Hasia R. Diner, profesora, Universidad de Nueva York

Arie M. Dubnov, Cátedra Max Ticktin de Estudios de Israel y Director del Programa de Estudios Judaicos, Universidad George Washington

Debórah Dwork, Directora del Centro para el Estudio del Holocausto, el Genocidio y los Crímenes de Lesa Humanidad, Centro de Graduados, Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY)

Yulia Egorova, Profesora, Departamento de Antropología, Universidad de Durham, Directora del Centro para el Estudio de la Cultura, Sociedad y Política Judías

Helga Embacher, Profesora Dra., Departamento de Historia, Universidad Paris Lodron Salzburgo

Vincent Engel, profesor de la Universidad de Lovaina, UCLouvain

David Enoch, profesor, Departamento de Filosofía y Facultad de Derecho, Universidad Hebrea de Jerusalén

Yuval Evri, Dr., Leverhulme Early Career Fellow SPLAS, King’s College London

Richard Falk, profesor emérito de derecho internacional de la Universidad de Princeton; Cátedra de Derecho Global, Facultad de Derecho, Queen Mary University, Londres

David Feldman, profesor, director del Instituto para el estudio del antisemitismo, Birkbeck, Universidad de Londres

Yochi Fischer, Dr., Subdirector del Instituto Van Leer Jerusalem y Jefe del Grupo de Sagrado, Religión y Secularización

Ulrike Freitag, Profesora Dra., Historia de Oriente Medio, Directora Leibniz-Zentrum Moderner Orient, Berlín

Ute Frevert, profesora de Historia Moderna, Departamento de Historia, Universidad de Zúrich

Katharina Galor , Profesora Dra., Profesora asociada visitante de Hirschfeld, Programa de Estudios Judaicos, Programa de Estudios Urbanos, Universidad de Brown

Chaim Gans, profesor emérito, Facultad de Derecho Buchmann, Universidad de Tel Aviv

Alexandra Garbarini, profesora, Departamento de Historia y Programa de Estudios Judíos, Williams College

Shirli Gilbert, profesora de historia judía moderna, University College London

Sander Gilman, profesor distinguido de artes y ciencias liberales; Catedrático de Psiquiatría, Emory University

Shai Ginsburg, profesor asociado, presidente del Departamento de Estudios de Asia y Oriente Medio y miembro de la facultad del Centro de Estudios Judíos de la Universidad de Duke

Victor Ginsburgh, profesor emérito, Université Libre de Bruxelles, Bruselas

Carlo Ginzburg, profesor emérito, UCLA y Scuola Normale Superiore, Pisa

Snait Gissis, Dr., Instituto Cohn de Historia y Filosofía de la Ciencia y las Ideas, Universidad de Tel Aviv

Glowacka Dorota, profesora de Humanidades, Universidad de King’s College, Halifax

Amos Goldberg, profesor de la cátedra Jonah M. Machover de Estudios del Holocausto, director del Instituto de Investigación Avraham Harman de la Judería Contemporánea de la Universidad Hebrea de Jerusalén

Harvey Goldberg, profesor emérito, Departamento de Sociología y Antropología, Universidad Hebrea de Jerusalén

Sylvie-Anne Goldberg, Profesora, Cultura e Historia Judía, Jefa de Estudios Judíos en la Escuela Superior de Ciencias Sociales (EHESS), París

Svenja Goltermann, Profesora Dra., Seminario de Historisches, Universidad de Zúrich

Neve Gordon, profesora de derecho internacional, Facultad de derecho, Universidad Queen Mary de Londres

Emily Gottreich, profesora adjunta, Departamento de Historia y Estudios Globales, UC Berkeley, directora del Programa MENA-J

Leonard Grob, profesor emérito de filosofía, Fairleigh Dickinson University

Jeffrey Grossman, profesor asociado, estudios alemanes y judíos, presidente del departamento alemán de la Universidad de Virginia

Atina Grossmann, profesora de historia, Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, The Cooper Union, Nueva York

Wolf Gruner, Cátedra Shapell-Guerin de Estudios Judíos y Director Fundador del Centro de Investigación Avanzada del Genocidio de la Fundación Shoah de la USC, Universidad del Sur de California

François Guesnet, profesor de historia judía moderna, Departamento de estudios hebreos y judíos, University College London

Ruth HaCohen, profesora Artur Rubinstein de musicología, Universidad Hebrea de Jerusalén

Aaron J. Hahn, Profesor Tapper , Cátedra Mae and Benjamin Swig de Estudios Judíos, Universidad de San Francisco

Liora R. Halperin, profesora asociada de estudios internacionales, historia y estudios judíos; Jack y Rebecca Benaroya Cátedra de Estudios de Israel, Universidad de Washington

Rachel Havrelock, profesora de estudios judíos e ingleses, Universidad de Illinois, Chicago

Sonja Hegasy, Profesora Dra., Académica de Estudios Islámicos y Profesora de Estudios Postcoloniales, Leibniz-Zentrum Moderner Orient, Berlín

Elizabeth Heineman, profesora de Historia y Estudios de Género, Mujeres y Sexualidad, Universidad de Iowa

Didi Herman, profesora de derecho y cambio social, Universidad de Kent

Deborah Hertz, Cátedra Wouk de Estudios Judíos Modernos, Universidad de California, San Diego

Dagmar Herzog, profesora distinguida de historia y centro de posgrado académico académico de la facultad Daniel Rose, City University of New York (CUNY)

Susannah Heschel, Profesora Distinguida de Estudios Judíos Eli M. Black, Presidenta del Programa de Estudios Judíos, Dartmouth College

Dafna Hirsch, Dra., Universidad Abierta de Israel

Marianne Hirsch, profesora William Peterfield Trent de literatura comparada y estudios de género, Universidad de Columbia

Christhard Hoffmann, profesor de historia europea moderna, Universidad de Bergen

Dr. habil. Klaus Holz, Secretario General de las Academias Protestantes de Alemania, Berlín

Eva Illouz, Directrice d’etudes, EHESS Paris y Van Leer Institute, Fellow

Jill Jacobs, rabino, directora ejecutiva, T’ruah: The Rabbinic Call for Human Rights, Nueva York

Uffa Jensen, Profesor Dr., Centro de Investigación sobre Antisemitismo, Technische Universität, Berlín

Jonathan Judaken, profesor , cátedra Spence L.Wilson de Humanidades, Rhodes College

Robin E. Judd, profesor asociado, Departamento de Historia, Universidad Estatal de Ohio

Irene Kacandes, profesora de estudios alemanes y literatura comparada de Dartmouth, Universidad de Dartmouth

Marion Kaplan, profesora Skirball de historia judía moderna, Universidad de Nueva York

Eli Karetny, director adjunto del Instituto Ralph Bunche de Estudios Internacionales; Profesor de Baruch College, The City University of New York (CUNY)

Nahum Karlinsky, Instituto de Investigación Ben-Gurion para el Estudio de Israel y el Sionismo, Universidad Ben-Gurion del Negev

Menachem Klein, profesor emérito, Departamento de Estudios Políticos, Universidad de Bar Ilan

Brian Klug, investigador principal en filosofía, St. Benet’s Hall, Oxford; Miembro de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Oxford

Francesca Klug, profesora invitada en LSE Human Rights y en el Helena Kennedy Center for International Justice, Sheffield Hallam University

Thomas A. Kohut, Sue y Edgar Wachenheim III Profesor de Historia, Williams College

Teresa Koloma Beck, profesora de sociología, Universidad Helmut Schmidt, Hamburgo

Rebecca Kook, Dra., Departamento de Política y Gobierno, Universidad Ben Gurion del Negev

Claudia Koonz, profesora emérita de historia, Duke University

Hagar Kotef, Dr., profesor titular de teoría política y pensamiento político comparado, Departamento de Política y Estudios Internacionales, SOAS, Universidad de Londres

Gudrun Kraemer, Profesora Dra., Profesora Principal de Estudios Islámicos, Freie Universität Berlin

Cilly Kugelman, historiador, fmr. Director de programa del Museo Judío de Berlín

Tony Kushner, profesor, Instituto Parkes para el estudio de las relaciones judías y no judías, Universidad de Southampton

Dominick LaCapra, profesor emérito de Historia y Literatura Comparada Bowmar, Universidad de Cornell

Daniel Langton, profesor de historia judía, Universidad de Manchester

Shai Lavi, profesor de la Facultad de Derecho Buchmann, Universidad de Tel Aviv; El Instituto Van Leer de Jerusalén

Claire Le Foll, profesora adjunta de Historia y Cultura Judía de Europa Oriental, Instituto Parkes, Universidad de Southampton; Director del Instituto Parkes para el Estudio de las Relaciones Judías / No Judías

Nitzan Lebovic, profesor, Departamento de Historia, Cátedra de Estudios del Holocausto y Valores Éticos, Universidad de Lehigh

Mark Levene, Dr., miembro emérito de la Universidad de Southampton y del Centro Parkes para las relaciones judías y no judías

Simon Levis Sullam, profesor asociado de historia contemporánea, Dipartimento di Studi Umanistici, Universidad Ca ‘Foscari Venecia

Lital Levy, profesora asociada de literatura comparada, Universidad de Princeton

Lior Libman, profesor asistente de estudios de Israel, director asociado del Centro de Estudios de Israel, Departamento de Estudios Judaicos, Universidad de Binghamton, SUNY

Caroline Light, profesora titular y directora del programa de estudios de pregrado en estudios sobre mujeres, género y sexualidad, Universidad de Harvard

Kerstin von Lingen, Profesora de Historia Contemporánea, Cátedra de Estudios sobre Genocidio, Violencia y Dictadura, Universidad de Viena

James Loeffler, Profesor Jay Berkowitz de Historia Judía, Ida y Nathan Kolodiz Director de Estudios Judíos, Universidad de Virginia

Hanno Loewy, director del Museo Judío de Hohenems, Austria

Ian S. Lustick, presidente de Bess W. Heyman, Departamento de Ciencias Políticas, Universidad de Pensilvania

Sergio Luzzato, Emiliana Pasca Noether Catedrática de Historia Moderna de Italia, Universidad de Connecticut

Shaul Magid, profesor de estudios judíos, Dartmouth College

Avishai Margalit, profesor emérito de filosofía, Universidad Hebrea de Jerusalén

Jessica Marglin, profesora asociada de religión, derecho e historia, Ruth Ziegler, Cátedra de carrera temprana en estudios judíos, Universidad del Sur de California

Arturo Marzano, profesor asociado de Historia del Medio Oriente, Departamento de Civilizaciones y Formas de Conocimiento, Universidad de Pisa

Anat Matar, Dr., Departamento de Filosofía, Universidad de Tel Aviv

Manuel Reyes Mate Rupérez, Instituto de Filosofía del CSIC, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas, Madrid

Menachem Mautner, Daniel Rubinstein Profesor de Derecho Civil Comparado y Jurisprudencia, Facultad de Derecho, Universidad de Tel Aviv

Brendan McGeever, Dr., Profesor de Sociología de la Racialización y el Antisemitismo, Departamento de Estudios Psicosociales, Birkbeck, Universidad de Londres

David Mednicoff, presidente del Departamento de Estudios Judaicos y del Cercano Oriente y profesor asociado de Estudios y Políticas Públicas del Medio Oriente, Universidad de Massachusetts, Amherst

Eva Menasse, novelista, Berlín

Adam Mendelsohn, profesor asociado de historia y director del Centro Kaplan de Estudios Judíos, Universidad de Ciudad del Cabo

Leslie Morris, Beverly y Richard Fink Profesora de Artes Liberales, Profesora y Directora del Departamento de Alemán, Nórdico, Eslavo y Holandés de la Universidad de Minnesota

Dirk Moses, Frank Porter Graham Profesor Distinguido de Historia Global de los Derechos Humanos, Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill

Samuel Moyn, Profesor Henry R. Luce de Jurisprudencia y Profesor de Historia, Universidad de Yale

Susan Neiman, Profesora Dra., Filósofa, Directora del Foro Einstein, Potsdam

Anita Norich, profesora emérita, estudios judaicos e ingleses, Universidad de Michigan

Xosé Manoel Núñez Seixas, Catedrático de Historia Europea Moderna, Universidad de Santiago de Compostela

Esra Ozyurek, Profesora Sultan Qaboos de Fe abrahámica y valores compartidos Facultad de Divinidad, Universidad de Cambridge

Ilaria Pavan, profesora adjunta de Historia Moderna, Scuola Normale Superiore, Pisa

Derek Penslar, profesor William Lee Frost de historia judía, Universidad de Harvard

Andrea Pető, profesora de la Universidad de Europa Central (CEU), Viena; Instituto de Democracia CEU, Budapest

Valentina Pisanty, profesora asociada, Semiótica, Universidad de Bérgamo

Renée Poznanski, profesora emérita, Departamento de Política y Gobierno, Universidad Ben Gurion del Negev

David Rechter, profesor de historia judía moderna, Universidad de Oxford

James Renton, profesor de historia, director del Centro Internacional sobre el Racismo, Edge Hill Universit

Shlomith Rimmon Kenan, profesora emérita, Departamentos de Literatura Inglesa y Comparada, Universidad Hebrea de Jerusalén; Miembro de la Academia de Ciencias de Israel

Shira Robinson, profesora asociada de historia y asuntos internacionales, Universidad George Washington

Bryan K. Roby, profesor asistente de historia judía y de Oriente Medio, Universidad de Michigan-Ann Arbor

Na’ama Rokem, profesora asociada, directora Joyce Z. y Jacob Greenberg Center for Jewish Studies, Universidad de Chicago

Mark Roseman, profesor distinguido de historia, cátedra Pat M. Glazer de estudios judíos, Universidad de Indiana

Göran Rosenberg, escritor y periodista, Suecia

Michael Rothberg, Cátedra Samuel Goetz de Estudios del Holocausto de la Sociedad de 1939, UCLA

Sara Roy, investigadora principal, Centro de Estudios del Medio Oriente, Universidad de Harvard

Miri Rubin, profesora de historia medieval y moderna, Universidad Queen Mary de Londres

Dirk Rupnow, Profesor Dr., Departamento de Historia Contemporánea, Universidad de Innsbruck, Austria

Philippe Sands, profesor de comprensión pública del derecho, University College London; Abogado; Escritor

Victoria Sanford, Profesora de Antropología, Facultad de Doctorado de Lehman College, The Graduate Center, The City University of New York (CUNY)

Gisèle Sapiro, profesora de sociología en EHESS y directora de investigación del CNRS (Centre européen de sociologie et de science politique), París

Peter Schäfer, profesor de estudios judíos, Universidad de Princeton, fmr. Director del Museo Judío de Berlín

Andrea Schatz, Dra., Lectora de Estudios Judíos, King’s College London

Jean-Philippe Schreiber, profesor, Université Libre de Bruxelles, Bruselas

Stefanie Schüler-Springorum, Profesora Dra., Directora del Centro de Investigación sobre Antisemitismo, Technische Universität Berlin

Guri Schwarz, profesor asociado de Historia Contemporánea, Dipartimento di Antichità, Filosofia e Storia, Università di Genova

Raz Segal, profesor asociado, estudios sobre el Holocausto y el genocidio, Universidad de Stockton

Joshua Shanes, profesor asociado y director del Arnold Center for Israel Studies, College of Charleston

David Shulman, profesor emérito, Departamento de Estudios Asiáticos, Universidad Hebrea de Jerusalén

Dmitry Shumsky, Profesor, Cátedra Israel Goldstein de Historia del Sionismo y el Nuevo Yishuv, Director del Centro Bernard Cherrick para el Estudio del Sionismo, el Yishuv y el Estado de Israel, Departamento de Historia Judía y Judería Contemporánea, Universidad Hebrea de Jerusalén

Marcella Simoni, Profesora de Historia, Departamento de Estudios Asiáticos y Norteafricanos, Universidad Ca ‘Foscari, Venecia

Santiago Slabodsky, Catedrático de Estudios Judíos de Robert and Florence Kaufman y Profesor Asociado de Religión, Universidad de Hofstra, Nueva York

David Slucki, profesor asociado de vida y cultura judías contemporáneas, Centro Australiano para la Civilización Judía, Universidad de Monash, Australia

Tamir Sorek, profesor de artes liberales de historia de Oriente Medio y estudios judíos, Penn State University

Levi Specter, Dr., profesor titular del Departamento de Historia, Filosofía y Estudios Judaicos de la Universidad Abierta de Israel; Investigador del Departamento de Filosofía de la Universidad de Estocolmo, Suecia

Michael P. Steinberg , profesor, Barnaby Conrad y Mary Critchfield Keeney, profesor de historia y música, profesor de estudios alemanes, Brown University

Lior Sternfeld, profesor asistente de historia y estudios judíos, Universidad de Penn State

Michael Stolleis, profesor de Historia del Derecho, Instituto Max Planck de Historia Jurídica Europea, Fráncfort del Meno

Mira Sucharov, profesora de ciencia política y cátedra universitaria de innovación docente, Carleton University Ottawa

Adam Sutcliffe, profesor de historia europea, King’s College London

Aaron J. Hahn Tapper, profesor , cátedra Mae and Benjamin Swig de estudios judíos, Universidad de San Francisco

Anya Topolski, profesora asociada de ética y filosofía política, Universidad de Radboud, Nijmegen

Barry Trachtenberg, profesor asociado, Cátedra Rubin de Historia Judía, Universidad de Wake Forest

Emanuela Trevisan Semi, investigadora principal en estudios judíos modernos, Universidad Ca ‘Foscari de Venecia

Heidemarie Uhl, PhD, Historiadora, Investigadora principal, Academia de Ciencias de Austria, Viena

Peter Ullrich, Dr. Dr., investigador principal, miembro del Centro de Investigación sobre Antisemitismo, Technische Universität Berlin

Uğur Ümit Üngör, profesor y presidente de estudios sobre el Holocausto y el genocidio, Facultad de Humanidades, Universidad de Amsterdam; Investigador principal NIOD Institute for War, Holocaust and Genocide Studies, Amsterdam

Nadia Valman, profesora de literatura urbana, Queen Mary, Universidad de Londres

Dominique Vidal, periodista, historiador y ensayista

Alana M. Vincent, profesora asociada de filosofía, religión e imaginación judías, Universidad de Chester

Vered Vinitzky-Seroussi, director del Instituto de Investigación Truman para el Avance de la Paz, Universidad Hebrea de Jerusalén

Anika Walke, profesora asociada de historia, Universidad de Washington, St. Louis

Yair Wallach, Dr., profesor titular de la Escuela de Idiomas, Culturas y Lingüística de Estudios Israelíes, SOAS, Universidad de Londres

Michael Walzer, profesor emérito, Instituto de Estudios Avanzados, Facultad de Ciencias Sociales, Princeton

Dov Waxman, profesor de la Cátedra de Estudios de Israel de la Fundación Rosalinde y Arthur Gilbert, Universidad de California (UCLA)

Ilana Webster-Kogen, Joe Loss, profesora titular de música judía, SOAS, Universidad de Londres

Bernd Weisbrod, profesor emérito de historia moderna, Universidad de Göttingen

Eric D. Weitz, profesor distinguido de historia, City College y Graduate Center, The City University of New York (CUNY)

Michael Wildt, Profesor Dr., Departamento de Historia, Universidad Humboldt, Berlín

Abraham B. Yehoshua, novelista, ensayista y dramaturgo

Noam Zadoff, profesor asistente de estudios sobre Israel, Departamento de Historia Contemporánea, Universidad de Innsbruck

Tara Zahra, Profesora Homer J. Livingston de Historia de Europa del Este; Miembro del Centro Greenberg de Estudios Judíos, Universidad de Chicago

José A. Zamora Zaragoza, Investigador Senior, Instituto de Filosofía del CSIC, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas, Madrid

Lothar Zechlin, profesor emérito de derecho público, fmr. Instituto Rector de Ciencias Políticas, Universidad de Duisburg

Yael Zerubavel, profesor emérito de estudios e historia judíos, fmr. Director fundador del Centro Bildner para el estudio de la vida judía, Universidad de Rutgers

Moshe Zimmermann, profesor emérito, Centro Richard Koebner Minerva de Historia Alemana, Universidad Hebrea de Jerusalén

Steven J. Zipperstein, profesor Daniel E. Koshland de cultura e historia judía, Universidad de Stanford

Moshe Zuckermann, profesor emérito de historia y filosofía, Universidad de Tel Aviv

Fuente: Jerusalem Declaration (https://jerusalemdeclaration.org/)

Traducido parala Misión Diplomática de Palestina en España  por (Helena Alcañiz Sobrino)

JDA-1

Declaración de la Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, sobre la investigación de la situación en Palestina

Declaración a 3 de marzo de 2021

Hoy, confirmo la apertura de una investigación por parte de la Fiscalía (la «Oficina») de la Corte Penal Internacional (la CPI o la «Corte») sobre la situación en Palestina. Esta investigación abarcará los crímenes de la jurisdicción de la Corte presuntamente cometidos en la situación desde el 13 de junio de 2014, fecha a la que se refiere la remisión de la situación en Palestina a mi Oficina.

La Oficina determinará, en su momento, cómo priorizará su investigación a la luz de los retos operativos a los que nos enfrentamos como consecuencia de la pandemia, los limitados recursos de que disponemos y la gran carga de trabajo. Sin embargo, estos retos, por muy desalentadores y complejos que sean, no mermarán en ningún caso las responsabilidades de la Fiscalía en virtud del Estatuto de Roma.

De acuerdo con el Estatuto de Roma, la Fiscalía debe actuar cuando un Estado Parte le remite una situación y se establece que existe una base razonable para proceder a una investigación. Como primer paso, la Fiscalía debe notificar a todos los Estados Partes y a los Estados que normalmente tendrían jurisdicción sobre los crímenes en cuestión, permitiendo así que cualquier Estado interesado solicite a la Oficina que investigue a sus nacionales o a otras personas bajo su jurisdicción por los crímenes del Estatuto de Roma a los que se refiere la notificación (sujeto a una posible revisión por parte de la Sala de Cuestiones Preliminares, SCP).

Cualquier investigación que finalmente lleve a cabo la Oficina se realizará de forma independiente, imparcial y objetiva, sin miedo ni prejuicios. A la luz del Estatuto de Roma, para establecer la verdad, la Fiscalía debe ampliar la investigación a todos los hechos y pruebas que puedan ser relevantes para determinar la responsabilidad penal en virtud del Estatuto y, al hacerlo, investigar tanto los casos de la Fiscalía como los de la Defensa.

La decisión de abrir una investigación es consecuencia del amplio examen preliminar realizado por mi Oficina durante casi cinco años. Durante este período, de acuerdo con su práctica establecida, la Oficina ha estado en contacto con una amplia gama de partes interesadas, incluyendo intercambios regulares y fructíferos con representantes de los gobiernos palestino e israelí.

Sobre la base de estos intercambios, sabíamos que era necesario resolver la cuestión del alcance territorial del Tribunal en el contexto de la situación en Palestina. Como órgano fiscal responsable, nos comprometimos entonces a obtener una decisión judicial previa sobre esta cuestión, ya que considerábamos fundamental obtener dicha aclaración desde el principio para proporcionar una base sólida, al igual que desde el punto de vista jurídico, para futuras investigaciones.

Como consecuencia, el 20 de diciembre de 2019, consciente de la complejidad de la situación y de las nuevas cuestiones que de ella se derivan, anuncié mi intención de solicitar a los magistrados de la Sala de Cuestiones Preliminares I (la «Sala») que determinaran claramente el alcance de la jurisdicción territorial de la Corte en la situación de Palestina. En dicha solicitud, fechada el 22 de enero de 2020, expusimos detalladamente nuestra posición sobre el derecho e invitamos a la Sala a recabar la opinión y los argumentos de todas las partes interesadas antes de decidir sobre la cuestión concreta de la jurisdicción que tenía ante sí, y así lo hizo tras haber escuchado la opinión de todas las partes interesadas.

El 5 de febrero de 2021, la Sala dictaminó, por mayoría de sus magistrados, que el Tribunal podía ejercer su competencia penal en la situación en Palestina y que su jurisdicción territorial se extendía a Gaza y Cisjordania, incluido Jerusalén Oriental. En esa decisión tomada por mayoría, la Sala subrayó que no pretendía determinar si Palestina era un Estado según el derecho internacional público, ni juzgar una disputa fronteriza ni prejuzgar la cuestión de las posibles fronteras futuras. El único propósito de su decisión fue definir el alcance de la jurisdicción territorial de la Corte, a los efectos del Estatuto de Roma, como se había solicitado. Las cuestiones sobre las que la Sala no ha tomado una decisión y sobre las que mi Oficina no ha adoptado una posición deberán ser determinadas por las autoridades israelíes y palestinas en conversaciones bilaterales con vistas a alcanzar un acuerdo.

Tras examinar las observaciones presentadas por los Estados, las organizaciones internacionales y otras partes interesadas, la Sala también consideró por unanimidad que Palestina era un Estado Parte en el Estatuto de Roma. La Sala también consideró, por mayoría de sus magistrados, que la remisión de la situación desde Palestina debía dar lugar a la apertura de una investigación por parte de la Fiscalía, ya que existía una base razonable para hacerlo de acuerdo con los criterios establecidos por el Estatuto de Roma.

En vista de las intensas reacciones, en uno u otro sentido, a esta decisión de la Sala, creemos que es importante volver a un debate razonado y equilibrado. En su decisión, los magistrados se limitaron a concluir que la Oficina era competente para investigar los presuntos delitos señalados por ella, pero no se pronunciaron sobre ellos. En cuanto a las cuestiones específicas de jurisdicción, la mayoría de los magistrados de la Sala decidieron incluso aplazar a una fase posterior del procedimiento el examen de cualquier otro argumento que pudiera plantearse al respecto.

Las investigaciones llevan tiempo y deben basarse objetivamente en los hechos y en la ley. Mi Oficina desempeñará sus responsabilidades de acuerdo con estos principios y de forma imparcial, como ha hecho en todas las situaciones que se le han remitido en el pasado. Nuestro único objetivo es cumplir nuestras obligaciones en virtud del Estatuto de Roma con la máxima integridad. Recuerdo, por ejemplo, que cuando se formularon acusaciones sobre la supuesta conducta de las Fuerzas de Defensa de Israel en el caso Mavi Marmara, yo, como Fiscal, me negué a abrir una investigación tras concluir, después de nuestro examen objetivo de los criterios del Estatuto de Roma, que no era necesario proceder.

Sin embargo, en este caso concreto, hay una base razonable para iniciar una investigación, así como casos potenciales que son admisibles. Nuestro examen continuará en el contexto de la investigación para permitirnos seguir evaluando las medidas adoptadas a nivel nacional, de acuerdo con el principio de complementariedad.

Pedimos a las víctimas palestinas e israelíes y a las comunidades afectadas que sean pacientes. La CPI no puede ocuparse de todos los males y su único objetivo es cumplir con la misión que le ha encomendado la comunidad internacional, es decir, luchar contra la impunidad de los autores de cualquier delito contemplado en el Estatuto de Roma para prevenir esos delitos en el futuro. Para ello, la Oficina se centra en los presuntos delincuentes más notorios o en los que tienen mayor responsabilidad en la comisión de crímenes.

En última instancia, son las víctimas, tanto palestinas como israelíes, del largo ciclo de violencia e inseguridad, que ha causado un profundo sufrimiento y una terrible sensación de desesperación en ambas partes, quienes deben estar en el centro de nuestras preocupaciones. La Oficina reconoce las implicaciones más amplias de esta situación para la paz y la seguridad internacionales. Cuando se creó la CPI, los Estados Partes reconocieron que los atroces crímenes «amenazan la paz, la seguridad y el bienestar del mundo» y expresaron su compromiso de «garantizar el respeto y la aplicación duraderos de la justicia internacional». La paz y la justicia deben considerarse imperativos complementarios.

Contamos con el apoyo y la cooperación de las partes y de todos los Estados Partes del Estatuto de Roma para llevar a cabo nuestra misión. Mi Oficina espera trabajar con el Gobierno de Palestina y el Gobierno de Israel para servir mejor a la justicia a través del trabajo complementario de los sistemas judiciales nacionales e internacionales. De este modo, esperamos establecer la responsabilidad y hacer justicia a las víctimas palestinas e israelíes de los crímenes del Estatuto de Roma.

Situación en Palestina. Resumen de los resultados del Examen Preliminar

La Fiscalía de la CPI lleva a cabo exámenes preliminares, investigaciones y procesamientos del crimen de genocidio, los crímenes de lesa humanidad, los crímenes de guerra y el crimen de agresión de forma imparcial e independiente. Desde 2003, la Fiscalía ha investigado varias situaciones que entran en la jurisdicción de la CPI, como Afganistán (pendiente de la solicitud de suspensión de la investigación en virtud del artículo 18), Bangladesh/Myanmar, Burundi, República Centroafricana, Costa de Marfil, Darfur, Sudán, Georgia, Kenia, Libia, Malí, Uganda, República Democrática del Congo (dos situaciones distintas) y República Centroafricana. La Oficina también está llevando a cabo exámenes preliminares con respecto a las situaciones de Bolivia, Colombia, Guinea, Filipinas y Venezuela (I) y (II), y ha finalizado recientemente otros dos con respecto a las situaciones de Nigeria y Ucrania (a la espera de la presentación de solicitudes de autorización para abrir una investigación).

Fuente: Corte Penal Internacional (https://www.icc-cpi.int/Pages/item.aspx?name=210303-prosecutor-statement-investigation-palestine&ln=fr)

Traducido por: Misión Diplomática de Palestina en España (Helena Alcañiz Sobrino)

El Estado de Palestina mira con beneplácito el anuncio de la Fiscal de la Corte Penal Internacionalpaso a las investigaciones

03 de marzo de 2021

El Estado de Palestina mira con beneplácito el anuncio de la Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) respecto a su decisión de seguir adelante con la investigación de la situación en el Estado de Palestina, lo cual cumple con un paso largamente esperado en su incansable búsqueda permanente por el logro de rendición de cuenta y de justicia, indispensables bases para la paz que reivindicamos y merecemos.

COMUNICADO OFICIAL_CPI_Bensouda

Fuente: ESTADO DE PALESTINA
MINISTERIO DE EXTERIORES Y EXPATRIADOS

Publicación: La creación de la política exterior de Hamás

Foto: portada de Engaging the World: The Making of Hamas’s Foreign Policy

26 de febrero de 2021

Engaging the World: The Making of Hamas’s Foreign Policy es el primer informe exhaustivo sobre la forma en que el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina, Hamás, lleva a cabo sus relaciones internacionales, sus intentos de desarrollar una política exterior coherente y dinámica, y su aprovechamiento de esta política exterior para reforzar su legitimidad y credibilidad a nivel mundial. Habiendo crecido a partir de los campos de refugiados de Gaza, y contando sobre todo con su apoyo dentro de Palestina y de la diáspora palestina, el movimiento se vio empujado a la escena mundial por una serie de acontecimientos que se le impusieron. Su victoria en las elecciones parlamentarias palestinas de 2006, su posterior demonización y la imposición de un asedio israelí y egipcio a Gaza lo convencieron de la necesidad de una proyección internacional visible y coordinada.

Compra online

Este libro evalúa los principios que guiaron las relaciones exteriores del movimiento, examina su evolución, sus éxitos y fracasos y el impacto general de la política exterior del grupo en el movimiento nacional palestino.

Se ha escrito mucho sobre los orígenes históricos de Hamás, su ideología y algunos de sus líderes. Este libro llena un vacío en esa literatura en lo que respecta a las relaciones internacionales del movimiento. Es un texto útil para académicos, responsables políticos y lectores ocasionales interesados en la lucha palestina y el equilibrio de poder entre palestinos e Israel.

He repasado con gran interés el bien documentado trabajo del Dr. Daud Abdullah, que ilumina un aspecto esencial de la evolución de Hamás, concretamente, su dimensión internacional

Prof. Celso Amorim, ex ministro de Asuntos Exteriores de Brasil

Daud Abdullah simpatiza con Hamás y con sus orígenes en los Hermanos Musulmanes, por lo que su relato es comprensivo pero no carente de crítica.Se trata de un libro valioso y de fácil lectura y lo recomiendo encarecidamente.

Clare Short, ex secretaria de Estado para el Desarrollo Internacional del Reino Unido

Este libro desafía con éxito la tergiversación común de Hamás en Occidente. Es una lectura obligada para cualquier persona comprometida con la cuestión de Palestina e interesada en una introducción honesta a este importante movimiento palestino.

Profesor Ilan Pappé, Colegio de Ciencias Sociales y Estudios Internacionales, Universidad de Exeter

Sobre el autor

Daud Abdullah es el director de Middle East Monitor (MEMO). Antiguo investigador principal del Centro Palestino para el Retorno (Londres), también ha sido profesor de historia en la Universidad de Maiduguri (Nigeria) y de estudios islámicos en el Birkbeck College de la Universidad de Londres.

 

Editor: Centro Afro-Oriental (AMEC)

Publicado: Enero 2021

Páginas: 272

Idioma: Inglés

ISBN: 978-0-9947048-2-5

Fuente: Monitor Medio Oriente en Español 

Un régimen de supremacía judía desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo: esto es apartheid

12 de enero de 2021

Más de catorce millones de personas, aproximadamente la mitad de ellos judíos y la otra mitad palestinos, viven entre el río Jordán y el mar Mediterráneo bajo un mismo gobierno. La impresión generalizada en el discurso público, político, legal y mediático es que dos regímenes diferentes actúan lado a lado en esta área, separados por la Línea Verde.

Informe BTselem_ESP (1)

Traducción informe de B’Tselem

https://www.btselem.org/publications/fulltext/202101_this_is_apartheid

La hegemonía de Israel explicada: el caso de la temporada de cosecha de aceitunas en Palestina

Foto: Olivier Fitoussi/Flash90

06 de enero de 2021

“Si los olivos conocieran las manos que los plantaron, su aceite se convertiría en lágrimas.”
 Mahmoud Darwish

La temporada anual de cosecha de aceitunas, un acontecimiento transcendental a nivel social, cultural y económico, es una ocasión muy esperada y celebrada en la que participan familias y comunidades enteras de toda Palestina. Hay alrededor de un millón de dunums de tierras agrícolas palestinas, y unas 100.000 familias palestinas se benefician, directa o indirectamente, sólo de la cosecha de aceitunas[1]. El olivo es un símbolo de la existencia, la resistencia y el potencial de Palestina. A lo largo de la historia, los palestinos han seguido cosechando sus arboledas y campos para proporcionar al país aceitunas y aceite y celebrar nuestra identidad nacional y la conexión con nuestra patria ancestral.[2]

Bajo el gobierno militar de Israel, la Potencia ocupante, la cosecha de olivos se ha convertido en un acto de resistencia. A medida que Israel sigue confiscando más tierras palestinas para ampliar su empresa de asentamientos coloniales, y sólo en el último decenio, las fuerzas de ocupación y los colonos israelíes han destruido más de 165.000 olivos, la mayoría de los cuales tienen siglos de antigüedad, causando enormes pérdidas económicas a los agricultores y a la economía palestina, que ascienden a 50.849.265 dólares.

Este breve informe enfoca en las restricciones israelíes y la violencia de los colonos israelíes contra los agricultores palestinos durante la temporada de cosecha de aceitunas de 2020, entre octubre y noviembre.

Acceso a las tierras agrícolas

Israel no sólo se apoderó de tierras palestinas para sus asentamientos ilegales, el muro de anexión y las restricciones a la circulación, sino que ha restringido el acceso de los propietarios y agricultores palestinos a otras tierras que posteriormente fueron aisladas y cerradas con decenas de puertas militares. Al menos 40.000 dunums de olivos, en estrecha proximidad a los asentamientos israelíes o cortados detrás del muro de anexión, fueron declarados zonas militares cerradas.[3] Los agricultores palestinos se ven obligados a obtener un permiso de acceso que, de concederse, sólo les permitiría un número limitado de días al año que no son suficientes para cosechar sus campos adecuadamente. Sólo en 2018, Israel rechazó el 72% de las solicitudes de permiso a los agricultores palestinos.

Acceso a los recursos hídricos

La mayoría de los olivos de Palestina son de secano. Cuando las precipitaciones son inferiores a la media anual, los agricultores palestinos se enfrentan a una sequía que provoca una disminución sustancial de la producción de aceitunas. A medida que Israel sigue controlando plenamente nuestros recursos hídricos y aplicando políticas discriminatorias que nos niegan el derecho a acceder a un suministro de agua adecuado, los agricultores palestinos no pueden utilizar otras técnicas de riego para mejorar la generación de cultivos.

Mientras que los agricultores palestinos dependen principalmente de los manantiales de agua dulce y de las aguas subterráneas para el riego, Israel sigue controlando más de 150 manantiales en la Cisjordania ocupada debido a la continua confiscación de tierras palestinas de propiedad privada para la expansión de su empresa de asentamientos coloniales. Los recursos de aguas subterráneas también siguen bajo el control total de Israel. El más grande es el acuífero de la montaña, cuya agua proviene en un 80% de la Cisjordania ocupada. No obstante, Israel extrae anualmente el 89% del agua de este acuífero, dejando sólo el 11% para uso palestino, menos aún hoy en día debido a las continuas extracciones de los asentamientos israelíes y a la sequía de los últimos diez años.

Es importante señalar que, para el uso exclusivo de riego, los agricultores palestinos de la Cisjordania ocupada necesitan 250 millones de metros cúbicos de agua al año, de los cuales sólo reciben alrededor del 20% o unos 50 millones de metros cúbicos. Esto, además de la expansión de los asentamientos coloniales de Israel, ha provocado una fuerte disminución de la contribución del sector agrícola al PIB en el territorio palestino ocupado, del 36% en 1970 al 9,5% en 2000. En 2019, era menos del 3%.

Aceite de oliva y productos de los asentamientos israelíes

En los últimos años ha aumentado la producción de aceite de oliva de Israel en sus asentamientos ilegales, incluso en el Golán árabe sirio y en Cisjordania en Palestina.[4]En varios casos, los productos palestinos robados se llevan a Israel para ser procesados y etiquetados como «Made in Israel» para todos los mercados internacionales. Otros productores tienen su sede en asentamientos israelíes ilegales, entre ellos «Tura Winery» en el asentamiento ilegal de «Rehelim», construido en tierras pertenecientes a la aldea palestina de As-Sawiya, que recientemente anunció lo que describió como una medida «histórica» al firmar un acuerdo para distribuir su vino y aceite de oliva en los Emiratos Árabes Unidos. El sitio web de la compañía ofrece envíos a todo el mundo, y su aceite de oliva se vende en Alemania, Reino Unido, EE.UU. y Hong Kong.

Otra empresa israelí se llama «Land of Choice Olive Oil», que opera en el asentamiento ilegal de «Shilo» con una prensa de aceitunas situada en el asentamiento de «Achiya». Según el sitio web de la empresa, algunos de sus consumidores son destacados hoteles y restaurantes israelíes, como el Waldorf Astoria de Jerusalén, el Hotel David Citadel y el Hotel Dan. Internacionalmente, sus productos están disponibles en China, Rusia, Suiza y el Reino Unido. La empresa también ha participado en festivales internacionales utilizados como parte de la propaganda del gobierno israelí para normalizar su ocupación ilegal.

Hay otro productor israelí de aceite de oliva en la instalación colonial ilegal de «Einot Kedem» en el Valle del Jordán. Certificada por el Ministerio de Salud israelí, también ofrece envíos al extranjero. Otros productores operan en los asentamientos coloniales ilegales de «Kedumim», «Nokedim» y «Elkana».

Los olivos del «Parque del Canadá», construido sobre las aldeas palestinas de Imwas, Yalu, Bayt Nuba y Dayr Ayoob, que fueron destruidas y limpiadas étnicamente en el anexionado Valle de Latrun, se promueven como una atracción turística. En la parte oriental de la gobernación de Belén, la visita a un colono israelí que produce aceite de oliva en el asentamiento colonial ilegal de «Nokdim» se presenta como una «experiencia educativa y agrícola».

Ataques israelíes

Con el pleno respaldo y protección de las fuerzas de ocupación, los colonos israelíes suelen intimidar y agredir físicamente a los agricultores palestinos mientras están en sus campos. También queman y arrancan sus olivos y, en muchos casos, roban los productos de los agricultores. La organización israelí de derechos humanos Yesh Din determinó que entre 2005 y 2019, el 91% de las investigaciones sobre los ataques de los colonos contra los palestinos y sus propiedades se cerraron sin que los autores rindieran cuentas de sus ataques terroristas.

Un ejemplo explícito tuvo lugar durante la temporada de cosecha de aceitunas en 2019 en la gobernación de Nablus, que suele ser la zona donde se registra la mayor tasa de ataques de colonos israelíes. Los soldados de la ocupación israelí colaboraron con los colonos para interrumpir el trabajo de los agricultores palestinos en las aldeas de Qaryut y a-Lubban Ash-Sharqiya durante cinco días consecutivos y negarles el acceso a sus tierras. Durante ese tiempo, los soldados israelíes defendieron a los colonos del asentamiento de «Eli» y exigieron que los agricultores palestinos abandonaran sus tierras con el pretexto de una «zona militar cerrada». Cuando los agricultores se resistieron, los soldados israelíes dispararon granadas de aturdimiento y botes de gas lacrimógeno.

Desde que el presidente Trump asumió el cargo en 2017, los colonos israelíes cometieron más de 2.200 ataques contra los palestinos y sus propiedades.[5] El año 2019 fue testigo de la mayor tasa de violencia de los colonos con al menos 48 ataques contra agricultores palestinos y sus olivos, la mitad de los cuales se produjeron en la gobernación de Nablus, dañando más de 1.700 olivos.[6]

En 2020, desde el comienzo de la temporada de cosecha de aceitunas en octubre, los colonos israelíes perpetraron al menos 40 ataques, casi la mitad de ellos en la gobernación de Nablus, que causaron heridas a 26 palestinos, dañaron más de 1.700 olivos y robaron cosechas de aceitunas de más de 1.800 árboles.[7]

Selección de los principales incidentes durante la temporada de cosecha de aceitunas en Palestina en 2020[8]

  • El 7 de octubre, los agricultores de la ciudad de Huwara (gobernación de Nablus) fueron atacados por colonos que les tiraron piedras y los golpearon con palos. Las fuerzas de la ocupación israelí no hicieron nada a los colonos, sino que dispararon botes de gas lacrimógeno contra los agricultores palestinos. Un agricultor fue empujado al suelo por un soldado israelí y posteriormente golpeado por los colonos.[9]
  • El 9 de octubre, los colonos israelíes del asentamiento «Mevo Dotan», construido ilegalmente en tierras palestinas al sur de la ciudad de Ya’bad (provincia de Jenin), incendiaron alrededor de 446 olivos en el campo palestino cercano. Los colonos también impidieron que el agricultor palestino Rafa’ Abu Baker, residente en la ciudad de Ya’bad, cosechara su campo situado cerca del asentamiento.
  • El 12 de octubre, los colonos israelíes atacaron a los agricultores palestinos en la aldea de Burqa (gobernación de Nablus), causando heridas leves a cinco de ellos. En el lugar, las fuerzas israelíes dispararon balas de acero recubiertas de caucho, bombas sónicas y botes de gas lacrimógeno contra los agricultores mientras los colonos los empujaban fuera de sus tierras.
  • El 12 de octubre, los colonos israelíes del asentamiento «EtzEfraim», construido ilegalmente en tierras palestinas robadas en las aldeas de Masha y Bidiya (gobernación de Salfit), robaron la cosecha de aceitunas. Destruyeron las ramas de unos 60 olivos, aislados por el muro de anexión, pertenecientes a los aldeanos de Masha.
  • El 14 de octubre, el agricultor palestino Khaled Masha’leh, de la aldea de al-Jab’a (gobernación de Belén), descubrió que los colonos israelíes habían arrancado 200 olivos de su campo situado al norte de la aldea.
  • El 12 de noviembre, las fuerzas de ocupación israelíes atacaron con sus armas a un anciano palestino, Muhammad Salibi, de 77 años de edad, mientras cosechaba sus aceitunas en sus tierras cerca del asentamiento ilegal de «Beit Ain», construido ilegalmente en tierras pertenecientes a la aldea palestina de Beit Ummar (provincia de Hebrón). Las fuerzas israelíes golpearon brutalmente a Salibi después de negarse a cumplir las órdenes de abandonar sus tierras.

Conclusión

El Gobierno de Israel y sus colonos, alentados por una cultura de impunidad sin precedentes, siguen impulsando el programa de anexión y desplazamiento o traslado forzoso de palestinos para seguir ampliando su empresa de asentamientos.  Con ese fin, la violencia y los ataques terroristas israelíes contra los agricultores y campos palestinos durante la temporada de cosecha de la aceituna, que también se ha convertido en un símbolo palestino de firmeza, tienen por objeto amenazar la identidad nacional y la existencia de Palestina.

Hace cuatro años, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la resolución 2334, en la que se reafirman las obligaciones de Israel como Potencia ocupante en virtud del Cuarto Convenio de Ginebra y la ilegalidad de los asentamientos israelíes. La resolución exige el cese total de las actividades de asentamiento de Israel, el respeto del derecho internacional, en particular las obligaciones de Israel en virtud del derecho internacional humanitario. También exige a los Estados miembros que cumplan con su obligación legal y distingan en sus tratos oficiales entre el territorio palestino ocupado e Israel.

Además de hacer responsable a Israel de sus bien documentadas violaciones y de la impunidad concedida a los responsables de atacar al pueblo de Palestina, la comunidad internacional tiene la responsabilidad jurídica y moral de prohibir todos los productos y servicios de los asentamientos israelíes, incluida, en este caso, la producción de aceite de oliva de los colonos.

Documento emitido por NAD-PLO

Traducción: Misión Diplomática de Palestina en España

http://www.embajadadepalestina.es

 E.MAIL: khaldun@embajadadepalestina.es

[1] Ministerio de Agricultura de Palestina

[2] Ibid

[3] Ibid

[4]El productor israelí de aceite de oliva «Halutza» se refiere a una parte de la Palestina ocupada como «Samaria» y parte de Israel: http://halutza.co.il/olive-oil-israel/?lang=en

[5]PLO-NAD, el Grupo de Vigilancia Palestina

[6]UNOHA – oPt

[7] Ibid

[8]La principal fuente de incidentes: PLO-NAD, el Grupo de Vigilancia Palestina

[9]Yesh Din

 

La “definición” de antisemitismo adaptada por la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto

29 de diciembre de 2020

¿Qué es IHRA?
La IHRA, la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto, (IHRA por sus siglas en inglés) es una organización intergubernamental enfocada exclusivamente a tratar las cuestiones vinculadas al Holocausto, incluyendo el antisemitismo. Está formada por 31 países, 24 de los cuales son miembros de la UE. Además, hay 11 países con estatus de país observador y 7 países con estatus de socio permanente internacional. Los países miembros de la IHRA se adhirieron a la Declaración de Estocolmo y como consecuencia tienen la responsabilidad de tratar la cuestión del antisemitismo. Así que, la Declaración de Estocolmo se considera el documento fundador de la IHRA y sirve como la fuente principal de los miembros de la IHRA en la lucha contra el antisemitismo y fortalece los esfuerzos para promocionar la educación sobre el Holocausto.

La “definición” de antisemitismo adaptada por IHRA (2)

Fuente: Misión Diplomática de Palestina en España
http://www.embajadadepalestina.es
E.MAIL: khaldun@embajadadepalestina.es 

Dando a luz a la nación: la matria palestina

Publicado en este medio el 03 de diciembre de 2020

por Clarisa Danae Fonseca Azuara

Este artículo analiza la feminización de la nación palestina partiendo del marco teórico elaborado por Nira Yuval-Davis y Floya Anthias en su obra Woman, Nation, State (1989), donde identifican las vías por las que las mujeres participan en los procesos de construcción de la nación. Se va a prestar especial atención a la mujer como participante en las contiendas
nacionales y como símbolo de identidad.

9781-Texto del artículo-22481-1-10-20180705

Fuente: file:///C:/Users/Carolina/Downloads/9781-Texto%20del%20art%C3%ADculo-22481-1-10-20180705.pdf

Libro para descargar de Ilan Pappé: «Los palestinos olvidados. Historia de los palestinos de Israel»

24 de noviembre de 2020

En memoria de los 13 ciudadanos palestinos asesinados a tiros
por la Policía israelí en octubre de 2000. 

Desde la proclamación del Estado de Israel, hace ya setenta años, varias generaciones de palestinos han vivido como ciudadanos israelíes dentro de las fronteras surgidas del conflicto de 1948. Su situación precaria, a caballo entre los ciudadanos judíos de Israel y los desposeídos palestinos de la Franja de Gaza y de Cisjordania, les ha hecho desarrollar una relación extremadamente compleja con la tierra a la que llaman hogar por más que, en los innumerables debates surgidos a raíz del conflicto palestino-israelí, sus desventuras y vivencias sean a menudo olvidadas y desdeñadas

LospalestinosolvidadoshistoPappeIlan_201122_173445 (1)

 

Julio Cortázar entrevistado por la Revolución Palestina

Foto: traducción y comentarios críticosde Shadi Rohana

03 de noviembre de 2020

Visto desde Latinoamérica, el número más interesante de la revista
palestina Al Karmel es el 3, del verano de 1981. América Latina tenía un lugar prestigioso en aquel número de la revista, que fue publicada por la Unión General de Escritores y Periodistas Palestinos y editada por el poeta Mahmoud Darwish desde las varias etapas de su exilio.

Julio_Cortazar_entrevistado_por_la_Revol (1)

Fuente: https://www.academia.edu/35598960/Julio_Cort%C3%A1zar_entrevistado_por_la_Revoluci%C3%B3n_Palestina?email_work_card=title

LOS CONCEPTOS, OPINIONES E INFORMACIONES EMITIDAS EN PALESTINASOBERANA.INFO SON RESPONSABILIDAD DIRECTA DE QUIENES LAS ELABORAN Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN LA POLÍTICA EDITORIAL DE ESTE MEDIO
Shale theme by Siteturner